Page 1


1. Claves principales sobre la situación actual En este mundo nada ocurre de forma aislada, y todo lo que acontece es consecuencia de otro acontecimiento. A menudo, el sistema capitalista patriarcal solo nos ofrece una visión sesgada y reducida de la realidad, como si la viésemos a través de la mirilla de una puerta. Algo parecido ocurre también con la “crisis”. Gracias a la insistencia de políticos, economistas o periodistas, la crisis se nos ha presentado como un asunto meramente económico. Pero no estamos únicamente ante una crisis económica, es el propio sistema el que está, una vez más, en crisis. Nos encontramos ante una crisis de la civilización, de la vida. Una crisis estructural. Es la forma que durante los últimos dos siglos ha habido de entender la vida, de vivirla y de sostenerla la que esta en crisis. Podríamos entenderlo como las dos caras de la misma moneda: Detrás de la crisis económica tenemos la crisis energética, la crisis de la biodiversidad, la hegemónica, del cuidado, de la nutrición, demográfica, democrática y un largo etcétera. Y detrás de todas estas crisis, intereses económicos. Los pilares en los que se ha estructurado el orden mundial los últimos 200 años se tambalean: concentración del capital, desarrollo lineal, consumismo descontrolado, crecimiento... Concretamente, en la base de esos pilares que hoy tambalean, se encuentran la explotación y la opresión. El paradigma del crecimiento incesante y la concentración no crea sino mas explotación. Con la única intención de sacar la máxima rentabilidad económica, el sistema productivo explota a la clase trabajadora mediante la plusvalía. Explota la tierra creando la deuda ecológica (explotación masiva de las materias primas, creación incontrolada de residuos, polución...) Explota a la mujer tratándola como persona inferior, de segundo nivel. Tras asignarle el rol de cuidadora, ha hecho invisible este trabajo, aun cuando todo el sistema productivo esta sustentado en este trabajo. Oprime a los pueblos para explotar tanto los recursos naturales como a sus trabajadores y trabajadoras. Para ello, utiliza la asimilación y homogeneización cultural. Y también explota a la juventud, profundizando en nuestra precarización para así, permitir que los adultos saquen el mayor beneficio a nuestra costa.


El sistema capitalista patriarcal, ademas de ser un modelo de producción, constituye una ideología, un modelo de vida creado para poder sustentar su desarrollo. En este sentido, a menudo estas opresiones, estas explotaciones, se entremezclan y crean nuevas explotaciones, convirtiéndonos a nosotras mismas en explotadoras. Las crisis son consecuencia de todo ello. Y es más, con la intención de defender el capital, el capitalismo utiliza todas estas crisis para refundarse y continuar con la explotación, convirtiéndolo cada vez en mas destructor si cabe. De ahí que las crisis sistémicas sean cíclicas. Consecuencias de la ofensiva neoliberal: A partir de 1955 se propone que el consumo sea el centro de la economía. El modelo Fordista acarrea grandes costes económicos y para poder aplacarlos, se plantea como solución el consumo masivo, creando la sociedad del consumo. Desde los 70 en adelante, con la excusa de la crisis, los mandatarios mundiales deciden poner en marcha el programa neoliberal, basándolo en 3 pilares principales: la desregularización, la especulación y el endeudamiento masivo. Como consecuencia de la desregularización, se comienza a privatizar el sistema publico convirtiendo los derechos en lujos. Ademas, se lleva a cabo la deslocalización y liberalización de los mercados. Por otra parte,la relación entre la especulación y el endeudamiento masivo ha creado la burbuja financiera, la economía ficticia, que ahora ha explotado con la crisis financiera. En este momento en que el sistema ha colapsado, las modificaciones parciales no sirven. Lo que en las ultimas décadas hemos conocido como “Estado de Bienestar” ha sido una de estas soluciones a medias, solución que también ha fracasado. Existen dos opciones encima de la mesa: profundizar en el actual modelo neoliberal, impulsando así la injusticia social, aumentando la pobreza y permitiendo que unos pocos sigan enriqueciéndose a costa de todas nosotras, o construir un nuevo modelo basado en los principios del socialismo, feminismo y ecologismo y que impulse el respeto y la cooperación entre los Pueblos. La alternativa: Estado Vasco Socialista y Feminista Las alternativas al sistema capitalista patriarcal, tomarán características diferenciadas acordes a la realidad local de cada sitio. Aun así, si queremos construir un modelo de vida justo y sostenible, es imprescindible que cambiemos la forma de concebir la buena vida, ya que hoy día, esa buena vida esta asociada a la acumulación de más y más dinero. El buen vivir trae consigo un nuevo paradigma: tener una vida saludable, basada en la colectividad, responsable, para así aprender a vivir mejor con menos recursos. Debemos construir un nuevo modelo de vida que pase de alimentar al capital, a basarse en las necesidades de cada persona para poder vivir con dignidad. Para poder construir la alternativa al sistema actual, es imprescindible ser conscientes de la


situación e impulsar el empoderamiento de la juventud. Solo mediante la organización y la lucha podremos construir ese nuevo modelo de vida. Además, debemos comprender que la alternativa se construye desde la perspectiva local, en los valores comunitarios. Frente a la dictadura de los mercados, la alternativa pasa por la soberanía. Soberanía tanto individual como colectiva. Pueblos soberanos. La soberanía reconoce al sujeto, a cada persona, a cada pueblo la capacidad de decidir. Soberanía es decisión, pero siempre tomando en cuenta nuestro entorno: el resto de personas y colectivos, la Tierra Madre... La dependencia para con el resto de la gente y eco-dependencia, ergo actuar con responsabilidad. Y es que cuando hablamos de soberanía, también hablamos de soberanía alimentaria, energética, soberanía económica... La independencia y el socialismo, el proyecto político de la izquierda abertzale, busca crear una sociedad justa, igualitaria y libre, apostando por un Estado propio que permita a la sociedad vasca satisfacer sus necesidades y anhelos. Pero el estado que proclamamos, no debe ser una reproducción de lo que hoy día concebimos como estado. Debemos responder a una pregunta: ¿para qué queremos un Estado propio? Por un lado, para poder estructurarnos como nación, y por otro, para poder organizar todos los ámbitos que afectan a nuestras vidas como creamos más oportuno. En este sentido, un Estado propio nos ofrece la opción de organizarnos en torno a valores diferentes: empezando por estructuras subsidiarias (es decir, que los ámbitos de decisión y de poder se establezcan en el ámbito local, mediante la filosofía del auzolana), reforzando la comunidad, siendo soberanos y basado en los valores necesarios para poder construir un nuevo modelo social: participativo, euskaldun, feminista, desmilitarizado, autoorganizado... Por tanto, el Estado Vasco nos es imprescindible. Necesitamos un estado para acabar con el actual modelo de estado, para crear el Estado socialista vasco. Ya que el socialismo nos permitirá cambiar la actual relación entre los mercados, la política y la sociedad civil, a nuevos parámetros que inviertan esta relación. En la actualidad, gracias a la decantación política hecha por los actuales mandatarios, los mercados mandan y deciden, decisiones que los políticos aplican tomando medidas contra la ciudadanía. El socialismo por el contrario, debe crear y alimentar ciudadanas conscientes, extinguiendo la diferencia entre clases y tomando como base los principios feministas, poniendo la economía a merced de las necesidades de sus ciudadanas, reconociendo así su soberanía. De esta forma, las necesidades colectivas se colocaran por delante de las personales, acabando con la propiedad privada y colectivizando los recursos.

2. Situación política de Euskal Herria En el trayecto hacia la independencia y el socialismo habrá diferentes paradas. Todas y cada una de ellas generan nuevas condiciones repitiendo las acertadas y aprendiendo de las erróneas. En cualquier proceso revolucionario es vital la constante reflexión para continuar dando pasos. La Izquierda Abertzale, aún habiéndolo intentado, no siempre ha sabido adecuar la estrategia a las condiciones del momento. Sin embargo, ha realizado autocrítica y ha reflexionado sobre la estrategia y esto ha creado nuevas condiciones.


La Izquierda Abertzale rechazó desde el principio tanto el Estatuto de Autonomía como el Amejoramiento Navarro, que fueron creados para asimilar Euskal Herria en la época de la transición española. En los años del Acuerdo de Lizarra-Garazi, agentes políticos y sociales ya dieron por agotadas estas dos herramientas. Hoy en día, como consecuencia del hórdago planteado por el Principado de Cataluña, ha quedado claro que el Estatuto de Autonomías ha fracasado. A esto hay que sumarle también la crisis económica, política e institucional que sufre el Estado Español hoy. Por otro lado, Lapurdi, Behe Nafarroa, y Zuberoa han sufrido un terrible proceso de asimilación por parte del Estado Francés. Habiéndoles sido negado el departamento, la denominación Pays establecida en los años 80 no ha proporcionado ninguna herramienta para desarrollar estas tres regiones y además han hecho que la supervivencia del euskara y la cultura vasca pendan de un hilo. Por esto mismo, el modelo centralista del Estado Francés ha fracasado, y todos los partidos y agentes políticos de Iparralde coinciden en que hoy en día Iparralde necesita una nueva fórmula. Como consecuencia de los elementos expuestos y el cambio de estrategia llevado acabo por la Izquierda Abertzale en 2010, un nuevo ciclo polítiico se ha abierto en Euskal Herria. Haciéndole una aportación al documento Zutik Euskal Herria, ETA ha declarado el cese de su actividad armada para siempre. Sin embargo, esto no quiere decir que el conflicto político se haya solucionado ni mucho menos. Las raíces del conflicto permanecen: dos Estados opresores que le niegan el carácter de nación al Pueblo Vasco y por lo tanto se nos ha privado del derecho a decidir. Además, hay que solucionar las consecuencias generadas por el conflicto. El actual ciclo político tiene como como objetivo la consecución del Marco Democrático, y en esa dirección, contará con diferentes fases. Hacia el Marco Democrático, proceso democrático: Para llevar a cabo la transformación política y social y para dar pasos para la consecución de nuestros objetivos estratégicos, debemos darle respuesta a la problemática política específica que vivimos en nuestro pueblo. Debemos poner en marcha una estrategia que nos permita solucionar el conflicto político. Tenemos que tener claro los pasos a dar mediante esta estrategia y tendremos que diseñar y llevar a cabo los planteamientos que sean necesarios. Los objetivos para este ciclo político son los siguientes. La consecución de mínimos democráticos: después del déficiit democrático sufrido durante años, es imprescindible garantizar los derechos civiles y políticos. Tanto los individuales como los colectivos, así como los que nos pertenecen como pueblo o comunidad. Superar las consecuencias del conflicto: otorgar reconocimiento a todas las consecuencias generadas durante años por el conflicto político y la resolución de todas ellas. Así como la cuestión de las y los presas y uhídas, las víctimas, la desmilitarización...


Reconocimiento de la territorialidad y la autodeterminación: para resolver el conflicto, todas las partes han de formar una negociación dinámica, para dar paso al Acuerdo Político que pondrá fin a la raíz del conflicto. Como punto de inflexión, el ronocimiento territorial de los cuatro territorios bajo domino del Estado Español y el reconomiento por parte del Estado Francés de los 3 territorios vascos. Así, llegaremos a una situación en la que cualquier proyecto político será factible.

3. Análisis general de la situación de la juventud En esta fase del sistema capitalista patriarcal, dicho sistema ha comenzado una nueva ofensiva para alargar la precarización de vida de la juventud: convierte a la juventud en producto para el mercado mediante la idealización de dicho sector. Como si la juventud se tratase de un instante idílico de la vida, crean un producto ligado a valores como la felicidad, el carpe diem, el no tener que tomar decisiones, la flor de la vida o la ingenuidad. Así, alargan el período de ser jóven y mantiene a más gente en situación de precariedad a merced del capital. El retraso en lo que la edad de emancipación se refiere, se entiende por un lado, dado a la idealización de seguir siendo jóven y por otro lado, por consecuencia de la precariedad social que vivimos las jóvenes. Para mantener a la juventud controlada, el sistema necesita educarnos de una manera muy concreta, para que de ninguna manera podamos desarrollar nuestra capacidad revolucionaria o seamos conscientes de nuestra opresión. Este proceso de socialización que tiene como objetivo la dominación de la juventud, empieza desde el primer momento en el que tenemos contacto con diferentes agentes socializadores (la familia, la educación, los medios de comunicación...) y nos transmite mil y una valores (egoísmo, machismo, la competetitividad, el consumismo...). Es más: desde interiorizar la situación de opresión que vivimos las jóvenes hasta hacernos sentir cómodas con la opresión que sufrimos. Al fin y al cabo, a través de todo este proceso, teniendo en cuenta que la juventud se encuentra dentro del sistema capitalista patriarcal, consigue tener dominado a este sector que debería ser transformador. TRABAJO -EDUCACIÓN FORMAL: La tasa de jóvenes paradas es mayor comparándola con la población global, y va en aumento por otro lado la generalización de trabajos temporales y de prácticas. En 1980 el PSOE puso en marcha una política que daría pie al trabajo precario: contratos temporales. Con este tipo de contratos se formaron intermediarios especuladores entre puestos de trabajo y las ETT. Las mujeres en general aunque tengan mas formación académica tienen peores condiciones laborales. Es cierto que a falta de trabajo la juventud se ha decantado por alargar su formación


académica, sobre todo en la educación superior. Las universidades, sin embargo, están en un cambio hacia la privatización y mercantilización : Bologna. Los centros educativos ayudan a que los alumnos sean cada vez más sumisos y acríticos; además el sistema ataca con programas del trilingüismo. VIVIENDA: Para que nosotras podamos ser dueñas de nosotras mismas, la vivienda es clave. Por otro lado este derecho que se nos niega conlleva el retraso en la emancipación por la vida precaria y el hipotecarse con un banco para tenernos atadas a ellos. DEMOGRAFÍA: En Euskal Herria se está dando un envejecimiento progresivo, tanto por el alargamiento de los estudios como por el alargamiento de la vida precaria. Por lo tanto, en la pirámide demográfica el sector de personas mayores es más grande, dejando invisibles las necesidades básicas de las jóvenes. . EUSKARA: El conocimiento y el uso de la lengua entre jóvenes es diferente en cada pueblo, ya que las instituciones desarrollan diferentes políticas. Aunque las instituciones trabajen por el bilingüísmo, no hay que olvidar que mientras continuemos siendo un pueblo colonizado será el castellano la lengua hegemónica y esto dificulta el aprendizaje y la utilización de la lengua. Aunque tengamos tendencia ha pasarnos al castellano, nos falta el registro jóven en Euskara. Tenemos que tener en cuenta que Euskal Herria siendo pueblo pueblo oprimido cuenta con la opresión ejercida por los medios de comunicación, y las jóvenes estamos obligadas a consumir en castellano o francés en nuestro tiempo libre. MIGRACIÓN : En la base de todos los flujos de migración existentes a día de hoy, están las mismas razones. Sea los que vienen en busca de un trabajo o las que vamos desde Euskal Herria a otros países del mundo: los desequilibrios que causa el sistema capitalista patriarcal. Cada vez somos más las jóvenes que vamos a trabajar o a estudiar a los pueblos del norte de Europa, dada la situación económica que vivimos en Euskal Herria. Mientras tanto, los estados de hoy se enriquecen con los trabajos invisibles de los inmigrantes. Esto nos lleva a una diferencia de clases mayor y a la xenofobia. De todas formas, cada vez son más lo inmigrantes que se van desde el Estado Español por la crisis económica, y son cada vez menos las que vienen.


TIEMPO LIBRE: En esta sociedad de consumo el tiempo libre es para el sistema capitalista patriarcal otra columna clave. Y somos los jóvenes los receptores de este modelo. Las jóvenes estamos obligadas a consumir este tipo de “tiempo libre”. De esta forma relacionamos la alegría de vivir con el consumo. Tenemos que pensar sobre todo en el modelo de fiestas, sobre la cultura del desfase que se basa en el consumo. MODA:

La juventud es el producto consumo del sistema. La industria de la moda y la industria cultural crea procesos de socialización según modas. (Tenemos que actualizar productos y hacernos con ellos para no sentirnos excluídos de la sociedad). Las modas crean identidad y te hacen sentir parte de un grupo. Nuestro objetivo sería abarcar identidades y jóvenes diferentes no homogeneizados.

MEDIOS DE COMUNICACIÓN: Los medios de comunicación son herramientas de control que tiene el poder hegemónico. Hay que decir que el tipo de joven que promueven los medios de comunicación, reproducen los valores del sistema: sexista, banal, comercial, que promueve el amor romántico, el tiempo libre basado en el consumismo... De la misma manera, crean un estereotipo concreto de la juventud, con el objetivo de deslegitimar su ser: somos drogadictos, vagos, pasotas...Y ademas tienen todo tipo de mecanismos para la criminalización: que somos violentos, que hacemos las cosas sin pensar, que no sabemos qué es la vida... RELACIONES: Relaciones de género: Se trata de la construcción de roles de hombre o de mujer. El género es la construcción de roles hombre-mujer que construimos sobre el sexo biológico, de forma que la socialización de las personas es sexista, nos enseñas cómo ser diferentes los chicos de las chicas, posibilitando las diferencias entre sí. El patriarcado sigue ahí a pesar que el sistema “democrático”haya intentado visualizar avances, en la juventud, se reproducen el sistema de genero-roles. El sistema capitalista patriarcal quiere variar de contenido el feminismo ya que mediante la cultura industrial a creado mujeres “independientes” con un físico y una vestimenta concretas, barbies. Las relaciones lésbicas están mal vistas en público, mientras que se convierten morbosas a los hombres. Y pasa lo contrario en el colectivo gay. El sistema lo ha hecho suyo, convirtiéndolo en una moda de consumo.


Por otra parte, el modelo de “amor romántico” tiene mucha importancia entre la juventud. Ya que el amor romántico siempre genera una pareja fiel, privatizando el cuerpo y no aceptando relaciones libres.

Sexualidad: La sexualidad y las relaciones personales, aunque sean imprescindibles en nuestras vidas, socialmente han sido infravaloradas. El cristianismo ha hecho que el deseo y el sexo fuesen ideas lascivas, algo cercano al pecado. Oficialmente lo han presentado como forma de reproducción y no como forma de autoconocimiento, de quererse y forma de disfrute personal. Está claro que la educación sexual precaria recibida en las últimas decadas es muy limitada, genital-embarazo-anticonceptivos-modelo heterosexual. Y no nos lleva a ser nosotras dueñas de nuestro propio cuerpo. Redes sociales: Las nuevas tecnologías nos unen vs. nos aislan, son amenazas vs. oportunidades, son herramientas del sistema vs. espacios libres... as modas tienen gran influencia en esta época de la ultracomunicación. Necesitamos una información constante cada vez mas rápida, de más cantidad hasta que la desinformación se sobrepone. Estas herramientas han generado identidades e incluso han traido otra forma de adherirse a actividades diferentes. Se trata hacer un clic sin tener que comprometerse. Aún y todo es importante la influencia que han tenido en diferentes movimientos, tanto en la activación de jóvenes y también en la repercusión de los propios movimientos; ya que al fin y al cabo somos las propias ciudadanas las que nos encotramos esos contextos. Participación: En Euskal Herria en general la juventud tenemos tendencia a participar o a comprometernos. Esta tendencia y compromiso está ligado a la autorealización : asociaciones deportivas, culturales... ún y todo, las inquietudes o dudas generadas en los colectivos se da de forma diferente, en niveles diferentes. Según Aztiker, gran parte de la juventud tiene dudas sobre el modelo social, y pocos del tema. Pero somos pocos los que nos organizamos y somos activos. Muchos de ellos no encuentran un espacio cómodo para tratar esas dudas ya que tienen desconfianza hacia los partidos e instituciones, los discursos políticos no les atraen, prefieren trabajar sobre una duda o inquietud más específica. Por la situación social económica y política se están creando nuevos espacios de organización y lucha, y eso a traído que las jóvenes se sientan más cómodos en este trabajo.


Acercándose desde la duda personal al colectivo empieza la juventud a participar; de la misma forma, mientras que la vida precaria es más larga, la edad de la juventud se alarga.

4. Estrategia juvenil El sistema capitalista-patriarcal es consciente del poder que ejerce sobre la juventud de carácter constructivo y es precisamente por eso por lo que tiene a nuestro sector en el punto de mira. El sistema da pie a un proceso de socialización construido según los valores y roles basados en el patriarcado, convirtiendo a la juventud en máquinas reproductoras del sistema. Para insertarnos en ese proceso de socialización el sistema hace uso de diferentes estructuras, empezando por el núcleo familia, pasando por los sistemas autoritarios educativos y laborales, hasta llegar al modelo de ocio ofrecido por la mass media y la industria de la cultura. Intentan de facto introducir el modelo de vida capitalista patriarcal en nuestra práctica diaria. Por otro lado, como ha quedado claro en el Análisis General de la Situación (ver punto nº 1), el sistema capitalista patriarcal necesita para su supervivencia y constante crecimiento la opresión de los pueblos, el género y la clase trabajadora, así como la explotación de la Tierra Madre. Ahí se encuentran precisamente la explotación y la opresión de la juventud. Para garantizar el crecimiento económico partiendo de la rentabilidad del capital, condena a la juventud a vivir precariamente, reproduciendo este modelo de vida una y otra vez. El sistema capitalista patriarcal nos niega empoderarnos como jóvenes, tanto como individuos como como colectivo, con el objetivo de seguir reproduciendo el sistema. Mientras sigamos concienciándonos, empoderándonos a nosotras mismas y mostrando una actitud activa y ofensiva frente al sistema, nos estaremos convirtiendo en sujetos revolucionarios. La organización juvenil: Esta organización juvenil está integrada dentro de la izquierda abertzale. Tiene como objetivos una Euskal Herria independiente, socialista, feminista y euskaldun. La organización juvenil ofrece a la juventud un espacio para organizarse y hacerle frente a la problemática juvenil existente. Asimismo, la Estrategia Juvenil será la hoja de ruta que la organización ha dibujado para lograr sus objetivos estratégicos. El objetivo de la Estrategia Juvenil es la construcción del Estado Vasco Socialista y Feminista. Aún siendo este el objetivo estratégico, tendremos mucho trabajo por hacer para construir Gazte Herria y por lo tanto, el proceso revolucionario no terminará con la consecución de nuestro objetivo estratégico.


Objetivos tácticos para este ciclo político Teniendo en cuenta la crisis de civilización que ha provocado el sistema capitalista patriarcal y siendo conscientes del momento histórico que vivimos en Euskal Herria, los objetivos para este ciclo político son los siguientes: 1. La construcción de alternativas reales, poniendo en práctica el empoderamiento de la juventud haciéndole frente a la problemática juvenil. 2.Mediante el Proceso Democrático superar la situación de negación que sufre Euskal Herria, y de esta manera lograr el Marco Democrático que reconocerá el derecho a decidir del Pueblo Vasco. Para conseguir los Mínimos Democráticos es imprescindible respetar y garantizar los derechos civiles y políticos de la Juventud. Principales características y valores de la estrategia: La estrategia juvenil se basa en la Construcción Nacional. La revolución empieza hoy se desarrolla día a día. Sin esperar a los Estados, tenemos que poner en marcha proyectos que proporcionen nuevos modelos de vida que se adecúen a la vida y no al capital. Así, construiremos el Estado Vasco desde el día de hoy. Para desarrollar esta estrategia la organización apuesta por la articulación del Poder Juvenil. La concienciación y el empoderamiento de la juventud son elementos fundamentales para construir un contrapoder fuerte frente al sistema. Toda joven que sea consciente de su opresión como persona será considerada como sujeto revolucionario. Reconocemos que el espacio principal para articular el Poder Juvenil es el movimiento juvenil. La organización juvenil será otra organización más dentro del movimiento, teniendo como objetivo la independencia, el socialismo y el feminismo. La estrategia juvenil tiene carácter local. Así, entendemos que son los pueblos y barrios los motores y la base de la revolución social. Cada pueblo tendrá autonomía para llevar a cabo las luchas que se adecuen a su propia realidad. La filosofía y el modo de trabajar de la organización juvenil se basará en el trabajo comunitario (auzolan) y el trabajo colectivo, así como la autogestión. Trabajaremos codo con codo con organizaciones del movimiento juvenil y popular, dejando de lado las diferencias y sumando fuerzas en aquello en lo que nos une. En este sentido, la estrategia es inclusiva y no es excluyente. Ofrecerá y/o identificará espacios para aglutinar jóvenes de diferentes ámbitos. Realizará reflexiones y autocríticas constantemente, siempre y cuando sea de manera constructiva.


Ejes de trabajo: El trabajo principal para conseguir los objetivos de este ciclo político, es crear y activar la masa juvenil en la dirección del proyecto estratégico y conseguir así el empoderamiento de la juventud. En este sentido, basándonos en la construcción nacional, debemos empezar a construir la Euskal Herria socialista y feminista desde hoy: por un lado, haciéndole frente a la problemática juvenil y construyendo alternativas, y por otro lado, dando pasos hacia la resolución del conflicto para lograr el Marco Democrático, objetivo principal en este ciclo político. Para conseguir los objetivos que nos proponemos tendremos que diseñar y desarrollar planes y estrategias basadas en lo local. Por lo tanto, cada pueblo o barrio tendrá que decidir en base a su propio análisis y realidad, cuál será la lucha que quiere llevar a cabo. a) Construcción de modelos de vida Desde Euskal Herria, a nosotras nos toca seguir construyendo una sociedad más justa y eso nos lleva a construir otros modelos de vida basados en la vida y no en el capital. Es decir, debemos poner en marcha la revolución social empezando desde una misma. Construiremos ese modelo de vida haciéndole frente a la problemática juvenil, luchando por condiciones de vida dignas, sacando a la luz las opresiones estructurales y creando proyectos alternativos. Este eje de trabajo dará cabida a cualquier lucha que tenga como objetivo hacerle frente al sistema y construir otro modelo de vida. Hablamos de modelos de vivir. Así, se podrán desarrollar luchas tales como el feminismo, el ocio, la socioeconomía y otras muchos ámbitos. b) Resolución del conflicto En este ciclo político tenemos encima de la mesa el reto de solucionar el Conflicto que vive Euskal Herria. Es imprescindible solucionarlo si queremos que los modelos de vida que planteamos se hagan realidad en el Estado Vasco Socialista y Feminista. En este sentido, Ernai, apuesta por la Amnistía como eje fundamental, entiendo la Amnistía como solución integral al conflicto. Es tarea de Ernai dar pasos y hacer que demás agentes acerquen posturas hacia la resolución del conflicto. Así, la mayor tarea de la Organización Juvenil será visualizar que el conflicto sigue vivo, sacudir las calles y activar la juventud en este sentido. Además de esto, a otro nivel y de modo complementario, también se podrán utilizar demás herramientas: impulsar acuerdos con agentes políticos y sociales o intervenir de manera activa en los ya existentes (Acuerdo de Gernica, Declaración de Aiete...).

En Lizarra, el 2 de Febrero de 2013


1.er congreso de Ernai  

Este es un documento que recoge las conclusiones generales del 1.er congreso de la organizacion juvenil Ernai.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you