Issuu on Google+

LA BROMADECOQUENA CAPÍTULOI

H

ace mucho tiempo había un hombre que se llamaba Coquena. Él se ocupaba de cuidar a todos los animales sueltos y especialmente a las vicuñas. En ellas cargaba todo su oro y

plata. Para que nadie se lo sacara lo llevaba de un lado al otro. Coquena aparentaba ser muy bajito. Usabaun sombrero tan aludo que al mediodía le hacía sombra a todo el cuerpo. Él llevaba un poncho de vicuña y unas ojotas de cuero. Coquena dejaba cazar a los más necesitados y cuando alguien quería matar a un animal porque sí, al disparar los tiros, él los hacía desviar y si se enojaba mucho, les tiraba una tormenta eléctrica o provocaba que se cayera por un precipicio.

CAPÍTULOII


Un hombre pobre fue a cazar con su arma pero no veía nada. De repente escuchó pasosy se escondió atrás de una piedra grande. Vio unas vicuñas que pasaban trotando y la última cargaba a Coquena, quien le preguntó qué hacía con ese rifle. El señor le respondió que estaba cazando para alimentar a su familia. Coquena le entregó una bolsa llena de oro. Cuando el pobre llegó a su casa, abrió la bolsa con su familia y al ver la plata fueron

a

comprar todo lo necesario. El hombre les dijo a sus parientes que no dijeran nada porque era un secreto.

CAPÍTULOIII El pobre tenía un hermano rico y envidioso que lo fue a visitar y se enteró, gracias al sobrino, que su pariente consiguió dinero. Así que, con más envidia todavía, se vistió de pobre y fue a buscar a Coquena.

Caminó durante horas descalzo y por fin encontró lo que esperaba. Cuando Coquena habló con él se dio cuenta que estaba mintiendo y buscaba oro. Entonces le dijo que le iba


a dar algo que nadie se lo podría quitar. Agarró un tulipán, le tocó la cabeza con él y le avisó que no espiara lo que tenía hasta llegar a su casa. El rico lo obedeció. Por el peso que llevaba creyó que era una gran bolsa de oro. Al volver a su hogar se miró en el espejo y descubrió dos cuernos largos y gruesos. Todo el mundo escuchó sus gritos.

FIN


La broma de Coquena