Page 1


Aurora y los 7 enanitos por Beatrice y Julieta Había una vez una princesa que vivía en un castillo y se llamaba Aurora. Ella era muy linda, preciosa y blanca. Un día la mamá se murió porque estaba juntando fresas para hacer una torta. Sin darse cuenta apareció una serpiente y la mordió. Pasó el tiempo y el rey se casó con una señora que parecía una bruja. Luego de unos años también se murió el rey y la bella Aurora se quedó con la malvada madrastra. Hasta que una mañana la señora le preguntó a su espejo: -Espejito, ¿quién es la más linda del reino? El espejo respondió: - Tú eres muy linda, pero la más linda es Aurora. Entonces la señora tiró el espejo. Luego se rompió el hechizo , la madrastra volvió a ser viejita , con arrugas, ojos rojos, cabellos enrollados blancos como fideos y su piel cambio al color verde como una rana . Los soldados no la reconocieron, pensaron que era un monstruo, se asustaron y la echaron del castillo. Aurora se quedó llorando porque se habían muerto su mamá y su papá. Pasaron los días y una mañana llegaron al castillo 7 enanitos y preguntaron si se podían quedar con ella en el palacio. - ¡Si, se pueden quedar conmigo! - dijo la princesa. - Gracias - respondieron los nuevos amigos. Finalmente vivieron felices para siempre.

Fin


El príncipe y la Bella por Guadalupe Contreras En un pintoresco castillo vivía una pequeña princesa .Un día llego un valiente príncipe que deseaba el amor de una joven bella y alegre. Ellos se conocieron en el pequeño parque del palacio. Ella era bondadosa, linda y rubia. Él era fuerte, alto y morocho. Ellos se miraron a los ojos y se amaron. Hicieron una gran fiesta en donde había globos, serpentinas, postres y una enorme torta. Luego apareció su ex novia y dijo: -Cásate conmigo.Y el príncipe respondió: – ¡No, quiero casarme con ella! ¡Guardias atrápenla! Entonces los guardias se la llevaron y los enamorados se pudieron casar tranquilos. Finalmente tuvieron dos hijos.

Fin


Blancanieves y los 7 guapos por Renata Carnelli y Agostina Amutio Había una vez una niña millonaria que vivía en una mansión. La joven se llamaba Blancanieves. Vivía con su madrastra y su papá. Su segunda mamá tenía un celular mágico. Ella siempre le preguntaba al teléfono una frase. Y un día le preguntó: -Telefonito, telefonito ¿Hay alguien más linda que yo en este país? El celular le responde: - Tú eres linda, pero más linda es Blancanieves. La madrastra no podía creer que su hijastra era más linda que ella. La mañana siguiente la malvada mujer llamó a su leñador para que mate a la joven niña. El hombre la llevó al bosque con su hacha de diamante. El señor aprovecho para cortar leña y llevar a la mansión. Mientras talaba los árboles vio que no estaba Blancanieves, entonces empezó a buscarla pero no la encontró, por eso se fue. A la noche la joven tenía frio, entonces empezó escuchar gente. Siguió el camino de las voces que la dirigían a una casita. Entró a la casa y vio a siete muchachos pequeños bien parecidos. Ellos tenían la misma ropa y compartían la habitación. Cuando la vieron, le dijeron. - Hola ¿Quieres quedarte en nuestra casa? Blancanieves responde: - Gracias, si quiero quedarme con ustedes. Pero los pequeños no estaban tan convencidos aunque le habían preguntado. Entonces hicieron un trato. Mientras ellos estaban en la ciudad ella se encargaría de la casa y así convivieron. Pasaron los días y la madrastra le pregunta por segunda vez: -Telefonito, telefonito ¿hay alguien más linda que yo en este país? El celular responde: - Tú eres linda pero más linda es Blancanieves. La señora que pensó que la habían matado pensó en envenenarla con un sándwich para que se muera. La busco por todos lados y no la encontró, entonces se fijó en el celu y la ubico en una casita. Fue por ella, para eso se disfrazó de viejita y al llegar a la casa le ofreció a la joven el sándwich.


Blancanieves lo comió y se desmayó. Al verla los guapos pensaron que estaba muerta al igual que la madrastra. La pusieron en una caja de cristal y ahí la dejaron. De pronto apareció un caballero muy lindo que se enamoró de ella al verla. Les preguntó a los 7 lindos si podía acercarse. - Sí. - dijeron los guapos. Se acercó y le dio un beso en la frente, Blancanieves se fue despertando poco a poco. Mientras tanto, en el palacio, la bruja le pregunta nuevamente al celular quien era la más linda. A lo que el celular respondió que Blancanieves seguía siendo la más linda. -NOOOOOO!!!!!!- gritó la madrastra. Rompió el celular y desapareció. Cuando despertó la joven, el caballero le preguntó si se quería casar, a lo que ella respondió que SI. Finalmente Blancanieves vivió feliz con su hombre.

Fin


Caperucita Roja por Uma Ramat Había una vez una nena que se llamaba Lola y le decían Caperucita violeta porque tenía una capa violeta. Ella vivía en Barcelona. Un día la mamá le dio fideos para llevarle a la abuela. Entonces fue al bosque directo a la casa de ella. Allí se encontró con un oso que le dijo - Por allí hay un árbol de frescas manzanas. Caperucita le respondió: - Okey voy por ese camino muchas gracias. El oso va a la casa de la abuela y toca la puerta. La abuela dice -¿Quién es? El oso dice - Soy el oso te voy a comer Él se come a la abuelita de un mordiscón. De pronto llegó Caperucita y vio al oso comiendo a la abuelita pero la niña llamó a su papá y le dijo - Papi vení ahora. El papá le dijo -Ya voy hija note

Fin


El día de José María por Rodrigo Nonato y Lucas Ledesma Había una vez un chico que le decían José María. Él vivía en una ciudad que se llamaba Nike Citi. Un día su mamá le dijo que vaya a comprar una pizza. José María fue en su patineta roja. Compró una pizza y se encontró con señor que estaba escondido. -¿Por qué estás ahí? -No lo sé. -Bueno, yo me voy. -¡Esperá! -¿Qué? - ¿Puedes ir por ahí? -¿Por qué? -Vi que tienes una pizza. -¿Si? -Pues hay una tienda de postres. -Genial gracias! -Yo llegaré antes que él a su casa.- pensó el hombre. El señor llegó y la mamá de José María se puso a gritar -¡Aaaaah! El malvado hombre encerró a la señora en un armario y se puso la ropa de la mamá. -Mamá ¿dónde estás?- dijo el niño cuando llegó. -¡Hola! - ¡Ahí estas! Traje postre. -Bueno. -¿Por qué tienes ojos tan grandes? -Para verte mejor. -¿Por qué tienes brazos tan grandes? -Para abrazarte mejor. -¿Por qué tienes brazos tan grandes? -¿Por qué tienes piernas tan grandes? -Para perseguirte mejor...


De repente el ladrón saltó de la cama y José María se puso a correr. Alguien pateó la puerta. - ¡Policía! - ¡Él es un ladrón! El policía lo arrestó. Finalmente el niño se abrazó con su mamá y prometió no hablar con desconocidos escondidos.

Fin


Caperucita Roja por Valentino Romero y Agostina Amutio Había una vez una niña que se llamaba Caperucita roja .Todos la llamaban así porque llevaba una capa roja. La nena vivía en la ciudad. Un día estaba en la casa de su tía y ella le dijo -Ve a buscar unas manzanas para tu abuela-Bueno- dijo Caperucita. Entonces Caperucita fue a buscar las manzanas. De repente apareció un perro que le preguntó: -¿Adónde te vas niña? -Me voy al departamento de mi abuela. Pero, ¿qué ropa tan sucia tenés?- dijo Caperucita -Soy así. Qué tenés en esa canasta?- dijo el perro -Tengo frutas para mi abuela-¡Qué rico! ¿Me convidás? -Si me ganás una carrera. Luego hicieron una carrera hasta el departamento de la abuela. El perro llego primero, después Caperucita llegó segunda y se encontró con la abuela y el perro tomando coca.

Fin


El cuento de Caperucito Azul Sofia Gargiulo Había una vez un niño al que le decían Caperucito Azul, porque siempre usaba la misma campera azul, vivía en Argentina con su familia. Un día el papá de Caperucito le pidió que vaya a la casa de su abuelo a llevarle unos panqueques, jugo de manzana y buñuelos. Caperucito aceptó y fue pero en el camino se encontró con unos amigos que querían comerse todo lo que llevaba, entonces les dijo: ¡no! ¡es para mi abuelo! Los amigos se enojaron y le sacaron los alimentos. Caperucito entonces los persiguió, los alcanzó y los invitó a tomar la merienda a casa de su abuelo.

Fin


Hansel y Grettel por Abigail Había una vez... un matrimonio de leñadores. Tenían dos hijos, el varón se llamaba Hansel y la niña, Grettel. Los padres les dijeron que vayan a buscar frutillas para que la madre haga una torta. Cuando estaban yendo vieron una casa de chocolate amargo y turrón. Hansel tocó la puerta para ver quién vivía ahí y les abrió una vieja. Entonces los hizo pasar y la vieja lo metió a Hansel en una jaula y le cerró la puerta! le dio mucha comida para que engordara y después comérselo y como la vieja no veía bien la engañaron mostrándole un huesito así ella pensaba que se trataba de su brazo y creía que estaba muy flaco. Luego, cuando la vieja estaba hirviendo el agua, Grettel vio que ella quería comerse a su hermano, entonces Grettel empujó a la vieja y salvó a Hansel. Había una bolsa de turrón y otra de oro, se escaparon y se lo llevaron a sus padres.

Fin Hansel y Grettel y los tres ositos (otra versión) Había una vez… un pueblo en donde vivían dos leñadores que tenían dos hijos: uno se llamaba Hansel y la otra Grettel. Una noche, los padres dormían y de repente se escuchó afuera un grito y los niños salieron a ver quién era. Se trataba de una vieja que estaba robando a los vecinos, entonces los padres se despertaron y escucharon que la puerta se cerraba. A la madrugada los niños estaban cansados pero salieron a pasear y encontraron una casita en donde vivían tres ositos. Los ositos salieron de su casita y como vieron que Hansel y Grettel eran buenos, los tres ositos los invitaron a tomar la chocolatada y luego se fueron a su casa.

Fin


Hansel y Grettel y la Casita de Turrón por María Julia Arnaiz Justiniano

Había una vez un pueblito llamado José donde habitaban osos. Los ositos Hansel y Grettel vivían con su mamá y su papá. Un día la mamá estaba furiosa porque los ositos no le hacían caso. La mamá lo convenció a su esposo de abandonar a los ositos en el bosque pero no funcionó porque los ositos pusieron piedritas y volvieron a casa. La mamá, más furiosa, volvió a hacerlo pero esta vez no funcionó porque los chicos pusieron migas de pan y los patos se lo comieron todo. Se habían perdido en el bosque. Al cabo de unos días, cuando estaban muy cansados y hambrientos, se encontraron con una osa blanca que los rescató. Se los llevó a su cueva, les dio de comer y los cuidó. Y a partir de ese día los tres vivieron felices para siempre.

Fin


Hansel y Grettel por Jaqui Pintos Había una vez un pueblito llamado José. Allí habitaban osos. Los ositos Hansel y Grettel vivían con su mamá y su papá. Un día la mamá estaba furiosa porque los ositos no le hacían caso y lo convenció a su esposo de abandonar a los ositos en el bosque pero no funcionó porque los ositos pusieron piedritas y volvieron a casa. La mamá, más furiosa, volvió a hacerlo pero más al fondo del bosque. Esta vez los ositos dejaron migas de pan y como los pajaritos se las comieron, no encontraron el camino de regreso a su casa y se perdieron en el bosque. Empezaron a caminar y encontraron una casita de nueces y una abuelita que les dijo que entraran, lo agarró a Hansel y lo metió en una jaula y a Grettel la obligó a limpiar. La vieja pensaba cocinar a Hansel y luego comérselo, entonces puso a hervir una olla con agua. Grettel empujó a la vieja en la olla de agua caliente, ella gritaba: ¡ayuda! ¡ayuda! Grettel lo sacó de la jaula a Hansel y se agarraron una caja de oro que había allí y se escaparon. Fueron por el bosque y encontraron al papá que la había dejado a la mamá y los ositos vivieron felices por siempre.

Fin...


Blanca Nieves por Martina Barbajelata. Había una vez un castillo en donde vivían dos personas. Ellos tuvieron una hija llamada Blanca nieves. Un día estaba enferma la mamá y se murió. El papá, el rey, no sabía con quién dejarla. Sin dudar se casó con una bruja que era codiciosa y vanidosa. A Blanca nieves la odiaba. Y le preguntó a su espejo mágico -¿Quién es la más linda de la tierra? El espejo le respondió: -¡Es Blanca nieves! La bruja se enojó y le dijo a un soldado: - ¡Lleva a la joven al bosque, y mátala! El soldado no la mató porque le dio pena. Y la abandonó en el bosque. Ella encontró una casa muy chiquita y entró, luego se quedó dormida. Cuando despertó había siete enanitos alrededor de ella y pronto se hicieron amigos. En la casa se repartieron los quehaceres y a la princesa, le tocó ser la encargada de dejar todo impecable. Mientras tanto la bruja le volvía a preguntar al espejito quién era la más bella de la tierra. Y nuevamente le contestaba: -¡Blanca nieves! Enfurecida decidió vengarse de la princesa. Se disfrazó de anciana y la espero con una manzana venenosa para ofrecerle. Logró engañarla para que la comiera y la princesa se desmayó sin que se pudiera despertar. Blanca nieves por muchos años durmió profundamente hasta que un día, un príncipe la besó con cariño y la despertó. Poco tiempo después se enteraron que la bruja envejeció y terminó pidiendo limosna, pero al romperse el hechizo que le hizo a la joven, la madrastra se convirtió en hada y a partir de ahí, empezó a ser buena.

Fin


La princesa Florencia Escritura colaborativa Había una vez una princesa que vivía en un castillo. Ella se llamaba Florencia. Un día la doncella se encontró con un fantasma. De repente la joven empezó a ¡GRITAR! Tan fuerte ...que despertó a un OGRO. Más tarde el ogro llegó al castillo. Allí el fantasma le pidió que salga de la propiedad porque el malvado visitante había ido para llevarse a la niña a su lejano pantano. Tiempo después llegó un ¡apuesto ,fuerte, valiente y perfumado príncipe para rescatar a la princesa! El joven se llamaba Simón. Entonces entró al castillo para hablar con el REY. Él estaba enojado y furioso pero también triste por la desaparición de su hija y le ofreció la ayuda del fantasma. Luego de organizar los preparativos fueron a buscar a la princesa. Ellos fueron a buscar a la mujer a lo profundo del pantano. De repente aparecieron unos cocodrilos que eran los guardianes del lago. En ese momento, comenzó la lucha entre ellos. El príncipe y el fantasma ganaron la batalla. Luego entraron a la cueva y finalmente, el príncipe Simón rescató a la princesa que estaba atada con cadenas. El ogro fue espantado por el fantasma y de ahí en más no se supo más de él. La princesa le preguntó a su salvador -¿Cómo te llamas? El príncipe le respondió -¡Me llamo Simón! -¿Querés venir a tomar mate al castillo?- le preguntó la joven.


Él le dijo -¡No! Estoy por buscar los anillos para casarnos. -¡Siiiii! Finalmente en el castillo se realizó una boda que se recordó por muchos años.

Fin


La Bella y la Bestia por Lara Peñafort Fijóo Había una vez un mercader con mucha riqueza que vivía con sus seis hijos. Tres eran varones y tres mujeres. El señor gastaba su dinero en sus hijos. Las dos hermanas mayores eran bonitas pero egoístas. Todos los hombres les pedían matrimonio pero ellas sólo querían casarse con un conde o duque. La hija menor era muy bella y bondadosa y le decían “La bellla niña”. Ella era muy trabajadora y le encantaba leer libros. Un día el mercader pierde sus riquezas. El decide mudarse con su familia a una casita en el campo. Las dos hermanas mayores estaban enojadas y furiosas porque ya no eran ricas. Ellas querían que algún millonario les pidieran matrimonio pero eso no ocurrió. Bella estaba triste pero se decía a sí misma que no valía la pena llorar. La niña se levantaba a las 4 de la mañana, limpiaba, cocinaba, lavaba y si le quedaba tiempo leía. Las hermanas se levantaban a las 10 de la mañana , paseaban, se quejaban y se burlaban de ella. Pasó un tiempo y el papá recibió una carta contando la llegada de un barco con mercancías que lo ayudaría a volver a abrir su negocio.


El mercader, contento porque serían nuevamente millonarios les preguntó a sus hijas qué querían. Las mayores pidieron vestidos y joyas, Bella le pidió una rosa. El mercader tuvo un problema con el puerto y entonces tristemente volvió a su casa. Pero se perdió en el bosque por el viento y la nieve. Encuentra un castillo iluminado y aparentemente abandonado. En una mesa aparece mucha comida, bebidas y un solo tenedor. Se acostó a dormir. Al día siguiente se despertó con ropa nueva y un chocolate caliente. El padre de Bella vio en el jardín del castillo un montón de rosas blancas y cortó una. De repente apareció una bestia enojada y furioso le dijo: “por qué arrancaste una rosa si te había dado todo”. El papá respondió que la rosa era para su hija. Bestia le dijo que lo mataría si no traía a una de sus hijas en tres meses. El papá vuelve a su casa con la rosa y un cofre de oro y le cuenta a su familia lo que pasó. Las hermanas culpaban a Bella por lo que había pasado. Bella decide ir al castillo en lugar que muera el padre. Bella y su padre van al castillo.


Aparece la bestia y dice que el mercader debe volver a su casa y Bella debe quedarse. Todas las noches a las 9 hs mientras Bella cenaba, Bestia la miraba y los dos conversaban. Bestia siempre le preguntaba si quería ser su esposa y Bella le respondía que NO. Bella le pide permiso a Bestia para visitar a su papá solo y enfermo y Bestia acepta. La joven regresa a su hogar. Bella encuentra un cofre con vestimentas que le mandó la bestia. Las hermanas planean hacer que Bella se quede más días y la bestia la coma. Pasaron 10 dias y Bella decide volver al palacio después de soñar con la bestia moribunda. Cuando Bella llega al castillo encuentra a la bestia en el jardin medio muerto. Bella va a buscar agua del estanque para darle a Bestia. Bella le dice que lo amaba y aparecen fuegos artificiales y cuando mira para abajo aparece un príncipe. El príncipe le dice que él era Bestia. Cuando entra al castillo encuentra a las hermanas y el hada. El hada le dijo que pudo ver belleza interior en Bestia. Bella y el príncipe se casaron y fueron felices para siempre.

Fin…


Blancanieves se rebela Guadalupe Contreras y Morena Valiente Un día la princesa Blancanieves cansada pensó cambiarle los trabajos a los enanitos. Ella creyó que con su belleza le iban a decir que sí. Cuando llegaron los enanitos, Blancanieves les preguntó. -¿Quieren cambiar sus trabajos por el mío? -No, gracias -dijeron los enanitos -¡Si no lo hacen me iré de esta casita!- contestó Blancanieves moviendo el pelo y saludando, haciéndose la linda. Entonces los enanitos dijeron que sí. Más tarde cantaron -Hay jo hay jo barriendo ahora estoy -cantaron los enanitos llorando. Finalmente Blancanieves vivió feliz con su trabajo.

Fin


Bautista María Julia Micaela Abigail Daniela Luchiano Ignacio Geraldine Diego Nihuel Matías Sofía Valentino Nadia Thiago Lara Jacqueline Sofía Shirley Luciano Emilia Alex

Agostina Martina Belén Renata Denis Guadalupe Carolina Julieta Lucas Priscila Beatrice José Luca Uma Kiara Benjamin Valentino Morena Analía Valentino


Nuevas versiones de viejas historias  

Escuela 7 DE 10, CABA, 2016.

Advertisement
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you