Page 1

Challenge for change


¡Hola a tod@s! Como ya sabéis, el equipo de YCS somos unos apasionados de la montaña y del aprendizaje que ésta nos aporta. Por ello nos gustaría que nos acompañaseis durante las siguientes semanas en una expedición…¡un viaje a la cima del Manaslu! Será un viaje apasionante al final del cual nos encontraremos con nosotros mismos, con nuestra propia esencia. Mediante este viaje pretendemos facilitaros las herramientas necesarias que os ayuden a emprender vuestro próximo camino, cual sea que escojáis hacia vuestro yo futuro. ¿Estamos listos? ¡Pues empezamos! EQUIPO YCS


Hola, Llevamos 6 días caminando por la montaña en nuestra marcha de aproximación al campo base del Manaslu, a 4800 metros de altitud, y por fin hemos llegado. Nuestro equipo de sherpas nos recibe con ilusión, en sus rostros vemos las marcas que han ido dejando sus experiencias en las altas montañas. El campo base será nuestra casa las próximas semanas y los sherpas nuestros anfitriones, será nuestro territorio conocido, en la tienda comedor disfrutaremos de momentos con otros expedicionarios y en nuestra propia tienda disfrutaremos de momentos para la reflexión. Aquí todo va lento, no es cómo en mi día a día, donde no me permito parar, aquí pararé, podré tener tiempo para leer, para escribir mis pensamientos más ocultos y desde aquí planificaré mis siguientes pasos. Seguro que allí abajo tienes también un lugar especial que consideras tu campo base, donde te reúnes con los tuyos y contigo mismo…donde te llenas de confianza y asumes toda la responsabilidad para afrontar tus retos diarios.


“No somos el resultado de lo que nos pasa sino de cómo respondemos ante lo que nos pasa”


RESPONSABILIDAD

“Mientras que la víctima se concentra en las circunstancias fuera de su control, el protagonista se concentra en las acciones que puede llevar a cabo para responder a las circunstancias. quien se imagina la vida como un juego de naipes, obviamente no puede elegir las cartas que le tocaran. Tal cosa queda a cargo del destino y el azar. pero igualmente obvio es que uno elige cómo jugar esa mano. enfocarse en el reparto de las cartas genera una sensación de impotencia. enfocarse en las decisiones del juego genera una sensación de poder. el precio del poder es la responsabilidad”.

Fredy Kofman (Metamanagement – La empresa consciente)


RESPONSABILIDAD

La percepción humana está determinada por lo que Peter Senge denominó Modelos Mentales que según el autor son “supuestos profundamente arraigados, generalizaciones, ilustraciones, imágenes o historias que influyen sobre como entendemos al mundo y como actuamos en él”. Estos modelos mentales son los que tenemos anclados en nuestra memoria, que configuran el background desde donde percibimos la realidad. Fredy Kofman en su libro Metamanagement, reafirma: “Los modelos mentales condicionan todas nuestras interpretaciones y acciones. Definen como percibimos, sentimos, pensamos e interactuamos”.

Distintos modelos mentales provocan distintas percepciones, sentimientos, opiniones y acciones. Los modelos mentales son el contexto desde donde operamos. El proceso que determina un resultado comienza en los modelos mentales. Ellos definen nuestra percepción, que define nuestras acciones, que definen nuestros resultados.


RESPONSABILIDAD

Tenemos dos maneras de contemplar lo que nos ocurre: desde las preocupaciones o quejas o desde nuestra capacidad de influencia o margen de maniobra. Decidir una u otra depende de uno mismo. Veamos cómo. Si queremos ser más efectivos, centrémonos en lo que está en nuestras manos. Así lo sugería hace años Stephen Coveydespués de analizar qué diferenciaba a las personas que eran más efectivas con su vida personal y profesional. De algún modo, todos tenemos preocupaciones como la salud, el trabajo, el dinero o la felicidad de nuestros hijos. Todo lo que nos inquieta conforma nuestro círculo de preocupaciones, según Covey. Al mismo tiempo, también tenemos margen de maniobra, como llevar una dieta sana, estar en un aprendizaje continuo, ser prudentes con nuestros gastos o dedicar tiempo a la educación de nuestros hijos. Dichos ejemplos conforman nuestra capacidad de influencia. Nuestro círculo de influencia recoge, por tanto, todo cuanto podemos hacer. Y dependiendo de a qué círculo pongamos nuestra atención, definiremos nuestro carácter. Cuando parece que no se puede hacer nada, siempre tenemos la posibilidad de cambiar nuestra actitud ante lo que se vive. Las actitudes reactivas son aquellas que se centran fundamentalmente en las preocupaciones o en las quejas (círculo de preocupación). Es lo que se vive con intensidad en las máquinas de café de muchas empresas, cuando nos quejamos del jefe, de la compañía o de qué mal va el mundo. También habita en muchas conversaciones familiares, cuando se hace un recorrido de todos los problemas y enfermedades. Seguro que se te ocurren ejemplos de momentos donde el círculo de las preocupaciones campa por sus anchas. Desde esa energía, uno se queda sin fuerzas y hastiado de todo cuanto ocurre. Por ello, una actitud reactiva espera que la solución venga desde fuera y anula la sensación de serenidad. Las actitudes proactivas, sin embargo, ponen su atención en aquello que está en tus manos (círculo de influencia). Dichas actitudes contemplan las dificultades como desafíos y acaban desarrollando una visión más optimista de la vida.


Tenemos dos maneras de contemplar lo que nos ocurre: desde las preocupaciones o quejas o desde nuestra capacidad de influencia o margen de maniobra. Decidir una u otra depende de uno mismo. Veamos cómo. Si queremos ser más efectivos, centrémonos en lo que está en nuestras manos. Así lo sugería hace años Stephen Coveydespués de analizar qué diferenciaba a las personas que eran más efectivas con su vida personal y profesional. De algún modo, todos tenemos preocupaciones como la salud, el trabajo, el dinero o la felicidad de nuestros hijos. Todo lo que nos inquieta conforma nuestro círculo de preocupaciones, según Covey. Al mismo tiempo, también tenemos margen de maniobra, como llevar una dieta sana, estar en un aprendizaje continuo, ser prudentes con nuestros gastos o dedicar tiempo a la educación de nuestros hijos. Dichos ejemplos conforman nuestra capacidad de influencia. Nuestro círculo de influencia recoge, por tanto, todo cuanto podemos hacer. Y dependiendo de a qué círculo pongamos nuestra atención, definiremos nuestro carácter. Cuando parece que no se puede hacer nada, siempre tenemos la posibilidad de cambiar nuestra actitud ante lo que se vive. Las actitudes reactivas son aquellas que se centran fundamentalmente en las preocupaciones o en las quejas (círculo de preocupación). Es lo que se vive con intensidad en las máquinas de café de muchas empresas, cuando nos quejamos del jefe, de la compañía o de qué mal va el mundo. También habita en muchas conversaciones familiares, cuando se hace un recorrido de todos los problemas y enfermedades. Seguro que se te ocurren ejemplos de momentos donde el círculo de las preocupaciones campa por sus anchas. Desde esa energía, uno se queda sin fuerzas y hastiado de todo cuanto ocurre. Por ello, una actitud reactiva espera que la solución venga desde fuera y anula la sensación de serenidad.

Las actitudes proactivas, sin embargo, ponen su atención en aquello que está en tus manos (círculo de influencia). Dichas actitudes contemplan las dificultades como desafíos y acaban desarrollando una visión más optimista de la vida.


AHORA POR FAVOR ANOTA TUS RESPUESTAS EN EL CUADERNO DE BITÁCORA 1.- ¿En qué aspecto/s de tu vida consideras que podría aumentar tu nivel de protagonismo? 2.- ¿Que acciones concretas podrías hacer para conseguirlo? 3.- ¿En qué aspecto/s de tu vida consideras que estás en “rol victima” y que acciones concretas podrías hacer para pasar a “rol protagonista”?


Revisa tu lista de preocupaciones y ocúpate de ellas. Apóyate en tu buddy, no le prives de su ayuda. Sé constante en tus acciones, recuerda que todo cambio que queramos introducir lleva su tiempo y es cuestión de entrenar.


https://www.youtube.com/watch?v=u46l4Nd 5BCo

https://www.youtube.com/watch?v=GMd8z3CF BCE


“No vemos las cosas como son,vemos las cosas como somos� Kant


DIÁLOGO INTERNO

El lenguaje genera acción: el lenguaje no sólo describe lo que ocurre a nuestro alrededor o sirve para expresar lo que sentimos o pensamos, el lenguaje también genera realidades. Por medio del lenguaje alteramos el curso de los acontecimientos, hacemos que cosas ocurran. Por ejemplo, al proponerle algo a alguien o al decirle «sí» o «no» a alguien, intervenimos en el curso de los acontecimientos, provocamos acciones e incluso provocamos emociones a través del lenguaje. Pero no sólo intervenimos en el mundo exterior al nuestro sino también en nuestro mundo interior, en nuestro ser. Si mi lenguaje interno es “no puedo” o “no soy capaz” lo más probable es que no pueda o no sea capaz. Por otra parte cuando hablamos, modelamos el futuro, el nuestro y el de losdemás. A partir de lo que dijimos o se nos dijo, a partir de lo que callamos, a partir de lo que escuchamos o no escuchamos de otros, nuestra realidad futura se moldea en un sentido o en otro. Cuanto mayor sea nuestra autoridad ( tanto personal como profesional) mayor impacto tendrá nuestro lenguaje en los demás, a menudo cometemos el error de hablarles a nuestros hijos en términos de “eres un desastre”, “siempre lo dejas todo tirado”, “eres un inútil” , los niños otorgan autoridad a los padres al ser éstos adultos y al no contar ellos con los recursos suficientes para formarse ideas por sí mismos sobre determinadas cuestiones, por tanto, si yo crezco escuchando por parte de alguien al que le confiero autoridad suficiente ( padres, educadores, adultos en general, …) que “Soy” un desastre , creceré con ese juicio y cuando sea adulto lo más probable es que ante determinada tarea minuciosa suelte con total convencimiento , “ Es que yo soy un desastre para esas cosas”. El ser humano se crea a sí mismo en el lenguaje y a través de él: Echeverría postula que todas las personas nacemos con la posibilidad de construir y diseñar nuestra propia vida. El ser humano no es una forma de ser determinada, ni permanente. Es un espacio de posibilidad hacia su propia creación. Y aquello que lo posibilita es precisamente la capacidad generativa del lenguaje. A partir de las bases de condicionamiento mencionadas, los individuos tienen la capacidad de crearse a sí mismos a través del lenguaje. Nadie es de una forma de ser determinada, dada e inmutable, que no permita infinitas modificaciones.


DIÁLOGO INTERNO


DIÁLOGO INTERNO


AHORA POR FAVOR ANOTA TUS RESPUESTAS EN EL CUADERNO DE BITÁCORA 1.- ¿Que te dices a ti mismo ante situaciones de incertidumbre o preocupaciones? 2.- ¿Qué emociones provocan esos pensamientos? 3.- ¿Que podrías decirte de manera diferente? 4.- ¿Cómo te sentirías pensando de esa manera?


No puedo vs. No sé cómo conseguirlo. Culpa vs. Responsabilidad Hacer vs. Intentar Carga vs. Responsabilidad Practica el agradecimiento por lo menos 3 veces al día. Pide ayuda si la necesitas.


https://www.youtube.com/watch?v=1kw91cV gZVg

https://elpais.com/elpais/2016/03/17/eps/1 458213301_511715.html


https://es.wikipedia.org/wik i/El_hombre_en_busca_de_se ntido

https://es.wikipedia.org/wiki/ Timothy_Gallwey

https://es.wikipedia.org/wiki/L os_siete_h%C3%A1bitos_de_la_g ente_altamente_efectiva


Aquí finaliza la primera parte de este viaje, justo acabamos de llegar al campo base y estamos aquí para acompañarte durante el camino, cuenta con nosotros si podemos serte de ayuda en cualquier momento de la expedición… ¡Un fuerte abrazo y seguimos adelante! EQUIPO YCS

Ch&ch caixabank  
Ch&ch caixabank  
Advertisement