Issuu on Google+

Innovación, empresa y entorno Por Xavier Vizcaíno Acosta

“La innovación es inseparable de la competitividad. Requiere un ambiente apropiado para prosperar” Usar el adjetivo “innovador” para describir un producto o una idea es una jugada segura de comunicación y relaciones públicas. Es una de esas palabras felices que siempre logran una reacción positiva. A todos nos gustan las cosas innovadoras. O por lo menos, nos gusta pensar que lo son. Pero más allá del uso publicitario del término, el concepto “innovación” es trascendental en las economías. Michael Porter opina que la innovación y la competitividad son inseparables, ya que los mercados son progresivamente sensibles a las mejoras continuas: "La competitividad de una nación depende de la capacidad de su industria para innovar y mejorar. Las empresas consiguen ventajas competitivas mediante innovaciones". Las empresas ya no compiten con productos, sino con conceptos que llevan a una actualización permanente. Los consumidores prefieren productos que evolucionan; por ejemplo, cuando un comprador elige un tipo de “Smartphone”, es muy probable que adquiera también varias de sus versiones posteriores. La búsqueda de innovación no debe limitarse a la “novedad” de un producto. Se requiere que la propuesta que la empresa presenta sea recibida en forma positiva. Si el mercado no acoge la idea, no se puede hablar de innovación.


La gestión de la innovación tiene un importante componente de creatividad empresarial. Sin embargo, los ingredientes más importantes de la innovación son la investigación científica y el desarrollo tecnológico. En este sentido, las empresas innovadoras buscan establecerse en un ambiente en el que existan recursos o “inputs” para la innovación, ya que esta no puede subsistir en ausencia de ellos. Los más inputs más importantes para la innovación son: 

Instituciones (Ambiente político, de negocios y marco regulatorio)

Capital humano e investigación

Infraestructura (especialmente las TIC)

Sofisticación del mercado (crédito, inversión y competitividad)

Sofisticación de las empresas , especialmente, gestión del conocimiento.

Sobre el Autor: Master en Innovación. Consultor y profesor de la Universidad San Francisco de Quito.


Innovación, empresa y entorno