Page 52

panorámica

Corresponde a la Administración tributaria la carga de la prueba si desea iniciar expedientes por presuntas irregularidades fiscales

52

• revista de escuelas católicas

A

nte la inquietud suscitada, Escuelas Católicas realizó las oportunas consultas, tanto al Ministerio de Educación y Formación Profesional, como al propio Ministerio de Hacienda, obteniendo respuestas negativas a que nos encontrásemos ante la apertura de una campaña general de revisión de dichas aportaciones, ni que se hubiera producido un cambio normativo, ni siquiera un cambio interpretativo de la vigente regulación. Paralelamente, el Grupo Parlamentario de Ciudadanos en el Congreso registró, el 30 de noviembre de 2018, una consulta escrita dirigida al Gobierno, para conocer en sede parlamentaria su opinión sobre la deducibilidad de este tipo de donativos o aportaciones voluntarias. Transcurridos dos meses, cuando el tsunami parecía haber pasado, llegó la respuesta del Gobierno el día 30 de enero de 2019, remarcando que dichas donaciones eran deducibles siempre y cuando cumpliesen los requisitos establecidos en la normativa del IRPF y en la Ley 49/2002, de régimen fiscal de las entidades sin fines lucrativos y de los incentivos fiscales al mecenazgo. Sin embargo, esta respuesta lógica y comprensible fue interpretada por algunos sectores y medios como una advertencia del Ministerio de Hacienda, ante posibles irregularidades cometidas. Algunos medios llegaron a aconsejar a los padres donantes que hicieran una declaración complementaria en el IRPF, para “evitar sanciones y recargos”. De nuevo, desde Escuelas Católicas nos pusimos en contacto con los responsables de ambos Ministerios para exigir una clarificación urgente, emitiendo el Ministerio de Hacienda un importante Comunicado el 5 de febrero de 2019, publicado en su propia web, en el que se indicaba que “El Ministerio de Hacienda reitera que no existe una campaña general de inspección de la Agencia Tributaria sobre los donativos en colegios concertados. Simplemente se vienen realizando controles puntuales desde hace tiempo en distintos puntos del territorio. […] Los donativos que algunos padres realizan a fundaciones de colegios concertados serán deducibles en el IRPF si cumplen los requisitos legales. […] Por lo tanto, no se ha producido ningún cambio legal ni de criterio. La actuación de la Agencia Tributaria en este ámbito sigue siendo la misma que en los últimos años”. Transcurrido un tiempo prudencial desde estos acontecimientos, procede recopilar los argumentos jurídicos en los que se basa la lega-

lidad de dichas aportaciones, así como resaltar las iniciativas políticas y jurídicas llevadas a cabo sobre este tema desde entonces. Las aportaciones voluntarias en el régimen de conciertos La LOE establece en su artículo 88.1 que las aportaciones son perfectamente válidas si son voluntarias y no son fruto de imposición directa o indirecta por parte del receptor o de un tercero (no cabe imponer la obligación de pertenecer a asociaciones o fundaciones creadas por la entidad titular para recabar fondos). Asimismo, no podrían revestir la forma de “cuota por contraprestación” (como en el caso de cuotas por actividades o servicios), sino que tienen que ser calificadas como “donación” o “aportación voluntaria”. Todos estos requisitos se tienen que cumplir de forma fehaciente, es decir, con prueba documental, lo que exige una autorización expresa del donante. Igualmente, dichas aportaciones voluntarias no pueden suponer una discriminación para los no donantes (evitar las exclusiones de los alumnos cuyos padres no son donantes). Asimismo, de conformidad con la Jurisprudencia del Tribunal Supremo y del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía de 2016, dichas aportaciones no se pueden destinar a conceptos cubiertos por el concierto educativo, aunque este sea deficitario. Esto supone que se deben destinar a otras finalidades y conceptos no incluidos dentro del concierto. El régimen fiscal de las aportaciones voluntarias Respecto a la posibilidad de desgravación fiscal en IRPF por parte de los donantes, es necesario cumplir los requisitos de la Ley reguladora de este Impuesto, así como los recogidos en la Ley 49/2002, de 23 de diciembre, de régimen fiscal de las entidades sin fines lucrativos y de los incentivos fiscales al mecenazgo: • Existencia de animus donandi, es decir, voluntariedad. • Que la donación sea “pura y simple”, como acto de liberalidad, sin que se realice en concepto de contraprestación por un beneficio cierto y objetivo. • Que la entidad receptora esté acogida al régimen fiscal de la Ley 49/2002 (es el caso de las fundaciones e instituciones religiosas). • Que la aportación o donación se destine a sus fines propios de interés general (educación, deporte, acción asistencial, cooperación…). abril 2019

Profile for Escuelas Católicas

Revista EC 85  

Una oportunidad para la acogida; Tiempo de Pascua (José María Alvira); Francisco Benito, prota del mes; Entrevista a Toño Casado, Christian...

Revista EC 85  

Una oportunidad para la acogida; Tiempo de Pascua (José María Alvira); Francisco Benito, prota del mes; Entrevista a Toño Casado, Christian...

Advertisement