Issuu on Google+

Walter Godoy

auto lobby difusiona/terna ediciones


walter godoy auto lobby, buenos aires, 2013

difusiona/terna.ediciones dirección.general /nadia sol caramella dirección.editorial /cristian j franco prensa.comunicación /joel vargas edición.diseño.diagramación /cristian j franco corrección /pamela pulcinella | nancy gregof ilustración.portadilla.colofón /emi breuss ilustración.contratapa /nacho flores aguirre escriturasindie.blogspot.com.ar facebook.com/escrituras.indie facebook.com/escriturasindie.difusionalterna


auto lobby Walter Godoy


¿Usted no se da cuenta que cuando aparece ese logo se arruina el paisaje? ¿No vio lo que le pasó a esos pueblos sureños olvidados entre enormes montañas de ceniza y ovillos de hielo? Se olvidaron de los logos, también de los carteles que supieron sostenerlos; y murieron de tristeza. Y de nieve de tanta tristeza.Y de ceniza.

3


La fórmula

Mucho celeste blando, blanco duro y sol decrépito. El gobierno electo tendría que hacer un uso sutil de los logos estatales. Solo 2 discursos al año, y en caso de incendio o calamidad enorme, un 3ero. Entonces los triunfos de 1 gobierno, serían los triunfos de 1 gestión, a lo sumo de un movimiento pero no del “país”, no de “Argentina” ni de su nombre en bolsa. El país es apenas un concepto; montañas alambradas con leyes y balas. Pero, el punto es: ¿no es abusivo que la bandera sea cervical de la Verdad de cualquier momento? El que deberá salvaguardar al soleado símbolo nacional, de estos abusos actuales y desde ya históricos, será un comité formado por integrantes de las más altas cepas genéticas del opus-dei-reptilioide-cientologista-ruralmasón-de-mayo-neo-post-peronista.

4


Alimentación de los 4000

Y Jesús, llamando a sus discípulos, dijo: Tengo compasión de la gente, porque ya hace 3 días que me vienen bancando, y encima yo, de mal humor y poco inspirado, y no tienen qué comer; y enviarlos en ayunas no da, se me quema la fruta de ser el hijo de Dios. Entonces sus discípulos le dijeron: ¿De dónde querés que saquemos panes en el desierto, para darle de comer a tal irrisoria suma? Jesús les dijo: ¿Cuántos penes tenéis? Y ellos dijeron: Siete, y unos pocos huevecillos. Y mandó a la multitud a que se recostase en la tierra. Algunos, impacientes, comieron tierra, otros, eligieron morir, de modo que cavaron sus fosas y luego se arrojaron a ellas, y durmieron eternamente arropados /por frazadas de tierra. Y tomando los siete penes y los peces, dio gracias, los partió y dio a sus discípulos, y los discípulos a la multitud. 5


Y comieron todos, y se saciaron; y hasta regurgitaron. Lo que sobrĂł de los pedazos, siete canastas llenas. Y eran los que habĂ­an comido, cuatro mil hombres, sin contar mujeres y niĂąos.

6


Mudo de nuevo mis cosas y mi cuerpo; todo mi cuerpo es una casa que se aleja que se inflama un desorden amoldado a cajas un caos desenvuelto de armario una guitarra en desuso muñequitos de macumbas de amores viejos o latentes; mi cuerpo reunido listo para la mudanza Esta noche sin sueño regresa a mí el color, el crujir sobre el paredón blanco del patio de la casa de la calle Cramer: la casilla de enfrente incendiándose. También puedo ver a mi hermana despidiéndose de una casa; La veo guardar las últimas cosas cerrar puertas Durante el viaje en la camioneta de Pichón llora, y solo puedo apenarme acompañarla en silencio Recupero del mueble un plato, un vaso, cubiertos, lo que quedó de aquella compra al bazar de la fábrica gastronómica 7


Mientras escribo esto el disco rĂ­gido gira y suena a la carraspera de un perro atorado

8


Me digo mirándome a un espejo imaginario dejá de ser una máquina de pena Alguien nos informa por el parlante graso que estamos ganando para disgustos que el dinero que hicimos está perdido o no lo hicimos La esperanza se solidifica en el aire y nos sofoca como un animal doblegándose ante el filo humano u objeto similar Y así existen todas las cosas creadas del vacío: soplo mágico y juego de los años

9


Ya no quedan batallas encendidas los líderes descansan Los peones respiran, comen frutos aves y animales de corral con sus familias; los bolsillos no abrigan pero su corazón (recubierto) respira suave: Capta el entorno calmo Los líderes descansan inquietos los viejos guerreros sudan sus manos los hechiceros miran estrellas hacen cuentas siembran melones de agua Los jóvenes ocupan el espacio relajado Se nutren de los bienes de la guerra pero la critican con mordacidad; Ganan confianza celebran al pueblo se entregan a él de boca Los líderes se afilantrazan guardias, plantan rejas 10


abren aduanas para sus bienes: humanos, bestias, objetos El tiempo se fragua: ante la regularidad cada vez m谩s torpe y lenta los j贸venes giran sus roscas.

11


Relámpagos

Sobre mi cabeza un techo humano me cuida Un techo humano hecho con cemento Me protege Hecho con manos, manos de piel. Manos a cambio de paga, de acatar las horas Mi abuelo viajó a Japón a colocar para-rayos hijo, ¿haces un pastón? Mi abuelo gigante de cien manos colocó pararayos en la Casa Rosada. Cortar el pasto con machete. ¿Y qué decir de las maquinas meteorológicas del viejo Prokov Divis? Se lo honra con el desconocimiento o el olvido. Arriba de mi casa con un pararayos En el techo mi abuelo; levantando el techo mi padre. Un techo tosiendo sobre mis amigos Paredes atravesadas poros; alrededor nuestro 12


bufan edificaciones y arreglos con la promesa de cumplir su tarea. ¿La poesía será un modo de encarnar distintas voces? ¿O será un fino método para dejar decir al silencio?

13


Que las vacas no lloren Que los pรกjaros no mueran Que el cielo sea puro Que regresen las estaciones Que el cielo no se cague y nos aplaste Que de Marte el agua no traiga vida violenta Que la lluvia no sea รกcida Que los caramelos รกcidos conserven su nobleza (siempre y cuando no contaminen el planeta y sus obreros hacedores descansen en pascuas) Que las vacas no ladren Que los peces no se ahoguen Que las chicas se droguen Que la ropa no se manche Que los vagos trabajen en su vagancia Que del otro lado estรกn todos locos Que no se muera mi vieja Que el viejo trato con la enumeraciรณn perezca Que las vacas ardan, con su grela de lujo al cuello Lo bajado Lo archivado Que se mueva 14


Que se exilie Que promueva el olvido, pero no el odio Que el oído no se pudra, ni se tense Que corte Que coja Que cuaje Que caiga ¿Qué calle? Que engulle pero no digiere Que muera que eso es vida Que el trapo pasable se expanda Porque el Trabajo Es Progreso Porque el Progreso Es Salud Porque es normal que algunos la pasen mal Por la miríada de voces Por el ojo de un sol de piedra Que las luces en el cielo no sean de fuego del fuego que corta el aliento Que los perros mueran al morder Las ruedas de madera de lo nuevo

15


escrituras.indie difusiona/terna ediciones 2013


[ d/a ] 2013


Walter Godoy | Auto lobby