Page 1

los límites y la memoria this magazine is free.

no. (0)

meses después pasar tres veces por ahí ya no es necesario más bien creo que así es siempre pensé que hasta te reías lo intenté pero no de cierta manera de pronto así fue


abel ibáñez galván dirección / edición / diseño abel@errr-magazine.com karen huber / paulina magos consejo editorial in.side / saturn.bar in.side@errr-magazine.com josé luis bobadilla / rodrigo márquez tizano consejo editorial break.fast break.fast@errr-magazine.com andrea belmont fotografía blow.out / ¿are.we? andrea.belmont@errr-magazine.com abel ibáñez galván / daniel fernández de córdova webmaster dan@errr-magazine.com karen huber / rodrigo navarro montealegre relaciones públicas karen.huber@errr-magazine.com navarro.montealegre@errr-magazine.com abel ibáñez galván / paola novelo h. publicidad y comercialización abel@errr-magazine.com t: 5586 8267

dibujo: maría garcía

errr-magazine.com

® errr es una marca registrada. Año 0, Número 0. Fecha de publicación: Junio-Julio 2009. Revista bimestral y gratuita. Edición: Lead Generation Services S.C., Montecito 38-8-8, Col. Nápoles , Delegación Benito Juárez, C.P. 03810, México, D.F. Número de certificado de reserva 04-2008-091713151200-102 con fecha del 17 de septiembre de 2008, ante el Instituto Nacional del Derecho de Autor; certificado de licitud de título y certificado de licitud de contenido en trámite, ambos ante la Comisión Calificadora de Publicaciones y Revistas Ilustradas. Imprenta: Offset Santiago, S.A. de C.V. Avenida Río San Joaquín No. 436, Col. Ampliación Granada, Delegación Miguel Hidalgo, México, D.F. C.P. 11520 Teléfono 9126-9040 El contenido de la publicidad y de los artículos y colaboraciones es responsabilidad exclusiva de los anunciantes y colaboradores. Los artículos escritos por colaboradores externos no representan el punto de vista del editor, y no reflejan necesariamente la política editorial de errr-magazine. Todos los derechos de las imágenes son propiedad de sus autores y no pueden ser reproducidas sin el permiso de éstos.


untitled (for jessica smith), drew kunz

in.side

helena fernández-cavada (10) jaime martínez (24) maría garcía (40) paula llanten (46)

break.fast

daniella blejer (20) gabriel bernal granados (34) paola novelo h. (44) ricardo cázares (56) daniela elbahara (68)

three.some valeria quintero (30) mayra quintero (52)

blow.out adanowsky (62)

feed.back

abel ibáñez galván (78)

in.dex  | no.(0)


untitled, drew kunz

white.room

dandy (82) – ana hop (83) andrea sicsik del toro (84) – b. no social (85) fany sotelo (86) – ilán rabchinskey (87) natalia pepper (88) – julio cárdenas (89) patricia lara (90) – curious flux (91) argel corpus (92) – beatriz hernández (93) eduardo caudillo (94) – nahevy (95)

in.dex  | no.(0)


no. (0) los límites y la memoria

Por una vez, no erigir un sistema de lenguaje, sino demorarse en pasear alrededor de las palabras ya vigentes y construir otras tantas en donde el capricho de inveción sea la constante. Pablo Lazo Briones, La frágil frontera de las palabras

Aquiles: ¿Nunca se ha preguntado por qué estamos aquí o quién nos inventó? Tortuga: Oh, ése ya es otro asunto. Nosotros somos invenciones de Zenón (como luego verá Ud.) y la razón de que estemos aquí es para sostener una carrera. Aquiles: ¿Una carrera? ¡Qué insolente! ¡Yo, el del pie más rápido de todos los mortales, contra Ud., el más lerdo de todos los lerdos! Una carrera así no tendría ningún sentido. Tortuga: Ud. podría darme una cabeza de ventaja. Aquiles: Tendría que ser una inmensa. Tortuga: No me opongo. Douglas R. Hofstadter, Gödel, Escher, Bach

pre.face  | no.(0)


sexta hora helena fernรกndez-cavada helenafc.com

in.side 12 | no.(0)


in.side 13 | no.(0)


conversación (fragmentos)

El lugar es el estudio de Helena FernándezCavada, el diálogo se entreteje entre la artista y Helena Braunštajn.

Helena Braunštajn: Helena, en tu trabajo has desarrollado muchas estrategias diferentes que incluyen las exploraciones espaciales, corporales y de diversos materiales y soportes cuya base recurrentemente es el dibujo. ¿Qué posibilidades específicas de expresión te proporciona este medio? ¿Por qué el dibujo y no alguna otra disciplina artística? Helena Fernández-Cavada: Desde mi punto de vista estamos muy habituados a un medio como el dibujo, es decir, éste está presente en señalíticas, instrucciones y numerosas situaciones que me facilitan la relación con el espectador. En algún momento –creo cuando llegué a México– lo comencé a usar prácticamente como único medio

in.side 14 | no.(0)


de expresión por permitirme trabajar casi en cualquier situación, espacial o económica. También fue, en cierto momento, una decisión de intentar trabajar sólo con un grafito y una goma, ya sea sobre papel o sobre muro, una especie de punto cero. Esto fue hace tres años. Ahora paulatinamente he vuelto a expandir el dibujo a otros lugares, retomando otras técnicas y soportes. Entiendo el dibujo como un esqueleto, lo que tiene que ver con las estructuras, y mucho con la radiografía. De alguna forma en un dibujo se ve todo, hasta cuando borras, se queda una pequeña marca, al contrario de la pintura, que vas tapando capa sobre capa, sin dejar ver la anterior, el dibujo tiene cierta condición de transparencia, obviamente discutible y pervertible. H.B: Las diferentes estrategias del dibujo marcan sobre todo las diversas maneras de relación con el público. El espectador tiene que detenerse y acercarse, más precisamente, necesita

in.side 15 | no.(0)


in.side 16 | no.(0)


in.side 17 | no.(0)


establecer una relación íntima con tu trabajo para poder atender sus sugerencias y cambios sutiles. Al mismo tiempo, la reubicación y el traslado son fundamentales para la totalidad de experiencia que tus obras originan. ¿Cuál es tu relación con esta doble mirada del espectador que simultáneamente tiene que ser estática y dinámica? H.F.C: Bueno, si consigo que el espectador haga eso, será una gran satisfacción. De alguna forma, a esta mirada estática le corresponde un intento por detener, por parar, frenar, obviamente utópico en nuestros días. No puedo pretender una contemplación detenida, pero quizá sí un “vago ensimismamiento”, en donde el espectador mire desde distintos ángulos y lugares, quizá como un juego para la percepción, o un juego de las distancias. H.B: Claro, es ahí donde veo esta condición doble: por un lado, hay un ensimismamiento, como dices, y por el otro una constante necesidad de ex-

in.side 18 | no.(0)


perimentar con las distancias, es decir, de moverte, de captar el detalle y luego, alejarte para poder encontrar las conexiones… Es interesante ver cómo se desprende todo eso de unos dibujos aparentemente sencillos. H.F.C: Sí, en algunos casos no podemos ver nada hasta que estamos muy cerca y en otras incluso a la misma distancia el dibujo parece una mancha abstracta que podo a poco va tomando una forma reconocible. Me gusta inquirir al espectador sobre su atención o desatención, incluso a veces mostrar nuestras propias limitaciones del ver cotidiano. En parte de mi trabajo, especialmente en el dibujístico, aparecen grandes espacios en blanco o espacios transparentes, quizá silencios donde hay una sensación de ausencia. Es el espectador quien puede llenar ese espacio con sus reflexiones o articulando las referencias que hay en un dibujo o en una serie, como los materiales o los fragmentos de imágenes; en el fondo creo que están muy llenos.

in.side 19 | no.(0)


in.side 20 | no.(0)


in.side 21 | no.(0)


la creación, ¿un salto al vacío? daniella blejer

La Maga abrió los ojos, se quedó pensando. —Vos no podrías —dijo. Vos pensás demasiado antes de hacer nada. —Parto del principio de que la reflexión debe preceder a la acción, bobalina. —Partís del principio —dijo la Maga—. Qué complicado. Julio Cortazar, Rayuela

La inscripción que Yves Klein incluyó bajo la fotografía Salto al

vacío no sólo anticipó el viaje al espacio del soviético Yuri Gagarin, sino el proceso evolutivo que venía incubándose desde la aparición del action painting y cuya cristalización sería una nueva manifestación artística: el performance. Desde su escandalosa aparición en 1960, Salto al vacío ha servido como eficaz metáfora del acto creativo. Esta poderosa imagen manifiesta los dos polos que suponen el acto de crear, por un lado personifica el lado incontrolable y visceral de la condición humana, por el otro la racionalidad implícita en la planeación de la obra de arte conceptual. La primera pregunta que nos hacemos al ver la fotografía es, ¿se habrá lastimado Klein al saltar del balcón?, y después, con menor ingenuidad y sospecha nos preguntamos, ¿qué técnicas habrá empleado para realizar la fotografía? Las preguntas son relevantes a la historia de Salto al vacío, pues sus respuestas arrojan luz sobre break.fast 22 | no.(0)


la importante relación que existe entre la experimentación y la realización, entre lo visceral y lo racional que supone todo acto creativo. El 12 de enero de 1960, convencido en el poder de la levitación, el artista francés saltó al vacío –literalmente– desde el segundo piso de la casa de su amiga y dueña de una galería, Colette Allendy. Klein realizó el performance (sin colchón que lo atajara) en la casa parisina frente a Colette y el amigo de ambos, Bernardette Allain. El resultado de aquel impulso incontrolable fue un esguince en el tobillo y el precedente inmediato del arte del performance. Meses después Klein repetiría la hazaña, esta vez desde el segundo piso de una casa frente al club de judo al cual pertenecía. A diferencia del primer salto, en ésta ocasión sus amigos del judo lo esperaban en la calle con una lona entre las manos para amortiguarle la caída. En octubre de 1960 el fotógrafo Harry Shunk haría el fotomontaje que crearía la impresión de un Klein que salta, sin ningún tipo de asistencia, desde un segundo piso. La ironía en la documentación de la acción performativa se encuentra en la planeación con base en un acto espontáneo, el deseo irreprimible de saltar desde un balcón. Klein logró construir la percepción de una acción que atentaba contra su vida, lo cual de alguna manera conjuró la necesidad de ejecutarla en la vida real. La imagen sugiere superpoderes, aunque también es la foto de alguien

break.fast 23 | no.(0)


“Today the painter of space must, in fact, go into space to paint, but he must go there without trickery or deception, and not in an airplane, nor by parachute, nor in a rocket: he must go there on his own strength, using an autonomous, individual force; in short, he must be capable of levitation.” Yves Klein

Salto al vacío Performance: 1960 Fotografía: Shunk-Hender © Roy Lichtenstein Foundation

break.fast 24 | no.(0)


que ha expuesto su vida para comprobar que los humanos pueden levitar si así lo desean. ¿Será necesario saltar al vacío al momento de crear?, ¿arrojarse a la nada sin saber hacia donde nos llevarán nuestros deseos o nuestros miedos?, la respuesta se encuentra en la imagen creada por Klein; primero el salto, el deseo de levitar conquistado en la experiencia, después el registro del deseo. Al parecer saltar al vacío no basta, es una fase seguida de una trama que se ensaya hasta que la obra se concreta. El acotamiento de la obra se encuentra en sus limitaciones formales: el domino de la técnica, de los materiales y de los recursos. Su expansión en el sustrato sensible producido entre un salto y otro; en palabras de Klein: “The painter has only to create one masterpiece, himself, constantly.” Yves Klein nos demuestra que la creación debe de pasar primero por la experiencia del dolor, sin embargo cualquiera puede sufrir; el reto se encuentra en la capacidad de transformar esa experiencia en lenguaje plástico.

Daniella Blejer es profesora de la Universidad Iberoamericana, institución donde imparte cursos sobre Literatura y arte contemporáneo. Durante el siguiente año radicará en San José del Cabo para, entre otras cosas, terminar su doctorado y trabajar como corresponsal de Errr-Magazine: probablemente su siguiente artículo será sobre el arte de nadar como ballena.

break.fast 25 | no.(0)


hungry are the damned jaime martĂ­nez brightlightbrightlight.com

in.side 26 | no.(0)


in.side 27 | no.(0)


in.side 28 | no.(0)


in.side 29 | no.(0)


Jaime Martínez Sánchez (Monterrey, México 1978) ha venido especializándose en los últimos años en la construcción de montajes fotográficos, con los que busca crear paisajes o situaciones imposibles. Sus imágenes casi siempre se ubican en los terrenos de lo onírico y la ciencia ficción. Muchos de sus paisajes son escenas surreales o que bien podrían ser parte de un cuento de ciencia ficción; en dichas escenas las mujeres suelen ser protagonistas. Martínez estudió fotografía en Valencia (España) y vivió entre México, España y Alemania durante los últimos cuatro años. Actualmente vive en la Ciudad de México colaborando en revistas y trabajando en proyectos personales y exhibiciones fotográficas. – awakeco.net

in.side 30 | no.(0)


Caminé por el centro, saludé a mis amigos de Casa Vecina, comí con Mayra una asquerosa arrachera probablemente inyectada con clenbuterol y un vino regacho tirándole a Padre Quino. Hablé con Dani, de Galería Yautepec, y me acurruqué en los brazos de árbol de mi amor. Imagino, creo, caliento un poco la silla y hago como que estoy haciendo lo contrario. Mi bebé nacía y era como adulto, me veía como si yo fuera idiota y luego agarraba mis senos con dureza, suc-

ácido

cionándome rápidamente.

valeria quintero fotografías de andrea belmont

Una guayaba negra se posaba sobre el recuerdo irresponsable de un amor lejano y francamete ácido, un limón que había caído hacía una semana en la huerta que habitaba. Tener a los que amo cerca de mí. Besos con sabor a miel, no más huevos estrellados, quiero algo duro, fuerte para mi día.

three.some 32 | no.(0)


three.some 33 | no.(0)


films

Luna Papa, Bakhtyar Khudojnazarov Las tortugas también vuelan, Bahman Ghobadi Las aventuras de Kirikou y la hechicera, Michel Ocelot

books

Ayocuán: La mujer dormida debe dar a luz, Anónimo La Luna nueva, Rabindranath Tagore De perfil, José Agustín

music Zuco 103

The Stone Roses Frente!

art

Mark Ryden, pintor Oliverio Girondo, poeta Thurston Moore, músico

three.some 34 | no.(0)


three.some 35 | no.(0)


dan fouts, el montañés gabriel bernal granados

Desde niños, mis hermanos y yo escogimos cada quien su equipo, en futbol americano, futbol soccer y béisbol. Por una razón desconocida, los mejores equipos y los que más entusiasmo despertaban en nosotros, los menores, eran los equipos de mi hermano mayor. Quizá lo que nos contagiaba y nos hacía cultivar un auténtico sentido gregario de comunidad era la pasión que Güicho (así se llama mi hermano) sentía por los Cargadores de San Diego y los Dodgers de Los Ángeles. Una pasión que se nos comunicaba de arriba hacia abajo: es decir, desde la ascendencia que el hermano mayor tiene sobre los dos menores. También hay que reconocer que tanto los Cargadores como los Dodgers, en aquella época, estamos hablando de principios de la década de los ochenta, eran dos grandes equipos. El primero contaba con la guía de uno de los mariscales de campo más carismáticos de una época en la que hubo grandes pasadores... Me refiero al Montañés Dan Fouts. Pese a contar con uno de los potenciales ofensivos más altos de la Conferencia Americana, de los receptores y corredores de campo más espectaculares de ese periodo, Fouts nunca pudo guiar a su equipo a la consecución de un Súper Tazón. Los Cargadores siempre se quedaban o a la orilla de la postempobreak.fast 36 | no.(0)


rada o, estando en ella, a unos pasos de alcanzar el codiciado trofeo Vince Lombardi. Esta es una de las razones por las que Fouts no es recordado de la misma forma en que sí lo son otros mariscales de campo contemporáneos suyos, como Therry Bradshaw, de los Acereros de Pittsburgh, o Joe Montana, de los 49ers de San Francisco. Pero ninguno como Fouts por su actitud tanto dentro como fuera del campo. Ninguno como él para lanzar bombas desesperadas cuando la balanza parecía inclinada en favor del equipo contrario, y pocos con su visión de campo y con ese entendimiento perfecto con sus receptores —Fouts podía anticipar los movimientos de sus alas cerradas o podía exigirles estiradas imposibles a los receptores abiertos en el pase largo. Pero eso no era todo. A Dan Fouts se le llamaba el Montañés por la costumbre que tenía de vacacionar, al término de cada temporada regular, en una cabaña que él mismo se había construido, en el bosque, lejos de la civilización y del mundanal ruido. Dan Fouts, como más tarde lo serían Wittgenstein y Paul Bowles, era una mezcla entre un Aventurero de Acción y uno de los vaqueros de los comerciales de Marlboro: solitario y agreste, dueño de la sabiduría que suele impartir a los hombres solos el contacto frecuente y reservado con la naturaleza. Por supuesto, yo seguía con más atención los partidos de los Cargadores de San Diego que los partidos de los Jefes de Kansas City, y admiraba a los jugadores que admiraba mi hermano

break.fast 37 | no.(0)


seguramente por la admiración secreta que le profesaba en esos tiempos. Admiraba su facilidad para el dibujo y la maestría o conocimiento del oficio que iba desarrollando sin darse cuenta. [Mi hermano dejó de dibujar cuando terminó la preparatoria. Atribuyo ese abandono a una razón simple: mi hermano dejó de dibujar cuando el dibujo se le convirtió en una expectativa. Los años en los que el dibujo era parte fundamental de sus ocios —tenía cuadernos y cuadernos llenos de dibujos, que competían en espacio con las fórmulas matemáticas o las páginas de español o de historia de sus días de la escuela primaria y la secundaria— habían quedado atrás y era entonces el momento de tomar una decisión adulta. El dibujo dejó de ser un vehículo de expresión desinteresada y corrió el riesgo de convertirse en materia de una responsabilidad. Así es como me gusta entender esta suerte de decisión negativa: como un sacrificio hecho para no arrebatarle su pureza, o su inocencia, a las cosas que nos han sido más caras en los mejores años de nuestra vida.] Nunca volví a sentir tanta admiración por un deportista como por el Dan Fouts de aquellos años. El Montañés era todo lo opuesto de uno de los fetiches mediáticos de ahora: un jugador, dentro del campo, que hacía gala de los rayos que adornaban sus hombreras y su casco lanzando bombas y proyectando pases en forma de balas hacia el cuerpo de sus receptores; y fuera del campo, un hombre reservado y solitario que se dejaba

break.fast 38 | no.(0)


crecer la barba, al mismo tiempo que cocinaba huevos y tocino en una sartén frente a la puerta de su cabaña en el bosque. Más que de Wittgenstein, que también abominaba del lenguaje y sus excesos, Dan Fouts tenía algo de Henry David Thoreau y Daniel Boone. A su manera, era un marginado y un sabio, que renegaba o postergaba todo aquello que con el tiempo se convirtió en el material del que están hechos los iconos deportivos de ahora: glamour y escándalo. Y ahora que lo pienso, creo que Dan Fouts era sobre todo los dibujos de mi hermano y la admiración inexplicable que un niño siente frente a la buena estrella y el destino de algo que lo rebasa en el tiempo y en el espacio, y que para no hacer el cuento largo podríamos definir como el ascendiente que rodea el término de una fraternidad como la nuestra.

Gabriel Bernal Granados (Ciudad de México, 1973) ha publicado ensayos, poemas y traducciones en periódicos y revistas de México, Uruguay, Argentina, Perú, Cuba, Brasil, Estados Unidos, España. Tiene publicados un libro de aforismos: Partituras (Universidad Veracruzana, México, 2000); dos libros de poemas: De persiana que se abre (tsé-tsé, Buenos Aires, Argentina, 2000) y Simulaciones (Mandorla, México, 2001); el libro de prosa Historia Natural de Uno Mismo (Libros del Umbral, México, 2003) y el libro de ensayos En medio de dos eternidades (Libros Magenta, México, 2007). Junto con Ana Rosa González Matute, es director fundador del sello Libros Magenta.

break.fast 39 | no.(0)


time to pretend marĂ­a garcĂ­a maritxu_txofri@hotmail.com

in.side 40 | no.(0)


Foto original: thecobrasnake.com/partyphotos.html

in.side 41 | no.(0)


Foto original: rooze.deviantart.com/art/wait-74520360

in.side 42 | no.(0)


Foto original: flickr.com/photos/camera_freak/167461100/

in.side 43 | no.(0)


Foto original: flickr.com/photos/uropirat/366818991/

in.side 44 | no.(0)


Foto original: flickr.com/photos/when__it__rains/2611185258/

in.side 45 | no.(0)


comezón y recuerdo paola novelo h.

Mi barbilla comienza a ponerse roja, surge en ella una comezón insaciable mientras escucho una melodía que, creo yo, canta una mujer negra. Mientras escucho sigo rascando. Dicen que cuando rascas da más comezón. A mí me preocupa cuando la comezón da en lugares que uno no puede rascar muy fácil, me pongo nerviosa. Me gustan las canciones románticas pero casi siempre niego ser cursi, no me gusta ser cursi cuando tengo comezón o no me gusta tener comezón cuando soy cursi... no sé qué es peor. Voy a ponerme limón, mis labios están partidos y no creo que sea por falta de uso porque este fin de semana los ocupé mucho... me gusta ocuparlos para que no se partan. No creo que sea por falta de uso (otra vez lo pienso), más bien creo que el frío los está tratando mal. Así como cuando trata mal a mis pies y cuando creo que eso va a suceder me da por ponerme doble calcetín. Bien dicen que mujer precavida vale por dos. Dos mujeres. Siento que a los hombres les emociona mucho esa break.fast 46 | no.(0)


situación... dos mujeres. Las fantasías los envuelven y a veces me he preguntado por qué no soy hombre. Me gustaría ser hombre. De chiquita les mentía a mis primos, les decía que yo iba a tener “pilín” pero que no me creció bien. No sé si esta historia sea verdadera o sea algo que yo esté inventando pero lo recuerdo como la palma de mi mano aunque dudo de mi memoria porque no es muy buena. Podría jurar que mi mano tiene muchas líneas y que varias de ellas han desaparecido porque cuando manejo tomo el volante muy fuerte por miedo a que se me resbale en alguna curva. Mis dedos a veces tiemblan al bajar del auto. Eso me recuerda cómo me temblaban las piernas cuando bailaba el día que me enamoré. Creía que se me iba a doblar el pié y pensé que podía jugar a caerme a ver si él me recogía. No sé si me hubiara recogido. Como la vez que caché una pluma mientras iba cayendo, la caché antes que llegara al suelo y ahí me di cuenta que puedo ser una mujer muy astuta. Paola Novelo H. (México, D.F., 1984). Diseñadora de moda, desde pequeña sufría buscando jeans de su talla. Actualmente es coordinadora de vestuario en un canal de tv. Siempre quiso ser actriz. Algún día tendrá su propio programa dedicado a la moda y ama los frijoles.

break.fast 47 | no.(0)


color and light paula llanten cielodeoctubre.co.nr

in.side 48 | no.(0)


in.side 49 | no.(0)


in.side 50 | no.(0)


in.side 51 | no.(0)


in.side 52 | no.(0)


data (2) ricardo cázares

La piña es una baya. La naranja, el limón, el jitomate... La sandía es una baya. El cacahuate es un frijol. Lo que seguramente ignoras es que en 1970 la Srita. Betty Penrose de Arizona levantó una demanda de $100,000 USD en contra de Dios. La dama agraviada acusó al Todopoderoso de negligencia al permitir que un rayo destruyera su casa. Su abogado, el Sr. Russell T. Tanzie ganó la demanda dada la ausencia del acusado en la corte. No se sabe si la demandante ha sido remunerada. El primer producto con código de barras fue la goma de mascar Wrigley’s. El niño promedio en los EU comerá 1,500 sandwiches de mantequilla de maní antes de graduarse de la prepa. Casi el 50% de todos los robos bancarios se lleva a cabo en viernes. El hongo más mortífero en el mundo es el Amanita Phalloides. Los 5 diferentes venenos que contiene provocan vómito y dia-

break.fast 54 | no.(0)


rrea 6 a 12 horas después de ingerirlo. Esto último seguido de daño al hígado, los riñones y el sistema nervioso central. Esto último seguido del coma y la muerte. Ahora bien, las altas dosis de café también pueden ser letales. 10 gramos o 90 tazas en un lapso de 4 a 5 horas matan. ¿Sabías que un norteamericano promedio devora 28 puercos a lo largo de su vida? Al parecer, en algunos casos, esto también mata. La mayor gema jamás descubierta es el diamante Cullinan. Descubierto en 1905, sus 3,100 quilates fueron cortados y repartidos en la colección de la familia real británica. El rey de corazones es el único que no tiene bigote. En Iowa City un hombre fue acusado de robar máquinas de refrescos. Pagó su fianza en monedas de 10 y 25 centavos. Atila el Huno murió de una hemorragia nasal en su noche de bodas. Si dispusiéramos todas las moléculas del ADN humano en línea recta, la tira mediría 2 metros. El ADN se almacena en un núcleo de 10 millonésimas de metro. El elote promedio tiene 800 granos distribuidos en 16 hileras. ¿Sabías que el 10% de la sal extraída anualmente en el mundo se usa para descongelar las calles de los EU? El hombre promedio caminará 160 billones de milímetros a lo largo de su vida. Ahora bien, el dato es de hace 8 años y además yo cada vez veo más autos. Un fémur humano es más fuerte que el concreto.

break.fast 55 | no.(0)


Es posible preparar hasta 300 tazas de té (negro) con una libra de materia prima. Lo cual, por alguna razón, nos lleva a un dato importante: la temperatura más alta registrada en la historia moderna –esto es, desde que hay termómetros– fue de 136.4 grados F en El Azizia, Libia, el 13 de septiembre de 1922. ¿Sabías que el ser humano es el único animal que se ruboriza? Por cierto, puedo asegurar que nunca he visto a mi perro ruborizarse. Papas que murieron durante un acto de naturaleza sexual: Leo VII (936 a 939): Ataque cardíaco. Juan VII (955 a 964): Aporreado hasta morir por el marido de la mujer con quien copulaba. Juan XVIII (965 A 972): También asesinado por un marido celoso, aunque al parecer, días después de cometido el agravio. Pablo II (1467 A 1471): Al parecer, mientras era sodomizado por un paje de 14 años de edad. Si no soportas la asimetría de saber la temperatura más alta

break.fast 56 | no.(0)


jamás registrada en el mundo y no conocer la más baja, tranquilízate. No pasa nada. El plato más grande en cualquier menú del mundo es probablemente el camello rostizado del Sahara, servido, lamentablemente, sólo en ocasión de una importante boda en la comunidad beduina. El camello se rellena con un cadáver de oveja, el cual se rellena con 5 o 6 pollos, los cuales se rellenan con pescado, los cuales se rellenan de huevos, los cuales no están rellenos. El fragmento 14, sección 1211, del Código Federal de Regulaciones de los EU señala que es ilegal que un ciudadano de ese país tenga contacto con un extraterrestre o cualquiera de sus vehículos. Un recordatorio: todos nosotros (me refiero a los humanos) fuimos un organismo unicelular durante media hora. ¿Sabías que es imposible para un ser humano el lamer cualquiera de sus codos? Pensarás que la vida es muy triste, pero no soy el único que conoce estos secretos. Cualquier autoridad en anatomía humana puede confirmarlo. Y además ningún pedazo de papel puede doblarse más de 7 veces en la misma dirección. ¿Sabías que los puercos son incapaces de alzar la vista al cielo?

break.fast 57 | no.(0)


Lo anterior presenta un problema zoometafísico del tercer orden. Un estudio científico de 200,000 avestruces durante un período de 80 años no reportó un solo caso en el que un animal escondiera la cabeza en el suelo. Todos los osos polares son zurdos. Lo anterior presenta un problema práctico. O no. ¿Sabes cual es el nombre propio más grande en todo el mundo? De hecho: Taumatawhakatangihangakoauauotamateaturipukakapikimaungahoronukupokaiwe-nuakit natahu. La palabra es maorí y designa una colina en Nueva Zelandia. Bueno pues, tranquilo: la temperatura más baja registrada en la Tierra fue de 129.7 grados C bajo cero en Vostok, Antártica, el 21 de julio de 1983. El 75 % de las personas que las personas que lean este texto intentarán lamer su codo.

Ricardo Cázares (Ciudad de México, 1978) es poeta y traductor. Ha publicado Drivethru (poemas, Compañía, 2008).

break.fast 58 | no.(0)


Amanecí con la novedad de ser hermana de la esposa, de ser la amiga distante y la ninera de Sofía, la hija de la mejor amiga de mi hermana. Estuve con mis pas y una gran plebe disfrutando el sol en el día después de la boda, saboreando una deliciosa michelada y tratando de recordar qué diablos pasó ayer... Tomé un camión, llegué a la gran ciudad. Soy una imitadora callejera que se refugia en sus personajes, una danzarina fugaz y una obsesión del tiempo. Me encuentro dormida chiquititita en una cama como la de los siete enanillos, se me atravieza una piedra gigante y transparente que me hace recordar mi vida. Luego me transporta al tiempo real y me empiezo a confundir y me da miedo y corro y llego al mar y ahí subo una torre alta alta y cuando quiero despertar simplemente me aviento y justo al caer despierto.

instantánea mayra quintero fotografías de andrea belmont

Me da pena sonreir cuando las manzanas se sonrojan, me da pena olvidar en la semana los recuerdos de las guayabas, y tal vez suena irresponsable pero me da mas pena estar lejos de sus ojos negros por las mañanas. En este preciso momento quiero ser una jirafa adentro de una vaca... Nel: quiero comerme cada instante y ser lo que se es. Unos besucos, cacahuates y un caldito.

three.some 60 | no.(0)


three.some 61 | no.(0)


films

Luna Papa, Bakhtyar Khudojnazarov Los niños del Señor Batiñol, Gérard Jugnot Las tortugas también vuelan, Bahman Ghobadi

books

Momo, Michael Ende El espejo en el espejo, Michael Ende La insoportable levedad del ser, Milan Kundera

music

Absolute Beginners Cultura Profética Morcheeba

art

Martha Elba Márquez, bailarina y coreógrafa Remedios Varo, pintora Mutana Kataro, psychodelic dj

three.some 62 | no.(0)


three.some 63 | no.(0)


hígado del infinito adanowsky entrevista: abel ibáñez galván / fotografías: andrea belmont

Cuando nos reunimos para hacer las fotos, Adanowsky nos preguntó que por qué no hacíamos la entrevista de una vez. Le dije que prefería enviarle las preguntas por mail y comimos un trozo de pizza, uno cada quien, casi en silencio. Algún tiempo después, recibí su correo. ¿Cuáles son los límites que cruzas normalmente? No hay límites. Diría más bien ¿cuáles son mis límites? El límite existe si somos limitados. Somos parte del universo, somos su hígado, hígado de lo infinito. Entonces según lo que pienso, somos eternos y no tenemos límites. De los límites que has cruzado, ¿cuáles y cómo han cambiado radicalmente tu vida? Lo que ha cambiado mi vida es no pensar, hacer, acción, sin preocuparse de lo que puedan pensar los otros. El artista está aquí para dar, transmitir algo suyo y no adaptarse a lo que los otros esperan de ti. El artista existe para ofrecer su imaginario. Si empiezo a pensar que no le va a gustar algo a alguien, estoy en medio de

blow.out 64 | no.(0)


blow.out 65 | no.(0)


un camino equivocado. Lo impulsivo es maravilloso en el arte, a veces pensárselo puede ayudar a madurar una idea, pero lo mejor es tirarse al agua. Eso es lo que me ha cambiado y salvado la vida. ¿Qué límite aún no te has atrevido a cruzar? ¿Por qué? Al de la muerte. Es lo desconocido, lo que no conocemos da miedo, pero estoy aceptando poco a poco la idea que soy mortal, por lo menos físicamente. El resto no lo sé y no quiero saberlo, estoy aquí en el presente, lo disfruto mucho y no es el momento para mí de enfrentarme a eso que llamamos muerte. Llegará cuando lo necesite. ¿En qué situaciones de tu vida ha sido necesario marcar un límite? Cuando una noche un travesti me quería tomar por el culo. ¿En qué situaciones las personas han marcado sus límites contigo? Cuando entraba demasiado en ellos, cuando ya no podían esconderse detras de una máscara.

blow.out 66 | no.(0)


¿En dónde pensarías que es necesario colocar un límite en el mundo? Es terrible pensar que en tu propia tierra necesites un pasaporte. Sin él no entras en tu casa. No te aceptan y te ven como extranjero. Me parece raro cuando te dicen ¿eres extranjero? Ya hay demasiados límites, deberíamos romperlos, no necesitamos algo mejor ni peor, pero diferente, una revolución mental. Los extraterrestres deberían llegar, mostrar que existen para que proyectemos nuestra mente más lejos y no sólo en nosotros mismos. Necesitamos salir de esta tierra, estamos encerrados en una jaula, por eso hay tanta crisis, queremos ser libres y viajar en el cosmos. ¿Cuál dirías que es el límite entre la genialidad y la locura? Sólo el que les ha puesto el límite puede decirlo. Hay una frase que me gusta sobre los genios: hay los que saben que son y que no son, y los que son y que no saben que son.

blow.out 67 | no.(0)


blow.out 68 | no.(0)


¿Cuál es el límite entre lo verdadero y la mentira? ¿Qué es la verdad? ¿Y la mentira? Tenemos todos nuestra propia verdad y no quiere decir que ES la verdad. Corregiría tu frase y diría ¿Cuál es el límite entre TU

verdad y TU mentira? Mi mentira es mi verdad y mi verdad es mi mentira. ¿Cuál es el límite entre la música y el ruido? Sólo yo decido si hay o tengo límites. Ahora no necesito tener. Si hablas tanto de límites es que tienes que soltarlos, para mí no existen. Existirán quizás un día pero ahora no. No hay límites en mi momento presente. Para ser más preciso y contestar a tu pregunta: me hundo en el maravilloso silencio de la nada. Un placer.

Es amigo de Marilyn Manson, James Brown le enseñó sus pasos de baile, George Harrison sus primero acordes de guitarra, enterró su piano en su jardín y además es hijo del pánico Alejandro Jodorowsky. Este personaje que tiene una vida como la de una novela fantástica, es Adanowsky (Adan Jodorowsky), 27 años, nacido en Francia, hijo de una mexicana-irlandesa y de un chileno-ruso. www.noiselab.com/adanowsky www.myspace.com/adanowsky

blow.out 69 | no.(0)


lentes daniela elbahara

¿Qué pensarías si te confieso que nos habíamos visto antes? Contestarías, con amabilidad indiferente, es posible, en la peda. Aunque en realidad te hubiera gustado decir otra cosa, pero tu novia te tomaba de la mano. Si aceptara que me gustaste por lo bien que te van esos anteojos, sería la burla de mis amigos. Me imagino que si te los quitas al estar conmigo, fingiría que me duele la panza o que tengo que irme a dormir temprano hasta que un día surja la suficiente confianza para que te los pegue a la nariz con pegamento permanente y nunca te los vuelvas a quitar. Perdón, creo que apenas te estoy conociendo. Pero de repente me imagino contigo en la cama aquella mañana tratando de atar cabos para entender cómo terminaste aquí. No importa cómo te las ingeniaste para llegar. Y todo por atreverme a acompañarte al baño y justo cuando nadie veía. Te tome de la mano, jalándote a lo oscuro para plantarte un beso, soltarte y regresar break.fast 70 | no.(0)


a la mesa como si nada. Después de mil tragos y ninguna señal, pensé que te perdía sin haberte tenido. Pero después noté que eras un hombre bueno porque no podías negar que te gustaba, pero te lograste comportar. Y así pasó el tiempo y se hizo tarde. Entonces tuve el descaro de pedirles un aventón. Mientras tu novia manejaba cantando rolas de Motown con una muy sexy y perfecta entonación, noté que no traías el cinturón. Te lo pasé y en ese momento imaginé que se nos atravesaba un coche y que ella salía disparada y se estrellaba en un poste mientras tú y yo permanecíamos en el coche que giraba. Estábamos vivos y a salvo. Pero de inmediato la conciencia me pellizcó y me arrepentí de haber imaginado eso. Pasé a otra página soñando que rumbo al trabajo me topaba contigo. Lo chistoso es que todo esto que te cuento, me pasó por la mente en el segundo en el que te vi la primera vez. Y a

break.fast 71 | no.(0)


pesar de que no sabía tu nombre, me saludaste con una familiaridad que me agradó, pero me hubiera gustado ser más valiente para decirte ahí mismo que el día que tu me dijeras que te gustaría estar conmigo, yo sería materia dispuesta. Sin embargo, me gustaría mucho más que después de estar juntos, te desaparecieras para no volvernos a ver. Justo cuando estoy dispuesta a aceptar que estás tomado y que esto es simplemente una atracción pasajera disparada por el alcohol, me vuelvo a imaginar que te acompaño al baño y justo cuando nadie ve, te tomo de la mano, jalándote a lo oscuro y plantándote un beso para después soltarte y regresar a la mesa como si nada pero hecha un manojo de nervios y ansiedad que subsecuentemente se convertiría en una tensión sexual incómoda pero mesurada. Perdón, ¿cómo me dijiste que te llamabas? Llego a mi casa y no encuentro mi celular. Después de cinco minutos, imagino que consigo tu teléfono y te busco con el pretexto de que se me perdió en el coche de tu novia. Pero quizá lo que pudo haber pasado es que tú lo encuentres primero y

break.fast 72 | no.(0)


me marques a mi trabajo al día siguiente para avisarme que lo tienes y que vas a pasar a dejármelo. Pasas a dejármelo y después de un poco de small talk me regresas el beso que te robé. Al cabo de dos minutos, la duela tiene una alfombra de ropa nuestra. Un mapa compuesto con diferentes colores y pliegues cual dunas y valles alrededor de las copas de mi sujetador y pedazos de nieve blanca con pequeños grumos formados por las bolitas de tus calcetines blancos con las banditas café. Pero como te digo, no me acuerdo de tu nombre. No sabría buscarte, pero sí describirte mil veces. Para todos serías el tipo más normal del mundo pero para mí serías la persona con la que en estos momentos me gustaría estar.

Daniela Elbahara (Monterrey, 1978) realizó sus estudios en comunicación social por la Universidad Regimontana (MTY) y la maestría en Nuevos Medios en The New School University (NY). Actualmente se dedica al periodismo y es directora y fundadora de la galería de arte contemporáneo Yautepec en la ciudad de México.

break.fast 73 | no.(0)


odisseu/ulysses emma llensa florssalvatges.ne

in.side 74 | no.(0)


Ítaca com a lloc de partença, la terra que sempre esperarà, indiferent, el nostre retorn. Penèlope com la part quotidiana, maternal, familiar, de llar i caliu, que espera, és el que tots deixem –és l’antítesi del viatge. Odisseu, nosaltres, ¿què som, doncs, en tot el viatge? En som la part desconeguda. En abandonar allò familiar i quotidià neix una nova ànima. ................................................... Ítaca como lugar de partida, la tierra que siempre esperará, indiferente, nuestro retorno. Penélope como la parte cotidiana, maternal, familiar, de hogar, que espera, es lo que todos dejamos –es la antítesis del viaje. Odiseo, nosotros, ¿qué somos, entonces, en todo viaje? Somos la parte desconocida del viaje. Al abandonar lo familiar y cotidiano nace una nueva alma.

in.side 75 | no.(0)


Is Calipso’s island near here?

Però l’enyor. La nostàlgia. Els perduts, desprotegits.

in.side 76 | no.(0)


(a quiet) Posydon.

Pero la a単oranza. La nostalgia. Los perdidos, desprotegidos.

in.side 77 | no.(0)


Is Calipso’s island near here? II

Viatge no és línia contínua en el Temps, ni línia contínua en l’espai. Viatge és una altra cosa.

in.side 78 | no.(0)


Athena. Despite her metamorphoses, she always kept her owl eyes.

Viaje no es lĂ­nea continua en el Tiempo, ni lĂ­nea continua en el espacio. Viaje es otra cosa.

in.side 79 | no.(0)


feed.back #1 textos e imagen: abel ibáñez galván

Hace dos meses encontraron una lata de duraznos en almíbar en la alacena. La abrieron. Los duraznos estaban podridos. Ayer volvieron a encontrar otra de esas latas de duraznos en almíbar en la alacena. Por si las dudas, no la abrieron. La dejaron ahí. [Fragmento de Cerdos]

Abel Ibáñez Galván (ciudad de México, 1984) es editor y director de esta revista. Es guitarrista de Eugenia Laundry, proyecto de música experimental y de improvisación. A finales de este año, Libros Magenta publicará Cerdos, su ópera prima.

feed.back 80 | no.(0)


read

El cuerpo de Giulia-no, Jorge Eduardo Eielson Sí, Thomas Bernhard El fin de la locura, Jorge Volpi La posibilidad de una isla, Michel Houellebecq El porvenir está en los huevos, Eugène Ionesco Leviatán, Paul Auster La tumba, José Agustín Nietzsche, Rudiger Safranski

listen

In the airplane over the sea, Yoko Ono Bidibi Badibi Boo, Deerhoof A promise, Xiu Xiu Who will cut our hair when we’re gone?, Unicorns Shishimumu, Phantom Buffalo Druqs, Aphex Twin Advice from the Happy Hippopotamus, Cloud Cult Pause, Four Tet

watch

La Montaña Sagrada, Alejandro Jodorowsky 12 Monkeys, Terry Gilliam My Blueberry Nights, Wong Kar Wai Adaptation, Spike Jonze π, Darren Aronofsky Drama/Mex, Gerardo Naranjo Freddy got fingered, Tom Green De Fem benspænd, Lars Von Trier / Jørgen Leth feed.back 81 | no.(0)


white.room#1

white.room@errr-magazine.com


between.red=magenta dandy / myspace.com/ladandydandy


erlend oye

ana hop / anahop.com


untitled andrea sicsik del toro / flickr.com/photos/andreasicsik/


yellow gun

b. no social / bnosocial.com


under the same sky fany sotelo / fany_st@hotmail.com


agua

ilรกn rabchinskey / ilan57@gmail.com


black bird natalia pepper / nat.pepper@gmail.com


neurona

julio cรกrdenas / myspace.com/juliusblack


untitled patricia lara / lepanique.com


untitled

curious flux / curiousflux.com


torres de satĂŠlite argel corpus / argelcorpus@gmail.com


tostador

beatriz hernรกndez / tamaldechipilin.blogspot.com


amor incondicional eduardo caudillo / eduardocaudillo.blogspot.com


lo

nahevy / olgaportchnick.blogspot.com


white.room#2 welcome / white.room@errr-magazine.com

la casualidad. catorce artistas. catorce lenguas distintas. si quieres ser parte de este encuentro en la próxima edición de errr-magazine, envía tu propuesta a white.room@errr-magazine.com el tema es libre. la lengua también. más información: www.errr-magazine.com


where is errr? puntos de distribución gratuita en la ciudad de méxico y otros...

universidades centro de diseño, cine y televisión la esmeralda itam unam universidad del claustro de sor juana universidad iberoamericana preparatorias american school foundation, a.c. colegio ciudad de méxico colegio alemán alexander von h. colegio bilbao colegio madrid liceo mexicano japonés lycée franco-mexicain condesa / san miguel chapultepec 5 l-mento (cuernavaca 79) 57k (campeche 429) cafebrería el péndulo (nuevo león 115) centro de cultura, rosario castellanos (tamaulipas esq. b. franklin) colegio americano de fotografía ansel adams (popocatepetl 8) conejo blanco (amsterdam 67) discoteca (citlatépetl 23-c) felina (ometusco 87, esq. baja california) galería kurimanzutto (gob. rafael rebollar 94) galería yautepec (yautepec 103) kuss kuss (alfonso reyes 123) la botica (alfonso reyes 120 / campeche 396) melba (atlixco 147-d) naco (yautepec 126-b, entre michoacán y alfonso reyes) nike sportswear store (teotihuacan 18) ochö store (nuevo león 8 esq. sonora) tenis roma (tamaulipas 153) upper playground / fifty24mx (amatlán 105) videodromo (alfonso reyes 238) roma border (zacatecas 43) casa lamm (álvaro obregón 99) destructible - headquarter mx (colima 244) dime tienda (álvaro obregón 185) drgn (mérida 109 esq. álvaro obregón) galería nina menocal (zacatecas 93) good bye folk (colima 198-a) muca (tonalá 51, esq. colima) lemur (jalapa 85 esq. colima) shelter (colima 134) sicario (colima 124)

polanco buffalo antara (centro comercial antara) cafebrería el péndulo (alejandro dumas 81) centro de arte fotográfico (aristóteles 232) sicario (seneca 41) puma store (masaryk 422-b) galería mexicana del diseño (anatole france 13) sala de arte público siquerios (tres picos 29) lomas de chapultepec / santa fé café society (universidad iberoamericana) museo de arte moderno (reforma y gandhi s/n) museo tamayo (reforma y gandhi s/n) ochö store (prado norte 441) juárez/zona rosa club fotográfico de méxico (londres 75-103) ies casa de moda (amberes 70) cuauhtémoc academia de artes visuales (rio sena 43) rincón libanés (rio tigris esq. rio nazas) centro centro cultural españa (guatemala 18) centro de la imagen (plaza de la ciudadela 2) ex teresa arte actual (lic. primo verdad 8) laboratorio de arte alameda (dr. mora 7) mumedi (francisco i. madero 74) coyoacán escuela activa de fotografía (presidente carranza 138) la bipolar (malitzin 155) san ángel museo carrillo gil (revolución 1608) guadalajara dear deer (lópez cotilla 1238, col. americana) aguascalientes hidriónicos (nieto 513-7, col. centro) cancún diagonal (playa mocambo 4 sm 29, manzana 12) chicago golden age (1744 w. 18th street)

everywhere. and it’s free. take one. or two, three or four. take five. enjoy.


estoesmĂ­o. errr-magazine.com

ERRR No. 00  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you