Issuu on Google+

PERIODICO GRATUITO - MENSUAL- CONSTITUCION Y ALREDEDORES- 4ta EDICION

REJAS PARA EL LEZAMA? Luego de enrejar el Parque Centenario, el Gobierno de la Ciudad pretende cercar el perímetro del tradicional parque del sur de ciudad. Los vecinos comenzaron a realizar asambleas y a organizar festivales para dar a conocer el tema. Con el Lezama llegarían a 87 los espacios públicos cerrados por el macrismo.

Preso en mi ciudad En la esquina de Chile y Solís, vecinos del barrio de Constitución fueron desalojados de sus departamentos en forma violenta por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. La experiencia de estas familias es un capítulo más en el historial de conflictos y frustraciones por una respuesta concreta a la necesidad de una vivienda digna de miles de personas en nuestra ciudad

La ciudad bajo el agua Durante la madrugada del pasado 2 de abril, una inundación de 155 milímetros de agua se cobró la vida de 8 personas en Capital Federal y afectó a más de 150 mil vecinos. Las autoridades culpan a la madre naturaleza, sin embargo el gobierno porteño no actuó en forma debida ante los alertas del Servicio Meteorológico

CON EL AGUA AL CUELLO Desalojos, inundaciones, privatización del espacio público son algunos de los problemas con los que conviven a diario los vecinos del sur de la Capital. ¿Cual es la política de vivienda que lleva adelante el macrismo cuando construye barrios de lujo y desaloja a la gente humilde?


Editorial

INDICE Editorial ............................ 2 Historias de barrio ........ 3 La ciudad deseada.......... 4 Preso en mi ciudad......... 4 Vivienda digna ................ 5 Rejas Parque Lezama..... 6 Sala Alberdi ...................... 6 Inundaciones ....................7 Malvinas .............................8 Te preguntaste porqué? 8 Humor ................................ 8

“ En un país colonial las oligarquías son las dueñas de los diccionarios” John William Cooke (1919-1968)

El espacio privado de lo público Desde la última salida a las calles de El Grito del Sur, se sucedieron varios acontecimientos sociales, económicos y políticos que afectaron la vida de los vecinos de toda Capital Federal y, en particular, la de los habitantes del sur de la ciudad. En este cuarto número, presentaremos una selección de algunos de estos hechos; selección que no es azarosa y responde a uno de los problemas más importantes que sufre nuestra ciudad en la actualidad: la privatización del espacio público. La privatización implica la apropiación de ciertos bienes sociales y culturales fundamentales sin tener en cuenta el bienestar y la calidad de vida del conjunto de la población. Se desarrolla a partir de la lógica del servicio eficiente y la obtención de ganancias económicas. Incluso, si es necesario, deja a ciertos sectores sociales de lado y excluidos. Bajo el gobierno de Mauricio Macri, las políticas de Estado están puestas al servicio de los negocios del gran empresariado y dejan a la deriva a los vecinos mas humildes.

Muestra de ello son los desalojos forzados que sufren miles de personas, quienes son obligados a quedar en la calle sin ningún tipo de ayuda, cuando al mismo tiempo se construyen edificios lujosos y se especula con el negocio inmobiliario. Esta política también se puede ver reflejada en las consecuencias de las inundaciones producidas por el temporal de comienzos de abril, que destruyó hogares y dejó 8 muertos en la capital. Esta catástrofe, podría haber sido evitado, si se hicieran las inversiones necesarias en obras públicas, como lo es la modernización del sistema de desagüe pluvial de la ciudad. Por otro lado, se invierte en la construcción de rejas para cercar las plazas, donde se establece un horario disponible de entrada y salida, y el espacio deja de ser abierto y de libre utilización. Además, con la misma lógica empresarial, se destruyen centros culturales históricos como la Sala Alberdi y se les quita no sólo la fuente de trabajo a los artistas, talleristas y estudiantes independientes, que brindan un servicio gratuito a la comunidad, sino

¿Tenés ganas de sumarte a crear el diario del barrio? ¿Querés ser parte del Grito del Sur? NOS REUNIMOS TODOS LOS SÁBADOS A LAS 14 EN SANTIAGO DEL ESTERO 1029

elgritodelsur@gmail.com

2

El Grito del Sur

también un medio de expresión fundamental para la construcción de identidades. La política de privatización intenta imponer el concepto de que lo público es aquello que no le pertence a nadie, cuando lo interesante sería poder hacernos cargo de que lo público nos pertence a todos. Estos son algunos de los sucesos abordados en esta cuarta edición del diario, primera entrega del año que no hubiese sido posible sin los vecinos y estudiantes que nos leen y los comerciantes que nos brindan todo su apoyo para hacer crecer la influencia y los alcances de esta herramienta de comunicación sin fines de lucro a todo el barrio de Constitución y sus alrededores. Este respaldo demuestra que vamos por el buen camino y, a su vez, nos empuja y compromete aún más a seguir abriendo las hojas del periódico a la participación popular.


Historias del barrio

Constitución se organiza

El Frente Popular Darío Santillán (FPDS), Marea Popular (MP) y el Movimiento Popular Latinoamérica (MPL) son organizaciones populares que intervienen sobre las problemáticas del barrio de Constitución. Cada organización lleva a cabo proyectos barriales y brinda asesoramiento a los vecinos. Con distintos recorridos y procedencias, el Frente Popular Darío Santillán, Marea Popular y el Movimiento Popular Latinoamérica comparten la necesidad de trabajar junto a los vecinos del barrio de Constitución sobre necesidades concretas y apuestan a resoluciones colectivas. Los miembros del Frente Popular Darío Santillán (FPDS) empezaron a intervenir en el barrio hace más de 10 años, donde el desempleo era moneda corriente y las organizaciones territoriales se organizaban a partir de los

problemas inmediatos. Así, desde los Movimientos de Trabajadores Desocupados (MTD), conformaron cooperativas de trabajo, talleres y distintas iniciativas que intervienen directamente sobre el problema del desempleo.

solucionar problemas concretos. En algunos hoteles se impulsan clases de apoyo para los chicos, funciona una escuela de fútbol y talleres de salud, entre otras actividades.

Otro eje que trabajan es el educativo, a través del bachillerato popular. En este espacio, los vecinos del barrio pueden terminar el secundario con título oficial, con prácticas pedagógicas distintas a los secundarios tradicionales.

Por último, otra organización que se encuentra hace poco más de un año en el barrio de Constitución es Marea Popular (MP). Como organización barrial, apuesta a generar un espacio de encuentro con los vecinos, para responder a las demandas más sentidas del barrio donde el gobierno de la ciudad hace agua.

Otra organización es el Movimiento Popular Latinoamérica (MPL), que fue conformado en el 2008 frente al aumento de desalojos durante el gobierno del PRO. El movimiento interviene en varios hoteles de la zona y genera asambleas de vecinos en lo hoteles mismos para

Interviene sobre las problemáticas de la niñez con distintos talleres, culturales y de educación popular, ya que en el barrio uno de los problemas más sentidos es la cuestión de la vivienda, que repercute fuertemente en los niños de la zona.

EL SABER

LIBRERIA

Librería- Fotocopias-Impresiones Anillados-Sellos de goma- Foto Carnet

Santiago del Estero 1081 - Tel. 4303-4387 libreriadelsaber@gmail.com

Herrería Central HERRERIA DE OBRA Y ARTISTICA- PUERTAS - REJAS ESCALERAS - PROTECCIONES Y CERRAMIENTOS PARRILLAS Salta 934 - (1074) - Caba - Tel/fax : 4304-0774 info@herreriacentral.com.ar - www.herreriacentral.com.ar

Otro punto en el que trabaja es la cuestión de la comunicación popular, a través de un taller de producción radial, que pretende ser una herramienta comunicacional para visibilizar las realidades del sur de la ciudad. Además, tiene el proyecto de la construcción de una radio comunitaria con la gente del barrio y para el barrio. Estas experiencias en el barrio de Constitución son una muestra de que otro modelo de ciudad es posible. Uno que piense en los derechos sociales y no en la especulación, uno que respondaa las problemáticas de vivienda, educación y trabajo, que son derechos a los que todos los ciudadanos debemos acceder de manera igualitaria.

VISIÓN SOCIAL

OPTICA Atendemos a toda persona: con o sin Obra Social Precios económicos, con calidad y garantía • Cristales Monofocales, Bifocales, Multifocales y Fotocromáticos • Anteojos de sol con graduación Humberto Primo 1235 - Tel. 4304- 9358

CONSULTORÍA PSICOLÓGICA Duelos - Separaciones - Angustias Terapias Cortas Marcelo Iscolnic 1563350284

El Grito del Sur

3


Vivienda digna

La Ciudad deseada de unos pocos

constante de desalojos. Esta situación supone que muchas personas vivan en situación de calle, y que deban organizarse para resistir o recurrir a las organizaciones sin fines de lucro cercanas a sus barrios, que les brindan la asistencia necesaria.

En la ciudad porteña la e me rge nc ia habitacional va en aumento. Las políticas del gobierno de Macri no respetan el derecho constitucional de acceso a la vivienda. Se desarrollan desalojos y se co n s t r u ye n edificios que no se ocupan. La Constitución de la Ciudad, en su artículo 31, nos otorga el derecho a una vivienda digna y un hábitat adecuado. Sin embargo, el número de afectados por emergencia habitacional en Capital Federal es de alrededor de 500.000 personas. Número que va en ascenso y afecta a diferentes estratos sociales, en la medida en que no se generan políticas desde el gobierno que apunten a una solución definitiva al problema. Para las capas medias, la

solución se vuelve cada vez más cuesta arriba: si en el 2001 la compra de un departamento de 50 metros cuadrados representaba alrededor de 42 sueldos, en 2011 equivalía a 84, para tener la posibilidad de acceder a créditos hipotecarios. Y en el caso del valor de los alquileres, se han incrementado en los últimos 5 años un 240 por ciento.

de vivienda-, presenta grandes falencias para poner en ejecución el presupuesto para la construcción de viviendas. Las alternativas que ofrece el Gobierno de la Ciudad son planes como el de “Mi primera casa”, que no detienen la lógica especulativa del mercado inmobiliario, y la cantidad de créditos que otorga es insuficiente para solventar la demanda. Además, se vetan leyes como la Ley Habitacional 1.251, que prohíbe los desalojos y garantiza créditos de vivienda para la propiedad colectiva.

Para las capas más bajas, la situación se hace aún peor: no existe una política integral de urbanización de las villas y asentamientos precarios de la Ciudad. El Instituto de Vivienda de la Ciudad (IVC), -organismo encargado del diseño A la explosión del mercado e implementación de las políticas inmobiliario, se le suma un número

Lo cierto es que, la especulación inmobiliaria es parte del “Modelo Territorial Buenos Aires 2010-2060.” Un instrumento de diagnóstico y orientaciones para alcanzar “la ciudad deseada”. De esta manera, se sobrevalora lo físico, y sobre la superficie disponible, se construye y se reconstruye, dejando de lado las problemáticas sociales y habitacionales. Entonces, no importa a que costo se logre este modelo. Se pueden aumentar los alquileres o los valores de las casas para que sean inalcanzables, o se pueden desalojar a las personas de sus propios hogares dejándolas en la calle. Lo importante es que la ciudad se vea más sofisticada, más desarrollada, más rica, pero para unos pocos. Incluso, en contra de la Constitución porteña.

Desalojo en Chile y Solís

Preso en mi ciudad

En la esquina de Chile y Solís, vecinos del barrio de Constitución fueron desalojados de sus departamentos en forma violenta por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. La experiencia de estas familias es un capítulo más en el historial de conflictos y frustraciones por una respuesta concreta a la necesidad de una vivienda digna de miles de personas en nuestra ciudad El pasado 5 de abril, vecinos de la esquina de Chile y Solís, en el barrio porteño de Constitución, fueron desalojados de sus viviendas en forma brutal por autoridades del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Dos meses antes, un

4

incendio había arrasado los mismos departamentos y dejado a 87 familias en la calle. En este caso, la acción del gobierno porteño también estuvo lejos de dar respuestas que valoren las necesidades y expectativas de quienes viven y trabajan en Capital.

Los afectados se encuentran en busca de techo, expuestos a las arbitrariedades de un mercado desregularizado donde una necesidad básica como la vivienda se convierte en fin de lucro. “El señor que vendía las habitaciones era un tal Carmona. Te hacía un contrato al pagar por adelantado cinco meses de alquiler. Carmona falleció y empezaron los quilombos. Supimos que el dueño de los departamentos era el ANSES, que nos dio el permiso de palabra para vivir. Tenían una deuda de 5 años y pagamos por ellos”, cuenta Alcira, una de los vecinos que

El Grito del Sur

acampa en las calles de la zona. En la discriminación cotidiana la actualidad, son 9 familias las que de las autoridades y algunos vecinos. “La policía nos viven allí en situación de calle. recibía burlándose. No están Tras el incendio, el edificio fue preparados para contener a la clausurado y vallado sin ningún gente, sólo saben intimidarla”, peritaje pertinente. Las familias comenta Alcira. Norma agrega sólo pudieron recuperar algunas que “mis propios compañeros pertenencias. Desde ese momento, se en la nocturna, que son mujeres sucedieron una serie de negociaciones adultas, me cargan. Me tratan frustradas con la Secretaría de como delincuente, es incómodo. Tierra y Vivienda para recomponer A mi hijo le da vergüenza ir al el total de las pérdidas materiales. colegio, todo marzo no fue”. En este sentido, Norma, otra de las madres, afirma: “Nos empezaron a Vale remarcar que no toda la dar subsidios. Primero eran $3600; experiencia es mala. Hay un después, $4800. No alcanza para fuerte sentimiento de unión alquilar, menos para recuperar lo entre las familias y muchos que se perdió. Además, para alquilar, vecinos que muestran su piden que adelantes tres o cinco solidaridad cotidianamente. “Mi meses y que tengas un inmueble manera de pensar es diferente, como garantía. Qué vamos a tener, si nunca pensé estar en la calle. Antes hubiera pensado igual perdimos todo.” que los vecinos que piensan Sin embargo, los atropellos no que los que viven en la calle son se detienen en lo legal y las vagos, pero esto me cambió.” pérdidas materiales, sino que se los puede encontrar también en


Vivienda digna

Ciudad de … ¿Dios?

fundamental es conocer los derechos que tienen como vecinos, porque es moneda corriente que desde la policía y la Justicia se los intente pasar por encima al mandar una patota o transformar una orden de allanamiento en un desalojo. En segundo lugar, lo que hemos observado es que cuando el gobierno se da cuenta que la familia está organizada no vienen a desalojarlos, aunque exista incluso una sentencia. En ese sentido, desde el MPL creemos que la única forma de conseguir las cosas es con participación y organización.

La Ciudad de Buenos Aires se encuentra partida. Mientras algunas personas estrenan casas nuevas, cada vez más gente vive en la calle. Corina Rojas, integrante del Mov i m i e n to P o p u l a r Latinoamérica, organización que ofrece ayuda sobre el problema de la vivienda, reflexiona al respecto. La Capital Federal se ha convertido en un mosaico de ascendente exclusión social. Algunos ricos se refugian en las cúspides de torres a estrenar mientras cada vez más pobres se acomodan en el suelo de sus calles. El paisaje es conocido pero las causas de la problemática no tanto. Esta situación parece explicarse desde la perspectiva de selección inmobiliaria impulsada desde el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. En ese sentido, Corina Rojas, integrante del Movimiento Popular Latinoamérica (MPL), abre el debate y recupera las acciones y experiencias de la organización en el sur de la Ciudad para combatir este problema.

La lucha consiste en defender el derecho a vivir en la ciudad y pelear por ciertas reivindicaciones como subsidios habitacionales, que no llegan a quienes deberían llegar o no alcanzan a todas las personas que deberían ser asistidas en dispositivos de atención. ¿Cómo funcionan los dispositivos? ¿Cuánta gente estiman que hay en situación de calle?

Las cifras del gobierno son acordes a los dispositivos de atención que tienen para dar respuesta. Dicen que hay alrededor de 2 mil personas pero, en realidad, hay muchos más. Si todos los que están en la calle quisieran ir y conseguir un lugar no lo podrían hacer. Además hay otros problemas: hay mucha gente que dice que no quiere ir porque se pueden enfermar, están limitados con el horario de ingreso como si no fuesen personas adultas y las ¿Cómo nace el MPL? familias no pueden entrar juntas. Es un dispositivo parche de un El MPL surge a mediados del sistema injusto. 2009 como una articulación de casas, vecinos y hoteles ¿Cuáles son los sectores más con algunas agrupaciones afectados por la problemática que trabajamos desde el de la vivienda? barrio de Constitución para resistir desalojos ilegítimos Afecta a sectores muy diversos y luchar por una vivienda pero los más vulnerables son los que están en situación de calle. digna. Estos vecinos sufrieron políticas ¿En qué consiste esa denigrantes como las de la Unidad lucha? de Control del Espacio Único

(UCEP), que fue creada por el gobierno de Ibarra pero que durante el macrismo se radicalizó. Durante el 2009 y 2010, la función principal que tenía este equipo era levantar las pertenencias de la gente que estaba en situación de calle, quemarlas, tirarlas, amedrentar a la gente y pegarles a embarazadas.

¿Qué perspectivas tienen desde el MPL para resolver el problema de la vivienda?

Le siguen aquellos que viven en casas y hoteles tomados. Lo que se encontró en estos hoteles es que los supuestos dueños, que cobraban desde hace muchos años una renta, no eran tales y, de un día al otro, cuando empezaban a llegar cartas de desalojo, se lavaban las manos.

Creemos que la lucha de la vivienda es compleja y que cada vez se destina más a los que más tienen y no a los que menos. Todos los días vemos que hay desalojo-torre, desalojo-torre. También se suele tener la propiedad desocupada para especular con esos capitales en el rubro inmobiliario. Desde el MPL entendemos que el primer paso para avanzar en una solución es plantear el proyecto de ciudad que queremos y analizar cuál es el que se construye desde el macrismo y el Gobierno Nacional.

¿A quiénes pertenecen esos hoteles?

¿Qué rol creen que juega el Gobierno Nacional?

No se sabe de quiénes son. Son hoteles que recomienda muchas veces el Ministerio de Desarrollo Social y son regenteados por esta gente. Lo que sí es sabido es que estos testaferros no son dueños y, en muchos casos, cuentan con la complicidad del gobierno mismo.

El Gobierno Nacional no sólo no opone fuerza al macrismo en este problema sino que lo deja hacer, tanto en el marco de las organizaciones que son afines al gobierno, como desde la capacidad que tiene en la Legislatura. A partir de esto, si no se opone con una fuerza real, cabe preguntarse cuán diferente es la ciudad que proyecta el kirchnerismo.

¿Cuálessonlosotrossectoresque le siguen en vulnerabilidad?

¿Con qué elementos cuentan los vecinos a la hora de resistir un desalojo? En primer lugar, la herramienta

El Grito del Sur

5


Plazas enrejadas

¿Plazas al servicio de quién?

La fisonomía histórica del conjunto de las plazas de la ciudad de Buenos Aires se encuentra en serio peligro de desaparecer ante el actual avance del gobierno macrista. La “ciudad verde” cuenta ya con 86 parques y plazas atrapados en torno a rejas y cercos perimetrales. La política de achicamiento y privatización de lo público no es nueva. Pero lo cierto es que, en los casi seis años de gestión macrista, se ha profundizado a los sectores más vulnerables en distintos puntos de la ciudad. Las plazas porteñas son una de las principales víctimas al ser cercadas en forma masiva. Un reciente informedel diario Clarín revela que la ciudad tiene 86 espacios verdes enrejados entre las más de 600 plazas que existen. Los motivos declarados por el periódico para justificar el

cercado de las plazas públicas de la CABA son frecuentes en la retórica del discurso del Jefe de Gobierno: la escalada de inseguridad y la creciente marginalidad. El gobierno porteño califica las medidas de enrejado como “plan de puesta en valor” de los parques que se encuentran en mal estado. No obstante, en la mayor parte de los casos no hubo consulta popular para autorizar estas millonarias obras y los principales perjudicados son los vecinos. Además, estas rejas, en vez de pacificar, encarcelan y obligan al conjunto de los visitantes a cumplir de forma estricta un horario de apertura y cierre de los espacios públicos. Estas decisiones tomadas en círculos pequeños y en silencio provocaron la previsible reacción

popular. A fines de enero, vecinos y comuneros se manifestaron en repudio de la medida de cerrar con rejas el Parque Centenario. La respuesta del gobierno de Macri en contra del diálogo fue la represión a cargo de la Policía Metropolitana y la apertura de causas por “resistencia a la autoridad, daño y lesiones”. Actualmente, el espacio es vigilado por los mismos efectivos que encabezaron la represión. Lezama resiste. El próximo espacio público que el macrismo quiere enrejar en su totalidad es el Parque Lezama que, con sus ocho hectáreas de extensión, es uno de los más grandes de la ciudad. Allí, la consigna “No a las rejas” provocó la organización de vecinos junto a trabajadores del

lugar. El sábado 6 de abril se realizó en el anfiteatro del Parque Lezama un festival a favor de un parque libre y sin rejas, que contó con la participación de bandas musicales, artistas populares y en el que también se proyectaron documentales. Eva, una de las asambleístas que defendía el lugar, afirmó que “con este festival queremos darle vida al parque haciendo que se utilice y transite. Pedimos también que el parque esté en buen estado pero no enrejado. Las rejas van en contra de cualquier idea de espacio público. Esto se enmarca en una política general del gobierno de la Ciudad, que es privatista y excluyente”. En vez de fomentar la conservación de espacios verdes abiertos -en medio de una ciudad dominada por la contaminación, los grandes edificios y la falta de árboles-, y tomar otro tipo de medidas contra los casos aislados de vandalismo, el gobierno ha decidido enrejar decenas de plazas públicas de la ciudad. Veremos si el Parque Lezama, será o no la excepción.

Vieja Sala Alberdi, futura Sala Empresarial Tras dos años de toma y organización y luego de una dura represiónde lapolicía Metropolitana, finalmente fue desalojada la Sala Alberdi del Centro Cultural General San Martín. El Gobierno de la Ciudad pretende instalar un centro para convenciones empresariales. El 24 de marzo pasado, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires efectivizó el desalojo de la Sala Alberdi del Centro Cultural General San Martín. Con una violenta represión policial por parte

6

de la policía Metropolitana que dejó un saldo de dieciséis heridos (tres de ellos de balas de plomo), las políticas de privatización del espacio público que caracterizan al gobierno macrista volvieron a imponerse mediante la fuerza y en contra de los intereses populares.

de la Conmemoración del Día de la Memoria - y utilizó a la policía Metropolitana para reprimir y desalojar la Sala Alberdi. Dos de los tres heridos de bala pertenecían a la Red Nacional de Medios Alternativos (RNMA) que cubrían el conflicto.

Bajo la consigna “No a la privatización de la cultura”, cientos de estudiantes, docentes y artistas se habían reunido entre las calles Sarmiento y Paraná, organizados en pie de lucha en defensa de la cultura y sus lugares de trabajo y estudio. Mientras llevaban a cabo cursos gratuitos, talleres a la gorra y espectáculos de teatro, el gobierno porteño aprovechó que el mismo día se realizaba la marcha en Plaza de Mayo - en el marco

La privatización de la Sala Alberdi se da en un marco de abandono del Centro Cultural San Martín que comenzó en el año 2009 con el cierre de casi el 60% de los talleres que allí se dictaban. La idea del PRO es “refuncionalizar el espacio”, lo que en términos más concretos significa priorizar al sector privado. En este sentido, se pretende instalar una sala de convenciones empresariales en el lugar donde funcionaba la sala

El Grito del Sur

pública de teatro. Una vez finalizada la represión, el jefe de gobierno justificó el accionar policial y declaró que nunca había visto artistas con capuchas y piedras. Con las críticas válidas que puedan hacerse a este tipo de iniciativas por parte de los defensores de la sala, un comienzo de explicación a tales respuestas puede encontrarse en las balas, palazos y gases lacrimógenos de la policía, en la política de cerrar talleres y espacios públicos; en definitiva, al intento del gobierno porteño de robarle al pueblo el acceso al arte, la herramienta más poderosa para transformar la realidad.


Inundación en la Ciudad

Crónica de una catástrofe anunciada

Durante la madrugada del pasado 2 de abril, una inundación de 155 milímetros de agua se cobró la vida de 8 personas en Capital Federal y afectó a más de 150 mil vecinos. Las autoridades culpan a la madre naturaleza, sin embargo el gobierno porteño no actuó en forma debida ante el alerta del Servicio Meteorológico Nacional.

El agua no dio tregua. La inundación que ocurrió el 2 de abril fue un hecho que rebalsó más que un vaso. También sobrepasó la ciudad y la paciencia de los vecinos de Capital Federal que vieron perder todo, incluso sus seres queridos. A pesar de que el temporal fue anunciado 20 horas antes por el Servicio Meteorológico Nacional y de que la ciudad sufrió inundaciones con anterioridad, las medidas del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires resultaron insuficientes. Como consecuencias de la inundación, que tuvo 155 milímetros de agua acumulados, se registraron 8 víctimas fatales en la Ciudad. Además, fueron más de 150 mil los vecinos

afectados que perdieron sus inmuebles, mobiliarios, autos, electrodomésticos, dinero, documentos y objetos personales invaluables como fotos y otros recuerdos familiares. Los barrios más afectados fueron Saavedra, Paternal, Villa Urquiza, Núñez y Belgrano. Para el jefe de gobierno porteño Mauricio Macri fue “una tragedia climática”; para las víctimas, una ineficiencia del gobierno que no supo actuar ante la emergencia. Por su parte, algunas organizaciones ambientalistas insistieron en que, si los ciudadanos tuvieran una mayor preocupación y educación en el tratamiento de sus residuos, se hubiera evitado que se tapen las cañerías y canaletas y, por consecuencia, también la tragedia. Lo cierto es que la Capital Federal no se encuentra preparada para contener este tipo de precipitaciones y las políticas gubernamentales al respecto son pobres. Medidas como la creciente reducción de espacios verdes y el aumento de la construcción inmobiliaria sin controles en los últimos diez años

Librería LEA

Comercial * Escolar * Artística

Fotocopias Color Impresiones Salta 1032 Tel. 4305-5445 libreriaelalbatros@yahoo.com.ar

contribuyeron a esta situación. No se respetan las normas de zonificación: las instalaciones de pararrayos adecuados a la altura de los edificios no son correctas, los subsuelos para coches son más profundos de lo debido con el objeto de crear más espacio para su venta y no hay revisión de la firmeza de los cimientos sobre los cuales se construye. Como si esto fuera poco, actualmente se realizan cortes de vías para un mejor tránsito que permiten la acumulación de agua y socavan los cimientos de las construcciones. Esto resulta en pozos ciegos, como el de la calle Superí bajo el puente en el barrio de Belgrano o el de Villa del Parque en la intersección de la avenida Francisco Beiró y Lamarca. Ocurrido el temporal, se anunciaron nuevas medidas insatisfactorias. Desde el gobierno porteño se informó el otorgamiento de subsidios a los damnificados. Subsidios de un valor de hasta 20 mil pesos por solicitante que son limitados y no alcanzan a reponer las pérdidas de los vecinos. Por otro lado, se dispusieron tarde máquinas de

IMPRESIONES

$0,25

Carlos Calvo 1300

bombeo en los municipios afectados que, en muchos casos, actuaron con menor eficacia y rapidez que las suministradas por empresas privadas y particulares. Los días pasaron y la calma en el bombardeo mediático sobre el tema hace pensar que todo ya es historia. Como si la inmediatez de los préstamos o subsidios hubiesen sido efectivos, como si ya todo estuviera resuelto. Sin embargo ninguna autoridad ha planteado hasta el momento, al menos de forma pública, la inspección de salud y desinfección en las escuelas, hospitales y viviendas. Tampoco han insistido en el registro arquitectónico en aquellos lugares donde el agua estuvo estancada más de 48 horas. Este tipo de iniciativas es vital que se lleven a cabo en lo inmediato, de manera de no lamentar en algún futuro inmediato víctimas fatales por derrumbes.

Le interesa publicitar en El Grito del Sur? Consulta nuestros precios populares para difundir tu comercio, servicio o actividad

elgritodelsur@gmail.com

El Grito del Sur

7


Contracara

Malvinas, el imperialismo vigente

Este 2 de abril se cumplieron 31 años del inicio de la guerra de Malvinas. Aquel día de 1982, la Junta Militar selló el fin de su gobierno de facto. Con su victoria, Gran Bretaña continuó una política imperialista que mantiene hasta estos días.

que ver con nuestros intereses. El gobierno nacional, a pesar de que lleva a cabo este reclamo y reconoce en forma constante la lucha de nuestros combatientes, en forma paradójica, también vende el suelo argentino a los explotadores extranjeros.

El imperialismo de Gran Bretaña cuenta con un largo historial de avasallamientos. No hay porción de su historia que esté libre de violación de derechos humanos, muertes, robos y la clara intención de arruinar pueblos a merced de engrandecer su imperio. La guerra de Malvinas no fue la excepción.

Según los datos de la Secretaría de Seguridad del Interior (SII), Gran Bretaña es uno de los países dueños de más del 12% de nuestro suelo, lo que equivale a todo el territorio de Francia. Y a esta altura, son dueños de mucho más que las Islas Malvinas, también son los responsables de otras usurpaciones negociadas durante la democracia.

Laderrotade laguerradesencadenó no sólo el fin del gobierno de facto en la Argentina, sino también la pérdida de la soberanía sobre las islas y la posibilidad de volver a pisar sus suelos sin previo permiso concedido. Además, miles de soldados argentinos vieron sus derechos abolidos y lucharon en condiciones paupérrimas. Muchos de ellos murieron durante y fuera del combate. En la actualidad, no sólo continúa el reclamo enérgico por las Islas Malvinas, sino por cada espacio que es arrancado y usufructuado por manos extranjeras, que nada tienen

Si bien ya pasaron más de 3 décadas, quedan aún muchas heridas abiertas: detenidos desaparecidos, un pueblo dolido en busca de justicia y muchas preguntas sin contestar, producto del temor que la última dictadura nos quiso meter hasta las entrañas. Por ello, se torna necesario seguir preguntando y solidarizándonos con los pueblos que están siendo devastados, y reclamar por suelos que podrían ser el hogar o fuente de alimento para los que más lo necesitan.

¿TE PREGUNTASTE PORQUÉ...

… si el sistema de desagüe pluvial porteño no funciona ante los fuertes temporales, se siguen edificando torres en la ciudad? … durante la democracia, se suman más de 150 personas desaparecidas por causas políticas, el gatillo fácil y la corrupción? … desde el gobierno de Carlos Menem hasta la actualidad, el 12 por ciento del suelo argentino sigue en manos extranjeras (por instalación de empresas, aeropuertos clandestinos, y placer personal de artistas o grandes empresarios europeos y norteamericanos)? … en la ciudad porteña hay aproximadamente 340.000 inmuebles desocupados y 15.000 personas en situación de calle? … si hay grabaciones telefónicas que vinculan al sindicalista José Pedraza, y a los funcionarios Carlos Tomada y Julio De Vido por el crimen de Mariano Ferreira, ninguno de estos dos estuvo en el banquillo?


El Grito del Sur N°4