Page 18

18

Chunchino, el apodo de un bebé. Siendo ése su origen dice mucho de lo que debería esperarse de una marca que pone el apodo de un bebé para ser identificada, percibida e interpretada por las personas. Y así lo hemos asumido. Chunchino es una marca de ropa de bebés, es un negocio que a simple vista no difiere de otras marcas. Pero en realidad no es ropa, Chunchino es un concepto y lo que ofrece a quienes compran es una nueva forma de pensar el acto de consumo. Tratamos de llevar al consumidor a considerar desde la totalidad de las manos que pasan por la elaboración del producto hasta la experiencia y consecuencia de poner esa prenda en contacto con un bebé. Vendemos una experiencia de compra que deje un aprendizaje, un mensaje que perdure y modifique a este consumidor para convertir la información que ofrecemos a otras marcas, empresas o productos. ¿Que pasaría si todas las marcas contaran cómo y quiénes desarrollan su producto? Esa es la pregunta inicial, pero la que nos hacemos nosotros es por qué no lo hacen y por qué no existe la necesidad imperiosa de saber cómo, cuándo y por qué. Detrás de casi todos los procesos productivos de las cosas que consumimos diariamente hay contaminación, explotación infantil, esclavitud y tantos otros flagelos. Hay personas sometiendo a otras, hay maltrato de tus semejantes y de tu planeta; no hablamos de máquinas o del planeta de una película de ciencia ficción. Detrás de las cosas que compramos hay personas como vos y está tu tierra, mi tierra y la tierra que habitarán tus hijos y sus nietos. Es obligación y responsabilidad de todos saber qué compramos.

LAS DOS PUNTAS DE UNA CADENA ÉTICA. LA RELACIÓN ENTRE PRODUCCIÓN Y CONSUMIDOR. Buscamos alcanzar un objetivo muy ambicioso, lograr un ciclo de vida 100% sustentable para nuestro producto y comunicarlo, compartirlo con todos. Es difícil pero venimos trabajando sobre esa idea desde el comienzo. En principio, a través de la selección de proveedores, de materias primas, y en la tarea de comunicar para difundir nuestra práctica, para tratar de contagiarla. El método de trabajo es muy sencillo; el proceso de toma de decisiones se basa en contemplar cuál es el impacto social y ambiental de lo que se propone para el producto y en base a ese análisis elegir el camino a seguir. Cualquier decisión tiene su impacto, es difícil que siempre sea de nulo impacto ambiental y socialmente positivo pero eso no implica que no deba considerarse cada vez. Hemos aprendido que lo importante es saber qué falta y pautarse metas para lograr sortear lo que se interpone entre un objetivo de mejora sustentable y la imposibilidad actual de lograrlo. Sólo así podemos ser consecuentes con nuestro discurso y a lo largo de estos años hemos debido desarrollar la paciencia sobre

revista proyecto aire n°3 - EcoRevolución  

revista digital que aborda la temática “sustentabilidad socioambiental”, creada con el objeto de difundir y promover ideas, acciones y produ...

Advertisement