Issuu on Google+

PROGRAMAS PÚBLICOS DE POLÍTICAS SOCIALES Daniel Bermejo Gómez

VIVIEN DA La vivienda es una edificación cuya principal función es ofrecer refugio y habitación a las personas, con la finalidad de protegerles de las condiciones climáticas y de otras amenazas. Las personas siempre hemos tenido la necesidad de refugiarnos para disminuir las condiciones que conlleva vivir en la calle. Tradicionalmente, en el mundo rural eran los propios usuarios los responsables de construir su vivienda, adaptándolas a sus propias necesidades a partir de los modelos habituales de su entorno; por el contrario, en las ciudades, era más habitual que las viviendas fueran construidas por artesanos especializados. En los países desarrollados, el diseño de las viviendas ha pasado a ser competencia exclusiva de arquitectos e ingenieros, mientras que su construcción es realizada por empresas y profesionales específicos, bajo la dirección técnica del arquitecto y/u otros técnicos. La primera función de la vivienda es proporcionar un espacio seguro y confortable para resguardarse. El clima condiciona en gran medida tanto la forma de la vivienda como los materiales con que se construye, incluso las funciones que se desarrollan en su interior. Los climas más severos exigen un mayor aislamiento del ambiente exterior mientras que, por otra parte, se tiende a realizar el mayor número posible de actividades en el entorno controlado y confortable de la vivienda; por el contrario, en climas más benignos las exigencias de climatización son mucho más reducidas y, además, gran parte de las actividades cotidianas se realizan fuera de la vivienda. En España es el alojamiento de carácter permanente destinado a satisfacer de manera habitual las necesidades vitales de habitación de una o varias personas. En relación con este concepto, se entiende por: •Vivienda con protección pública: vivienda acogida a cualquiera de los regímenes de protección establecidos por las Administraciones públicas. •Vivienda colectiva: edificio de uso mayoritariamente residencial que dispone de acceso y servicios comunes para más de dos viviendas. •Vivienda unifamiliar: edificio de uso mayoritariamente residencial que no dispone de acceso y servicios comunes para más de dos viviendas. Por lo tanto, la vivienda es una necesidad fundamental en el ser humano, un derecho del cual no se puede privar; pero hay personas que no se pueden permitir una, teniendo que vivir en la calle al no disponer de recursos económicos, sería necesario que a estas


personas sin disponibilidad de una vivienda se le dieran la oportunidad del acceso a una. En el caso de las personas con escasos recursos económicos que sí pueden permitirse comprar una vivienda, se encuentran las viviendas de protección oficial, aunque no solo son compradas por personas de escasos recursos esconómicos; las dimensiones y precios de este tipo de vivienda están reguladas por la Administración, estableciendo unas condiciones para poder acogerse a determinados beneficios tanto económicos como fiscales por parte de los compradores, los cuales a su vez deben reunir unas condiciones establecidas respecto a la titularidad de estas viviendas, ingresos o rentas familiares, etc. Las viviendas de protección oficial (V.P.O.) se destinan a domicilio habitual y permanente, las hay de: •Promoción pública (las que promueve la propia Administración). •Promoción privada. •De régimen general. •De régimen especial. Hay ciertas limitaciones en relación con su compraventa, las viviendas de protección oficial se pueden vender antes de su liberalización, previa información a la Administración ya que puede ejercer su derecho preferente de compra; el precio, hasta que pierda la calificación de ``Vivienda de Protección Oficial´´, también viene dado por la Administración. Existe libertad absoluta de precio cuando la vivienda deje su condición de protegida y pase a ser libre. Actualmente ha habido un recorte en la vivienda, el Gobierno mantiene los objetivos en vivienda con un 31% menos de dinero. La Plataforma por una Vivienda Digna es una asociación de ámbito nacional inscrita en el registro nacional de asociaciones con el número 588195, que lleva desde finales de 2003 luchando por una vivienda digna y asequible y por un urbanismo más justo y sostenible a medida de los ciudadanos, surge de la idea de que tenemos parte de culpa de la irracionalidad que estamos sufriendo en materia de vivienda. Un principio recogido en la Constitución es el acceso a una vivienda digna y no lo estamos defendiendo adecuadamente. Este derecho se está incumpliendo desde hace mucho tiempo sin que ningún gobierno hasta ahora, haya puesto en marcha medidas reales para protegerlo, como deben hacer (según la Carta Magna). Si nosotros no defendemos su cumplimiento, nadie lo hará en nuestro lugar, puesto que son muchos agentes implicados y muy poderosos, los que han inventado esta nueva forma de esclavitud y están beneficiándose a costa del futuro íntegro de muchas personas: bancos, constructoras, inmobiliarias, ayuntamientos... Mediante la manifestación reclamamos nuestros derechos, con esa intención estamos organizando sucesivas movilizaciones y actos en los que al menos se nos oiga; quizás consigamos que las distintas instancias del gobierno, legislen en contra del beneficio inmobiliario y consigan frenarlo, o quizás no, pero lo que si es seguro es que después de


que nos oigan, nos tendrán más en cuenta y no ejercitarán la pasividad que han demostrado en este asunto durante estos últimos años.


trabajo de vivienda