Page 110

Libertad de ensen?anza:Escuelas

28/5/09

08:17

Página 109

centros privados y los privados concertados, o sostenidos con fondos públicos), y además, a mayor abundamiento, es que no podría reservarse en exclusividad a los mismos, pues eso conllevaría una evidente vulneración de la libertad de enseñanza reconocida constitucionalmente. Alguna parte de la doctrina habla en estos casos de “servicio público impropio”. Pero tampoco estimamos que sea un término adecuado. Este concepto se utiliza para supuestos en que la Administración mantiene la titularidad de una actividad, pero permite su plasmación y desarrollo a la iniciativa privada, mediante una concesión administrativa. Tampoco estamos en ese supuesto, pues los centros privados y concertados no desarrollan su labor educativa por una concesión de la Administración pública, sino por derecho propio, siendo titulares de esa actividad. En cualquier caso es cierto que esta no es la primera vez que se utiliza el término, nada aséptico, ni gratuito, por otra parte, de servicio público relacionado con la educación87. Es precisamente por eso que la LOCE significó un avance, hoy perdido.

El reconocimiento explícito del derecho a la libre elección de centro (art. 3.1 b LOCE vs. art. 4.1 b LODE redacción dada por D. F. Primera 1 LOE, art. 84.1 LOE y art. 108.6 LOE) 88 La LOCE se refería expresamente al derecho de los padres a la libre elección de centro. La LOE, por su parte, recupera el concepto de la LODE y reduce el concepto al derecho a escoger un centro distinto de los creados por los poderes públicos. 87

88

Este término ya se utilizó en la Ley General de Enseñanza de 1970; en el Preámbulo y el art. 47.1 LODE; en el Preámbulo de la LOGSE; en el art. 9 del Reglamento de conciertos; o en el art. 1 de la Ley de Reforma Universitaria. De este modo, el art. 3.1 b LOCE recogía: “Los padres, en relación con la educación de sus hijos, tienen los siguientes derechos: b) A la libre elección del centro”. Sin embargo, en la regulación actualmente vigente el art. 4.1 b LODE, según redacción dada por D. F. Primera 1 LOE, afirma: “Los padres o tutores, en relación con la educación de sus hijos o pupilos, tienen los siguientes derechos: b) A escoger centro docente tanto público como distinto de los creados por los poderes públicos”. El artículo 84.1 LOE, sí se refiere expresamente a la libertad de elección de centro, en el contexto de la admisión de alumnos, pero el tenor del artículo invita más que a reconocer el derecho de los padres, a presentarse como un aviso a los centros de que no pueden seleccionar al alumnado y que deberán respetar el acceso en igualdad para la distribución de alumnos con necesidades de apoyo educativa: “ Las Administraciones educativas regularán la admisión de alumnos en centros públicos y privados concertados de tal forma que garantice el derecho a la educación, el acceso en condiciones de igualdad y la libertad de elección de centro por padres o tutores. En todo caso, se atenderá a una adecuada y equilibrada distribución entre los centros escolares de los alumnos con necesidad específica de apoyo educativo”. El art. 108.6 LOE, vuelve a incidir en lo ya manifestado en el art. 4 LODE, tras su nueva redacción: “Los padres o tutores, en relación con la educación de sus hijos o pupilos, tienen derecho, de acuerdo con lo establecido en el artículo 4 de la Ley Orgánica 8/1985, de 3 de julio, reguladora del Derecho a la Educación, a escoger centro docente tanto público como distinto de los creados por los poderes públicos, a los que se refiere el apartado 3 del presente artículo”.

LIBERTAD DE ENSEÑANZA Y CONCIERTO EDUCATIVO

109

Profile for Escuelas Católicas

Libertad de enseñanza y concierto educativo  

Libertad de enseñanza y concierto educativo  

Advertisement