Issuu on Google+

ENTREVISTA A

DE IQUIQUE


ENTREVISTA A ESCUELA POPULAR 29 DE MARZO DE IQUIQUE ¿Podrían contarnos brevemente, cómo nace la iniciativa de formar la Escuela Popular 29 de Marzo? Nace el año 2008 por un grupo de estudiantes universitarios de la Unap y secundarios que venían organizándose desde la coyuntura estudiantil del 2006 en Alto Hospicio e Iquique. La intención fue principalmente reforzar a estudiantes básicos que vivían en un contexto fuerte de exclusión social, en una toma de terreno en el sector de la Pampa en Alto Hospicio. Tuvo que cesar al año siguiente por problemas de autogestión y el 2011 se retoma con el apoyo de la federación de estudiantes de la Unap.

¿Qué objetivos persiguen con este proyecto? Podríamos dividirlo en dos objetivos: El primero tiene que ver las necesidades más urgentes que vemos dentro del sector que trabajamos y es en relación a la abismante desnivelación dentro de la educación formal que sufren los niños y niñas dentro de la toma y la población aledaña. El reforzamiento académico, a pesar de no ser nuestro fin, sí es un elemento fundamental de nuestro trabajo porque la exclusión del sistema se manifiesta en esta segregación educativa, donde quienes tienen éxito dentro de la educación formal tienen mayores posibilidades de poder desarrollarse en la sociedad actual. Esta trampa que reproduce las desigualdades hay que atacarla, y aquí está relacionado con nuestro objetivo más a largo plazo que a grandes rasgos es el fortalecimiento del Poder Popular. Sabemos que el problema planteado en nuestro primer objetivo es consecuencia de un modelo económico y social que segrega, que excluye de la riqueza y las consecuencias familiares y personales por la falta de vivienda digna, la pérdida de espacios comunitarios, el compartir la calle con la pasta base, el cogoteo, la violencia, así como las dificultades dentro del hogar, la falta de expectativas, la frustración transmitida y todo ello repercute en los cabros. Nos proyectamos en la población, en develar, en motivar la concientización de estos problemas, tal como lo planteara Freire, pero también construyendo y pregonando que existe una alternativa, y es del mismo pueblo, y esta proyección va tanto en los pobladores, como en los estudiantes, en las comunidades indígenas y en los trabajadores. El objetivo está relacionado con la construcción dentro de estos sujetos y a eso estamos apostando.


¿Cuál es la proyección que se plantean como organización y de qué forma piensan lograrlo? Como planteamos anteriormente, nuestro proyecto es a largo plazo. Los fines que nos hemos trazado los tenemos que poner en perspectiva. Tal como los fines de la Educación Popular, nuestra búsqueda de emancipación social tenemos que crearla colectivamente, por ello creemos en la construcción de Poder Popular desde el norte. El horizonte es nuestra región y la construcción de un proyecto políticopedagógico es central. En este sentido, hace un par de meses comenzamos otro proceso con los cabros más grandes, quienes han estado en esta experiencia desde que comenzó y que hoy están en la adolescencia. El proyecto con ellos es principalmente construir con ellos una alternativa, tanto de vida personal como social y política, y siempre en relación con la solidaridad que motivamos con nuestro pueblo. El fin más concreto es que entren a la universidad, pero con conciencia de clase, teniendo en mente, la importancia de organizarse, de proponer, de luchar y de solidaridad con tu gente para seguir creciendo como sujetos populares, como escuela y como movimiento político y social en el norte. Además de esto, el lazo con otros actores de la ciudad y la región es importante. Por ello, potenciar la organización en pos de una alternativa popular que sea del norte es importante para lograr la liberación colectiva. Y entendemos que el trabajo está no sólo en las poblaciones, sino también en los sindicatos, las comunidades indígenas, los centros educacionales, etc. La construcción es parte de ello y las relaciones con otras organizaciones que tengan estos objetivos es fundamental para seguir avanzando.

¿Qué características tiene el equipo humano que impulsa este proyecto? Todos los que estamos actualmente compartimos un profundo sentido de solidaridad, en relación a nuestra ubicación dentro de las “formalidades” de la educación. Somos un sector que goza de un privilegio que un sector importante de la población no, y no es que veamos a la universidad como nuestro fin, pero sí te da herramientas para posicionarte mejor dentro de esta sociedad. Esta solidaridad popular es precisamente devolver el saber a nuestra gente, a nuestro pueblo, con lo que sabemos, con lo que hemos compartido juntos, y siempre con una intención liberadora y colectiva, la emancipación social la buscamos día a día. Por ello, la suma de las personas que trabajamos es mayor que el aporte individual, nos definimos como clase en proceso de reconstituir el Sujeto Popular, para fortalecer el Poder Popular. En este sentido, nuestro carácter dentro de la Escuela y el pueblo es inherentemente militante.


¿Cómo organizan el abastecimiento de recursos necesarios, para el funcionamiento de la organización? Principalmente a través de la autogestión y la postulación a proyectos. La autogestión se concreta especialmente en hacer platos únicos, rifas, bingos, además de donaciones. Y esto tanto en Iquique como en Alto Hospicio, aunque hemos tratado de enfocarnos en la misma población de Hospicio, ya que es parte de este proceso de construcción el realizar actividades con los mismos cabros y la comunidad, fortaleciendo el sentido de pertenencia que en los niños es potente y en la comunidad también. Por otro lado, la postulación a proyectos son principalmente por la federación, ya sea por sus proyectos participativos como proyectos de la universidad para el vínculo con la comunidad, fondos que fueron ganados en la lucha que dimos a principios del 2011 dentro de la coyuntura interna por democratización y fortalecimiento de la universidad “pública”, experiencia importante para la gran movilización nacional que se dio en mayo.

¿Cuentan con el apoyo y legitimidad de la población en la cual intervienen y qué características tiene esta? Totalmente. El trabajo ha dado frutos principalmente en este ámbito. Además del apoyo constante en las actividades que hemos hecho, la construcción de nuestra sede-escuela durante este año ha sido la evidencia más concreta de ello, pues el espacio que tomamos fue protegido y cuidado por la comunidad durante el tiempo que generamos las lucas para empezar a construir, cuidado que se ha mantenido hasta hoy. Asimismo, el apoyo a la autogestión siempre es importante, no sólo participando en las actividades que hacemos, sino que haciendo redes que nos han apoyado con materiales de estudio, muebles, etc. Esa legitimidad a la organización se refleja también en el trato del día a día, en los saludos, la confianza de pobladores y pobladoras, en el compartir que sábado a sábado y días que subimos nos motiva a seguir ahí, eso sin duda que es lo más enriquecedor.


¿Cuáles son las fortalezas y debilidades que visualizan de su experiencia, en el tiempo que llevan trabajando? Relacionado con lo anterior, nuestra fortaleza radica en la legitimidad que tenemos donde trabajamos. Y eso es fruto de la organización y del trabajo militante, del compromiso no sólo con la comunidad, sino que con el ser partícipe del proceso revolucionario que hay que seguir fortaleciendo. Las debilidades son principalmente la cantidad de gente que participa. Los que estamos comprometidos con este proyecto somos pocos, aunque existe una población grande que nos apoya en las distintas actividades que tenemos, somos pocos los que asumimos ese compromiso como parte de nuestra vida. Para ello, hemos tratado de generar formas de solucionarlo, en la realización de talleres sobre Educación Popular en distintos espacios, el trabajo con cabros adolescentes de la toma que ya estamos realizando y darnos a conocer en la región y el país.

¿Cómo evalúan la experiencia realizada hasta ahora? Excelente, y el reflejo de ello es que aún continuamos trabajando y tenemos proyecto para hacerlo un buen rato más. Las complicaciones que aparecen durante el proceso que llevamos, es parte de la experiencia. La sistematización de ella es la que nos permite dar soluciones teniendo en mente siempre nuestros fines, y a través de las victorias nos fortalecemos y a través de los fracasos seguimos aprendiendo. Por lo demás, el nutrirnos de otras experiencias es importante para la solución a problemáticas y el aporte que nosotros podamos entregar a otras organizaciones, por ello les damos las gracias por la tribuna dada y esperemos sigan los lazos para fortalecernos mutuamente. Además, los invitamos a que conozcan algo más de nuestro trabajo en el Facebook que tenemos

http://www.facebook.com/escuela29demarzo



Entrevista a Escuela 29 de Marzo