Issuu on Google+

LA DIABETES


DEFINICION DE DIABETES La diabetes es una enfermedad en la que los niveles de glucosa (azúcar) de la sangre están muy altos. La glucosa proviene de los alimentos que consume. La insulina es una hormona que ayuda a que la glucosa entre a las células para suministrarles energía. En la diabetes tipo 1, el cuerpo no produce insulina. En la diabetes tipo 2, el tipo más común, el cuerpo no produce o no usa la insulina adecuadamente. Sin suficiente insulina, la glucosa permanece en la sangre. Con el tiempo, el exceso de glucosa en la sangre puede causar problemas serios. Puede provocar lesiones en los ojos, los riñones y los nervios. La diabetes también puede causar enfermedades cardíacas, derrames cerebrales e incluso la necesidad de amputar un miembro. Las mujeres embarazadas también pueden desarrollar diabetes, la llamada diabetes gestacional. Un análisis de sangre puede mostrar si tiene diabetes. El ejercicio, el control de peso y respetar el plan de comidas puede ayudar a controlar la diabetes. También debe controlar el nivel de glucosa y, si tiene receta médica, tomar medicamentos.

COMPLICACIONES DE LA DIABETES Si tiene diabetes, el nivel de azúcar en su sangre está muy elevado. Con el paso del tiempo, eso puede causar problemas en ciertas partes del cuerpo, tales como los riñones, los nervios, los pies y los ojos. Tener diabetes también puede aumentar el riesgo de tener enfermedades cardíacas y trastornos óseos y articulares. Otras complicaciones a largo plazo de la diabetes incluyen problemas con la piel, problemas en el aparato digestivo, disfunción sexual y problemas en los dientes y las encías. Las personas diabéticas también pueden tener urgencias médicas debido a los niveles muy altos o muy bajos de azúcar en la sangre. La causa puede ser una infección subyacente,


algunas medicinas o inclusive las medicinas que toma para controlar la diabetes. Si tiene náuseas o se siente cansado o tembloroso busque atención médica de inmediato.

TIPOS DE DIABETES: En la diabetes tipo 1, el páncreas no produce insulina. La insulina es una hormona que ayuda a que la glucosa penetre en las células para suministrarles energía. Sin la insulina, hay un exceso de glucosa que permanece en la sangre. Con el tiempo, los altos niveles de glucosa en la sangre pueden causarle problemas serios en el corazón, los ojos, los riñones, los nervios, las encías y los dientes. La diabetes tipo 1 ocurre con mayor frecuencia en los niños y adultos jóvenes, pero puede aparecer a cualquier edad. Los síntomas pueden incluir: Mucha sed Orinar frecuentemente Sentir mucha hambre o cansancio Pérdida de peso espontáneamente Presencia de llagas que tardan en sanar Piel seca y picazón Pérdida de la sensación u hormigueo en los pies Vista borrosa

Un análisis de sangre puede mostrar si tiene diabetes. De ser así, deberá tomar insulina el resto de su vida. Con la diabetes tipo 2, la más común, el organismo no produce o usa bien la insulina. La insulina es una hormona que ayuda a la glucosa a entrar a las células para darles energía. Sin insulina hay demasiada glucosa en la sangre. Mantener una cantidad elevada de glucosa en la sangre por mucho tiempo, puede desarrollar problemas serios para el corazón, los ojos, los riñones, los nervios, las encías y los dientes. Usted tiene un riesgo alto de tener diabetes tipo 2 si es adulto mayor, obeso, tiene historia familiar de diabetes o no hace ejercicio. Los síntomas de la diabetes tipo 2 aparecen lentamente. Algunas personas ni siquiera los notan. Pueden incluir Sed Orinar frecuentemente Sentirse hambriento o cansado


Perder peso sin proponérselo Tener heridas que sanan lentamente Visión borrosa

Un examen de sangre puede mostrar si usted tiene diabetes. Muchas personas controlan su diabetes a través de una alimentación saludable, actividad física y exámenes de glucosa en la sangre. Algunas personas necesitan además tomar algunas medicinas para la diabetes. DIETA PARA DIABETICOS Una alimentación sana ayuda a mantener el azúcar de la sangre en un nivel adecuado. Es una parte fundamental del manejo de la diabetes, ya que controlando el azúcar en la sangre (glucemia) se pueden prevenir las complicaciones de la diabetes. Un nutricionista puede ayudarlo a diseñar un plan de comidas específico para usted. Este plan debe tener en cuenta su peso, medicinas que esté tomando, estilo de vida y otros problemas de salud que usted pueda tener. Una alimentación saludable para un diabético incluye Limitar alimentos con altos contenidos de azúcar Comer porciones pequeñas a lo largo del día Prestar atención a cuándo y cuánta cantidad de carbohidratos consume Consumir una gran variedad de alimentos integrales, frutas y vegetales Comer menos grasas Limitar el consumo del alcohol Usar menos sal

MEDICINAS PARA LA DIABETES En la diabetes tipo 1, su páncreas no produce insulina. La insulina es una hormona que ayuda a la glucosa a entrar en sus células para darles energía. Sin insulina, demasiada glucosa se queda en la sangre. Si tiene diabetes tipo 1, tendrá que tomar insulina. La diabetes tipo 2, que es la más común, puede empezar cuando el cuerpo no usa la insulina como debería. Si su cuerpo no puede mantener los niveles necesarios de insulina, puede que tenga que tomar pastillas. En combinación con una dieta adecuada y


actividad física, las pastillas para la diabetes ayudan a las personas con diabetes tipo 2 o con diabetes gestacional a mantener la glucosa en niveles adecuados. Hay varios tipos de pastillas disponibles. Cada una funciona de una manera diferente. Algunas personas toman dos o tres tipos de pastillas. Algunos toman pastillas combinadas. Estas pastillas contienen dos tipos de medicina para la diabetes en una tableta. Algunas personas toman pastillas e insulina.

DIABETES EN NIÑOS Y ADOLESCENTES Hasta hace poco, la diabetes más común en niños y adolescentes era la tipo 1 conocida también como diabetes juvenil. En este tipo de diabetes, el páncreas no produce insulina, que es una hormona que ayuda a que la glucosa entre en las células para darles energía. Sin insulina, demasiada glucosa queda en la sangre. Pero hoy en día, más personas jóvenes tienen diabetes tipo 2. A esta diabetes se la solía llamar diabetes del adulto pero ahora es también común en niños y adolescentes debido a que una mayor cantidad de ellos son obesos. En la diabetes tipo 2, el cuerpo no produce o no usa la insulina adecuadamente. Los niños y adolescentes están a mayor riesgo de diabetes tipo 2 si son obesos, tienen antecedentes familiares de diabetes, no realizan ejercicio o no comen bien. Para disminuir el riesgo de diabetes 2 en niños y adolescentes: Ayúdeles a mantener un peso saludable Asegúrese que hagan ejercicio y se mantengan activos Sírvales porciones pequeñas de alimentos saludables y nutritivos Limite el tiempo que pasan frente al televisor, computadora o videos

Los niños y adolescentes con diabetes tipo 1 pueden necesitar insulina. La diabetes tipo 2 puede ser controlada con dieta y ejercicio. Si eso no es suficiente, necesitarán tomar medicinas para la diabetes orales o insulina.

PIE DIABETICO Si tiene diabetes, sus niveles de azúcar en la sangre son demasiado altos. Con el tiempo, esto puede dañar los nervios o los vasos sanguíneos. El daño a los nervios que produce la diabetes puede hacer que pierda la sensación en los pies. Es posible que no sienta una cortadura, una ampolla o una llaga. Las lesiones como éstas en el pie pueden causar úlceras e infecciones. Los casos graves pueden inclusive causar una amputación. El


daño en los vasos sanguíneos también puede significar que los pies no reciben suficiente sangre y oxígeno. Es más difícil que su pie pueda curarse si tiene una llaga o una infección. Usted puede ayudar a evitar los problemas en los pies. Primero, controle los niveles de azúcar en la sangre. También es esencial una buena higiene de los pies. PROBLEMAS DIABETES

DE

LOS

OJOS

ASOCIADOS

LA

La retina es un tejido sensible a la luz que se encuentra en la parte posterior del ojo. Es necesaria para ver con claridad. La retinopatía diabética daña los pequeños vasos sanguíneos dentro de la retina. Si esto sucede, usted puede notar: Visión doble o borrosa Anillos, luces titilantes o manchas vacías en la vista Manchas oscuras o flotantes Dolor o presión en uno o en ambos ojos Dificultad para ver objetos ubicados a sus costados

El tratamiento, muchas veces, incluye láser o cirugía con tratamiento continuo. Otros problemas oculares que pueden afectar a personas con diabetes son las cataratas, que ocurren cuando el cristalino (el "lente" del ojo) se nubla. Una cirugía puede ayudarlo a ver con claridad nuevamente. El glaucoma es otro problema, que ocurre cuando hay demasiada presión ocular y esto daña el nervio principal. Unas gotas para los ojos o cirugía pueden ayudar. Si usted tiene diabetes, debe hacerse un examen de sus ojos una vez al año. Encontrar y tratar los problemas a tiempo puede salvarle la vista

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS: www.medlineplus.com www.google.com



Diabetes