Issuu on Google+

00 SATURN


00 SATURN


STAFF

SUMARIO

Saturn Supplements Inc U.S.A. CEO: Douglas G. Shull International Consultant: Joseph Montana Marketing & Design Director: Brad Shull Saturn Supplements Argentina CEO: Dr. Fabián H. Lavalle Asesoría Contable: Dra. Elizabeth Ballesteros Asesoría Legal: Dr. Julio César Norte Saturn Sport Nutrition Center Suplementos nutritivos y accesorios varios Dirección Técnica: Dr. Fabián Humberto Lavalle Dirección Comercial: María José Banegas Prensa y Publicidad: Christian Esteban Mario ventas@saturnargentina.com.ar Saturn Fitness & Wellness Center Club de salud y gimnasio Dirección Comercial: María José Zelarayán infogym@saturnargentina.com.ar Nutrición: Lic. Ingrid Asp y Lic. Mariano Moschetto nutrición@saturnargentina.com.ar Saturn Magazine: Revista trimestral de actividad física, deportes, calidad de vida, nutrición y suplementación Año 2 Nº 7 Agosto - Octubre 2010 Registro Nacional de Derecho de Autor en trámite Propietario: Dr. Fabián H. Lavalle Domicilio Legal: José Bonifacio 3101 (C1406 GYO) CABA Dirección Editorial: Dr. Fabián H. Lavalle Publicidad: Christian Esteban Mario saturn@saturnargentina.com.ar Diseño e impresión: Editorial Blur Crisólogo Larralde 197/99 Avellaneda (1870). Pcia. de Buenos Aires Colaboraron en este número: Prof. Pablo Aimetta Dra. Claudia Durán Prof. Cesar Ottaviani Saturn Mag es una publicación de distribución gratuita de circulación controlada, propiedad de Fabián Humberto Lavalle CUIT 20-17061062-9. Los contenidos

editor no se hace responsable por los dichos de terceros en el interior de la revista, ya se trate de notas o publicidades, ni por el uso que se dé a la información publicada. La información publicada en esta revista diagnósticos o para tratar una condición generales y de ninguna manera reemplaza la consulta al médico o al profesional de la salud correspondiente, dado que dichos consejos generales pueden no ser tanto no pueden ser considerados como un consejo o una opinión profesional dirigido a

04- EDITORIAL

¿Ejercicios de Fuerza o ejercicios Aeróbicos?

06- ENTRENAMIENTO Triatlon 08- ENTRENAMIENTO Trial Running tips .... 10- SALUD

Efectos de la suplementacion ...

12- NUTRICION

Errores en los programas de ...

14- SUPLEMENTACION Colina

Nuestra Portada Julieta Fraguío: Una de las mejores velocistas del país y atleta auspiciada por Saturn Supplements. Entre sus más recientes y destacados logros se encuentra el tercer puesto en el Super Grand

Prix de Montevideo en los 800m, el 1er. puesto en el Campeonato Nacional de 800m en el año 2009 y el cuarto puesto en el Sudamericano de San Pablo de mayores en los 800m en el año 2008. Actualmente, luego de recuperarse de una lesión que la tuvo momentáneamente inactiva está regresando de a poco a las pistas y a los podios.

Copa Saturn de Fisicoculturismo y Fitness El Domingo 3 de Octubre se llevará a cabo en el Club Pedro Echague en la calle Portela 836 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, la 9na. Edición de la Copa Saturn de Fisicoculturismo y Fitness, sin duda uno de los más importantes torneos de este deporte en la Argentina. Se disputarán todas las categorías, incluyendo la categoría elite y se repartirán $7000 en productos de la reconocida marca de suplementos nutritivos para deportistas. Durante el torneo el público encontrará promociones y ofertas especiales en productos Saturn Supplements y en productos de otras afamadas marcas como MIR y Fenix Machines. Para más información ingresen en www.saturnargentina.com.ar o por mail a info@saturnargentina.com.ar o telefónicamente al (011) 4613-0025/(011) 4613-0025.

Nuevo Local de Saturn Sport Nutrition Center Desde el mes de mayo funciona un nuevo local de Saturn Sport Nutrition Center en el barrio de Recoleta, en la calle Marcelo T. de Alvear 1911. Allí, además de nuestra selecta línea de productos, los clientes podrán encontrar indumentaria y accesorios para el fitness y el deporte de las mejores marcas.

03 SATURN


EDITORIAL

“Esa mañana, a las cuatro cuarenta y cinco, Langdon había comenzado el día como siempre lo hacía, nadando cincuenta largos en la desierta piscina de Harvard. Ya no tenía el físico de su época de miembro de la selección norteamericana de waterpolo amateur, pero todavía se mantenía delgado; su aspecto era más que respetable para un hombre de cuarenta y tantos años. La única diferencia era la cantidad de esfuerzo que debía invertir para mantenerlo así.

T

Dr. Fabián Humberto Lavalle CEO y Director Técnico de Saturn Supplements Argentina

00 SATURN 04

al vez algunos lo conozcan por la literatura, otros en cambio por el cine, pero seguramente la mayoría de ustedes conocen a Robert Langdon, el personaje de ficción creado por el escritor Dan Brown, protagonista de 2 novelas de gran éxito que fueron llevadas al cine, estoy hablando por supuesto de El Código Da Vinci y Ángeles y Demonios. El párrafo precedente está extraído de la última novela, El Símbolo Perdido, donde nos enteramos de la rutina diaria de ejercicios del profesor Langdon. Y aunque el autor no da más detalles acerca de su actividad física y siendo menester decir que el paso del tiempo es inexorable, podemos plantear la hipótesis que esta rutina de ejercicios que consta solamente de un ejercicio aeróbico (natación), le está haciendo perder masa muscular a este profesor que ya promedia la quinta década de la vida, y es por eso que cada vez necesita hacer más ejercicio para mantenerse delgado. Me atrevo a decir que a Langdon le están haciendo falta algunas sesiones semanales de ejercicios de fuerza o entrenamiento de sobrecarga, según como prefieran llamarlo. Pero bien, hasta aquí solo estoy conjeturando sobre un personaje de ficción y después de todo Dan Brown no tiene porqué estar al corriente de los beneficios del trabajo de sobrecarga. Ahora, hablando de la vida real, los que sí deberían estar al tanto de tales beneficios son los encargados de recomendar a la población la realización de ejercicios físicos, y me estoy refiriendo en primer lugar a los médicos, ya que uno puede comprobar a diario en los gimnasios o hablando con los pacientes como ello no sucede. Constantemente llegan personas a los gimnasios a comenzar un plan de actividad física por consejo médico a quienes los profesionales de la salud les han dado alguna indicación de este tipo: vaya al gimnasio a hacer cinta y bicicleta, pero nada de pesas o puede ir al gimnasio pero practique solo yoga y pilates , tiene que caminar todos los días , usted está estresada y contracturada, le recomiendo que practique natación . Además de estos “consejos médicos” hay que tener en cuenta que mucha

gente se maneja con prejuicios o conceptos erróneos respecto al entrenamiento con pesas, sin ninguna base fisiológica que avale dichos conceptos. Cuántas veces hemos escuchado frases como me dijeron que antes de iniciar una rutina con pesas primero debo bajar de peso con dieta y aeróbicos, porque las pesas fijan la grasa , “pesas no hago porque practico equis deporte y no me quiero endurecer” (aunque aquí debo decir que esto se escucha cada vez menos ya que los deportistas que compiten conocen cada vez más los beneficios del entrenamiento de fuerza para el rendimiento deportivo, pero hace algunos años atrás era muy común escucharlo, especialmente entre los practicantes de artes marciales) y si es una mujer la que se acerca al gimnasio es muy usual que le digan al profesor mirá que yo me anoté para bajar de peso, no para ponerme más grande , te voy avisando que el único aparato de la sala de musculación que pienso usar es la máquina de glúteos , solo voy a trabajar un poco las piernas, no me des ejercicios con pesas para la parte superior porque no quiero parecer un hombre y así podría seguir dando infinidad de ejemplos. Deberíamos entonces preguntarnos e intentar responder a que se debe esta actitud negativa hacia los ejercicios de fuerza por gran parte de la comunidad médica como así también por parte de los asistentes a los gimnasios y al mismo tiempo explicar la importancia de incluir dichos ejercicios en todo plan de acondicionamiento físico. Y la respuesta a esta pregunta es bien simple, desconocimiento. Existe un gran desconocimiento entre los encargados de promover la actividad física sobre los beneficios que otorga a la salud el ejercicio de fuerza. Además se ha producido en los últimos tiempos una sobrevaloración del ejercicio aeróbico especialmente en lo que respecta a su potencial en el tratamiento del sobrepeso o la obesidad en personas no entrenadas y/o de edad avanzada y por otra parte hay también una gran asociación entre el común de la gente entre entrenamiento de fuerza y fisicoculturismo competitivo. Por otra parte hay una larga tradición de décadas


en la educación física que impone que los varones tienen que hacer ciertas actividades y las mujeres otras, y en la educación física tradicional de fines de siglo XIX y principios de siglo XX la única meta de esta en las mujeres era la maternidad, razón por la cual la gimnasia y los juegos estaban dirigidos principalmente hacia la pelvis y el abdomen. Y lo notable en toda esta cuestión es que a pesar que el ejercicio físico adquiere cada vez más relevancia en la prevención y tratamiento de enfermedades y en la mejora de la calidad de vida, los profesionales de la salud (incluyendo en este grupo no solo a los médicos sino también a los nutricionistas y farmacéuticos) no se mantengan un poco más actualizados en aspectos básicos de fisiología deportiva, así como sería muy importante también que prediquen con el ejemplo ya que según las últimas encuestas realizadas entre distintas profesiones, los médicos se encuentran entre los profesionales que menos cuidan su salud. En cuanto al porque es importante incluir ejercicios de fuerza en todo plan de ejercicios tendiente a mejorar la calidad de vida y coadyuvar en la prevención y/o el tratamiento de diversas patologías solo haré una pequeña reseña al respecto ya que es imposible extenderme sobre el tema en el espacio de una editorial pero ya hemos presentado artículos en números anteriores (ver en la edición N° 1, la nota sobre osteoporosis) y lo seguiremos haciendo en próximas ediciones. Entonces, con el objeto de dar solo algunos ejemplos, se puede decir que el ejercicio de fuerza es indispensable en la prevención y el tratamiento de la osteoporosis, en la prevención de la sarcopenia (pérdida de masa y potencia muscular que acompaña al envejecimiento), es fundamental incluirlo para el tratamiento de la obesidad y el sobrepeso debido a su efecto sobre el metabolismo basal, es útil para corregir problemas posturales, en procesos de rehabilitación, incluyendo rehabilitación cardíaca, donde el entrenamiento de fuerza constituye un entrenamiento seguro desde el punto de vista hemodinámico para paciente seleccionados, aún utilizando cargas de trabajo relativamente altas. Con este tipo de entrenamiento se mejora la fuerza y la resistencia muscular, la composición corporal, el perfil lipídico, la resistencia cardiovascular y otros factores de riesgo cardiovasculares. Estudios recientes apoyan la utilización del entrenamiento de fuerza para disminuir los valores de tensión arterial. También puede ser utilizado en pacientes diabéticos, con cáncer, esclerosis múltiple y enfermedad cerebrovascular entre otras condiciones patológicas. Y por último es importante resaltar que cuando se busca mejorar la calidad de vida y la aptitud física del individuo para hacer frente a las tareas cotidianas, los ejercicios para entrenar la fuerza son sin duda los más convenientes. Mucha gente sale a correr 10 km (o X kms.) por día, o día por medio, y está bien que lo haga, más aún si disfruta de dicha actividad, la cual es sin duda saludable ateniéndose a ciertas pautas, pero difícilmente en su actividad diaria esa gente tendrá que realizar un esfuerzo de ese tipo, a no ser que justamente se trate de un corredor de fondo. El

trabajo isodinámico e isométrico no mantenido, que estuvo contraindicado durante muchos años, está recomendado actualmente, ya que muchas de las tareas que realizamos a diario, tanto de ocio como ocupacionales y que implican un esfuerzo, están relacionadas con ejercicios de fuerza, donde habitualmente se levantan o empujan objetos mediante contracciones de tipo isométricas. A manera de ejemplos de actividades cotidianas donde se producen acciones relacionadas con la fuerza podemos citar: hacer un pique de 20 metros para alcanzar el colectivo o tirar desde el pasamano para ascender al mismo, mover una maceta o un mueble, cargar con las bolsas de la verdulería o el almacén, la lista de actividades puede ser realmente muy larga y hasta podemos incluir la acción de levantarse de una silla o de la cama, lo cual en principio parece muy simple pero para mucha gente de la 3ra. edad puede ser de difícil realización. A este grupo de gente, los ejercicios de fuerza le prolongan o le devuelven la independencia de movimientos, le mejoran el equilibrio y le suben la autoestima. En pocas palabras, le mejoran notablemente su calidad de vida. El entrenamiento de fuerza puede ser realizado prácticamente por todos los individuos. Muchos profesionales de la salud les prohíben a sus

pacientes este tipo de entrenamiento por la creencia errónea que puede causarle elevación de la presión arterial. Sin embargo, con una técnica apropiada, la elevación en la presión sistólica durante el ejercicio aeróbico es mucho mayor que la que se produce con el ejercicio de fuerza. Entonces, para responder a la pregunta planteada desde el título de esta editorial, ejercicios de fuerza vs. ejercicios aeróbicos, por supuesto que ambos son altamente recomendables, en una forma adecuadamente prescripta por un profesional idóneo y atendiendo a cada caso en particular, pero para que no suceda lo que le está pasando al profesor Langdom, no debe olvidarse que el ejercicio de fuerza es el único que puede detener o revertir la sarcopenia en la 3ra. edad y el aumento en la masa muscular y en la fuerza puede ser el primer paso hacia un aumento en la actividad física general. *El primer párrafo fue extraído del libro El Símbolo Perdido. Dan Brown. Ed. Planeta Internacional

05 SATURN SATURN 00


ENTRENAMIENTO

Periodo competitivo TEXTO: Cesar Ottaviani: Entrenador de triatlón y atleta auspiciado por Saturn Supplements.

06 SATURN

Llega la temporada, tras largas jornadas de entrenamiento llegamos a la época del año donde todo el tiempo invertido debe dar su fruto, pero para que esto suceda dependerá de cuan rigurosos hemos sido en las etapas anteriores. Lo extenso que suelen ser las temporadas de competición nos hará alternar microciclos competitivos con microciclos de recuperación, en lo que los períodos de trabajo intenso se complementará con otros de igual volumen y menor intensidad. Las características del entrenamiento de este período dependerán exclusivamente (sobre todo lo volúmenes y períodos de recuperación) de los objetivos de cada atleta, si se orientan unas u otras distancias. No serán las mismas cargas para un atleta que entrena para una carrera de 1 hora que para que preparar una competencia de 4 horas. Al comenzar y terminar este ciclo, el volumen de trabajo llegará a sus dos puntos más bajos, con excepción del período de recuperación anual, junto con un aumento en la intensidad de los entrenamientos que nos ayudará a afinar nuestro rendimiento de cara a las competiciones. Aproximadamente a mitad del período competitivo, propongo una baja de la intensidad y volumen del entrenamiento de aproximadamente 1 semana a 10

3º PARTE

días, para producir una regeneración tanto física como psíquica. Luego de esta semana que podríamos llamar de recreo, seguiremos con una baja sustancial de la intensidad y un aumento importante del volumen por aproximadamente 10 a 15 días, basado en trabajos aeróbicos y algunos fartleks o cambios de ritmo, esto nos dará la posibilidad de retomar la capacidad aeróbica para afrontar la segunda mitad de la temporada competitiva, en la cual volveremos a aumentar la intensidad de los trabajos para una baja sustancial del volumen, alternando microciclos competitivos y de recuperación. Para terminar esta serie de notas referidas a la programación de los ciclos del entrenamiento daré algunos consejos sobe todo lo explicado: No es posible estar en máxima forma durante gran parte del año. Se debe utilizar la periodización del entrenamiento: fijar objetivos y dividir el año en ciclos programados. Evaluar periódicamente y programar o reprogramar de acuerdo a los resultados y estados de forma. Realizar una programación teniendo en cuenta los factores climáticos de la zona en donde vive el atleta. Realizar un primer período de base bien fuerte, que será la plataforma de nuestro rendimiento mas adelante. RESPETAR el descanso programado, y darse el tiempo de descanso si así se necesitara. Respetar las normativas de su entrenador, por algo usted está con un entrenador, Divertirse y tomar el entrenamiento como es, ENTRENAMIENTO y no un trabajo obsesivo.


07 SATURN


ENTRENAMIENTO

TEXTO:Pablo Aimetta, Profesor de Educación Física, Entrenador de Corredores de Calle y Aventura Entrenador de la Asociación Atlética Ikasi Neo Trainner www.NeoRunningTeam.com.ar neotrainner@hotmail.com

08 SATURN

“Me siento cansado, me pesan las piernas, me están pasando todos, como puede ser, no doy más….” Cuantas veces nos hemos sentido así, la mayoría entrenamos por sentimientos, trabaja el cuerpo por sensaciones. Para colmo los entrenadores no se encuentran a la vuelta de cada esquina, muchas veces no tenemos el dinero para contratarlos, por eso encontraremos aquí algunos Tips e indicaciones para mejorar tu entrenamiento. Para iniciarse en las carreras de Trail, hay que tener en cuenta de hacerlo en manera paulatina y con un buen plan de entrenamiento. Lo ideal es que busques un compañero, tanto para entrenar como para participar en las carreras, lo más importante es que ambos tengan ritmos parecidos y se sientan cómodos corriendo juntos, se conozcan, aprendan uno del otro. Deben ser solidarios, saber cuándo ceder si el compañero flaquea o necesita un impulso de motivación. ¿Cómo entrenar? No existe un método ni una técnica que sea infalible, y guiarse por planes genéricos no es la mejor manera de hacerlo, debido a que todos somos diferentes. Lo que para una persona es un plan perfecto no resulta para otra, por eso no pretendo darle un plan específico, sino algo aún más difícil, enseñarles a que ustedes mismos puedan entender y armar su planificación, aunque

siempre la mejor opción es buscar un profesional. Teniendo en cuenta que las Carreras de Montaña, tienen como su mayor obstáculo la irregularidad del terreno, es fundamental que trabajemos las articulaciones, en cuanto a fuerza y elasticidad. Trabajos excéntricos, saltos con rebote, pliometría, fortalecimiento, etc. Es clave entrenar para mejorar la resistencia, la capacidad de resistir a un largo período de actividad, debido a que en las carreras de aventura en su mayoría nos encontraremos con entre 2 y 3 horas de esfuerzo. En la carreras, así como en los entrenamientos, no olvides llevar suficiente hidratación, para reponer líquidos, hidratos de carbono y sales perdidas. Es normal que los corredores de aventura quieran sacar ventaja en las trepadas, preparándose muchísimo, pero mi experiencia me demuestra que con una buena preparación física es muy poca la distancia que se puede lograr en este tramo, no así en las bajadas. Hay que tener una buena técnica para bajar, lo cual muchos descuidan, cuanto más rápido logremos el descenso menos sufrirán nuestros músculos y articulaciones, es fundamental lograr un buen apoyo y perder el miedo a caer, calcular cada pisada, mirando donde haremos el siguiente paso. Si mejoramos este aspecto sacaremos mucha diferencia. Mientras otros pierden fuerza al subir, tú hazlo con zancadas


cortas y braceo rápido, esa energía que ahorres será fundamental luego. Es de suma importancia saber planificar y programar los entrenamientos, usar criterios lógicos, variar las intensidades, duración y estímulos para mejorar nuestra capacidad, con el objetivo de llegar a la competencia en la mejor forma posible y sin lesiones. Les recomiendo que dividamos nuestros entrenamientos en períodos Preparativo, Precompetitivo y de Competencia teniendo en cuenta la fecha de la carrera a competir, organizaremos toda la planificación hacia atrás en: En el Período Preparativo, buscaremos trabajar la fuerza, ayudándonos del gimnasio, preparar nuestros músculos, ligamentos y tendones, al mismo tiempo trabajar el consumo máximo de oxígeno, mejorando nuestra capacidad. Para desarrollar la fuerza y la potencia aeróbica, es necesario trabajar cuestas, ascensos y descensos, y realizar salidas largas en montaña. En el Período Precompetitivo, es conveniente abandonar las cargas intensas en el trabajo de la fuerza , y buscar alargar las distancias y la intensidad de las salidas, trabajar a velocidades casi máximas desarrollando trabajos de calidad, mejorando así nuestro sistema cardiovascular y la recuperación del ácido láctico, fundamental para asimilar las largas distancias. Por último, en el Período Competitivo, en este periodo debemos asimilar lo entrenado en los anteriores, su característica principal es la recuperación, buscando la supercompensación y obteniendo el máximo potencial para afrontar la competencia. La mayoría de la gente que participa en carreras de aventura lo hace por satisfacción, por el encanto del paisaje, por desafío y superación personal, es importante recordar que un buen entrenamiento debe estar acompañado de descansos adecuados, hidratación y una buena alimentación, es por eso que mi recomendación es que no realices más de una competencia por mes si eres novato y hasta dos por mes si eres un corredor más avanzado. Durante la competencia disfruta, observa el paisaje, para en las cumbres para contemplar el horizonte, descubrí la buena gente que encontrarás en las carreras, pone como objetivo terminar el desafío, se paciente, irás mejorando tus marcas a medida que ganes experiencia, y recordá que el running siempre te dará la revancha.

00 SATURN


SALUD

Dr. Fabián H. Lavalle Farmacéutico M.N. 11060 Bioquímico M.N. 7208

10 SATURN

La osteoartritis es una enfermedad degenerativa del cartílago articular que produce disminución del espacio articular y cambios en el hueso subyacente. Afecta a un porcentaje importante de la población y su incidencia aumenta a medida que avanza la edad. La enfermedad es más frecuente en mujeres y causa importante morbilidad por dolor y pérdida de la función. El tratamiento recomendado incluye mantenimiento del peso ideal, fisioterapia, terapia ocupacional y analgésicos. Sin embargo, estas medidas no revierten el proceso degenerativo. Desde hace más de una década se viene investigando la utilidad de la glucosamina para el tratamiento de la osteoartritis. En esta nota se presenta un resumen de un estudio reciente donde se evalúa la eficacia de un programa de caminata progresivo y la suplementación con glucosamina en pacientes con osteoartritis de cadera y rodilla. La glucosamina es una sustancia que se forma en el organismo a partir de la glucosa y el aminoácido glutamina. La glucosamina forma parte de los aminoglucanos y proteoglucanos que interactúan con las fibras de colágeno y elásticas del tejido cartilaginoso. Los proteoglucanos fijan agua y cationes para formar una capa elástica viscosa que actúa como lubricante y protege al cartílago, confiriéndole resistencia contra la tensión mecánica. La osteoartritis sería el resultado de la disminución de la síntesis y el aumento de la degradación de la matriz cartilaginosa. la administración de glucosamina exógena estimularía la síntesis de matriz cartilaginosa y brindaría protección inespecífica contra el daño químico. Su administración como sal sulfato proporcionaría al cartílago articular la materia prima necesaria para la síntesis de glucosaminoglucanos, promoviendo así la reparación y la reconstrucción del cartílago. En el estudio que se presenta a continuación se evaluó los efectos de un programa progresivo de actividad física más la ingesta de sulfato de glucosamina en pacientes con


osteoartritis leve a moderada de cadera o rodilla. Participaron del estudio 36 personas de baja actividad física con edades comprendidas entre 42 a 73 años. Se les suministró 1500 mg diarios de sulfato de glucosamina por un período de 6 semanas luego del cual comenzaron con un programa de caminata progresivo de 12 semanas durante el cual continuaron con la ingesta de glucosamina. Se hicieron 2 grupos al azar para que caminen 3 y 5 días a la semana y se les suministró un podómetro para contabilizar los pasos. En ambos grupos la caminata fue gradualmente incrementada hasta 3000 pasos diarios las primeras 6 semanas y 6000 pasos diarios las siguientes 6 semanas. El estudio nse extendió a 24 semanas. Resultados: durante las primeras 6 semanas cuando solo se usó la suplementación con glucosamina, el nivel de actividad física, la funcionalidad física y un índice que mide distintos síntomas de la enfermedad como dolor y rigidez mejoraron. Entre el comienzo del programa de caminata (semana 6) y el final del estudio (semana 24) se comprobaron mayores mejoras. No hubo diferencias significativas entre el grupo que caminaba 3 días a la semana y el que caminaba 5 días semanales. Conclusiones: si bien convendría realizar estudios con una población más numerosa se puede concluir en principio que en personas con osteoartritis de cadera o rodilla, una caminata de un mínimo de 3000 pasos (alrededor de 30 minutos), en sesiones de al menos 1500 pasos cada una, realizada al menos 3 veces a la semana, en combinación con sulfato de glucosamina, puede reducir los síntomas de osteoartritis. Esta cantidad de caminata si bien es menor a las recomendaciones corrientes de actividad física para la población en general, sigue las recomendaciones para la población con artritis.

Bibliografía: da Camara CC, Dowless GV. Glucosamine sulfate for osteoarthritis. Ann Pharmacother. 1998 May;32(5):580-7. Deal CL, Moskowitz RW. Nutraceuticals as therapeutic agents in osteoarthritis. The role of glucosamine, chondroitin sulfate, and collagen hydrolysate. Rheum Dis Clin North Am. 1999 May;25(2):379-95. Delafuente JC. Glucosamine in the treatment of osteoarthritis. Rheum Dis Clin North Am. 2000 Feb;26(1):1-11. Leffler CT, Philippi AF, Leffler SG, Mosure JC, Kim PD. Glucosamine, chondroitin, and manganese ascorbate for degenerative joint disease of the knee or low back: a randomized, double-blind, placebo-controlled pilot study. Mil Med. 1999 Feb;164(2):85-91. Norman TM Ng Kristiann C Heesch, Wendy J Brown Efficacy of a progressive walking program and glucosamine sulphate supplementation on osteoarthritic symptoms of the hip and knee: a feasibility trial. Arthritis Research & Therapy 2010 12:R25. Arthritis Research & Therapy 2010, 12:R25 http://arthritis-research.com/content/12/1/R25 Trial Registration: Australian Clinical Trials Registry ACTRN012607000159459.

00 SATURN


SALUD Y NUTRICIÓN

TEXTO: Dra Claudia Durán Medica Especialista en Nutrición - M.P: 16404 - M.N:73561. La Plata (40 entre 25 y 26) 0221-155249710 - 0221-4799895. Capital Federal (Velasco entre Malabia y Acevedo): 011-1538738464 claudiaduran@fibertel.com.ar claudiaduran@nutrime.com

L

El error de un programa de adelgazamiento es llevar adelante una dieta en la que no se come prácticamente nada, pero además, porque se toma como algo pasatista. El nombre dieta da la idea de algo con principio y fin, pero cuando alguien es obeso, requiere tratamiento de por vida.

o más importante es no hacer nada sacrificado ni extremista porque no se soporta. El médico nutricionista educará al paciente en la cuestión nutricional para cambiar su mirada hacia la obesidad. Todos en algún momento leímos artículos donde se detalla día a día una dieta casi imposible de sostener, donde se debe prestar una atención exagerada. Pero el famoso mantenimiento, que se logra a través de la educación, se da si el paciente incorpora la información y aprende lo que tiene que comer, a la par que se permite transitar el proceso necesario de encuentro mente-cuerpo que adelgaza... logrando asociar lo corporal a sus propios sentimientos y emociones. Probablemente, tanto profesionales como pacientes estamos encarando mal las cosas. En primer lugar, fue una lucha considerar la obesidad como una enfermedad; desde el vamos, y si se entiende mal el problema no se pueden tener buenos resultados. En segundo lugar, hay que entender que la obesidad no se cura y si no se cura, el tratamiento debe ser de por vida. Si el paciente baja un diez por ciento de lo que pesa cuando comienza el tratamiento ya recupera la salud integral; normaliza la presión, los lípidos y mejora sus indicadores de riesgo. Si el paciente quiere más, está muy bien, pero lo importante es que recupere una vida normal. Qué tener en cuenta antes de empezar un plan alimentario Tenemos que saber que todo lo que comemos está formado por tres tipos de macronutrientes: hidratos de carbono, proteínas y grasas, y es solamente en la calidad y la cantidad de ellos donde debemos poner atención. Llo primero que se debe hacer cuando se encara un plan es realizar el diagnóstico. La obesidad es como cualquier enfermedad, y hay que darle la mirada médica que corresponde. Pero en esa lucha, los médicos nutricionistas, pueden tener la colaboración de otros profesionales como psicólogos, kinesiólogos, licenciados en Nutrición, que contribuirán a mejorar esta patología que es multifacética. Pensar en una dieta solamente es como mirar por el ojo de la cerradura. Hay que apuntar al balance negativo logrado entre mayor gasto calórico y menores ingresos calóricos. El paciente tiene que aprender el manejo de la porción, la distribución de la comida y la calidad de lo que come, al igual que comenzar a conocer sus sentimientos y emociones relacionados al acto de comer... ¿Existen alimentos prohibidos? En general, los mitos indican que si se realiza una dieta no hay que comer ciertos alimentos como

12 SATURN

pizzas, chocolates o helados. La verdad es que no es así. No existen alimentos prohibidos, todo se puede comer si se sabe manejar. El tema es cómo maneja el paciente obeso, que en general es dependiente de los alimentos, la cuota que le toca con los alimentos menos aconsejados, y como canaliza emociones y sentimientos a través de la comida. Por eso, es irreal proponerse no considerarlos. Todos los estudios recientes afirman que la restricción desata mecanismos cerebrales de contra regulación que conducen a la compulsión. Comemos alimentos industrializados que tienen muchas calorías y muchos conservantes que estimulan la insulinoresistencia. También es muy cierto que el comer no es solamente por hambre física, corporal, sino que muchas veces comer tiene que ver con las emociones, los sentimientos... son las “ganas de comer”. Un 40 por ciento de la población argentina que está por debajo de la línea de pobreza es obesa, con alto contenido calórico y poco nutriente. La diferencia es que los obesos de la riqueza tienen muchas calorías pero con nutrientes. Lo cierto es que en poco tiempo, los países con educación respecto de estas enfermedades crónicas, disminuirán problemas cardiovasculares, pero los subdesarrollados y con desinformación sufrirán mayores patologías. La obesidad es la enfermedad endócrino-metabólica más frecuente con importantes repercusiones sobre la morbi-mortalidad de quienes la padecen, y por eso constituye un importante problema de salud pública. En la Argentina, entre el 55 y el 60 por ciento de la población adulta padece de algún grado significativo de exceso de peso. El porcentaje preocupa a los especialistas en obesidad y trastornos alimentarios porque la legislación es reciente y al no haberse reglamentado, no se puede aplicar. ¿Qué no debe faltar para tener una buena alimentación? El ideal es establecer parámetros de buena alimentación en base a proteínas de carnes y lácteos, acompañados por hidratos de carbono y establecer un vínculo de contacto con los alimentos “prohibidos”, mediante una relación saludable con ellos, sin represión, con ciertos límites. ¿En qué alimentos están las proteínas? Debemos elegirlas de aquellos alimentos con mucha concentración de éstas, pobres en grasas y que además aportan hierro, como por ejemplo el cuadril, lomo, nalga. El yogur y leche totalmente descremados que brindan calcio, y todos los pescados. Sin olvidar la pechuga de pollo. Beneficios de ingerir alimentos con proteínas Si se cubre el requerimiento proteico estaremos contribuyendo enormemente a una mejor regulación metabólica y a satisfacer la saciedad. Otros macronutrientes Los hidratos de carbono están en alimentos como frutas, legumbres, verduras, cereales y pan. Con estos alimentos, tenemos una enorme variedad de posibilidades de preparación de comidas, sin hacer tanto hincapié en la restricción, sino más bien en no abusar o bien reducir el uso de grasas como aceites, mayonesa o manteca, en su preparación. Es importante saber que estos macronutrientes aportan en su variedad una gran cantidad de micronutrientes como las vitaminas y minerales que son absolutamente necesarios para la vida y la prevención de diferentes enfermedades.


00 SATURN


SUPLEMENTACION

En la primer parte de la nota se hizo mención a las funciones fisiológicas, los síntomas de deficiencia, el metabolismo y las fuentes alimenticias de este nutriente. En esta segunda parte efectos beneficiosos de la colina sobre el rendimiento en otros deportes. Usos terapéuticos: Tratamiento de hígado graso y cirrosis: El hígado cumple un rol muy importante en el metabolismo de las grasas. Por distintos motivos, la grasa puede acumularse progresivamente e n e l h í ga d o y e n o c a s i o n e s l l e ga r a ocupar más de la mitad de la totalidad del hígado. Este depósito patológico de grasa se llama hígado graso o esteatosis hepática, y como suele suceder con casi todos los trastornos crónicos del hígado no produce síntomas, al contrario de lo que gran parte de la gente piensa, dado que cuando se tiene síntomas como dolor o molestias en el tracto gastrointestinal o dolores de cabeza se le atribuye a un problema en el hígado, y en general se debe a un problema estomacal, intestinal o de la vesícula biliar. Volviendo al tema del hígado graso, si el hígado se inflama como consecuencia del depósito excesivo de grasa se denomina esteatohepatitis. Si bien una de las principales causas de esta patología es la ingesta excesiva de alcohol y no ha podido probarse que el uso de colina sea efectivo para el tratamiento del hígado graso por exceso de alcohol, hoy sabemos que el exceso de grasa en sí mismo puede ser causa de esteatohepatitis no alcohólica. Y el sobrepeso, que puede ser solo de unos pocos kilos, es un factor de riesgo para esta enfermedad. Desde ya que no todas las personas con sobrepeso la desarrollarán, debe existir una predisposición genética u otras enfermedades asociadas, como diabetes o dislipidemias (alteración en los lípidos plasmáticos). En estos casos, junto con una dieta adecuada y la práctica de una actividad física, el uso de colina, betaína y otras sustancias lipotrópicas puede ser de gran utilidad. Además, se sabe que la acumulación grasa en el hígado cuando hay deficiencia de colina se debe a la incapacidad del hígado para sintetizar

14 SATURN

suficiente fosfatidilcolina, componente fundamental de las lipoproteínas de muy baja densidad (VLDL) las cuales se encargan de transportar los triglicéridos desde el hígado a la sangre. Por último, creo necesario mencionar que otra medida importante para los pacientes con esteatohepatitis es usar racionalmente aquellos medicamentos hepatotóxicos, teniendo en cuenta que muchos de ellos son de venta libre, como el paracetamol o el diclofenac, por ello no hay que automedicarse y consultar antes de usar cualquier medicamento con el médico o el farmacéutico. Niveles elevados de colesterol y homocisteína: Si bien son necesarios más estudios ya que no existen resultados concluyentes, el uso de altas ingestas de colina puede aumentar la solubilidad del colesterol, disminuir el colesterol total y aumentar el colesterol HDL (colesterol bueno), con lo cual podría disminuir la probabilidad de aparición de ateroesclerosis. Por su parte, los niveles aumentados de homocisteína (hiperhomocisteinemia) han sido asociados con el incremento del riesgo de muerte por causas cardiovasculares incluida la enfermedad coronaria y la aterosclerosis carotídea. Otros estudios demostraron la asociación con la enfermedad vascular cerebral, especialmente el accidente cerebrovascular (ACV). Además de los procesos ateroscleróticos, otros procesos como la depresión o el cáncer, se asocian con frecuencia a la hiperhomocisteinemia. La betaína, que es un metabolito de la colina, está implicada en el metabolismo de la homocisteína, transformándola en el aminoácido metionina. Si bien es una ruta alternativa para el metabolismo de la homocisteína podría ser un mecanismo importante para disminuir los niveles de homocisteína en situaciones donde hay déficits de

2º PARTE

otras sustancias conocidas como donantes de grupos metilo, como el ácido fólico y la metionina. Enfermedad de Alzheimer: La colina es una molécula relacionada estructuralmente con la formación de la fosfatidilcolina, esfingomielina, la acetilcolina y la dadora de grupos metilo betaína. Una deficiencia de su ingesta afecta procesos como la señalización celular, la bioenergética, la integridad de las membranas celulares, además de las funciones neuronales y cardiovasculares. Si existe un aporte deficitario de betaína, la colina se utilizará al mismo tiempo como dadora de grupos metilo lo que afectará, por ejemplo, la síntesis de acetilcolina. Esto sentó hace 20 años la hipótesis colinérgica de la EA, traducida en el déficit cognitivo característico de la enfermedad debido a una menor síntesis del neurotransmisor acetilcolina. Sin embargo, en estudios clínicos no pudo establecerse en forma fehaciente un efecto


terapéutico para la colina en esta enfermedad ni en otros desórdenes del sistema nervioso (disquinesia tardía, corea de Huntington), aunque es pertinente aclarar que suele darse una reducción general en la concentración de todas las sustancias neurotransmisoras. Se ha observado que la administración de colina en fases tempranas de la vida de la rata evita el déficit de memoria cuando éstas envejecen. A su vez, existen otros estudios clínicos que sugieren una respuesta favorable al uso de colina en la conservación de la memoria en adultos mayores, y se sabe que los pacientes con problemas de memoria o desmejora moderada en algún proceso cognitivo tiene mayor probabilidad de desarrollar la enfermedad de Alzheimer. También se ha observado que los pacientes con esta enfermedad a menudo tienen niveles de homocisteína más elevados cuando se los compara con personas sin la enfermedad (ver m á s a r r i b a l a e x p l i c a c i ó n s o b r e h o m o c i s t e í n a ) . Ta m b i é n s e h a mostrado que los suplementos de betaína disminuyen los niveles de homocisteína y aumentan levemente los de serina y cisteína. Esta molécula debiera ser administrada junto con ácido fólico, cobalamina (vitamina B-12) y fosfato de 5`piridoxal (vitamina B-6). Los alimentos ricos en betaína incluyen la remolacha, hígado, huevos, pescado, legumbres y granos integrales. Efecto ergogénico: Si bien como se dijo en el número

anterior el efecto ergogénico puede estar relacionado en parte con la intervención de la colina en la síntesis de compuestos tales como la creatina y la carnitina, su relación con la mejora del rendimiento deportivo estaría dado por ser el precursor del neurotransmisor acetilcolina. El primer paso en la contracción muscular es la liberación de dicho neurotransmisor por parte de la célula nerviosa que inerva a la célula muscular. O sea, el impulso nervioso hace que se segregue acetilcolina en el espacio que queda entre el axón de la motoneurona y la célula muscular (o fibra muscular) llamado unión neuromuscular o placa motora. Cuando se libera acetilcolina en cantidad suficiente se inicia la contracción muscular. Si no hay acetilcolina el músculo no se contrae, aunque tenga suficiente cantidad de carbohidratos, enzimas y otros nutrientes indispensables para su funcionamiento. En condiciones normales hay suficiente cantidad de colina en sangre para asistir a la producción de acetilcolina por parte de las motoneuronas. Incluso en carreras de 5, 10 y 21 kilómetros no suele haber un descenso marcado de colina, sin embargo, cuando se realiza un ejercicio intenso y prolongado, como una maratón (42kms) o se ejercita por más de 2 horas, hay un descenso en los niveles plasmáticos de colina. Conlay en 1986 demostró que los corredores que completaban la Maratón de Boston sufrían un descenso en los valores de colina plasmática de un 40% comparado con los valores antes de iniciar la carrera, y que la concentración comenzaba a disminuir a partir de los 25kms. Estudios posteriores (Sandage en 1992) demostraron que la ingesta de un suplemento con colina podía prevenir la disminución de la colina plasmática en un trabajo de resistencia prolongado y además aumentaba el rendimiento de los individuos que suplementaban como lo indicaba el menor tiempo requerido para terminar la carrera (comparado con placebo, o sea con una sustancia sin efecto ergogénico). El Dr. Richard Wurtman del MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts) quien estudia los

15 SATURN


posibles beneficios de la acetilcolina en pacientes con enfermedad de Alzheimer opina que muchos corredores de maratón, luego de la carrera muestran indicios de confusión y falta de memoria similares a los síntomas observados en los pacientes con Alzheimer. Muchos fisiólogos del ejercicio creen que la desvastadora fatiga que muchos sienten al finalizar una maratón o u triatlón se debe a la falta de acetilcolina. En un estudio la ingesta de 2 gramos de colina antes de iniciar el ejercicio fue suficiente para prevenir el descenso de colina plasmática durante un ejercicio prolongado. Existen otros estudios que han comprobado efectos beneficiosos de la colina sobre el rendimiento en otros deportes. Pero esos estudios y las conclusiones finales estarán en el próximo número de Saturn Magazine Bibliografía: Goodman & Gilman´s, The Pharmacological Basis of Therapeutics, Tenth Edition, Mc Graw Hill. Present Knowledge In Nutrition. Eighth Edition. Edited by Barbara A. Bowman and Robert M. Russell. ILSI Press. Washington, DC. Lao JI, Beyer K, Ariza A,The Homocysteine Pathway: A New Target for Alzheimer Disease Treatment? Drug Development Research 62(3): 221-230, 2004. Committee on Military Nutrition Research, Institute of Medicine, The Role of Protein and Amino Acids in Sustaining and Enhancing Performance. National Academy Press, Washington, D.C. 1999. López Chicharro, Fernández Vaquero. Fisiología del Ejercicio 3ra. Edición. Editorial Médica Panamericana, 2006. Michael T. Murray, Encyclopedia of Nutritional Supplements, Prima Publishing, 1996. Dr. Fabián H. Lavalle - Farmacéutico Bioquímico M.N. 7208

16 SATURN 00 SATURN

M.N. 11060 -


17 SATURN 00 SATURN


18 SATURN


00 SATURN


00 SATURN


Saturn Supplements