Page 1

P 2 Martes, 29 de marzo de 2011

T H E WA L L ST R E ET J O U R NA L A M E R I CA S.

EL COMERCIO martes 29 de marzo del 2011

I b17

Los estudiantes de MBA luchan con las palabras Ante la insistencia de las empresas, las escuelas de negocios de EE.UU. enfatizan más los cursos de redacción

A

lex Stavros, un estudiante de segundo año de la Escuela de Negocios de Stanford, llevaba meses tratando de promocionar su idea de montar un resort de ecoturismo de lujo entre potenciales inversionistas pero con poco éxito. No tardó en darse cuenta de que los inversionistas perdían el interés a los pocos minutos de comenzar su presentación y que tardaban en responder a sus correos electrónicos. Por eso Stavros recurrió a la ayuda de uno de los tutores en redacción de Stanford para que lo ayudaEDUCACIÓN ra a mejorar su oferta. EJECUTIVA Después de un curso de seis semanas, la presentación fue reducida de 113 palabras a 64 y eliminó tres puntos innecesarios. “Durante mi carrera como consultor, cada diapositiva contenía datos con números y gráficos, que pensaba que demostraban que había hecho mi tarea”, dice. “Ahora mis presentaciones son más simples pero más efectivas”, señaló. Mientras que las habilidades cuantitativas de los estudiantes de una maestría en Administración de Empresas (MBA) son valoradas por los empleadores, su redacción y su destreza para las presentaciones han sido una fuente constante de quejas. Las empresas y los instructores de escritura aseguran que los graduados de las escuelas de negocios tienden a divagar, usar un lenguaje pretencioso y a enviar e-mails demasiado informales. El Graduate Management Admission Council (GMAC), el consejo que administra el denominado Graduate Management Ad-

El ex presidente de la Comisión de Bolsa y Valores de EE.UU. Arthur Leavitt, desde hace tiempo un arduo defensor del uso de un “inglés simple” en los documentos del gobierno y empresariales, asegura que la escritura vinculada a los negocios es normalmente incomprensible. “Le falta color y matices y no resulta demasiado interesante de leer”, sostiene. Los estudiantes de MBA suelen tener que “desaprender” algunas malas costumbres,

mission Test (un examen para determinar la admisión de estudiantes a las escuelas de negocios de Estados Unidos), dice que en el 2010 la calificación promedio de los ensayos cayó a 4,4 sobre un total de 6, frente a una nota de 4,7 en el 2007. La calidad de la redacción es difícil de medir y no está claro por qué está cayendo. De acuerdo con un portavoz GMAC, el declive en las calificaciones puede atribuirse en parte a la mayor cantidad de aspirantes extranjeros que toman el examen. En el período 2009-2010, 136.918 estudiantes internacionales se presentaron a este examen, un salto de 35% respecto al 2007, explicó. Sharon Washington, directora ejecutiva del National Writing Project, en California, dice que las escuelas secundarias y los programas para estudiantes universitarios en EE.UU. ya no hacen el suficiente énfasis en la enseñanza de la redacción. Ante la insistencia de los empleadores, muchas escuelas están tomando medidas para mejorar la escritura de sus alumnos. La escuela de negocios Wharton, de la Universidad de Pensilvania, planea incrementar las horas dedicadas a la comunicación a un total de 12 clases a partir del 2012. La escuela de negocios Simon, de la Universidad de Rochester, contrató a dos instructores el año pasado luego de que los empleadores se quejaran sobre la redacción de los graduados, dijo el decano Mark Zupan. La escuela de administración de negocios de la Universidad Northeastern también aumentó el año pasado la concentración en la instrucción en escritura: muchos trabajos de los estudiantes son ahora revisados tanto por el profesor como por el instructor de redacción.

James Yang

Por Diana Middleton

como el uso de palabras complicadas, explica Carter Daniel, director del programa de comunicación corporativa de la escuela de negocios de la Universidad de Rutgers. Los estudiantes pocas veces van al grano, lamenta Bruce Clark, coordinador de escritura en el programa de comunicación en la universidad Northeastern. “Deberían comenzar con: ‘el asunto más importante aquí es...’ Es sorprendente lo escasos que son los estudiantes que hacen eso”, señaló.

Los cursos de redacción son cada vez más necesarios  

Ante las necesidades de los empleadores, muchas escuelas han tomado la decisión de mejorar la redacción de sus profesionales