Page 1

La llorona de Balvanera Nos encontrabamos cara a cara con Julian en la esquina del Bar de Carmelo. Habiamos planeado pelear fuera de él en la escuela, para seber quien se merecía a Miranda. Nos gustaba la misma chica. Ella había empezado a salir con él, pero en secreto se veía conmigo. Cuando se enteró al vernos en la plaza, me esperó hasta que nos despidieramos y cuando crucé la calle me golpeó y me caí al piso. _ ¿Què hacès con mi novia?_ Exclamó Julián. Lo último que recordé fue su rostro al lado mío, después me pegó una patada en la cabeza que me dejó inconciente. Me desperté tirado en la calle, vi el reloj y eran las 2 de la tarde. Tenía marcas de golpes en los brazos y en la cara. Volví a mi casa a reposar. Me acosté y me dormí rápidamente. Soñé con una extraña criatura parecida a una mujer, ella gritaba y lloraba por sus hijos, cuando me estaba por atrapar desperté y vi que estaba al lado mío grité con todas mis fuerzas y volví a despertar, eran las 8 am y me despertó la alarma para ir al colegio, era tarde, salí rápidamente. Lleguè tarde, en el recreo mis compañeros me preguntaron . _¿Qué pasó en el rostro? _¿Querés que te ayudemos a golpearlo? Me acerqué a donde estaba Julián. Se encontraba sólo en un rincón , como si me estuviera esperando. _Tomátelas o te rompo la cara otra vez. _¿Y si no me quiero ir?, ¿Qué me vas a hacer?_ Le respondí. _Te vuelvo a romper la cabeza. _ Arreglemos para pelear a las 10 de la noche en la esquina del Bar de Carmelo, ¿Te parece?_ Le respondí. _ Dale gil, te espero para romperte de nuevo la jeta. Ahora me encontraba esperándolo, ya habían pasado 10 minutos. Pensé que ya no iba a venir. Cuando casi estaba por irme apareció Julián con dos hombres altos a sus lados. _Sos un cobarde, viniste acompañado._ Exclamé_ Pensé que eras un hombre de palabra. _JA, JA, JA, a él muchachos. Intenté escapar pero tropecé y caí a la calle. Me levanté y fui agarrado por la espalda por uno de los matones. Creí que este sería mi final, cuando de repente apareció un espíritu con forma de mujer, llevaba un vestido negro, sucio y con manchas de sangre . Su rostro era demasiado pálido con grandes y profundas cicatrices. Uno de los hombres al verla huyó corriendo y gritando. El otro tipo intentó golpearla, al hacerlo quedó paralizado y comenzo a sangrar por sus ojos, nariz y orejas. A continuación la mujer espectral me tomó del cuello. Sentí que el miedo me consumía por completo. Intenté escapar pero me presionaba muy fuerte. _ Soltame hija de...... Mi voz se fue desvaneciendo, cuando sentí que las fuerzas me abandonaban por completo Miranda apareció por detrás de la maldita y le clavó un crucifijo en la cabeza. La mujer lanzó un chillido infernal, sentí dolor en todo el cuerpo. En ese momento por un instante nuestras mentes estuvieron conectadas. Vi como morían sus hijos ahogados en un aljibe a manos de su padre. También precencié como la


mujer se suicidaba ahorcándose en un árbol. El espectro giró su cabeza y lanzó un grito diabólico que aturdió a Miranda. Luego me soltó y la levantó. Luego desaparecieron dejando tras de si una cortina de humo espectral. Me dirigí a Julián. _ Fue nuestra culpa, vamos a rescatarla. _Le dije. _ Vamos, después arreglamos la pelea entre nosotros gato. Supe donde se encontraban por las visiones que había tenido cuando Miranda le clavó el crucifijo. Estaban en el aljibe donde habían muerto sus hijos, que quedaba en la iglesia de Nuestra Señora de Balvanera. Nos dirigimos hacía el aljibe donde el espectro había llevado a Miranda. Este se encontraba en medio del baldío de la iglesia de Nuestra Señora de Balvanera. El aljibe se encontraba viejo, húmedo, mohoso e infestado de hongos, cucarachas y gusanos. Miramos hacia el fondo y encontramos 2 cadáveres de niños, de repente escuchamos un llanto infernal que provenía de la iglesia. Alli se encontraban la llorona y Miranda en la Puerta. _ Vamos_Le dije a Julián. _ Vamos, pero con cuidado._ Me respondió Julian._Apuremosnos. La llorona había atado a Miranda a una silla y había dipuesto un círculo de velas rojas a su alrededor. Se disponía a poseer el cuerpo de la joven. Corrimos hacia ellos y en el momento en que la llorona estaba a punto de apuñalar a la muchacha, Julián se lanzó hacia ella e interfirió en el conjuro recibiendo el golpe del puñal en su corazón. En ese instante el espectro lanzó un chillido infernal y se dirigió rápidamente al aljibe. Pero los primeros rayos del sol le quemaron la piel y los ojos dejándola ciega. A continuación su piel y su ropa se comenzaron a incendiar, hasta que llegó al aljibe y desaparació en él sin dejar rastro. Nos acercamos a Julián, no respiraba ni latía su corazón. Había muerto por salvar a Miranda. _ Pobre, era violento, pero por lo menos hizo lo correcto_ Exclamé. _ Vamos antes de que venga la policía._ me respodió. Estos hechos sucedieron un 25 de octubre. Dicen los vagabundos que habitan el lugar que en esta fecha al amanecer se siguen escuchando llantos de mujer provenientes del aljibe.

La llorona de Balvanera  

Cuento realizado por los alumnos de 6º TM de la Escuela 15 DE 3, en el marco del proyecto distrital "Mi barrio, nuestro barrio"

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you