Page 1

Página 1

Jóvenes gais también cantaron la adoración al Santísimo Semana Santa 2013

* Hombres gais participan como católicos de la Semana Santa pese a postura de la Iglesia sobre homosexualidad " El Jueves, Viernes y Sábado Santo en mi casa son de silencio, misas, visitas a los huertos, tranquilidad y reflexión", contó un joven de 20 años y estudiante en la UCR, mientras compartía con este medio sus experiencias como joven homosexual católico, siempre y cuando protegiéramos su anonimato pues aun no está listo para hacer pública su homosexualidad. "El viernes, suena trillado, pero me visto de negro y ese día a las 3pm se lee la pasión en mi casa [..] Solo se usa el carro para ir al Santo Entierro y ni imaginar salir a una fiesta", continuó. Como Federico, así lo llamaremos, varios hombres homosexuales celebraron esta Semana Santa junto a la Iglesia Católica a pesar de su oposición a las relaciones sexuales y el matrimonio entre personas del mismo sexo. Esta práctica parece ser el caso de muchos hombres en un país como el nuestro donde podemos estimar que hay 3.22% de hombres gais católicos1, dado que de la población costarricense un 46% son católicos practicantes y 7% son hombres gay, según la Encuesta de Actualidades 2012 de la Escuela de Estadística de la UCR y el informe "Porcentaje Hombres Gais en Costa Rica" del Centro de Investigación y Promoción

para América Central de Derechos Humanos. En el 2010, el Papa Francisco, entonces cardenal de Argentina, calificó al matrimonio homosexual como "la pretensión destructiva al plan de Dios". El catecismo de la Iglesia no condena la homosexualidad ni admite la discriminación de personas con esta orientación, pero sí condena el sexo gay porque contradice el fin reproductivo del acto sexual, y debido a esto llama a los homosexuales a la abstención como puede ver en el Recuadro 1. En Costa Rica, la Conferencia Episcopal emitió en el 2006 un comunicado de prensa llamando a la oposición al proyecto de legalización del matrimonio homosexual presentado al Congreso. Al día de hoy, como vemos en el Recuadro 2, activistas LGTBI han encabezado en menos de un año tres marchas masivas en defensa de sus

Federico (identidad protegida), de 20 años y homosexual, cantó junto con otros feligreses la adoración al Santísimo en la Iglesia de San Cayetano después la misa de Jueves Santo. Fotografía: Ernesto Núñez. derechos civiles, y el miércoles antes de esta Semana Santa iniciaron una recolección de 150 mil firmas para impulsar una reforma al Código de Familia que incluya las uniones homosexuales.

Jóvenes gais y Semana Santa en la Iglesia Católica El Domingo de Ramos y la misa del lavatorio de pies son

Recuadro 1: Sección “Castidad y Homosexualidad” del catecismo católico

1 . Probabilidad A(intersección)B = P(A) x P(B) —) Población Católica (Intersección) Población Gay = P(P.Católica) x P(P.Gay) —) 46% P.Católica x 7% Población Gay = 3.22%. Población Católica Gay. Este porcentaje es un estimado válido que asume el evento A y el evento B como eventos independientes, dado que no hay investigaciones que indiquen una correlación estadística entre los eventos, es decir, que haya una relación de dependencia entre ser católico y ser gay, El porcentaje estimado puede ser utilizado como herramienta estadística. Corroborado con Joaquín Santibáñez, estudiante de tercer año de Ingeniería Civil Industrial de la Pontificia Universidad Católica de Chile.


Página 2 Recuadro 2: Resumen de eventos en materia de derechos para homosexuales en

solo algunas actividades más de las que Federico participa con su familia en Semana Santa. A sus 20 años, no deja de participar devotamente de estas celebraciones, pero en lugar de recoger palmas en la procesión y rezar para que el sacerdote lo escoja para lavarle los pies como cuando era niño, dirige más su devoción hacia actividades que le agradan más como las de los grupos pastorales a los que pertenece. Similar a Federico, Alexander Lawson, estudiante de relaciones públicas, y joven gay, celebraba de niño la Semana Santa asistiendo al Domingo de Ramos y Domingo de Resurrección con su abuela, a quien atribuye la inculcación en su vida de las tradiciones católicas que a la fecha sigue pero en una medida muchísimo menor. "Ahora muy de vez en cuando voy a misa con una tía [..] pero en Semana Santa, si estoy con mi familia, pues no como carne roja y vemos películas de Jesús en el cable", contó el joven de 20 años. "[Mi devoción] decayó a partir de mi mayoría de edad prácticamente, pero no se ha anulado por completo", compartió otro hombre homosexual de 41 años con la condición de que este medio protegiera su identidad porque teme que su orientación afecte su empleo de administrador en la multinacional donde trabaja. Rodrigo , así nos referiremos a él, ha celebrado la Semana Santa a lo largo de su vida participando de procesiones, horas santas y siendo apóstol en la misa del lavatorio de pies. A pesar de que destaca estas actividades en su adolescencia, Rodrigo ha dejado de participar en ellas, pero continúa participando devotamente de la Iglesia. "Me sentí señalado por la religión como algo perverso y sucio. Sin embargo, mi devoción y fervor religioso como ser humano no se vio lesionado por esta situación", explicó Rodrigo. Para él la postura de

la Iglesia sobre la homosexualidad no afecta su devoción a los valores católicos. La Iglesia Católica invita a que la comunidad homosexual participe de ella. Una persona homosexual debe ser incluida en las celebraciones de Semana Santa de la misma manera en que una heterosexual lo es, explicó Sixto Varela, Vicario Episcopal de Comunicación de la Diócesis de Alajuela, pero esta persona no debe escandalizar a la comunidad haciendo alarde de su orientación homosexual. "El trato que recibirá [la persona homosexual] de sus hermanos dependerá mucho del que él mismo dé a sus hermanos y del oportuno acompañamiento de los pastores de la Iglesia. Normalmente, encontrará un trato respetuoso y sin discriminación alguna.", compartió el presbítero.

Rodrigo continúa participando de la Iglesia conciliando su orientación con el catecismo católico directamente a través de su relación con Dios, pero no se desafilia de la religión porque se identifica familiar y personalmente con ella; su mensaje de amor en particular. "No siempre se puede estar de acuerdo con todo en un 100% respecto la posición de la Iglesia [..] pero la religión no está mal, es bueno seguir alguna que lo guíe a uno a hacer el bien, no? aunque esté de acuerdo o no conmigo por ser homosexual", añadió Alexander. Para Federico la homosexualidad no es un castigo enviado por Dios pese a las dificultades que implica aceptarla en sociedad. A diferencia de Alexander y Rodrigo, él no practica el catolicismo abiertamente como homosexual, pero aceptar su orientación ha fortalecido su participación católica.. "Me metí mil veces más en la Iglesia, ser homosexual a veces está socialmente relacionado con no ser católico, y no quería ser de esos que se alejan por su

condición, yo necesitaba no estar solo, y al día de hoy lo sigo necesitando.", compartió Federico. "El tema principal de la homosexualidad lo trato con Dios directamente. ¿Por qué sigo practicando mi religión siendo homosexual? Porque una cosa no excluye a la otra. Cristo murió por mis pecados, y eso es lo que importa en esta semana. No interesa mi orientación ni mi condición actual". La reconciliación entre una fe católica, y una vida como homosexual desapegada de las invitaciones del catecismo a la castidad, es una contradicción, advirtió Sixto Varela, pero eso no quiere decir que estas personas dejarán de ser parte de la Iglesia Católica. Sin embargo, el sacerdote aclaró que hay una diferencia entre vivir como católico según las enseñanzas de Cristo, y conformarse con llamarse católico sin vivir como tales. "Quien no desea acoger las recomendaciones que da la Iglesia, sea homosexual o heterosexual, puede participar en todas las actividades que se realizan para estos días Santos, que su condición le permitan, pues en este caso, no podría acercarse a los sacramentos propiamente hablando, pero sí a las celebraciones", explicó el Vicario Episcopal de Comunicación, " Por ello, si un fiel, homosexual o heterosexual no es capaz de vivir la castidad en su vida, se autoexcluye de la Comunión pues no se puede pretender llevar una vida de placer y hedonismo y al mismo tiempo acceder al sacramento del Cuerpo y la Sangre de Cristo". Homosexuales y Semana Santa en otras Iglesias Contrario a la Iglesia Católica, religiones como el Luteranismo y organizaciones espirituales como la Comunidad Arco Iris (CARI) aceptan las relaciones sexuales y uniones entre personas del mismo sexo, y propician la participación de los homosexuales en celebraciones como la Semana Santa.


Página 3

pertenecían. "Para nosotros la Semana Santa o cualquier otra fiesta religiosa es de celebración libre y personal, el grupo no interfiere en las expresiones de fe de sus miembros", explicó Héctor Fallas, representante de la CARI. Gracias a la aparición de organizaciones religiosas como la Iglesia Luterana que incluyen a la comunidad LGTBI, la CARI viró hacia la cultura y política alrededor del tema, pero mantiene actividades espirituales como un retiro anual. En un espacio del tamaño típico de un aula universitaria pero con un aroma a incienso, alrededor de una cruz de madera recostada en suelo, acompañada por una Biblia sobre una canasta boca abajo cubierta por la bandera arco iris de la diversidad sexual, se reunió la comunidad de la Diversidad de la Iglesia Luterana y su pastor Abel Moya para celebrar el Jueves Santo en su sede en Barrio del Carmen de Paso Ancho . Similar a una liturgia católica, gais, lesbianas, transexuales y bisexuales compartieron cuatro lecturas sobre la virtud de compartir presente en la última cena de Jesús, dos cantos sobre el amor al prójimo, el lavatorio de pies, una eucaristía con pan y vino, un Padre Nuestro, y un abrazo de paz. Además, encendieron velas blancas que pusieron sobre la cruz como agradecimiento y peticiones por sus hermanos y hermanas: una madre que recién enviudó, amigos y amigas leales, nuevos miembros de la Iglesia... "He pertenecido a la fe católica durante toda mi vida, pero me congrego en la iglesia Luterana, porque es la primera iglesia que ofrece a nivel nacional y centroamericano un espacio INCLUSIVO para el grupo LGTBI", compartió Lizeth Santamaría, empresaria independiente, orgullosa madre de 3 y lesbiana abiertamente desde hace 5 años. "[La Iglesia] me ha ayudado a crecer como persona, a reconocerme como hija amada y digna del Señor, a superar mis temores al escuchar el testimonio de las personas que participan y que en muchas formar han vivido y superado tiempos difíciles por su orientación". La CARI nació para atender precisamente a personas LGTBI que se sentían acorralados por los discursos de sus Iglesias entorno a su orientación sexual, en un tiempo donde muchos llegaban al punto de suicidarse. La organización espiritual permitió que estas personas continuaran desarrollando su fe pero sin tener que manifestar a qué religión

Con certeza los y las creyentes de Costa Rica seguirán celebrando la Semana Santa de aquí a 10 años, pero todavía es incierto el entorno y la manera en que los y las homosexuales estarán participando de las celebraciones dentro y fuera de la Iglesia

Católica. Como puede ver en el Recuadro 3, algunos son más optimistas que otros. "En 10 años, espero seguir cantando en Semana Santa, espero seguir cerca de las tradiciones que me gustan, de la familia, del respeto y de la razón más importante: la conmemoración de la pasión, muerte y resurrección de Jesús", expresó Federico, joven homosexual católico de 20 años. "No mucho cambiará pero no porque no cambie significará que me aleje de lo que yo creo, espero un milagro, pero con los pies en la tierra la lucha apenas está tomando relevancia" Las celebraciones de Semana Santa no se vislumbran diferentes dentro de 10 años, coincidió el presbítero católico Sixto Varela, pero tal vez haya mayor participación de la comunidad homosexual dentro de la Iglesia sin que hayan celebraciones exclusivos o excluyentes. "Los homosexuales no deben por tanto, ni sentirse excluidos ni tampoco llamados a vivir una Semana Santa diferente, respecto a lo que hemos estado viviendo hasta el día de hoy" .

Recuadro 3 Expectativas de personas LGTBII sobre sus celebraciones de Semana Santa dentro de 10 años

Jóvenes gais también cantaron la adoración al Santísimo  

Hombres gais participan como católicos de la Semana Santa pese a postura de la Iglesia sobre homosexualidad

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you