Page 1

febrero-marzo 2010 this magazine is free.

no. (4)

taladros

klaudya estefanía / rené almanza / elena tinoco / edgar mt / beto gtz / ana hop / annika börm / isaac contreras / samuel alazraki / gretel joffroy / marisol escamilla / patricia lara / alain kirili / vania velázquez / daniel escoto / eduardo ávalos vélez / juan carlos cano / camila jurado / hong kong blood opera / karen huber / mauricio garcía lazard / claudio sodi / manuel marañón acuña / guillermo álvarez pando / javier moctezuma /


pre.face

arigato gozaimasu

abel ibáñez galván director | editor | diseñador abel@errr-magazine.com

ana estrada ventas ana.estrada@errr-magazine.com

andrea belmont fotógrafa | co-editora andrea.belmont@errr-magazine.com

arturo amaya ventas arturo.amaya@errr-magazine.com

ana hop fotógrafa ana.hop@errr-magazine.com

rodrigo navarro montealegre relaciones públicas ro.navarro@errr-magazine.com

consejo editorial: josé luis bobadilla, rodrigo márquez tizano, gabriel bernal granados, karen huber, paulina magos por su apoyo, palabras, silencios y compañía en esta gran aventura, agradecemos a patricia galván, abel ibáñez flores, abraham ibáñez, david ibáñez, josué ríos, pola novelo, daniel fernández de córdova, dalia grimaldo, alejandra garcilazo y al equipo de produccion de código df, michele albertini, sergio herrera, rafael macías, marisol ávila, leticia alarcón, daniella trigo, persi medrano, rodolfo sánchez cortes, iván hernández, leonardo flores cano, karla del rio, ernesto zeivy, marisel sandoval, agustín peña, bernardo pérez dounce, otho castellanos, boris fuland, alicia rodríguez avila, jacobo márquez, omar ugalde, a todos nuestros colaboradores, a todas las demás personas que desde donde están han puesto su grano de arena y muy especialmente a nuestros amigos de:

errr-magazine.com | facebook.com/errr.mag | twitter.com/errr_magazine

® errr es una marca registrada. Año 0, Número 4. Fecha de publicación: Febrero-Marzo 2010. Revista bimestral y gratuita. Edición: Lead Generation Services S.C., Eje Central Lázaro Cárdenas 639-A, Col. Nueva Industrial Vallejo, Delegación Gustavo A. Madero C.P. 07810, México, D.F. Número de certificado de reserva 042008-091713151200-102 con fecha del 17 de septiembre de 2008, ante el Instituto Nacional del Derecho de Autor; certificado de licitud de título y certificado de licitud de contenido en trámite, ambos ante la Comisión Calificadora de Publicaciones y Revistas Ilustradas. Imprenta: Preprensa Digital, Caravaggio No. 30, Col. Mixcoac, México D.F., Tel: 5611 9653. El contenido de la publicidad y de los artículos y colaboraciones es responsabilidad exclusiva de los anunciantes y colaboradores. Los artículos escritos por colaboradores externos no representan el punto de vista del editor, y no reflejan necesariamente la política editorial de errr-magazine. Todos los derechos de las imágenes son propiedad de sus autores y no pueden ser reproducidas sin el permiso de éstos.

pan


feed.back

music saves the day

today isyothe day la tengo (2003) noise pop, indie rock

The “covers” on the Today Is the Day EP make explicit what should have been obvious: Yo La Tengo are still one of the most talented acts going, and whether they’re maturing or simply cooling off these days, they’re still evolving. www.pitchfork.com

This six-song EP is warm, tuneful, noisy and fuzzed-out in typical Yo La fashion, and the slapdash feel will remind fans of the band’s early days. Highlight: a somber, slow-burning acoustic version of “Cherry Chapstick.” www.rollingstone.com

discosadness say hi (2002) indie rock, lo-fi

He knows his way around computers. He built his own machine from scratch, the PC box on which both his records, Discosadness and the latest, Numbers & Mumbles, were recorded on. He is Eric Elbogen, the front man and brainchild behind the Brooklyn-based indie-pop outfit Say Hi To Your Mom. www.inmusicwetrust.com

Elbogen assembles slow, statuesque, self-consciously “indie” rock with analog synthscapes, overlapping distorted guitars, lots of low-end, and Conorrifically quavering whispers. www.pitchfork.com

shishimumu phantom buffalo (2002) indie rock, lo-fi

The band’s jangly, psychedelic pop music has been compared to The Byrds and New Zealand’s The Chills, as well as indie-pop acts like The Shins and The New Pornographers. indie-pop-heaven.blogspot.com

I have just experienced an aural orgasm. It was messy, waxy and utterly wonderful. Usually these happen in the summer months when thoroughly excellent albums start making an appearance but this one was early, and thank goodness for that. A change of pace can be very healthy. www.bbc.co.uk


pre.face

feed.back

music saves the day ........................... (3) literature saves the day ....................... (5)

in.side

klaudya estefanía márquez ................ (6) rené almanza ................................. (8) elena tinoco .................................... (14) edgar mt ........................................ (18) beto gtz .......................................... (24) ana hop ......................................... (28) annika börm .................................. (30) isaac contreras ................................ (36) samuel alazraki .............................. (38) gretel joffroy .................................... (42) marisol escamilla ............................ (44) patricia lara ................................... (48)

break.fast

alain kirili ..................................... (50) vania velázquez ............................. (52) daniel escoto ................................... (56) eduardo ávalos vélez ....................... (58) juan carlos cano .............................. (60)

three.some

camila jurado ................................. (64) hong kong blood opera ..................... (66) karen huber .................................... (68)

hello.hello

mauricio garcía lazard .................... (72) claudio sodi .................................... (74) manuel marañón acuña .................. (75) guille a. pando ................................ (76) javier moctezuma ........................... (78)

no. (4) taladros

twelve hours of work, and i still cant sleep. damn! the days go on and on. they don’t end. all my life needed was a sense of some place to go. i don’t believe that one should devote his life to morbid self-attention, i believe that one should become a person like other people. -travis bickle, taxi driver

the editorial

encontré mis taladros:

tres barcos gigantescos se acercan. un montón de señoras me rascan las piernas. dos helicópteros aterrizan en la regadera. un ejército de ratas que ladran duermen la siesta después de un ataque sorpesa. dos puercoespines se miran sin decir nada. el grupo de astronautas que regresa a la tierra se niega a ponerle mostaza a sus hamburguesas. tengo prohibido comer acelgas y hoy mi madre... hoy mi madre ha preparado acelgas. ojalá el sol brillara en todos lados como brilla en zacatecas. dinosaurios peludos me siguen a todos lados. catorce licuados de plátano se quedan esperando a que mejore el clima. hoy es lunes, hace mucho frío, no he desayunado, tengo mal aliento y, sin embargo, navego con mi bandera de campeón con dirección a xochimilco. casi nunca me acuerdo de las cosas que digo. catorce solía ser un gran número, hasta que supe de qué se trataba todo esto. un elefante bonzai aparece a mitad de la noche en el cuarto y descubre nuestro plan para escapar del mundo: promete no delatarnos si lo llevamos con nosotros. dos abogados se miran sin decir nada, absolutamente nada. un perro lleva tres horas siguiendo a otro perro que a su vez lleva tres horas siguiendo a otro perro que a su vez lleva tres horas siguiendo a mi abuelo que a su vez lleva más de la mitad de su vida casado y viviendo con mi abuela. ahora mismo voy a tener que llamar a los bomberos si no queremos que esto se ponga feo. ultimamente he conocido a mucha gente que compra gallinas. los gallos del vecino tomaron el control y ahora nadie entiende nada. hoy compré un rompecabezas pero en un ligero accidente perdí la mayoría de las piezas en cuanto éstas cayeron al escusado. hoy fingiré que estoy despierto y exprimiré naranjas y picaré papaya y pelaré mangos y aventaré huevos y calentaré tortillas y masticaré salchichas y las escupiré en el techo y me serviré leche en las manos y revolveré las salsas y destaparé los caños y prepararé ensaladas y desperdiciaré servilletas limpiándolo todo a pesar de estar seguro de que mañana amaneceré de un humor parecido. por más que tomé té de coca y me puse mi gorrito de alpaca me quedé dormido camino a tu casa. hoy pelearé con el mejor boxeador del mundo y me dejaré vencer. recuerdo muy bien cómo quedó la cocina el día en que intenté rebanar con mi cuchillo la caja de cereales. los televisores de todo el mundo se han acostumbrado a vernos hacer todo tipo de estupideces a las dos de la mañana. han pasado los años y aun no podría decir con seguridad cuál es la mejor hora para cortar el cesped. definitivamente hoy es un gran día. tres barcos gigantescos se alejan. abel ibáñez galván, director, editor y diseñador


feed.back

literature saves the day

el amor

marguerite duras (1971)

novela

Tres días. Tres días entre los cuales hay un domingo. El ruido aumenta, S. Thala se bambolea, luego el ruido decrece. Estalla una tormenta que encrespa la mar. Tres noches. Por la mañana, hay unas gaviotas muertas en la playa. Hacia el lado del malecón, un perro. El perro muerto está frente a los pilares de un casino bombardeado. Por encima, el cielo es muy sombrío, por encima del perro muerto. Es después de la tormenta, la mar está embravecida. El lugar del muro sigue vacío, el viento bate. La mar se lleva el perro muerto, las gaviotas. El cielo se calma. El encadenamiento continuo emerge de los petróleos. Después la mar. El sol. Duras, Marguerite, El amor Tusquets Editores, 1997, p. 27-28

las partículas elementales michel houellebecq (1998) novela

A la mayoría de los individuos que Bruno tuvo ocasión de frecuentar en el curso de su vida los motivaba exclusivamente la búsqueda del placer, si incluimos la noción de placer las gratificaciones narcisistas, tan ligadas al aprecio o la admiración del prójimo. Así se desplegaban distintas estrategias, calificadas de vidas humanas. Sin embargo, en el caso de su hermanastro había que hacer una excepción a esa regla; resultaba difícil relacionar con él hasta la palabra placer; y a decir verdad, ¿había algo que motivaste a Michel? Un movimiento rectilíneo uniforme persiste durante un tiempo indefinido en ausencia de rozamiento o de aplicación de una fuerza externa. La vida de su hermanastro, organizada, racional, sociológicamente situada en la media de las categorías superiores, parecía desarrollarse, hasta el momento, sin razonamiento... Houellebecq, Michel, Las partículas elementales Editorial Anagrama, 1999, p. 214


miedo klaudya estefanía

guadalajara, jalisco 1987 / estudiante / klaudyaestefaniaportfolio.blogspot.com/ estilismo: uli rodríguez / modelo: aleksandra bogdanova / ropa: frágil 2010 i don’t use drugs, my dreams are frightening enough. -m.c. escher


mapa

rene almanza monterrey, nuevo león 1979 / artista visual / renealmanza.net

el todo no es necesariamente mayor que alguna de sus partes: dados dos segmentos cualesquiera, existe el mismo número infinito de puntos de todos ellos. Incluso el segmento mínimo tiene tantos fragmentos como el segmento más amplio del universo. -teoría de conjuntos, georg cantor.


Jefe tres, tinta china sobre papel algod贸n, 56 x 76 cm, 2009


DPTC, tinta china sobre papel algod贸n, 56 x 76 cm, 2009

DPTC 1, tinta china sobre papel algod贸n, 56 x 76 cm, 2009


Hamaca, tinta china sobre papel algod贸n, 56 x 76 cm, 2009


Cyborg, tinta china sobre papel algod贸n, 56 x 76 cm, 2009


someone dreaming in somewhere elena tinoco

ciudad de méxico, 1986 / fotógrafa, estudiante / tangerinealamode.tumblr.com luego vinieron el viento y los truenos. una noche hubo una estrella cabalgando entre las nubes y yo le dije “consúmeme”. -las olas, virginia woolf


pets edgar mt

guadalajara, jalisco 1988 / freelancer / edgaremete.blogspot.com esperando en la carretera el autobús que me lleva al trabajo, cuando he ido ya muy justo de tiempo o hasta unos minutos tarde, tenía la suerte de encontrarme a mi compañero, el de la moto. él, muy amable acercándose me gritaba “¡vámonos, édgar!” el hecho de que fuera una motocicleta vieja y tremendamente ruidosa me causaba una pena y temor considerable, además de que tenía años sin subirme a una, pero si seguía esperando, llegaría tarde al trabajo... -moto vs. camión, edgat mt


experimentos para una metamorfosis beto gtz

aguascalientes, aguascalientes 1970 / fotógrafo, diseñador gráfico / beto@visual70.com beto egresa como diseñador gráfico de la universidad autónoma de aguascalientes en 1997. desde entonces ha participado en diferentes instituciones, revistas y exposiciones. actualmente redica en xalapa, veracruz, colaborando con el estudio danilo black. recientemente ha publicado en fifimagazine y en la revista código.


nuevo jordan ana hop

ciudad de mĂŠxico, 1984 / fotĂłgrafa / anahop.com when came back from london i was feeling very sad, i was in a really bad moment in my life. i wanted to have projects and interesting things to do so I started looking for places where people practice boxing and I found this special place downtown. it is special cause it has a lot of history and world champions. i have this emotional thing for boxing, i feel that the life of boxers are tragic most of the times. while i was there documenting the place i saw this man, antonio pitalĂşa. this was a week before he went to fight for the world championship. he works and lives in mexico but he was born in monteria, colombia. his division is light welterweight. -people you may know, ana hop


temporada baja annika bĂśrm hamburgo, alemania, 1977 / fotĂłgrafa / annika@annikaboerm.de despuĂŠs de terminar la escuela de fotografia aph en hamburgo, alemania he vivido y trabajado en alemania y la gran ciudad de mĂŠxico. el proyecto temporada baja fue realizado en las costas vacias de alemania en un inviero frio para buscar la melancolia y la poesia de estos lugares abandonados fuera de la temporada alta.


criss-cross isaac contreras

tijuana, b.c. 1984 / fot贸grafo / isaac.co@gmail.com en cine, un criss-cross es un movimiento de c谩mara en el que se alternan los puntos de vista de dos personajes que se miran mutuamente, como en una conversaci贸n.


acapulco 60’s samuel alazraki

ciudad de méxico, 1985 / fotógrafo, estudiante / samuelalazraki.blogspot.com life is one big road with lots of signs, so when you riding through the ruts, don’t you complicate your mind: flee from hate, mischief and jealousy! don’t bury your thoughts; put your vision to reality, yeah! -wake up and live, bob marley


Bull fight, รณleo sobre lienzo, 160 x 220 cm, 2009

bull fight gretel joffroy

nogales, sonora 1979 / artista / gretel@joffroy.com en la literatura como en el cine, las historias siempre son las mismas, lo que importa es como son contadas. dentro de las artes plรกsticas, siempre existirรก la pintura, pero lo valioso es la forma de expresiรณn al utilizar este medio. con una paleta de colores neutros, remitentes al desierto, al bosque y a los parajes urbanos, gretel joffroy devela un mundo interno en eterna evoluciรณn.


imarisol (love) mutilaciones escamilla mendoza

tengo 22 años, estudio sexto semestre en la universidad la salle pachuca. solía vivir en el bosque pero me he mudado con mis padres a la ciudad. la universidad absorbe la mayor parte del tiempo de mi vida, me gusta no dormir y trabajar en la madrugada bajo presión y pastillas robadas del cajón de mi mamá. en mis tiempo libres duermo, pinto dinosaurios de plástico o hago dibujos estúpidos, también soy adicta a espiar gente. intento dejar de fumar cigarillos. alcohólica y leve drogas. me gusta ver programas pendejos de televisa. quiero largarme de la universidad y trabajar para una revista, me gusta la ilustración y el diseño editorial, también la fotografía pero nunca aprendí nada. y ya fin.


upside down patricia lara

ciudad de méxico, 1984 / fotógrafa, diseñadora / lepanique.com i know, i know where to go.


anacronismo como un signo de libertad alain kirili un mensaje de alain kirili a los estudiantes de la new york studio school. www.kirili.com

En al apertura de esta exhibición, tuve un charla entre “artistas” con Ellen Phelen y Joel Shapiro. Ellos habían visto mis conjuntos de esculturas Comunión y Ségou. Joel mencionó la diferencia de la calidad de la forja de Ségou, comparada con el poder industrial de las marcas del martillo en Comunión. Yo estaba muy contento de hablar con un artista que entendía las particularidades entre fundir y forjar, incluso entre el trabajo de herrería y las marcas industriales de un potente martillo eléctrico. Una conversación así, en nuestros días, es tan extraña, que les dije que me parecía un diálogo entre dinosaurios. Ellen dijo entonces, que era más bien, una cosa entre fósiles. Para mí, todo esto significa que mi trabajo no es ningún “parteaguas” de lo que sucede. La urgencia por lo nuevo, puede ser una forma de auto-persecución, es una negación de tu libertad espiritual, de tu independencia. Mi profunda necesidad de tocar (de tactibilidad) en el arte, no tiene nada que ver con una estrategia, es en realidad, un camino para sobrevivir con una dignidad propia. En el momento en que me inicié como artista, el mundo del arte era tan teórico, con-

ceptual y virtual, que me sentí hondamente frustrado. Tuve que reaccionar: modelar y forjar fueron, por instinto, mi elección. Sabía muy bien que esas actividades estaban absolutamente pasadas de moda y que no llevaban la etiqueta de lo último. Acepté el riesgo del anacronismo –quizá del mismo modo en que lo hizo un importante predecesor como Matisse. Como pago obtuve cierta serenidad que me mantuvo lejos del frenético mundo del arte. Mis esculturas no son una amnesia, tienen profundas afinidades con épocas y civilizaciones distintas. Por último, sólo quisiera decir a los estudiantes de esta maravillosa escuela, que podrían regocijarse aprendiendo de dibujar la naturaleza y los modelos vivos. Ellos podrán darles la grandeza de elegir, y un enorme sentido de la libertad. Marzo 16, 2004. [Traducción del inglés: José Luis Bobadilla]


la tarea del entendimiento vania velázquez álvarez la tarea del entendimiento es un fragmento del texto la loca. vania nació en 1966 en la ciudad de méxico. ejerce la pintura, la docencia y la maternidad. el texto la loca surgió de la maestría en estudios de arte que cursa en la universidad iberoamericana.

El cerebro humano tiene tantas neuronas y conexiones que se estima que 100 billones de neuronas hacen un total de alrededor de 100 trillones de conexiones, si imaginamos eso en 100 millones de seres humanos que consideran que su cerebro es maleable aún en la ¡edad adulta!, la sola idea puede resultar amenazante. No nada más eso, sino de manera más sutil el cerebro contiene el cuerpo físico de la personalidad y el conocimiento, del carácter y de las emociones, de los recuerdos y las creencias. A pesar de permitir la adquisición del conocimiento y de la memoria en nuestra sociedad, además del desarrollo de la personalidad y carácter no puede ser razonable que el cerebro cambie de manera significativa porque esto significa que si el cerebro puede cambiar, nosotr@s podemos cambiar. Y si el cerebro hace cambios incorrectos podemos cambiar incorrectamente. Después de todo, la afirmación de Ramón y Cajal de que “las conexiones nerviosas están formadas, son finitas e inmutables” fueron más fáciles de creer para una sociedad que se fue alienando y aliniando poco a poco como no queriendo ver ni permitir los cambios. De esta manera, los individuos permaneceríamos como formados, finitos y con pocas posibilidades de cambio en la edad adulta. Así ha sido durante el siglo XX y también podemos decir que así tampoco ha sido. Como han aparecido estos nombres raros de científicos en este texto, quienes movidos por su voluntad e intuición llegaron a descu-

brimientos que permiten afirmar lo contrario a las afirmaciones establecidas, que se habían afianzado con el tiempo, también hay miles o millones de seres humanos quienes en diferentes áreas desde su anonimato o no, se han atrevido a desafiar lo establecido, haciendo el cambio. Donde falla el sistema, se produce la cultura. Pertenezco a la sociedad burocrática de consumo controlado1, vivo en la ciudad más grande del mundo2 de todos los tiempos de todos los lugares y desde este conocimiento de mi clase como masa, hablo desde mi individualidad por un interés en el autoconocimiento3. He heredado, recibido y mantenido una llamada conciencia social como se refiere García Canclini en el texto de la “Teoría de la superestructura” a lo que define Marx, (a quien hasta esta mañana sólo he leído a través de sus citas), que sostiene las relaciones de producción que engendran en las mentes de los seres humanos una reproducción o expresión ideal de las relaciones materiales, la cual es deformada por intereses de clase; las ideas de la clase dominantes finalmente son las ideas dominantes en cada época. En el siglo XX “nuevos” agentes de elaboración y transmisión ideológica producidos en relación con las novedades tecnológicas, posibilita que “percibamos los sistemas ideológicos como complejos de ideas, imágenes y procedimientos para la persuasión conciente e inconsciente. Los resortes inconcientes sobre la manipulación ideológica actúan, más que en la transmisión de conceptos, en las imágenes y


en las leyes que organizan la comunicación social.”4 No estático, no fijo y sujeto de constante cambio mi cerebro se adapta y es adaptable. Una de estas leyes que organizan la sociedad es la de la “ley del miedo social” como forma de control. El miedo5 insertado a través de una cultura audiovisual transmite sutil y calladamente en el inconciente la posibilidad de que un supuesto no demostrado quede como verdad verificable para seguir funcionando como organización histórica. Así, que el que mi cerebro sea maleable implica que se forma a través de los estímulos del mundo exterior y de los hábitos que yo tenga por un lado y por el otro, que si el cerebro puede cambiar eso significa que yo puedo cambiar. Este pensamiento que definitivamente irrumpiría en las leyes de la organización social, es de todas maneras el otro lado de la posibilidad de mirar. Y es que sin querer ser optimista, toda mirada tiene dos lados y el lado bueno de una sociedad que ha optado por la racionalización como medio de control de su universus es como lo destaca Gramsci, “la acción necesaria de la ideología como promotora de una praxis transformadora y como plataforma para avanzar en el conocimiento científico. Las totalizaciones de la experiencia histórica que son ideológicas en tanto incluyen, junto a verdades verificables, supuestos no demostrados, pero resultan “históricamente orgánicas” porque “organizan las masas humanas, forman el terreno en medio del cual se mueven los seres humanos, adquieren conciencia de su posición, luchan” persiguiendo el cambio social.”6 Es precisa-

mente la ideología hegemónica que conozco y vivo diariamente, la que me permite avanzar en el autoconocimiento y en mi conciencia de clase cuando estoy dispuesta a mirar7 de y desde otra manera, a cambiar desde mi “pequeña” unicidad dentro de mi condición de masa. “La persona contemporánea tiene mucho menos de personalidad integrada, es decir mucho menos de interior. Tenemos límites ideológicos a nuestra propia percepción. Mientras continuemos contemplando nuestro mundo con conceptos derivados de la sociedad burguesa, no notaremos las nuevas tendencias en la sociedad burocrática del consumo controlado. Necesitamos examinar nuestro mundo en nuestros propios términos. Sólo entonces podremos empezar a enfrentarnos a las verdaderas lagunas que hay en nuestra vida.”8 “Pero no es así de fácil, la neuroplastía es imposible sin atención y sin esfuerzo mental. Sin embargo cuando la voluntad está ahí, el potencial se torna inmenso”9 cuando como mujer, madre, universitaria, artista, ser humano con la posibilidad de la compasión me atrevo a dejar cierta comodidad heredada, aceptada y mantenida que da a cambio la sociedad de la ideología hegemónica. Cuando reconozco que mi entrenamiento para elaborar creadoramente las relaciones entre lenguaje y realidad me facilita situarme en forma crítica frente a ésta, frente a el sistema del juicio y la culpa (tan viejos y arraigados en mi y en mi sociedad), frente a la ideología como institución y por tanto como aparato de exclusión, yo misma me posibilito un espacio en común para la discusión, es


decir, un espacio político como flujo de conciencia. Entonces, el/la otr@ deja de ser el/la otr@ independientemente de su condición de trabajo para comenzar a revelarse como un ser humano que solo por serlo me deja ver el cosmos y su misterio. Y por la posibilidad de verl@, veo también mi propio misterio y la revelación del universo en mi. Parada en el jardín de las delicias: el paraíso se hace presente a través de la atención, esfuerzo mental y la voluntad para asumir otras maneras además de la razón para la comprensión de mi mundo y sus lagunas.10 Los descubrimientos científicos afirman que no sólo el cerebro produce cambios en la mente a través de la experiencia con el mundo y de los hábitos que adquirimos en esa vivencia sino que también sucede del lado contrario: “la práctica mental por si sola puede ser suficiente para promover la modulación plástica de los circuitos neuronales”.11 La tarea del entendimiento hoy quizás, es como en la de “La estética del Jardín de las Delicias del Bosco que no consiste en fomentar las brillanteces nuevas de una inteligibilidad, sino en extinguirla.”12 1 Lowe, Donald, Historia de la percepción burguesa, FCE, México, p. 289. 2 México, Distrito Federal. 3 “Los progresos técnicos han... conducido a la vulgaridad.. La reproductibilidad técnica y la prensa rotativa han permitido la multiplicación impredecible de escritos e imágenes. La educación escolar generalizada y los sueldos relativamente altos han creado un público muy amplio que puede leer y hacerse de material de lectura y material gráfico. Para proporcionar este material se ha establecido una

industria considerable.” Benjamín,Walter, La obra de arte en la época de su reproductibilidad técnica, Itaca, México, 2003, p. 76. 4 García Canclini, Néstor, Teoría de la superestructura, [editorial, ciudad, año de publicación], pp. 78 y 79. Fotocopiado. 5 “Los ratones aprenden increíblemente rápido si se les entrena a través del sonido. Si se les deja oír un beep antes de que les des un choque eléctrico en sus patas, después de suficientes repeticiones, al escuchar el siguiente beep quedarán paralizados instantáneamente porque han aprendido que el choque eléctrico viene enseguida. A esto se le llama respuesta condicionada del miedo. (Esto sucede porque el camino auditivo sigue un conducto que llega a una estructura llamada amígdala, que es donde el miedo se procesa y se recuerda; las señales visuales no llegan a la amígdala, sin embargo un entrenamiento en donde se conecten las señales visuales con el camino auditivo producen un aprendizaje mayor). Los ratones a quienes se les reentrenó para que relalcionaran la luz de un flash con el beep, fueron “genios” para saber lo que esto significaba y con sólo verla no necesitaban ya más escuchar el beep, quedaban paralizados con la luz del flash. Esto sugiere que el camino auditivo que lleva al aprendizaje se activa por la visión. Este experimento se realizó con ratones maduros. Imaginemos lo que pasa en la mente de un/a niña al estar expuesto a la programación de televisión en donde constantemente están escuchando cambios en la variación del volumen, por parte de las televisoras, además de imágenes particularmente dirigidas: un público cautivo, totalmente cautivo. 6 Ibid., p. 80. 7 Recomiendo leer los cinco aspectos en los que la relación entre clases se muestran como un proceso dialéctico. García Canclini, Néstor, Teoría de la superestructura, [op. cit.], p. 81. Fotocopiado. 8 Lowe, Donald, Historia de la percepción..., op. cit., pp. 36 y 290. 9 Begley, Sharon, Train your mind, Change your brain, Ballantine books, Nueva York, 2007., p. 24. 10 Desde esta perspectiva aún los momentos en que me encuentro en el infierno, insertada en un pensamiento totalitario, alienado, ignorante y lleno de miedo, permanezco menos destructiva. Comprendiendo que la destrucción es parte de la creación de mi vida, entiendo que “no hay nada más noble para un guerrero que una noble batalla”. Para un guerrero una noble batalla es cuando ha abandonado el deseo de la guerra y sin embargo sabe que ha de pelear. Sólo en el conciente abandono del deseo es posible la compasión ahh!! Espero que esto no esté sonando como pura ideología, quiero decir que cuando a través de la experiencia una ha optado por dejar de sufrir, el sufrimiento se transforma en compasión, estado de libertad. Se ha soltado la presa. 11 Begley, Sharon, Train your mind..., op. cit., p. 152 12 Certau, Michel de, La fábula mística, siglos XVI-XVII, UIA, México, 2004. p. 89.


cirugía plástica juan carlos cano ciudad de méxico, 1971 / arquitecto ha publicado dos libros de poemas: clemson y umpire y un libro acerca de la historia de san ángel.

Cigarras. Luciérnagas.

Tabaco.

el cazador a la espera un trago de whiskey irlandés la madrugada ácida el horizonte acre

crujen los nudillos

hace tiempo el cazador era un cirujano reconocido un zopilote (nunca apuntes a los zopilotes) buenas tardes doctor, hace tanto tiempo, cómo está la familia sabía hacer operaciones a corazón abierto extirpaba amígdalas apéndices usaba trajes de tweed, zapatos bostonianos pañuelo en la solapa

ahora espera, viejo caza sin afeitarse hurgándose los dientes buches de whiskey irlandés, siempre irlandés


Tabaco. la edad en esta edad las manos, hielos sus orejas han crecido se entumen al enfriarse por eso el gorro de lana cruda manos duras, callos, hielos a la espera de un ganso, un cervatillo, un jabalĂ­ un jabalĂ­ es un cerdo salvaje un cerdo es un cerdo

la quietud hace madrugada

el cazador prepara la escopeta limpieza exhaustiva guantes de lĂĄtex gorro azul

el bisturĂ­ rechina al cortar la piel el cuchillo rechina el bosque

aleteos un par de aves graznidos nada


Tabaco.

el cazador aguarda se hurga los dientes graznidos electrocardiogramas en línea recta la hermana muerta la madre muerta la nariz asimétrica la memoria agonizante

si el rostro cambia, seduce

mirada vacía tiempo vacío momento de apuntar sin amanecer

dedo, gatillo

bisturí

la escopeta preparada Tabaco. Graznidos. Nada.

el gatillo se congela los troncos crujen

Graznidos.


tamaulipas 153 condesa d.f. (55) 5256-2655 romanos.tv


minificciones daniel escoto

chilango nacido en 1983. ha sido guionista en radio unam, canal 22 e ibero 90.9, donde ideó y coordinó bestiario, programa de literatura. es licenciado en comunicación y ahora estudia historia del arte en la unam. tiene una novela breve y un libro de cuentos, ambos sin publicar: guerenguayabera.wordpress.com

*** Hete aquí que, una vez segura de que el viejo padre duerme profundamente, Elizabeth von Arnim saldrá con su cuaderno de apuntes y ocupará una de las pequeñas mesas en la terraza del albergue; ahí parlotean, hasta muy entrada la noche, las lánguidas solteronas inglesas y sus sobrinas, los burgueses alemanes de mostachos exagerados y zapatos con polainas, y los aristócratas polacos soportando el calor amalfitano bajo sus trajes de lino. *** Hete aquí que, en la nevería convertida de noche en lugar para los que gustan del twist, Ingeborg Bachmann, contagiada por el fervor de los jóvenes que bailan, pero conservando, al menos en apariencia, su usual temple, permanecerá sentada en silencio, enredando y desenredando los dedos en los rizos de su amante, quien en una novela famosa suya dará el nombre de Ingeborg a uno de los personajes más interesantes. *** Hete aquí que, entre los manuscritos que la autora legará a sus herederos, se encontrarán los fragmentos de una novela escrita en su juventud, acompañara a su padre en el célebre albergue frente a las aguas termales; en tal libro, tres viudas de carácter agrio, nos hacen saber sus experiencias y opiniones sobre dife-

rentes temas, mientras emprenden juntas un viaje a un país cálido, donde encuentran cierta paz mental. *** Hete aquí que la matrona Cornificia –cuya residencia es una reconocida fuente de goces, su jardín, un refugio para los desencantados, y su cocinero, una auténtica celebridad en el gremio debido a sus dátiles caramelizados– anotará, en una tablilla de boj, lo que recordará del poema que concebirá durante el día, y cuando el sueño la abata con la pluma aún en mano, la esclava nubia apartará cuidadosamente los útiles de escritura, y cobijará a su ama con un manto. *** Hete aquí que el padre de la joven Antoinette Deshoulières se presentará tarde a la mesa, una vez haya escapado de sus meticulosas obligaciones diarias como cuidador de la colección de aves de la Reina. *** Hete aquí que Cayo, el protagonista del libro escrito por la matrona, es un ganso filósofo que propugna por la restitución del honor en las instituciones públicas; una noche en que la vestal encargada olvidará cerrar las puertas del corral sagrado, el ánade escapará y se perderá en una arboleda junto con la gansas


Lavinia y Lúcula, respectivamente su mujer y su querida, quienes con simpáticos epigramas lo inducirán a abandonar sus intenciones patrióticas y entregarse con ellas a los goces del himeneo, ahí mismo entre los pinos. *** Hete aquí que Anastasia Eristavi-Khoshtaria acostumbra leer, después de la hora de la cena, el diario, redactado en francés precario, de una tías bisabuela suya que viviera la inquietud y precariedad de las guerras napoleónicas: un texto curioso, lleno de fervor devoto, repleto de diatribas en contra del monstruo Bonaparte, consejos sobre el cuidado del jardín bajo un tiempo inclemente, y suposiciones maliciosas sobre la vida venal de la servidumbre. *** Hete aquí que, aún pasado su momento de mayor fama en la corte, que durará siete años, se hablará siempre con curiosidad y especulación del papel de Antoinette Deshoulières, siendo casi una niña, en la expedición flamenca. *** Hete aquí que Anastasia Eristavi-Khoshtaria, fundadora de la pequeña escuela para niños campesinos, junto con tres amigas suyas, hijas de terratenientes de la región, asistirá al

compositor de cantos patrióticos en el estreno de una obra para títeres sobre las pugnas entre los antiguos dioses del viejo país. *** Hete aquí que, a través de los ventanales del bistrot, Mary Kennedy Fisher y su amiga verán pasar a la juventud de la pequeña ciudad, ellas con sus estilizados bonetes y los labios pintados en forma de corazón, ellos en zapatos de charol y chalecos color crema; un grupo de transeúntes aplaudirán a una niña que, vestida en pantalones bombachos y sombrero de marino, se equilibrará sobre un monociclo. *** Hete aquí que, al trabajar en la traducción de códice en lengua osética al ruso, encerrada en el pequeño estudio de paredes tapizadas, Anastasia Eristavi-Khoshtaria escuchará el cosquilleo de su plumilla contra las hojas; a unas cuantas puertas de distancia, llegará el rumor del compositor de cantos patrióticos practicando, acompañado de su mandolina, alguna nueva oda; desde la planta baja se oirá el burbujeo del samovar, anunciando que está ya lista el agua para una taza más de café en el día; muy a lejos, se percibirá el rumor del pitido del tren que recorre la comarca, sobre las recién instaladas vías.


30 años o una historia bien contada eduardo ávalos vélez eduardo es editor y poeta. es un lenguaraz en activo desde sus inicios y ha publicado en las revistas el poeta y su trabajo, replicante (edición en línea) y lenguaraz.

A Chava y Celita

Contar una historia no es cosa sencilla; el narrador necesita: poco más que un momento más una palabra única y la intención (por supuesto) de contarla. y yo pienso: que hacer una historia es hacer el Universo. (Y si comienzo tiemblo) Amores como ejemplo pocos o tal vez menos; amores que cuenten antaño sin tiempo sobreviven (podría jurarlo): sólo unos cuantos son los que beben agua, desayunan

se nutren a diario; los que con el trabajo de todos los días se levantan, se planchan se cocinan, se descansan y se vuelven a levantar con 30 años escribiendo historias (seguramente no a diario) o tal vez una sola bien contada. Queridos narradores: del capítulo en permanencia y desapego, no me cuenten un cuento de hadas o lo vida cotidiana; sino la fórmula que alimenta la inagotable llama que se ve en sus ojos queridos narradores, y que se refleja en todos nosotros: el Universo está hecho.


NARRADORES DE LA CIUDAD Cerdos ABEL IBÁÑEZ GALVÁN

• La guerra fue breve, Gabriel Bernal Granados • La ciudad imaginada y otras historias, Alberto Chimal • Los restos del banquete, Gabriel Wolfson • Cerdos, Abel Ibáñez Galván • El lounge, Ricardo Pohlenz

Libros Magenta

• Peach Melba, Carol Kauffman

Si bien es cierto que significa una posibilidad entre muchas, el cerdo es uno de los espejos más fieles en los que se ha mirado el hombre. Lejos de perseguir un autorretrato, Abel Ibáñez Galván ha buscado una deriva narrativa, fijándose en la liberalidad y en la agudeza del cerdo. Lo ha hecho con tal frescura y desdén por los andamiajes morales de la sociedad de ahora, que ha conseguido el efecto de un calidoscopio. Las piedritas y la luz que pueden admirarse a través de la cola en espiral del cerdo se corresponden con un mundo en decadencia, al cual la generación de jóvenes escritores responde con los desplantes de un nihilismo que hasta ahora no había tenido paralelo en nuestra literatura. Gabriel Bernal Granados, a propósito de Cerdos

Libros Magenta


three.some

entrevista: michele albertini

spiralling camila jurado

sus viajes a india, nepal y tíbet marcaron de por vida la mirada de esta joven fotógrafa nacida en el df. interesada por su entorno social, cultural y artístico probará pronto su suerte con una formación académica en londres. disfruta la espiritualidad tanto como la espontaneidad, la música y todo aquello que salga de la rutina. ace poco presentó su primera exposición individual.

¿Desde cuando te dedicas a la fotografía? Empecé con mi cámara de chocolate como a los quince. Me compré mi cámara profesional a los dieciseis. Soy una persona de pocas palabras. Me encanta entablar diálogos con miradas. Congelar eso es una maravilla... poder detener el tiempo, inmortalizar cosas que no van a volver a suceder nunca. Cuando tomas fotografías inmortalizas lo del exterior. La parte personal, que tú aportas, ¿dónde se muestra? Lo que me gusta son las fotos espontáneas. No me gusta lo planeado, “ve para acá” , “no está bien la luz”. No me gusta porque pierde el sentido. Yo quiero capturar momentos irrepetibles y que cuando veas una foto que ella por sí misma te cuente una historia.

¿Cómo te ves de aquí a unos años? Esa pregunta me lo hago todos los días… No sé, no me queda claro, sólo sé que tiene que ver con arte, con fotografías, con comunicar, transmitir y lograr un cambio. No encuentro un nombre a esa profesión. También eres bailarina… Sí. Bailo desde que tengo siete años y a pesar de momentos críticos en los que no estaba segura y no quería saber nada de eso, la danza es parte de mi, es medicina para el alma, sin ella no estoy bien. ¿Sientes algún parecido cuando lo haces entre la danza y la fotografía? Sí, los dos vienen desde el fondo de mi ser, los dos me nacen en lo más profundo de mí y yo soy parte de esas dos cosas


fotografía: andrea belmont

y viceversa. El origen es el mismo. Los dos son medios de comunicación para mí. La danza es decir cosas con tu cuerpo, como leí alguna vez es “pintar versos en el espacio con tu cuerpo”. Me gusta contar historias. Con las dos cosas lo hago. ¿Qué artistas te inspiran? ¿De dónde se nutre tu parte artística? Son muchos… Hay un proyecto de un francés , J.R. que tomó fotos en el muro de Palestina, retratos de personas que viven justo entre frontera y frontera. En Brasil también lo hizo, llenó los muros de las favelas con retratos gigantes. El que más me impacto fue el del Congo sobre las mujeres violadas, las retrato y fue su portavoz. Esa fusión entre fotografía documental donde realmente está criticando algo, poniendo un problema social en cuestión y al mismo tiempo es contemporáneo y conceptual, esa mezcla me encanta. Me gustaría hacer un proyecto de ese calibre algún día. Mi abuelo Carlos es un personaje muy misterioso para mí, lo he visto pocas veces en mi vida pero lo admiro mucho por su trabajo fotográfico, es un ejemplo.

three.some

¿Qué crees que puede limitar al arte en México? No hay facilidad de absolutamente nada. Culturalmente hablando, las instituciones no están bien fundamentadas. No hay bases, no hay proyectos a largo plazo, muchas escuelas no tienen la iniciativa de promover el arte. Los artistas están muy solos, tienen que crearse su camino como puedan. Subiendo las paredes, agarrándose de donde se pueda, no hay una escalera hecha. ¿Qué proyectos tienes en puerta? Estoy preparando mi primera exposición individual, el 4 de febrero. Es algo que quería hacer desde que tomé esas fotos en India hace dos años y medio y que nunca había podido ensayar. India, Tíbet y Nepal. Me cambió la vida. Definitivamente la visión que tienen allá es opuesta a la que tenemos aquí. Lo primordial es lo material, consumir, etc. No soy religiosa pero sé que trabajar con tu espíritu y tu mente puede hacer de ti una persona realmente plena, tengas o no tengas nada. Fui a muchos países con muchos contrastes. Había lugares donde la gente brillaba o al contrario todo era oscuro y miseria total. Cada rincón es un viaje distinto.


three.some

entrevista: michele albertini

advertencia: the hong kong blood opera

originarios de hermosillo, sonora y de pocas palabras. triunfaron en un concurso de bandas, hicieron giras por toda la república y a ellos no les importa, afortunadamente. prefieren aliarse con bandas que no caben en los géneros escenosos de la ciudad. sarcásticos, sí, pero honestos más. Influenciados por la energía provocada en un cuarto de ensayo, música industrial y vísceras más que ideas. the hkbo abrió un poco la boca.

Platíquenos sobre el nuevo disco: Lo grabamos en febrero pasado y no lo sacamos hasta octubre. Salió hace dos semanas a la venta. Estamos muy orgullosos de ese disco porque a diferencia de nuestro EP es más osado, es más nosotros, hicimos 100% lo que quisimos hacer. Rinde homenaje a la música industrial, al hard core, al hip hop, metal. Para el título nos gustó que fuera como una advertencia, exagerado. Es un disco muy bipolar, con muchas emociones, es duro y también sarcástico. ¿Cuál es el proceso de creatividad para The HKBO? Casi siempre hacemos primero la música, llegamos con un esqueleto de las canciones y a partir de ahí cada quien aporta algo con su instrumento. La música es lo principal.

En esta banda las letras deben ser a partir de la música. Ella aporta las emociones y la letra las manifiesta. Si hay una idea viene de la letra pero la música siempre surge de un feeling, simplemente un impulso. En ninguna parte hay una idea muy clara, todo viene de un sentimiento impulsivo. Nos gustan bandas como Blood Brothers, Refused, At the Drive In. ¿Qué importancia tiene la originalidad para su banda, qué lugar le dan? Todo tiene que ver. Es muy raro. Tienes que ponerte a escuchar mucha música para saber que tal banda tiene influencias de tal banda. Es muy difícil ser original, si te pones en un plan de “voy a hacer algo que nadie a hecho” lo más probable es que vas a terminar haciendo una mierda, carnal. Es la peor manera de empezar a hacer


fotografía: andrea belmont

música. Lo más original que se puede hacer es hacer algo que tú sientas que está bien, que a ti te guste y que sea para compensarte a ti mismo. Aquí en México, sobre todo en las ciudades más grandes, hay mucho de lo mismo que venimos escuchando desde hace años y, si no, es mucho de reproducir fórmulas de las bandas que están de moda. Podría parecer que nosotros estamos haciendo algo fuera de lo común pero al final son cosas que tienen influencias marcadas, raíces. ¿Cuándo saben que lo que están tocando es bueno, es una buena idea? Ves en el ensayo que todos están disfrutando. Tiene que darte el impulso para proyectar la energía que provocan las canciones que estamos tocando. Cuando tocamos una canción en ensayo procuramos sentir la misma energía que los demás, sino no estaríamos siendo honestos tocando un show por ejemplo. ¿Hay entre ustedes alguna ideología que los una? Somos lo que somos. Si te gusta ver en vivo un show super enérgico, donde la música se manifieste a través de tu cuerpo… Hasta puede ser terapeutico, termina el show y

three.some

puedes sentirte mejor. No hay una ideología, esta banda tiene otros fines, quizás diversión. ¿Cómo ha sido su experiencia musical en lo que va de dos años? No hay una escena, en México realmente no existe el underground. La única comunidad bien consolidada de esa manera son los anarcopunks, los fallos del sistema porque son una grupo muy fuerte. Para la música hay cosas, hay destellos. Nosotros nos empezamos a aliar con Descartes a Kant, Vicente Gayo, bandas que no caben en la escena surf, rockabilly, del Imperial. Eso esta chingón pero no es algo que sea esencial en nuestras vidas. Estamos en Intolerancia y es la única que disquera que tiene gente que piensa como nosotros. No nos cambia la vida, es trabajo, es gente que esta ahí para cuando los necesites. Todo está muy centralizado. Hace falta picar más, cavar más, entrarle más de fondo. México llamaría más la atención si fuera así.


three.some

entrevista: michele albertini

wreck what you know karen huber

estudió en la Ibero y huyo a ny para encontrarse con ella misma, su lado melancólico y mucho tiempo de sobra durante el cual se dedicó a pintar y admirar la arquitectura. karen es curadora de arte. sensible en su diálogo, honesta en su trabajo y abierta a nuevas propuestas artísticas. se interesa por el tema de la decadencia, destrucción para crear. durante marzo presentará una exposición en border.

¿Cómo diste con el mundo de la curaduría? Estudié en Florencia, también en Casa Lamm con Blanca González. En Nueva York trabajé en Art in General, una galería que tiene casi 25 años. Yo era la mano derecha de la directora. Estando ahí también estaba en una productora en contacto con la parte creativa. Esa ciudad me envolvió, fue un proceso de sacar y seguir sacando. Todo empezó a acomodarse, fui viendo qué quería. En México me metí a la galería Myto, luego fui a Miami a montar exposiciones. Me tocó mucho en muy poco tiempo. ¿Cuándo fue que comenzó a nacer en ti esa idea de decadencia? Desde Nueva York yo traía un rollo con la decadencia, los edificios; me encanta la arquitectura, me da nostalgia, me siento afortunada de estar al lado de ese edificio de

1890 o 1920: yo estoy ahí parada y es como un “hola historia”. Comencé a ponerle atención a estos nichos, a estos edificios, a estos graffitis y a las personas. De ahí me metí mucho en el movimiento beat, en la onda punk. Siempre fue algo positivo, una forma de decir que ya todo se ha perdido y queremos lo real, lo fuerte, esto está deshecho pero hay que hacer algo para revivirlo. Cuando regresé me di cuenta que la ciudad de México es muy parecida a Nueva York . Es igual, claro en menor intensidad. ¿Cómo puede la gente valorar un tipo de crisis para que surjan más ideas? Primero verse a ellos mismos, ver lo que tienes a tu alrededor, la vajilla de tu abuelita, la fotos de tus papás... la idea es tratar de transformarlo en algo que ahora es tuyo, es tu momento, tú lo haces tuyo. La clave es detenerte y


fotografía: andrea belmont

ponerte en los zapatos del otros: pensar por qué lo hizo y qué significa. El arte de hoy se tiene que pensar un poco más. Cómo curadora de arte, ¿cuál es tu objetivo al crear un universo en una exposición y trabajando con más gente? Lo que quiero lograr es transformar una exposición en una experiencia, no sólo estar viendo un cuadro en la pared. Se trata de hacer una experiencia multi-sensorial, que lo veas, que lo escuches, que huela a algo. Quiero que el público busque el arte, se enfoque más, trabaje más. ¿Cuál es la temática central de la próxima exposición en Border? Es el 13 de marzo. El tema es la decadencia tal cual y lo abordo en tres miradas. Una que es lo físico, todo lo que es obvio, lo visual en el proceso de muerte. La idea es hacerlo eterno, alargar el plazo de vida, no dejar que se muera, hacerlo positivo disfrutando esa melancolía, esa música que te da tristeza de la que se puede sacar algo chingón. Después esta la parte emocional y luego la parte social un poco inspirado en el fin de siglo en Francia, Baudelaire,

three.some

Hussmann, una época de tensión y transformación. ¿Qué tiene más peso: Karen artista o Karen curadora de arte? Son ambos lados. Yo como artista es la sensibilidad que puedes tener y la conciencia. La parte de curadora es más racional, lógica, de análisis, colocar las piezas, armonía y discurso. Me gusta empatar estas dos partes entre el discurso, es una responsabilidad en donde quiero que la gente cambie su dinámica de ver las cosas, las exposiciones, los espacios en los que se hacen. ¿Qué te ha marcado en estos días que tengas presente y quisieras compartir? Estoy muy clavada escuchando a un compositor contemporáneo. Me llama mucho la atención la música de orquesta. Se llama Arvo Pärt . Su música es muy fuerte, densa, un poco tenebrosa. Tiene muchas facetas y muchos colores. Me hace pensar que todos somos colores, tonalidades de situaciones. Lo trato de llevar a cabo con todo, co una persona puedes ver como es, igual con una exposición a la hora de montar, con los sonidos, por notas.


hello.hello

mauricio garĂ­a lazard


mauricio garcĂ­a lazard

hello.hello


hello.hello

claudio sodi


manuel marañón acuña

hello.hello


hello.hello

guillermo รกlvarez pando


guillermo รกlvarez pando

hello.hello


hello.hello

javier moctezuma


javier moctezuma

hello.hello


ERRR No. 04  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you