Issuu on Google+

FACULTAD DE EDUCACIÓN Y HUMANIDADES GRADO DE EDUCACIÓN SOCIAL PEDAGOGÍA SOCIAL

TEMA 3.- LA CATEGORÍA INADAPTACIÓN SOCIAL 1.- EL HORIZONTE DE LA ÉPOCA Los ideales del positivismo auguraban un progreso sin límites, lineal. En la actualidad, ese ideal ha caído y el progreso tecnológico deja restos que comprometen su propio desarrollo. Un sistema centrado en el consumo debería producir cada vez más consumidores; sin embargo, también produce parados. La escolaridad como derecho para todos se resiente en determinados grupos que no aceptan, por distintas razones, el discurso educativo, dando lugar al llamado fracaso escolar. La promoción del <<objeto droga>> encuentra <<consumidores>> que se inutilizan para la producción. Estas paradojas son las que marcan la actualidad de muestro mundo cada vez más preocupado por los desechos que él mismo genera. El ideal de lo reciclable – ilusión de un sistema sin restos que pudiera reabsorber todo lo que produce – alcanza también a los sujetos y plantea serios interrogantes a la educación. La tendencia a la universalización por homogeneización redefine usos y costumbres, y conlleva procesos de segregación cada vez más intensos. La formación de colectivos mediante un rasgo identificativo es tributaria de la lógica homogeneizadora. Los ideales adaptativos pasan a primer plano, y son cada vez mayores los grupos que son marginados. A mayor homogeneización mayor segregación. S. Freud, en “El malestar de la cultura” (1990), había planteado la existencia de un malestar estructural. Afirma que la civilización es impotente para regular plenamente tres cuestiones: la caducidad del propio cuerpo, la relación con la naturaleza y las relaciones de los hombres entre sí. Hay malestar porque no todo puede ser regulado. El progreso tecnológico en las áreas del malestar que Freud ubicó es un progreso paradójico, es decir, reintroduce nuevos malestares. Los procesos de segregación han existido siempre. Todo orden se consolida a partir de algo excluido, pero lo que caracteriza a la actualidad es que los mencionados procesos afectan a grupos cada vez mayores. La lógica de un sistema dominante define las relaciones sociales, da el marco en el que se inscriben las definiciones sobre los sujetos. En este momento histórico donde los proceso de homogeneización y segregación son cada vez más fuertes, el binomio adaptación-inadaptación pasa a primer plano. 1


FACULTAD DE EDUCACIÓN Y HUMANIDADES GRADO DE EDUCACIÓN SOCIAL PEDAGOGÍA SOCIAL

La inadaptación social la tomaremos como una categoría discursiva. La revisión crítica de esta categoría nos parece más que necesaria. La proximidad de los trabajadores sociales con el discurso político hace que frecuentemente denuncien su forma de hacer pero pocas veces reflexionen sobre el aparato conceptual que utilizan. Es a través del mencionado aparato conceptual como se puede acabar realizando lo mismo que se denuncia. No hay que olvidar que son los profesionales los que aplican las categorías a los sujetos. Las categorías no son meros términos, ubican al sujeto en un lugar y determinan los cursos de acción.

2.- LA CATEGORÍA INADAPTACIÓN SOCIAL Cada sociedad, en cada momento histórico, ha encontrado los significantes necesarios para designar a los sujetos que perturban el orden social. Renouard (1992) precisa cómo han ido variando esas categorías, señalando que, previo al establecimiento de las categorías <<desviaciones>>, debió surgir el concepto de infancia. Para Perron (1979), el término inadaptación se aplica para indicar trastornos diversos de gravedad y reviste particular ambigüedad. Esta noción apuntaría a la existencia de un desajuste entre el individuo y la sociedad, pero al igual que la adaptación, implica juicios de valor. En esta misma línea ya se había pronunciado Lang (1971), para quien las clasificaciones se hacen por criterios que nada tienen que ver con la investigación. Lo cambiante de este tipo de definiciones, su dependencia del contexto social y los efectos que genera su aplicación son tema de reflexión en diferentes autores: El libro de A. Platt (1982), “Los salvadores del niño o la invención de la delincuencia” es ya un clásico que da la perspectiva histórica de las diferentes formas de definir y operar en el sector denominado “delincuencia juvenil”. El análisis que realiza del <<movimiento pro salvación del niño>>, creador de los Tribunales de Menores pone de manifiesto su estructura y demuestra que los principios que orientaban su acción lejos de ser reformistas confirmaban valores pasados. En la misma dirección se expresa Gaetano de Leo (1985), para quien las instituciones penales no son respuesta al fenómeno de la criminalidad sino que tienen una función productiva y constitutiva del fenómeno mismo. C. González (España), señala los efectos estigmatizadores de ciertas intervenciones.

2


FACULTAD DE EDUCACIÓN Y HUMANIDADES GRADO DE EDUCACIÓN SOCIAL PEDAGOGÍA SOCIAL

3.- EL SURGIMIENTO DE LA CATEGORÍA INADAPTACIÓN SOCIAL La periodización que realiza Renouard (1992) sobre las formas de definir <<desviación>> señala cuatro momentos: 1. De 1830 a 1880. La definición se da en términos de culpabilidad. El aparato de gestión es la administración penitenciaria y la finalidad es la neutralización/ corrección. La atención se focaliza en el sujeto y su acto y se opera por el castigo. El sujeto era dueño de sus actos (libre arbitrio), frente a la concepción hereditaria (determinista) anterior, que consideraba al individuo como degenerado. 2. De 1880 a 1920. La definición está dada en términos de victimización. El aparato de gestión está imbuido de las ideas filantrópicas y la finalidad es la moralización. Al considerar al sujeto como victima se formula un programa tutelar que incluye acciones educativas. Esta perspectiva, parece más progresista, pero ha tenido efectos muy negativos cuyas repercusiones aún se sufren. Se pasa de la responsabilidad del sujeto a la responsabilidad familiar, culpando a la familia, por lo que hay que separarlo, de ésta, por su ineptitud o su inmoralidad. 3. De 1920 a 1970. La definición se presenta en términos de inadaptación. El aparato de gestión es la psiquiatría y la justicia para niños, y la finalidad es la integración socio-profesional. Ahora la familia forma parte del proceso de readaptación. El tema del diagnóstico pasa a primer plano, la inadaptación es un síntoma y el sujeto es un enfermo. Es aquí, cuando aparece la acción de educadores especializados. La educación se psicologiza y aparece como causa la <<carencia afectiva>>, les falta amor paterno y el educador tiene una posición reparatoria. 4. Desde 1970. Se habla de carencias sociales. El aparato de gestión son los servicios sociales, y la finalidad es la integración social en la exclusión. El trabajo social se propone como elemento regulador de la crisis social y toma a su cargo los problemas del mal funcionamiento social. El trabajo social reintroduce la categoría ciudadano (sujeto con derecho a prestaciones sociales) en sectores marginales. La falta de recursos hace que se pase dar éstos a las familias a operar sobre ellas, con orientaciones terapéuticas, para transformarlas en el recurso que falta. Un nuevo término comienza a utilizarse: <<sectores de riesgo>>, suposición que sirve para focalizar el aparato de gestión en ciertos grupos, con el consiguiente efecto de control social y sus modalidades. El trabajo de investigación realizado por el CTNERHI (1978), sobre la noción de inadaptación social, permite periodizar el concepto en las siguientes etapas: 3


FACULTAD DE EDUCACIÓN Y HUMANIDADES GRADO DE EDUCACIÓN SOCIAL PEDAGOGÍA SOCIAL

1. Anterior a 1958. Preocupaciones demográficas y económicas de la posguerra. 2. 1960-1962. Primer plano de las dificultades educativas y problemas familiares. 3. 1965-1967. Centrada en la crisis de autoridad paterna, los conflictos generacionales y las problemáticas educativas. 4. 1970-1972. Preponderancia de los factores económicos sobre los educativos, se pasa del tratamiento de la familia a la del sector. 5. 1972-1977. Se incide en poblaciones de bajo nivel socioeconómico y comienza a utilizarse el término riesgo social.

4.- LA DEFINICIÓN DE INADAPTACIÓN SOCIAL Gaudin y Percerot (1979), dicen que el término inadaptación social estaba relacionado con las normas del grupo. El concepto, propio del siglo XX, se inscribe en el cuadro de una política de acción social. Renouard (1992), plantea que el tratamiento de la inadaptación no puede pensarse sin tener en cuenta cómo se categoriza en cada momento histórico. La desviación no sería una realidad directamente observable, sino el resultado de las intervenciones, del funcionamiento y de los modos de operar de los dispositivos de gestión. Es la existencia de una norma la que permite hablar de desviaciones y, es la gestión, un componente decisivo del fenómeno. Las hipótesis de este trabajo de investigación resultan muy interesantes: 1.- Los criterios de inadaptación no son inmutables y dependen de la norma social y de su evolución. 2.- La inadaptación depende de la subjetividad del que la percibe y del que la describe. 3.- La población considerada socialmente inadaptada se define en función de su detección. El paso del concepto inadaptación al de riesgo social supone una focalización a sectores extensos de población, es de viejo cuño y no puede ser definida por los profesionales. Se refiere al riesgo que suponen las condiciones de vida del sujeto y al riesgo potencial que éste representaría para la sociedad. Para suplir las dificultades de su definición se dan indicadores, entre los que se citan: sufrir malos tratos, haber perdido a la madre antes de los cinco años, … Fichte (1985), en su “Discursos a la nación alemana”, ubicaba la educación como la que gestaría la salvación de la nación en una <<regeneración total del género 4


FACULTAD DE EDUCACIÓN Y HUMANIDADES GRADO DE EDUCACIÓN SOCIAL PEDAGOGÍA SOCIAL

humano>>, planteando abiertamente la separación de los niños pobres de su familia. El autor percibe <<riesgos>> por la simple pertenencia a una clase social. El concepto de <<riesgo>> centra la atención en sectores con carencias materiales o que tienen modalidades de vida que no se conforman plenamente al estándar. Esto significa estigmatizar e introduce al sujeto en las redes que confirmarán el supuesto. Así, lo que se intenta hacer del lado de la prevención lleva a producir lo que se quiere evitar. Autes, Duprez y Lamarche (1990), señalan que es por juicio social que un modo de vida resulta inadaptado, la inadaptación no es una cuestión genética, sino una relación social. Como ya se ha señalado, todo sistema social produce restos, es decir, sectores que no tienen una integración normalizada. Pero, la inadaptación para existir debe poder ser nombrada. La inadaptación no existe fuera de los aparatos, instituciones y profesionales que la designan y que a su vez tienen la tarea de prevenirla. En definitiva, un tema arbitrario cultural, normalmente con expresión jurídica (por ejemplo, drogas lícitas –alcohol- e ilícitas –cocaína-), suele adquirir el estatuto de clasificador de sujetos como adaptado o inadaptado. Lo mismo ocurre con cualquier otro aspecto: el hecho de “ser observable” se convierte en un mecanismo intrusivo y persecutorio (Fustier, 1983), que ha sido predominante en el siglo XIX.

5.- LO QUE INADAPTA AL SUJETO La inadaptación social es una categoría discursiva que se aplica a aquellos sujetos que son visualizados como perturbadores del orden social y esta categoría se sustenta en el ideal normativo de adaptación. Por las coordenadas que han regido su emergencia y por la imprecisión de su definición, está más cerca de las categorías de orden público que de las educativas. Pero quien está inadaptado es el sujeto, éste es un ser viviente que nace en una estructura que lo preexiste. El proceso de socialización es una transmisión de contenidos, pero son los Otros los que dicen en qué consiste ser y estar socializado. Cuando hay discrepancia entre el modo en que ven la socialización la persona y los Otros, esa diferencia que escapa al control social deviene insoportable para ciertos sistemas y marca las posibilidades y el límite de la educación.

5


FACULTAD DE EDUCACIÓN Y HUMANIDADES GRADO DE EDUCACIÓN SOCIAL PEDAGOGÍA SOCIAL

Un ejemplo de esto son las toxicomanías. Éste problema ha tenido siempre el sostén de una cultura que le daba su regulación. En el contexto del mercado actual, la droga se transforma en un objeto de consumo, ofrecido masivamente por la multinacional de la droga, verdadero nuevo poder. El <<objeto droga>> aparece como una oferta que perturba el orden social, colapsa los sistemas sanitarios y se transforma en un problema a gran escala, y lo hace precisamente por lo apuntado, es decir, porque no encaja en los parámetros observados como soportables en la cultura matriz .

6


P. S. TEMA 3