Page 31

Libertad de ensen?anza:Escuelas

28/5/09

08:17

Página 30

Esta misma STS de 19 de julio de 2007, en su F.J. 2º, ya había adelantado: “la sentencia recurrida expresamente se refiere en sus Fundamentos sobre el requisito de ‘no cubrir necesidades urgentes de escolarización’ o ‘no ser necesario para garantizar la continuidad de los alumnos que atiende el centro’, que además de que ello ha de ser probado adecuadamente, la explicación dada por la Administración se limita a una expresión estereotipada y el hecho de que parezca que la Administración realiza en estas frases verdaderos juicios de valor refuerza la necesidad de una más sólida fundamentación de medidas tan trascendentes, que afecta no sólo a los centros sino a muchísimos alumnos” 17. En términos muy parecidos, la STS de 21 de julio de 2008, F.J. 2º: “Declara no solo que ello ha de ser probado adecuadamente, sino que, la explicación dada por la Administración carece de los requisitos de una adecuada motivación valora que al parecer que la Administración realiza en esas frases verdaderos juicios de valor se refuerza la necesidad de una más sólida fundamentación de medidas tan trascendentes, que afecta no solo a los centros sino a muchísimos alumnos”. Por último, también la STS de 18 de julio de 2008, F.J. 4º, recoge en términos muy explícitos: “la constatación en vía jurisdiccional de la concurrencia de las exigencias de motivación de un acto administrativo concreto es una labor que debe realizarse casuísticamente, y en el caso enjuiciado la sentencia recurrida ha considerado que no concurría tal motivación y ello no ha quedado desvirtuado por el recurrente” 18. En los procedimientos analizados en este trabajo, a las reflexiones anteriores, de ausencia de fundamentación formal y material, debemos unir la clara predeterminación de la decisión a adoptar, en cuanto a la no concesión del concierto educativo por la Consejería, que se ponía particularmente de manifiesto, en todos los casos, por comunicaciones a los centros del Director General de Planificación y Ordenación Educativa, en las que, con anterioridad a que se concediera incluso el preceptivo trámite de vista y audiencia sobre la propuesta de concertación al centro solicitante, ya se “conocía” el número de unidades que podría ofertarse al alumnado, incurriendo en un claro ejemplo de intento de impedir o limitar ilegalmente los derechos inherentes a la libertad de ense-

17 18

En los mismos términos pero referido a falta presupuestaria en STS 18 de julio de 2008, F.J. 3º. La misma locución en STS de 26 de septiembre de 2008, F.J. 4º y en STS de 22 de diciembre de 2008, F.J. 4º.

30

LIBERTAD DE ENSEÑANZA Y CONCIERTO EDUCATIVO

Profile for Escuelas Católicas

Libertad de enseñanza y concierto educativo  

Libertad de enseñanza y concierto educativo  

Advertisement