Issuu on Google+

UNIDAD EDUCATICA ´´RIOBAMBA´´

´´LA OBESIDAD INFANTIL EN LA CUIDAD DE RIOBAMBA´´

Monografía previa a la obtención del título de Bachiller

AUTORES.

 Evelyn Valeria Nogales Quishpe  Erika Elizabeth Macas Mocha

DIRECTORA. Lic. Raquel Sánchez

Riobamba.-febrero del 2014

1


DEDICATORIA

A Dios, por cuidar de nosotras en cada momento en los que dudamos y en los que olvidamos que la fe y el amor nos llevarían a ser alguien mejores, por darnos salud, esperanzas y las oportunidades de culminar lo que un día empezamos. A nuestros Padres, por estar con nosotras en las buenas y las malas, por enseñarnos a ser humildes, por enseñarnos a nunca rendirnos, por escuchar y entendernos, pero sobre todo por darnos la vida. A nuestros Hermanos, por regalarnos momentos inolvidables, por su paciencia, por su apoyo y por creer siempre en nosotras. A Todos los que estuvieron presentes en el transcurso de nuestras vidas, aquellos que nos hicieron ver nuestros errores y nos enseñarlos a corregirlos.

Gracias de todo corazón a todos.

2


AGRADECIMIENTO

A la Unidad Educativa ’’ Riobamba’’ y a sus respectivas autoridades por brindarnos la oportunidad de pertenecer a esta institución educativa. A nuestros queridos maestros que con su sabiduría y conocimiento aportaron en nuestra formación intelectual como profesional convirtiéndonos en un ente positivo en la sociedad.

3


PLANTEAMIENTO DEL TEMA

1. ARGUMENTACION. La falta de información nutritiva el aumento indiscriminado de los restaurantes y lugares de comida rápida, la falta de promoción de alimentos saludables, el tratar de compensar la ausencia física de los padres a base de alimentos altos en calorías a sus hijos sumado a la tendencia y disminución de la actividad física debido al aumento de la naturaleza sedentaria de muchas actividades recreativas, el cambio de los modos de transporte y la creciente urbanización han contribuido a que la obesidad infantil de desarrolle de manera alarmante en la población. Por eso y más factores consideramos importante

conocer ‘’LA OBESIDAD INFANTIL EN LA CIUDAD DE

RIOBAMBA’’

2. JUSTIFICACION. La razón por la cual se eligió este tema es que la obesidad infantil es considerada una enfermedad crónica

que en el niño inseguridad, baja autoestima, discriminación

escolar, discriminación social, fatiga fácil, hipertensión factores de riesgo para padecimientos

cardiovasculares,

dermatológicos,

gastrointestinales,

diabéticos

enfermedades que se encuentran dentro de las primeras causas de morbilidad con elevados costos sociales y económicos en su atención.

4


OBJETIVOS

OBJETIVO GENERAL.

 Investigar las causas y consecuencias de la obesidad infantil en la cuidad de Riobamba a través de un estudio serio y comprometido, para concientizar a la población.

OBJETIVOS ESPECÍFICOS.

 Determinar los principales factores que conllevan el tener una vida sedentaria.  Conocer las enfermedades que ocasiona la obesidad en los niños.  Establecer el porcentaje de calorías que se debe consumir diariamente.  Concientizar a la población joven de la ciudad de Riobamba de los riesgos que para su salud causa el tener una vida sedentaria sumados a una mala alimentación

5


INTRODUCCION

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha designado a la obesidad infantil como uno de los principales problemas de salud mundial no reconocidos. Se ha estimado que cerca del 7% de la población mundial presenta un exceso de peso en México la frecuencia de la obesidad oscila entre 21% y 60%. La obesidad es un problema mundial, cada día aumenta los casos de obesos hay cerca de 1.200 millones de adultos y cerca de 25 millones de niños menores son obesos. Los factores genéticos influyen notoriamente, si uno de los padres es obeso se multiplica por cinco la probabilidad de tener un niño obeso. En el niño obeso, el crecimiento de las células de grasa continúa por muchos años más. Si se mantiene gordo hasta la adolescencia, tiene el 50% de probabilidad de ser obeso en etapa adulta. Las

complicaciones

relacionadas con obesidad son numerosas: diabetes tipo2,

hipertensión arterial, infarto grasa en órganos, trastornos esqueléticos. También se produce trastornos sicológicos como el rechazo, la baja autoestima y la tendencia al alcoholismo y el tabaquismo en niños. Hay factores que reducen la actividad física en la infancia como la inseguridad en os sitios de recreación, el tiempo dedicado a la familia es más corto y el dedicado a la Tv es más largo, en las escuelas las clases de gimnasia son menores, no tienen espacios físicos y los mismos educadores no los consideran importantes, además envían una cantidad exagerada de deberes para el hogar. Los bares escolares son un serio problema solo expenden comida chatarra. E tiempo dedicado a la TV, provoca mucha inactividad. Necesitamos cambios significativos en la alimentación, fomentar la actividad física, sé requiere la participación de los padres, educadores y los profesionales en todas la especialistas. Los adultos que enferman y mueren ahora, fueron los niños obesos de ayer.

6


METODOLOGÍA DE TRABAJO

Para la elaboración de esta monografía utilizamos el método analítico ya que partimos de un concepto general es decir partimos desde que es la obesidad infantil para poder estudiar y analizar

cada una de las

consecuencias y consecuencias que origina la obesidad infantil y así poder encontrar estrategias que nos permitan prevenir la obesidad infantil y con ello poder erradicar esta enfermedad tan frecuenté en el siglo.

7


RESUMEN EJECUTIVO

Desde hace años el tratamiento para la obesidad se ha basado en dos pilares fundamentales: los planes de alimentación hipocalóricos y la incorporación de la actividad física; basados en las investigaciones que sugieren que los factores causales asociados al desarrollo de obesidad son la ingesta excesiva de calorías y patrones de conducta sedentarios. Este desbalance entre la energía que ingresa y lo que se gasta genera un sobrante de energía que se deposita en forma de grasa en los tejidos del organismo. Aún hoy, son muchos los profesionales de la salud que basan el tratamiento solo en estos principios. Pero esta es una mirada estrecha y reduccionista, La modificación de hábitos alimentarios y los patrones de actividad física son esenciales para bajar y mantener un peso saludable, pero para ser sostenidos en el tiempo es necesario prestar atención a otras variables. Aunque muy poco considerados, los aspectos psicológicos y familiares juegan un papel decisivo en la producción y mantenimiento de la obesidad, y por lo general nunca se abordan. Estos factores psicológicos, precipitan y perpetúan el consumo exagerado de alimentos, una alimentación excesiva para lo que son las necesidades energéticas personales y deben ser tomados en cuenta si se pretende mantener un peso, luego de haber alcanzado el ideal o deseable. El abordaje y tratamiento de las características psicológicas es de fundamental importancia, pues de lo contrario el paciente no es capaz de comprometerse adecuadamente con el tratamiento y en general tiene mayor dificultad para bajar de peso y/o mantenerlo. De ello se desprende, la necesidad del trabajo interdisciplinario para atender a cada uno de los detalles que inciden en esta problemática. Algunas alteraciones son específicas y pueden encontrarse con relativa frecuencia en individuos obesos, aunque sin ser patognomónicas de la enfermedad. Pero también existen otras que pueden estar presentes y dificultar el tratamiento para quienes intentan adelgazar y mantener un peso adecuado.

8


CAPITULO I LA OBESIDAD INFANTIL MARCO HISTORICO.

OBESIDAD EN LA PREHISTORIA (2.5 millones A.C. hasta 3200 A.C).

En estos tiempos el excesivo tejido adiposo se veía como una señal divina de salud y longevidad, como una necesidad de supervivencia; ya que el ser humano ha vivido mucho tiempo como cazador y debía resistir los frecuentes períodos de carencia de alimentos. La vida era muy dura, pocas personas cumplían los 40 años de vida. El hombre prehistórico no mantenía una dieta equilibrada, en muchos casos su alimento consistía en carne en estado de semiputrefacción, recolección de plantas, raíces, vegetales, insectos, peces y animales pequeños.

OBESIDAD EN LA EDAD ANTIGUA (3200 A.C. hasta 476 D.C.).

GRECIA:

En la antigua Grecia fue Hipócrates el primero que asoció la obesidad y la muerte súbita hace más de 2000 años, cuando afirmó que: “quienes por naturaleza engordan demasiado son más propensos a una muerte repentina que los delgados” El gran filósofo Platón proclamó una certera observación sobre la alimentación y la obesidad cuando señaló que “la dieta equilibrada es la que contiene todos los nutrientes en cantidades moderadas y que la obesidad se asocia con la disminución de la esperanza de vida”. 9


ROMA:

Galeno fue fiel a la medicina hipocrática aunque también trabajó acerca de la obesidad. Identificó dos tipos de obesidad: moderada (natural) e inmoderada (mórbida). Encontró una relación entre la obesidad y un estilo de vida inadecuado, en el entrenamiento de los generales (militares) poco activos y perezosos.

OBESIDAD EN LA EDAD MODERNA (1453 D.C. hasta 1789 D.C.)

SIGLO XV: La obesidad se identificó con la gula, con una persona que come y bebe sin control; se relacionó con la glotonería y la comida en cantidades excesivas.

SIGLOS XVI-XVII: Tanto el sobrepeso como la obesidad significaban salud y bienestar, fuerza, fertilidad, fecundidad y atractivo sexual. Se publicaron las primeras monografías donde la obesidad era el tema principal.

SIGLO XVIII: La obesidad era una alteración con responsabilidad individual y atribución moral del paciente (pereza). Hubo gran interés sobre dicho tema y se publicaron más de 34 tesis doctorales acerca de la obesidad. En la segunda mitad del siglo XVIII, Flemyng señaló cuatro causas de la obesidad (un exceso de comida grasa, una alteración de la textura de la membrana celular, un anormal estado de la sangre que facilita el acumulo de grasa y una evacuación defectuosa). También dio consejos terapéuticos relacionados con la alimentación (comer pan moreno en vez del pan blanco, comer vegetales y frutas y evitar la mantequilla) y aconsejó realizar ejercicio físico. Se comienza a considerar la obesidad como una enfermedad.

10


OBESIDAD ACTUAL, LA EPIDEMIA DEL SIGLO XXI En el año 1999 se publicó la Declaración de Milán, donde todos los países de la Unión Europea asumieron que la obesidad constituye un trastorno básico y muy importante que desarrolla enfermedades y comorbilidades de tipo cardiacas, digestivas, psicosociales. En el año 2002 la OMS desarrolló la Estrategia Mundial sobre régimen alimentario, actividad física y salud, aprobada en el año 2004 (57ª Asamblea Mundial de la salud) por los estados miembros; donde se declaró y etiquetó a la Obesidad como la “Epidemia del siglo XXI” a nivel mundial, liderando junto a otras instituciones una llamada internacional para luchar contra el sobrepeso y la obesidad. Dicha lucha debe implicar a los profesionales sanitarios, a los servicios de Salud Pública, a los gobiernos, a la industria alimentaria, a los técnicos en urbanismos y a toda la población en general. En el siglo XXI, los datos muestran un incremento alarmante y muy preocupante de la prevalencia del sobrepeso y de la obesidad, ya no sólo en la población adulta, sino también en la población infantil; siendo un factor de riesgo para producir enfermedades lo cual produce un aumento de los costes sanitarios, al igual que empeora la calidad de vida en las personas adultas. Aunque hay muchos avances científicos e investigaciones, como la genética o el mejor conocimiento de los mecanismos de regulación del peso corporal, que pueden favorecer y ayudar a la lucha contra la obesidad. Asimismo, con el descubrimiento de hormonas (tales como la Leptina, el Neuroléptico) se han podido desarrollar fármacos, que junto con actividad física y una correcta alimentación, pueden ser efectivos para el tratamiento de la obesidad. Tanto la obesidad como el sobrepeso han incrementado en los países desarrollados, aunque actualmente éste problema también afecta a los países en vías de desarrollo. Este cambio en la sociedad puede deberse a la modificación de las actividades de ocio (las personas han disminuido la actividad física, se hace menos deporte, los niños ya no juegan en la calle porque ahora tiene sus videojuego, aumento del sedentarismo) y también a la modificación de la conducta y de los hábitos dietéticos (como son la moda de la “comida rápida”, una alimentación altamente energética y muy grasa, alimentos muy poco saludable, comiendo muchas veces fuera de casa y con prisas.)

11


La OMS considera que la obesidad y el sobrepeso son un grave problema de Salud Pública y que han alcanzado proporciones epidémicas a escala mundial, afectando a más de 1000 millones de personas adultas con sobrepeso de las cuales más de 300 millones son obesos. Además cada año fallecen más de 2.8 millones de personas a causa de la obesidad o del sobrepeso, siendo el quinto factor de riesgo de defunciones mundiales. Desde el año 1980 hasta el año 2008 la prevalencia de la obesidad se ha duplicado en el mundo; actualmente más de una de cada 10 personas padece obesidad (500 millones de personas en todo el planeta) y 1500 millones padecen sobrepeso. En el año 2010 más de 43 millones de niños padecían sobrepeso.

QUE ES LA OBESIDAD

La obesidad es una enfermedad crónica de origen multifactorial caracterizada por la acumulación excesiva de grasa o hipertrofia general del tejido adiposo en el cuerpo; es decir, cuando la reserva natural de energía de los humanos, almacenada en forma de grasa corporal se incrementa hasta un punto donde está asociada con numerosas complicaciones, condiciones de salud o enfermedades, e incluso con un incremento de la mortalidad.

También podríamos definir la obesidad como la presencia de una cantidad excesiva de grasa corporal producida por un desequilibrio calórico y energético entre calorías consumidas y gastadas (balance calórico positivo), debido a un aumento de la ingesta de alimentos hipercalóricos y a un descenso de la actividad física (vida sedentaria); lo cual significa un grave riesgo para la salud. 12


Hoy en día la obesidad se ha convertido en un serio problema de Salud Pública que va en aumento, ya no es sólo una condición clínica individual. La OMS considera que "La obesidad ha alcanzado proporciones epidémicas a nivel mundial, y cada año mueren, como mínimo, 2.6 millones de personas a causa de la obesidad o sobrepeso. Aunque anteriormente se consideraba un problema confinado a los países de altos ingresos, en la actualidad la obesidad también es prevalente en los países de ingresos bajos y medianos".

TIPOS DE OBESIDAD Y CLASIFICACIÓN

En función del porcentaje graso corporal, cuando este está por encima del 25% en los varones y del 33% en las mujeres los podemos catalogar como personas obesas. Los valores comprendidos entre el 21 y el 25% en los varones y entre el 31 y el 33% en las mujeres se consideran límites. La OMS ha propuesto una clasificación del grado de obesidad utilizando el índice ponderal como criterio:  Normopeso: IMC 18,5 - 24,9 Kg/m2  Sobrepeso: IMC 25 -29 Kg/m2  Obesidad grado I : IMC 30-34 Kg/m2  Obesidad grado II : IMC 35-39,9 Obesidad grado I con IMC 30-34Kg/m2  Obesidad grado III: IMC 40 Obesidad grado I con IMC 30-34 Kg/m2  Obesidad de tipo IV : IMC >50

13


TIPOS DE OBESIDAD

 Obesidad androide o central o abdominal (en forma de manzana):

El exceso de grasa se localiza preferentemente en la cara, el tórax y el abdomen. Se asocia a un mayor riesgo de dislipidemias, diabetes, enfermedad cardiovascular y de mortalidad en general.  Obesidad ginoide o periférica (en forma de pera):

La grasa se acumula básicamente en la cadera y en los muslos. Este tipo de distribución se relaciona principalmente con problemas de retorno venoso en las extremidades inferiores (varices) y con artrosis de rodilla (genoartrosis).  Obesidad de distribución homogénea:

Es aquella en la que el exceso de, grasa no predomina en ninguna zona del cuerpo. Para saber antes que tipo de obesidad nos encontramos tenemos que dividir el perímetro de la cintura por el perímetro de la cadera. En la mujer, cuando es superior a 0,9 y en el varón cuando es superior a 1, se considera obesidad de tipo androide (26,27).

14


CLASIFICACIÓN DE LA OBESIDAD:

 Hiperplástica: Se caracteriza por al aumento del número de células adiposas.  Hipertrófica: Aumento del volumen de los adipocitos.  Primaria: En función de los aspectos etiológicos la obesidad primaria. representa un desequilibrio entre la ingestión de alimentos y el gasto.

Índices de la Obesidad

El índice de masa corporal (IMC) es el método usado para estimar la proporción de grasa corporal; se calcula dividiendo el peso del sujeto (kilogramos) por el cuadrado de su altura (metros) y se expresa en kg/m². Dicho método, fue desarrollado por Adolphe Quételet en 1835 y se utiliza para identificar el sobrepeso y la obesidad en los adultos. La OMS en el año 1997 establece unos valores (ajustados en el año 2010) para valorar el IMC y la clasificación según sus diferentes grados, cuyas cifras son:  IMC menos de 18.5 se considera por debajo del peso normal.  IMC de 18.5 - 24.9 se considera peso normal.  IMC de 25 - 29.9 se considera sobrepeso.  IMC de 30 - 34.9 se considera obesidad tipo I.  IMC de 35 – 39.9 se considera obesidad tipo II. 15


 IMC mayor de 40 se considera obesidad tipo III, severa o mórbida.

El IMC sobrestima la grasa corporal en personas muy musculosas y subestima la grasa corporal en personas que han perdido masa corporal como por ejemplo los ancianos. Por esta razón, hay que tener en cuenta factores como la raza, la etnia, la masculinidad, la edad, el sexo… ya que pueden afectar a la interpretación del IMC. Tanto el sobrepeso como la obesidad son enfermedades que se pueden prevenir de diferentes formas  Limitando la ingesta energética procedente de la cantidad de grasa total y animal.  Aumentando el consumo de frutas, verduras, legumbres y cereales; logrando así una alimentación más saludable.  Evitando la ingesta de azucares, refrescos y golosinas. Reducir la sal en las comidas.  Realizando actividad física y ejercicio de forma diaria. Caminar siempre que sea posible.  Logrando un equilibrio energético y un peso normal.  Insistiendo sobre la importancia del desayuno, al igual que la merienda, que permite reducir los aportes calóricos de la cena.  Apoyando

a

las

personas

enfermas

y ayudándoles

a

cumplir

las

recomendaciones para evitar o tratar la obesidad.  Poniendo en práctica una comercialización responsable.

Los niños deben adquirir unos hábitos alimentarios correctos, así pues es muy importante que:  Los hábitos alimentarios se eduquen.  Haya coordinación entre las personas que conviven con él.  La alimentación está adaptada a la edad del niño.  No confundir una buena alimentación con una alimentación excesiva.  Respetar los gustos propios del niño pero poniendo unos límites.  Horarios regulares de comidas.  Alimentación variada, adecuada y adaptada a las necesidades del niño; ésta es la base para una buena salud. 16


La obesidad infantil en la cuidad de Riobamba La obesidad está declarada como la epidemia global del siglo 21 por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Si bien es cierto que esta enfermedad se presenta de mayor forma en los países desarrollados, también es verdad que su incidencia es cada vez mayor en las naciones en desarrollo. Así, se estima que para el 2015 en el Ecuador exista un 58.3 por ciento de sobrepeso y un 21,7 por ciento de obesidad en las mujeres y un 46,5 y 8,9 por ciento en los hombres correspondientemente. En la cuidad de Riobamba hoy en día encontramos cifras muy bajas de obesidad infantil por lo que podemos decir que se ha registrad un porcentaje más alto en los niños que viven en la zona rural de la cuidad de Riobamba, mas no así de los niños que viven en la zona urbana de la cuidad quienes presentan un peso corporal normal eso si con algunas excepciones que ya han sido controladas con ejercicios, dietas saludables. Las campañas que ha venido desarrollando el Ministerio de salud han permitido eliminar el expendio de comida chatarra en los diferentes centros educativos, régimen que ha sido acogido de una manera positiva por parte de las autoridades y estudiantes de los diferentes centros educativos. Podemos decir que esta campaña disminuido muy significativamente el consumo de comida chatarra por parte de los estudiantes y ha contribuido para concientizar a los mismos a tener una vida saludable con el consumo de alimentos ricos en proteínas, sumados a una vida llena de actividad física eliminando así el sedentarismo.

17


CAPITULO II

FACTORES DE RIESGO DE LA OBESIDAD

La obesidad es el resultado del consumo de una cantidad de calorías mayor que las que el cuerpo utiliza. Los factores genéticos y ambientales influyen en el peso del cuerpo, pero su interrelación para determinar el peso de una persona no está todavía muy aclarada.

Factores Genéticos: Investigaciones recientes sugieren que, por término medio, la influencia genética contribuye en un 33 % aproximadamente al peso del cuerpo, pero esta influencia puede ser mayor a menor en una persona en particular.

Factores Socioeconómicos: Estos factores influyen fuertemente en la obesidad sobre todo entre las mujeres. En algunos países desarrollados, la frecuencia de la obesidad es más del doble entre las mujeres de nivel socioeconómico bajo que entre las del nivel más alto .El motivo por el cual los factores socioeconómicos tienen una influencia tan poderosa sobre el peso delas mujeres no se entiende por completo, pero se sabe que las medidas contra la obesidad están aumentando con el nivel social. Las mujeres que pertenecen a unos grupos de un nivel socioeconómico más alto tienen más tiempo y recursos para hacer dietas y ejercicios que les permiten adaptarse a estas exigencias sociales.

18


Factores Psicológicos:

Los trastornos emocionales, que durante un tiempo fueron considerados como una importante causa de la obesidad, se consideran actualmente como una reacción a los fuertes perjuicios y la discriminación contra las personas obesas- Uno de los tipos de trastornos emocional, la imagen negativa del cuerpo. Es un problema grave para muchas mujeres jóvenes obesas. Ello conduce a una seguridad extrema y malestar en ciertas situaciones sociales.

Factores Relativos al Desarrollo:

Un aumento del tamaño o del número de células adiposas, o ambos, se suma a la cantidad de grasas almacenadas en el cuerpo. Las personas obesas, en particular las que han desarrollado la obesidad durante la infancia, pueden tener una cantidad de células 19


grasas hasta cinco veces mayor que las personas de peso normal. Debido a que no se puede reducir el número de células, de puede perder peso solamente disminuyendo la cantidad de grasa en cada célula.

1. Actividad Física. La actividad reducida es probablemente una de las razones principales para el incremento

de la obesidad entre las personas

de las

sociedades opulentas. En algunas, los Estados Unidos por ejemplo, la obesidad es hoy dos veces más frecuente que en el año 1900, aun aumentado el término medio de calorías consumidas diariamente ha disminuido un 10%, Las personas sedentarias necesitan menos calorías. El aumento de la actividad física hace que las personas de peso normal coman más, pero puede que no ocurra lo mismo en las personas obesas.

2. Hormonas.- Algunos trastornos hormonales puede causar obesidad, como son el síndrome de Cushing, insuficiencia suprarrenal, diabetes.

3. Lesión del Cerebro.- Solo en muy pocos casos, una lesión de cerebro especialmente del hipotálamo, pude dar como resultado la obesidad.

4. Fármacos.- Ciertos fármacos utilizados frecuentemente causan aumento de, peso, como la prednisona un corticosteoide) y muchos antidepresivos, así como también, muchos otros fármacos que se utilizan para curar lo trastornos psiquiátricos.

20


Riesgos de la obesidad infantil

La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera la obesidad como la "epidemia del siglo XXI" y en España los pediatras están muy preocupados por el importante incremento de obesidad infantil y lo consideran un grave problema de salud, con importantes consecuencias físicas y psicológicas a corto y largo plazo:  Consecuencias a corto plazo:

Son frecuentes las alteraciones psicológicas y baja autoestima, incluso en edades tempranas, debidas a presión social y estrés por parte de otros niños, además de las dificultades físicas para realizar deportes y otros juegos.  Consecuencias a medio plazo:

Se ha observado con mucha frecuencia que en los niños y jóvenes obesos se incrementa la incidencia de diabetes tipo 2 (hasta ahora típica y exclusiva de adultos).

Asimismo

la

obesidad

puede

ser

causa

de

enfermedades

cardiovasculares; alteraciones ortopédicas, respiratorias y cutáneas, hipertensión arterial y alteraciones del colesterol y triglicéridos. Además podemos observar adolescentes con baja autoestima y complejos y dificultades para relacionarse con el resto de compañeros. Entre las niñas, la obesidad infantil o el sobrepeso

21


incrementan el riesgo de sufrir otros trastornos de alimentación en la adolescencia como anorexia y bulimia.  Consecuencias a largo plazo:

Cuando un niño o joven es obeso, se incrementa el riesgo de que sea un también obeso en la edad adulta, de hecho, esto ocurre hasta en el 75% de los casos. La obesidad en la edad adulta predispone a padecer enfermedades cardiovasculares, diabetes, osteoporosis, dislipemia (aumento del colesterol en sangre) y cáncer, además de tener repercusión psicológica, social y laboral.

La obesidad también conlleva importantes consecuencias psicológicas y de adaptación social, que variarán dependiendo de la personalidad previa de cada niño.

Los adolescentes obesos generalmente experimentan una significativa presión social, estrés y dificultades para cumplir las tareas de desarrollo. Suelen tener unos niveles mayores de ansiedad que pueden derivar en problemas psicológicos más severos como trastornos de alimentación, problemas de autorregulación emocional, síntomas depresivos, etc.

En nuestra sociedad, en la que se le da gran importancia a la imagen, las personas obesas pueden tener dificultades para las relaciones interpersonales, deportivas y laborales.

22


SINTOMAS

La acumulación del exceso de grasa debajo del diafragma y en la pared torcida puede ejercer presión en los pulmones, provocando dificultad para respirar y ahogo incluso con un esfuerzo mínimo. La dificultad en la respiración puede inferir gravemente en el sueño provocando la parada momentánea de la respiración (apnea del sueño), lo que causa somnolencia durante el día y otras complicaciones.

La obesidad puede causar varios problemas ortopédicos, incluyendo dolor en la zona inferior de la espalda y agravamiento de la artrosis, especialmente en las caderas, rodillas y tobillos. Los trastornos cutáneos son particularmente frecuentes. Dado que los obesos tienen una superficie corporal escasa en relación a su peso, no pueden eliminar el calor del cuerpo de forma eficiente, por lo que sudan masque las personas delgadas. Es frecuente asimismo la tumefacción de los pies y los tobillos, causada por la acumulación a este nivel de pequeñas a moderadas cantidades de líquido (edemas). Las personas obesas corren un riesgo mayor de enfermar o morir por cualquier enfermedad, lesión o accidente y este riesgo aumenta proporcionalmente a medida que aumenta su obesidad. La obesidad abdominal se ha vinculado con un riesgo mucho más elevado de enfermedad coronaria y con res de sus principales factores de riesgo: La hipertensión arterial, la diabetes de comienzo en la edad adulta

y ellas

concentraciones elevadas de grasas (lípidos) en la sangre. El motivo por el cual la obesidad abdominal incrementa estos riesgos es desconocido, pero es un hecho constatado que, en las personas con obesidad abdominal, se reducen con la perdida notable de peso. La pérdida de peso hace bajar la presión arterial en la mayoría de las personas que tienen hipertensión arterial y permiten a más de la mitad de las personas que desarrollan diabetes. 23


Complicaciones en la infancia Marginación escolar Problemas

Pérdida de autoestima

psicológicos

Depresión Clínica Alteración de la precepción del esquema corporal Necrosis séptica en la cederá por el excesivo peso

Ortopédicos

Arqueamiento en las extremidades Artrosis de rodillas

Respiratorios

Insuficiencia pulmonar Apnea obstructiva del sueño Aumento de la masa muscular

Crecimiento

Edad ósea adelantada Estatura aumentada Menarca adelantada

Piel

Estrías Celulitis Hipertensión arterial Aumento del volumen cardiaco Dispepsia Aumento del colesterol

Cardiovasculares

Aumento de triglicéridos Aumento del colesterol malo (LDL) Disminución del colesterol bueno(HLD) Ateroesclerosis Hígado graso Resistencia insulina

Otros

Diabetes Mayor frecuencia de los cálculos biliares Cáncer de mama

24


CAPITULO III ESTRATEGIAS PARA PREVENIR LA OBESIDAD INFANTIL

La obesidad se puede prevenir principalmente con unos hábitos saludables. Si establecemos unas conductas sanas desde que son niños, es probable que en la edad adulta las mantengan y no padezcan obesidad, sobrepeso u otras enfermedades crónicas. Pero, ¿cómo pueden los padres conseguir que los niños adquieran buenos hábitos en alimentación? Es importante tener en cuenta dos aspectos durante la educación: el mantenimiento de las normas y la observación.

Las Normas: Es fundamental establecer unos criterios claros, sencillos y mantenerlos a lo largo del tiempo. Si queremos que estas normas sean eficaces y se cumplan serán necesarias grandes dosis de refuerzo cuando los niños las cumplan, y rigidez (evitando discusiones y peleas) cuando no las cumplan. Los niños necesitan saber con claridad cuánto, cuándo y qué hay que comer. Al principio, puede suponer un mayor esfuerzo para los padres, pero con el tiempo irán adquiriendo hábitos saludables y no será preciso un control tan riguroso. En ocasiones puede haber excepciones, por ejemplo el día de su cumpleaños, una fiesta especial como Navidad… Pero estas deben ser mínimas y controladas. 25


La Observación: Los hijos aprenden e imitan los comportamientos que ven en casa. De hecho, los padres se convierten en los principales modelos a seguir para los más pequeños. Lo más frecuente es que si los padres llevan una alimentación saludable, los hijos también coman sano; si realizan ejercicio con regularidad y llevan una vida activa, los hijos también lo harán. CONSEJOS SOBRE LOS ALIMENTOS

Si tu hijo tiene un peso adecuado para su edad y estatura, es recomendable que coma de todo en las proporciones adecuadas. Ningún alimento es malo si se toma la cantidad recomendada para cubrir las necesidades nutricionales diarias. Lo que es perjudicial para la salud es comer en exceso o menos de lo necesario de un alimento, ya que podría dar lugar a obesidad o a enfermedades carenciales.  Las enfermedades carenciales son muy poco frecuentes en nuestro medio, sin embargo como ya se ha comentado, la obesidad es una enfermedad cada vez más habitual, por eso te ofrecemos una serie de consejos que te pueden ayudar a controlar la alimentación de tus hijos y prevenir la obesidad:  Desayunando se controla el apetito:

Si tu hijo no desayuna, es más probable que tenga hambre durante la mañana y picotee otros alimentos con alto contenido en grasas y calorías que favorecen el aumento de peso. Además con el desayuno aumenta el rendimiento físico, la concentración y memoria.  Evita que coma bollos, chucherías a media mañana o durante la merienda. Son alimentos compuestos de azúcar y grasas saturadas, además de innumerables aditivos, aromas, colorantes, saborizantes; por lo tanto, no pueden completar ni sustituir una comida. Ofrécele siempre fruta para que se lleve al colegio. Intenta darle la fruta que le guste y que no requiera de utensilios para su consumo (mandarina, manzana, pera, plátano.)

26


 Considera los alimentos que toma en el colegio. Si tu hijo come en el colegio, solicita el menú escolar y tenlo en cuenta a la hora de completar su alimentación (cenas, desayunos y meriendas) Para ello puedes ayudarte de la pirámide de la alimentación.  Evita las comidas precocinadas o comidas rápidas. A menudo debido al ritmo de vida, contamos con poco tiempo para dedicar a la preparación de las comidas y recurrimos a alimentos preparados. Hay que tener en cuenta que estos alimentos suelen ser muy energéticos y contener grandes cantidades de proteínas, grasas y colesterol, aumentando el riesgo de enfermedades cardiovasculares y de obesidad. Si dispones de poco tiempo a diario para preparar las comidas, te sugerimos algunas ideas alternativas: Quizás puedas organizarte para dedicarle unas horas durante un día de la semana a la preparación de las comidas que requieran un mayor tiempo. Normalmente la comida preparada suele aguantar en perfectas condiciones 3 o 4 días. Si preparas suficiente cantidad puede servirte para dos comidas. Además, tienes la posibilidad de congelar muchos platos que hayas preparado y descongelarlos cuando los necesites. Es una buena opción para ahorrarte tiempo y disponer de alimentos preparados. También puedes recurrir a alimentos que requieran poco tiempo pero que sean más saludables, como: ensaladas, carnes o pescados a la plancha Puedes cocinar alimentos que te permitan realizar algunas actividades al mismo tiempo: verdura al vapor, pollo asado. Hoy en día existen en el mercado diferentes utensilios y robots de cocina que facilitan la preparación de alimentos. Si dispones de ellos, pueden ahorrarte tiempo.  Aumenta el consumo de frutas y verduras:

Se recomienda que tomen 5 raciones de fruta y verdura al día. Al tomar estos alimentos se reduce la ingesta de otros menos saludables. Las frutas contienen glucosa, vitaminas y fibra y suelen tener un bajo contenido calórico. 27


 5 comidas al día: Es recomendable que tanto los niños como los adultos establezcan 5 comidas al día, ni menos ni más. De esta manera, se distribuye la cantidad energética a lo largo del día, evitando que pasen muchas horas sin comer y que se coma a deshoras con picoteos. Además así las digestiones serán más ligeras. Cuando pasamos muchas horas sin comer, la sensación de hambre es mayor y tendemos a ingerir alimentos más calóricos, menos saludables y que nos llenen más rápidamente.  Premiar o castigar durante la comida: Debemos evitar tanto premiar como castigar mediante alimentos. Si lo hacemos, ciertos alimentos serán considerados como elementos de premio (normalmente los más apetecibles y calóricos) y por lo tanto, se consumirán más o se tomarán cuando se considere premiar una actitud o conducta. Y otros alimentos se considerarán un castigo (normalmente aquellos alimentos que menos gustan a los niños, verdura y fruta) y se consumirán menos o cuando se consuman se comerán a disgusto asociado a malestar o negativismo.

Para reforzar o premiar una buena conducta durante las comidas basta con una muestra sencilla de afecto, alegría o entusiasmo. La muestra de admiración de los padres hacia los hijos suele ser el premio más eficaz para la educación. En los momentos que aparezcan conductas claramente inapropiadas, como que tire la comida al suelo, es necesario actuar para corregirla. Es importante recordar que respondemos mejor a los estímulos positivos que a los negativos. Si queremos que la educación sea eficaz deberán destacar los premios sobre los castigos.

¿QUÉ AUMENTA LA PROBABILIDAD DE PADECER OBESIDAD?  Comer delante de la televisión: Cada vez más nos hemos acostumbrado a comer mientras vemos la televisión o realizamos otra actividad. La experiencia muestra que si comemos mientas vemos la televisión, se ingiere mayor cantidad de alimento dado que estamos atentos a señales externas (ej.: dejaremos de comer cuando se acabe el programa 28


que estamos viendo, el plato está vacío, se acabó la bebida) y somos menos conscientes de las señales que nos envía nuestro cuerpo de saciedad.

De esta manera, asociamos ver la televisión con comer y viceversa. Así que será probable que un niño coma cuando vea la televisión, porque habrá asociado una conducta gratificante (comer) con la televisión. Además, cuando vemos la televisión estamos expuestos a multitud de elementos publicitarios de alimentos, generalmente, hipercalóricos y poco saludables que pueden estar afectando a nuestra conducta. Asimismo, tanto en adultos como en niños, ver la televisión durante horas está asociado a un índice de masa corporal más elevado y a una mayor probabilidad de sobrepeso u obesidad, dado que en muchas ocasiones predice un estilo de vida sedentario. Por lo tanto, es importante plantearse si los niños deberían o no disponer de un televisor propio.  Dormir poco Cada vez más, debido al estilo de vida, se duermen menos horas. Diferentes estudios señalan que la falta de horas de sueño puede incrementar el hambre y el apetito por alimentos ricos en calorías. Es importante establecer un horario para irse a la cama que permita regular el sueño y mantener un peso normal.

Es recomendable que los niños no tengan en su habitación televisores, consolas de videojuegos u ordenadores, para que no asocien su cuarto con actividades lúdicas y se dificulte la regularización del sueño.  La comida y los estados de ánimo:

A veces cuando tenemos una pausa o tiempo con el que no sabemos bien que hacer, recurrimos al picoteo. Sin embargo, los alimentos ingeridos no suelen eliminar el aburrimiento. Es importante no dar chucherías a los niños para entretenerlos o como respuesta a una queja de aburrimiento. Si se aburren se les puede ofrecer diferentes actividades lúdicas y de ocio más saludables como jugar con otros niños, practicar un deporte, leer, etc. 29


A menudo en situaciones de ansiedad y decaimiento, se recurre a alimentos hipercalóricos como el chocolate como elemento tranquilizador. Si enseñamos a los niños a calmar los nervios o a compensar la tristeza comiendo algo puede favorecer que la próxima vez que se sientan así, les apetezca comer algo.  Ocio sedentario:

Muchos niños hoy en día dedican su tiempo de ocio a jugar con consolas de videojuegos u ordenadores. Normalmente estos juegos requieren poca o ninguna actividad física y sustituyen a otros más activos, con lo que el niño reduce el gasto calórico. Si esto se asocia con un incremento en la ingesta mientras estén jugando puede dar como resultado un aumento de peso. Es aconsejable que tu hijo practique algún deporte que le divierta y que le permita mantenerse más activo. Algunas indicaciones para el cambio de conducta en niños obesos  Si tu hijo pesa más de lo que le corresponde a su edad y talla, debes plantearte seriamente controlar la alimentación de tu hijo, para evitar que siga cogiendo peso.  Para ello es importante que siempre hables con el pediatra, lo ideal es que sea él el que te oriente, te asesore y controle la evolución del peso de tu hijo.  Para ayudarte a cuidar la alimentación de tu hijo, te pueden ser útiles algunos consejos básicos que también son válidos para prevenir la obesidad.  Algunos cambios que te proponemos y que son saludables para tus hijos pueden ser en ocasiones algo complicados de seguir, porque tu hijo esté acostumbrado a 30


comer de otra manera, sin regularidad y escogiendo en qué momentos qué alimentos comer.  Incluso puede ser frecuente que en algunas ocasiones tenga ciertas “rabietas” porque quiera comer algo muy gratificante para él, pero poco sano. ¿Cómo podemos responder a esta situación? Puedes explicarles qué alimentos son buenos y sanos para él y cuáles no lo son. Pero sobre todo tendremos que mantenernos en la decisión que tomemos, si no queremos que coma ciertos alimentos. Cambiar los hábitos puede resultar difícil porque el niño recurrirá a todas las estrategias que conozca para hacerte cambiar de idea y conseguir lo que desea. Por este motivo, es importante que no cedas. Con el tiempo aprenderá a saber qué alimentos son adecuados y que la alimentación es un tema importante. Para facilitarles que la alimentación siga siendo algo agradable, puedes servirte de algunas ideas:  Decora los platos de comida (cortando la verdura con formas)  Implícale en la preparación de alimentos, en la compra y en todos los elementos relacionados (poner la mesa, decorar los platos.)  Felicítales por las buenas conductas, sobre todo aquellas que supongan un esfuerzo para ellos. Es suficiente con mostrar entusiasmo y alegría ante los logros. Palabras como “¡Estupendo!” o una muestra de afecto cuando el niño se tome las verduras, pueden motivarle a repetir esa conducta.  No es una tarea fácil, necesitas tener paciencia y ser estricto con las normas. No es sencillo modificar conductas, pero con el tiempo aprenderá a alimentarse correctamente. Recuerda que lo haces porque le quieres.

31


Ejercicio físico y dietas. Ejercicio físico

La práctica de ejercicio físico es una de las herramientas más eficaces para mantener el peso dentro de un rango normal. Los beneficios o efectos del ejercicio físico diario son numerosos:  Incrementa la satisfacción y el placer de comer, haciendo que los sabores cotidianos resulten más sabrosos al mismo tiempo que mejora la sensibilidad de las señales de saciedad a las cuales respondemos dejando de comer.  Ayuda a controlar el apetito y a reducir el picoteo mientras se realiza ejercicio.  La práctica de ejercicio físico regular contribuye al bienestar emocional.  Diferentes estudios señalan que las personas que realizan ejercicio diario padecen menos síntomas de ansiedad y depresión que las personas sedentarias. Sin duda, ello permitirá controlar los estados anímicos que llevan al descontrol alimenticio.  El ejercicio físico ayuda a controlar el consumo de calorías durante el día y a evitar la ganancia de peso con la edad. Todos estos motivos ponen de manifiesto la importancia de incorporar el ejercicio físico a la vida cotidiana. En nuestra sociedad cada vez es más difícil que los niños puedan jugar en espacios abiertos (parque, calle, campo…) y por lo tanto, que realicen ejercicio físico mientras juegan. Si es posible, apunta a tus hijos en actividades extraescolares que requieran ejercicio físico como deportes de grupo, danza. 32


También puedes incorporar la práctica de ejercicio en vuestras actividades diarias:  Subiendo escaleras en vez de usar el ascensor o las escaleras mecánicas, en centros comerciales, metro, transportes, etc.  Ir caminando a los lugares que sea posible en vez de usar el coche.  Realizar tareas domésticas.  Hacer la compra y llevarla a casa.  Aprovechando el buen tiempo y los fines de semana para dar un paseo, hacer excursiones… Sobre las dietas durante la infancia

Las dietas sin control médico durante la infancia no son la solución al problema de la obesidad o sobrepeso ya que pueden generar diversos problemas o efectos secundarios:  Cuando se deja una dieta hipocalórica se suele ganar el peso perdido.  Los niños que realizan dietas reducen el ritmo de su crecimiento, aunque cuando las dejan siguen creciendo con normalidad.  Muchos niños, al dejar la dieta, engordan ligeramente por encima de su peso inicial. Al hacer una dieta puede aparecer una repentina voracidad, sobre todo, por los alimentos restringidos.

33


 Las dietas suelen relacionarse con conductas alimenticias inadecuadas en la juventud (atracones, restricciones de alimentos, entre otros). Por lo tanto, la mejor medida para prevenir la obesidad o el sobrepeso es mantener una alimentación sana y adecuada desde la infancia junto a la práctica diaria de ejercicio físico moderado. Y sobre todo recuerda que antes de poner a dieta a tu hijo, debes consultar con tu pediatra para que valore su caso y te indique si es necesario.

Dieta para adolescentes

La nutrición para los adolescentes consiste en suministrar a los jóvenes que se encuentran entre los 12 y los 18 años, la suficiente cantidad de nutrientes para sus cuerpos. Durante esta etapa, su hijo adolescente tendrá que sortear grandes esfuerzos en el camino de su crecimiento. Él se volverá más alto y subirá de peso rápidamente. Asegúrese de mantener a su disposición una gran variedad de alimentos y refrigerios. Esto le dará suficientes nutrientes en los alimentos que él consume. Los nutrientes son las calorías, las proteínas, la grasa, las vitaminas y los minerales.

34


Cuidados generales Necesidad de nutrientes: La cantidad de calorías y proteínas que su hijo adolescente necesita depende de su edad y peso. Divida las libras que pesa su hijo por 2.2 para que calcule el peso en kilogramos. La cantidad de calorías y proteínas que son necesarias para el crecimiento es mayor si su hijo participa en actividades deportivas. Pregúntele a su médico cual sería el peso ideal para su hijo adolescente en cada una de las fases del crecimiento. Esto puede ayudarle a subir o bajar el suministro de calorías para permanecer en el peso ideal. Calorías  De 12 a 14 años: aproximadamente 45 a 55 calorías por kilogramo de peso  De 15 a 18 años: aproximadamente 40 a 45 calorías por kilogramo de peso, proteínas.  De 12 a 14 años: aproximadamente 1 gramo por kilogramo de peso  De 15 a 18 años: aproximadamente 0.9 gramos por kilogramo de peso Vitaminas y minerales:

Su hijo adolescente no necesita tomar vitaminas o minerales adicionales si él sigue una dieta bien balanceada. Antes de darle suplementos vitamínicos o minerales a su hijo adolescente, hable con su médico. Cambiando los hábitos alimenticios Los adolescentes viven frecuentemente muy ocupados en la escuela, el trabajo y las actividades deportivas. Ayúdele a planificar el día, si él no puede estar en la casa a la hora de las comidas. Envíe con él refrigerios saludables o almuerzos empacados. Esto le 35


evitará que consuma comidas poco saludables. Puede llevar refrigerios adicionales o alimentos que él pueda preparar rápidamente. Su hijo adolescente también puede aprender de sus buenos hábitos alimenticios. Enséñele con su ejemplo y elógielo cuando elija buenos alimentos. Durante esta época trate de no criticar su apariencia. Los adolescentes se preocupan con mucha facilidad por su imagen corporal. Si están comiendo mucho o muy poco puede afectar su crecimiento. Si está preocupado acerca de los hábitos alimenticios de su hijo, hable con su médico. Alternativas para los grupos de alimentos

Dele a su hijo adolescente al menos una porción al día de alimentos ricos en vitamina C. También necesita una porción diaria de alimentos ricos en vitamina A. Estos incluyen espinaca, calabacín, zanahorias o batatas. Elija carnes magras, pescado y alimentos avícolas, para su hijo adolescente. También dele leche al 2% y productos lácteos bajos en grasa después de los 2 años de edad para limitar el consumo de grasas saturadas. Evite los alimentos sofritos y los postres con alto contenido de grasa excepto en ocasiones especiales. Esto baja las probabilidades de contraer enfermedades cardíacas cuando llegue a la edad adulta. El menú de muestra que tiene 3000 calorías que mencionamos más adelante le ayudará a planear las comidas y los refrigerios. Si su hijo adolescente necesita más calorías, agregue diariamente más productos de cada uno de los grupos de alimentos. 36


Tamaño de las porciones

Use la lista del tamaño de las porciones para que mida bien los alimentos y bebidas.  1-1/2 tazas (12 onzas) de líquido equivale al tamaño de una lata de gaseosa.  1 taza (8 onzas) de alimentos equivale al tamaño de un puñado grande.  1/2 taza (4 onzas) de alimentos equivale a medio puñado grande.  1 onza de queso equivale más o menos a un cubo de 1 pulgada  2 cucharadas equivalen más o menos al tamaño de una nuez grande.  1 cucharada equivale más o menos al tamaño de la punta de su dedo pulgar (desde la última falange).  1 cucharadita equivale más o menos al tamaño de la punta de su dedo meñique (desde la última falange).  Una porción equivale al tamaño de la comida después de cocinarla. Tres onzas de carne cocida equivalen aproximadamente al tamaño de baraja de naipes.

Porciones diarias para un adolescente Panes y almidones: La mayoría de los adolescentes necesitan de 5 a 10 porciones diarias. Una porción es más o menos la cantidad que mencionamos a continuación.  2 rebanadas de pan.  1/2 taza de cereal cocido, pasta, patatas o arroz.  1 onza o 3/4 de taza de cereal seco.

37


Frutas: La mayoría de los adolescentes necesitan de 3 a 5 porciones diarias. Una porción es más o menos la cantidad que mencionamos a continuación.

 1/2 taza de fruta enlatada o jugo de frutas.  1 fruta fresca, como una manzana, naranja, durazno o pera.  De 15 a 20 uvas.  1-1/2 taza de arándanos o melón. Carne / Sustitutos de la carne: La mayoría de los adolescentes necesitan de 3 a 5 porciones diarias. Una porción es más o menos la cantidad que mencionamos a continuación.  1/2 taza de requesón o de queso ricota.  De 3/4 a 1 taza de frijoles secos cocidos o legumbres.  1 huevo.  1 onza de queso regular o bajo en grasa.  De 2 a 3 onzas de carne, pescado o aves.  De 2 a 3 cucharadas de mantequilla de maní. Leche o yogur: La mayoría de los adolescentes necesitan de 4 a 5 porciones diarias. Una porción es igual a 1 taza de leche o yogur bajo en grasa. Si a su hijo adolescente no le gusta la leche o el yogur, en su lugar puede usarse una onza de queso o 1/2 taza de requesón. Vegetales: La mayoría de los adolescentes necesitan de 2 a 3 porciones diarias. Una porción es más o menos la cantidad que mencionamos a continuación  1/2 taza de vegetales cocidos o 1 taza de vegetales crudos. 38


 2 tazas de verduras para ensalada.  1 taza de jugo de vegetales o de tomate. Grasas: La mayoría de los adolescentes necesitan de 2 a 4 porciones diarias. Una porción es más o menos la cantidad que mencionamos a continuación.  6 almendras o 10 maníes.  2 cucharadas de crema de queso, aguacate, o aderezo bajo en grasa para ensaladas.  1 cucharadita de aceite, margarina, mayonesa o mantequilla.  1 cucharada de aderezo para ensaladas. Dulces y postres: Consuma solamente lo suficiente de este grupo para que se mantenga en un buen peso corporal. Muchos adolescentes pueden comer de 1 a 3 porciones a la semana sin que suban demasiado de peso. Recuerde que el exceso de dulces y postres también puede tener efecto en los problemas de la piel, como el acné. Una porción es una cantidad mediana, como 1/8 de un postre (pie), 1/2 taza de helado de crema, una galleta de 3 pulgadas, 1/2 taza de budín o 2 galletas pequeñas.

Acuerdos sobre su cuidado

Usted tiene el derecho de participar en el plan de cuidado de su hijo. Para participar en este plan, usted debe aprender acerca de la salud nutricional juvenil y el tratamiento. De 39


esta forma, usted y sus médicos pueden hablar acerca de sus opciones y decidir qué tratamiento se usará para su hijo. Usted siempre tiene el derecho a rechazar su tratamiento.

Políticas de salud en el ecuador Establece el derecho a la salud y su protección que tiene como finalidad regular las acciones que permitan efectivizar el derecho universal a la salud consagrada en la Constitución Política de la República y la ley. Que rige por los principios de equidad, integralidad, solidaridad, universalidad, irrenunciabilidad, indivisibilidad, participación, pluralidad, calidad y eficiencia; con enfoque de derechos, intercultural, de género, generacional y bioético. Además está encargado de dictar, las políticas y normas para garantizar la seguridad alimentaria y nutricional, incluyendo la prevención de trastornos causados por deficiencia de micronutrientes o alteraciones provocadas por desórdenes alimentarios, con enfoque de ciclo de vida y vigilar el cumplimiento de las mismas. Además, Ecuador suscribió convenciones, acuerdos y tratados internacionales, que lo comprometen a garantizar el derecho de las personas a un acceso seguro y permanente a alimentos saludables y nutritivos, así como a promover el deporte, la actividad física, la recreación y actividades beneficiosas para la salud. El Plan Nacional para el Buen Vivir enfatiza una alimentación saludable, nutritiva, natural y con productos del medio para disminuir drásticamente las deficiencias nutricionales. Asimismo, promueve el deporte y las actividades físicas como un medio para fortalecer las capacidades y potencialidades de la población.

40


CAPITULO IV CONCLUCIONES.  La obesidad es un problema mundial que cada día aumentan, hay cerca de 1.200 millones de obesos adultos y cerca de 25 millones de niños menores de 5 años verdaderamente obesos.  Los factores genéticos influyen notoriamente, si uno de los padres es obeso se multiplica por cinco la probabilidad de tener un niño obeso.  Las complicaciones relacionadas con obesidad son numerosas entre las más alarmantes podríamos decir, diabetes tipo 2, hipertensión arterial, infiltración grasa en órganos, trastornos esqueléticos y venenosos. Además se produce trastornos sicológicos

en el niño como el rechazo, la baja autoestima, las

tendencias al alcoholismo y tabaquismo.  La cuidad de Riobamba no presenta un grado alarmante de obesidad infantil, así podríamos decir que los mayores casos encontrados provienen de las zonas rurales.

RECOMENDACIONES.  Uno de los hábitos que puede prevenir la obesidad infantil es crear la costumbre en el niño de alimentarse bien. Darle una alimentación adecuada desde su nacimiento.  Mientras mayor variedad de alimentos exista en la dieta, hay mayor garantía de que la alimentación sea equilibrada y contenga todos los nutrientes necesarios.  Padres obesos o no obesos son siempre ejemplos para los hijos. Si el padre o la madre comen demasiada cantidad de comida, y son obesos, es casi seguro que el hijo también adquiera ese hábito. En este caso es necesario modificar los hábitos familiares en cuanto a la alimentación.  Para frenar la obesidad infantil es necesario un compromiso político sostenido y la colaboración de muchas partes interesadas, tanto públicas como privadas las organizaciones no gubernamentales y el sector privado tienen un papel fundamental en la creación de entornos saludables y de condiciones de accesibilidad de opciones dietéticas más saludables para los niños y los adolescentes. 41


WEGRAFIA. Fuente Consulta Electrónica.  Obesidad Infantil\Al menos seis de cada 100 niños y niñas del Ecuador tienen sobrepeso _ ANDES.htm  Obesidad Infantil\A prevenir la obesidad _ El Diario Ecuador.htm  http://www.insp.mx/Portal/Centros/ciss/nls/boletines/PME_14.pdf  Obesidad Infantil\OMS _ ¿Qué se puede hacer para luchar contra la epidemia de obesidad infantil.htm  Obesidad Infantil\Obesidad infantil - Wikipedia, la enciclopedia libre.htm  Obesidad Infantil\OMS _ ¿Cuáles son las causas.htm  Análisis de la obesidad en niños infantes.htm  http://www.imss.gob.mx/NR/rdonlyres/B3684396-0E70-42D1-9610 EA79355E5F2D/0/250809Com216.pdf  http://www.cfnavarra.es/salud/anales/textos/vol25/sup1/suple13a.html  Zayas Torriente GM, Chiong Molina D, Díaz Y, Torriente Fernández A,Herrera Argüelles X. Obesidad en la infancia: Diagnóstico y tratamiento.http://www.scielo.edu.uy/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S03033 2952002000300008&lng=es&nrm=iso&tlng=es  http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs311/es/index.html  http://www.med.unne.edu.ar/revista/revista168/6_168.pd  http://www.medigraphic.com/pdfs/bmhim/hi-2008/hi086i.pdf  http://www.nutreymuevetuvida.uady.mx/articulos/articulos.php?id=517  http://www.portalesmedicos.com/diccionario_medico/index.php  http://www.wordreference.com/definicion/mortalidad  http://www.e-dermatosis.com/pdf-zip/Derma002.pdf  http://www.hospitalgeneral.salud.gob.mx/descargas/pdf/area_medica/medintern a/obesidad.pdf  http://www.sap.org.ar/staticfiles/publicaciones/correo/cor  3_01/934.pdf  http://www.intramed.net/actualidad/art_1.asp?idActualid  http://www.scielo.cl/scielo.php?pid=S0370  http://www.scielo.br/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S 42


ANEXOS

43


Estadísticas del índice de obesidad en los niños de la cuidad de Riobamba

IMC EDAD MENORES DE 1 AÑO Parroquia

Cuidad

TOTAL

Severamente Emaciado

Emaciado

Normal

Sobrepeso

Obesidad

Chuyug

Riobamba

4

0%

0%

100%

0%

0%

Huagshi

Riobamba

8

13%

0%

75%

25%

0%

Machangara

Riobamba

63

2%

3%

89%

8%

0%

Púcara Quinche

Riobamba

20

0%

5%

75%

15%

5%

Flores

Riobamba

34

0%

0%

94%

0%

3%

Licto

Riobamba

86

1%

0%

83%

9%

8%

CS # 3

Riobamba

551

1%

4%

86%

6%

3%

Pungalá

Riobamba

322

3%

3%

91%

4%

1%

Tzalarón

Riobamba

20

5%

0%

85%

15%

0%

Punín

Riobamba

88

1%

2%

89%

7%

1%

Quera

Riobamba

6

0%

17%

83%

0%

0%

Yaruquies

Riobamba

90

1%

1%

84%

11%

3%

Quimiag

Riobamba

55

4%

2%

87%

7%

0%

San Luis

Riobamba

85

1%

0%

91%

6%

2%

San Juan

Riobamba

414

0%

0%

97%

1%

1%

Licán

Riobamba

190

2%

2%

87%

6%

3%

Bellavista

Riobamba

46

0%

4%

89%

2%

2%

Santa Rosa

Riobamba

579

0%

2%

92%

3%

2%

La Panadería

Riobamba

551

1%

4%

86%

6%

2%

Tapi

Riobamba

240

1%

1%

92%

6%

1%

Calpi

Riobamba

106

1%

3%

91%

6%

1%

Cubijies

Riobamba

27

0%

0%

89%

7%

4%

Guaslán

Riobamba

77

3%

1%

95%

1%

1%

Loma de Quito

Riobamba

517

1%

2%

87%

8%

3%

La Georgina

Riobamba

149

3%

1%

89%

9%

1%

Norte

Riobamba

565

1%

6%

89%

3%

2%

San Antonio

Riobamba

117

0%

3%

84%

9%

3%

Santa Ana

Riobamba

27

4%

0%

85%

4%

11%

Puruguay

Riobamba

74

7%

3%

88%

7%

1%

Guantúl

Riobamba

16

0%

0%

94%

6%

0%

Bashalán

Riobamba

16

0%

0%

75%

13%

13%

Chambo

Chambo

173

1%

3%

86%

8%

1%

San Francisco

Chambo

20

10%

0%

100%

0%

0%

Llucud

Chambo

4

0%

0%

100%

0%

0%

5340

1%

3%

89%

5%

2%

TOTAL AREA

44


Tabulación de Datos IMC De Niños Menores a un Año

4-jun

8-sep Cuidad TOTAL

13-dic

Severamente Emaciado Emaciado Normal

18-mar

Sobrepeso Lineal (Cuidad) 22-jun

Lineal (TOTAL) Lineal (Severamente Emaciado) Lineal (Emaciado)

26-sep

Lineal (Normal) Lineal (Sobrepeso)

0-ene 0

10

20

30

40

45


Estadísticas del índice de obesidad en los niños de la cuidad de Riobamba

IMC EDAD NIÑOS 12-59 MESES Parroquia

TOTAL

Severamente Emaciado

Emaciado

Normal

Sobrepeso

Obesidad

Chuyug

33

0%

0%

85%

12%

3%

Huagshi

38

3%

0%

84%

11%

3%

129

1%

2%

86%

10%

2%

69

0%

6%

86%

3%

6%

82

0%

0%

93%

6%

1%

Licto

367

0%

1%

91%

6%

2%

CS # 3

942

1%

0%

92%

4%

2%

Pungalá

535

2%

5%

90%

2%

0%

Tzalarón

66

2%

3%

85%

8%

3%

158

1%

1%

93%

6%

0%

Machangara Púcara Quinche Flores

Punín Quera

19

0%

0%

89%

11%

0%

Yaruquies

241

0%

2%

94%

2%

1%

Quimiag

283

1%

1%

93%

4%

2%

San Luis

532

0%

2%

91%

5%

1%

San Juan

689

0%

0%

97%

3%

0%

Licán

450

1%

1%

95%

3%

1%

Bellavista

194

0%

2%

93%

4%

2%

Santa Rosa

1024

0%

1%

94%

4%

1%

La Panadería

612

1%

2%

91%

5%

1%

Tapi

598

0%

2%

94%

3%

2%

Calpi

543

0%

1%

96%

2%

1%

Cubijies

151

0%

0%

94%

5%

1%

Guaslán

273

1%

2%

95%

2%

1%

Loma de Quito La Georgina

550

1%

1%

90%

6%

2%

270

1%

6%

87%

4%

2%

1313

0%

1%

95%

2%

1%

189

0%

4%

86%

6%

4%

Santa Ana

76

1%

0%

95%

3%

1%

Puruguay

112

4%

5%

75%

11%

4%

Guantúl

102

0%

0%

96%

2%

2%

Bashalán

64

0%

2%

88%

5%

6%

Chambo

486

0%

2%

90%

6%

2%

San Francisco Llucud

59

3%

0%

97%

0%

0%

28

0%

0%

86%

14%

0%

11277

1%

2%

93%

4%

1%

Norte San Antonio

TOTAL AREA

46


Tabulaci贸n de Datos IMC De ni帽os De 9-59Meses

12000

10000 TOTAL Severamente Emaciado

8000

Emaciado Normal Sobrepeso

6000

Obesidad Lineal (TOTAL) 4000

Lineal (Severamente Emaciado) Lineal (Emaciado) Lineal (Normal)

2000

Lineal (Sobrepeso) Lineal (Obesidad)

0 0

10

20

30

40

-2000

47


Índice

Portada………………………………………………………………………….....……...l Dedicatoria……………………………………………………………………………….ll Agradecimiento………………………………………………………………………….lll Argumentación………………………………………………………………………….lV Justificación……………………………………………………………………………..V Objetivos………………………………………………………………………………..Vl Metodología de trabajo………………………………………………………………...Vll Resumen……………………………………………………………………………… Vlll Ejecutivo………………………………………………………………………………. lX Introducción………………………………………………………………………….… X

CAPITULO I

1.1 Marco Teórico…………………………………………………………………….....1 1.1.1. La obesidad infantil……………………………………………………………….1 1.1.1.1. Obesidad en la prehistoria……………………………………………………....1 1.1.1.2 Obesidad en la edad antigua……………………………………………………..1 1.1.1.3. Obesidad en la edad moderna…………………………………………………..2 1.1.1.4. Obesidad actual, la epidemia del siglo XII……………………………………...3 1.1.2. Que es la obesidad………………………………………………………………...4 1.1.2.1. Tipos de obesidad y clasificación……………………………………………….5 1.1.2.1.1. Tipos de obesidad………………………………………………………….….6 1.1.2.1.2. Clasificación de la obesidad……………..........................................................7 48


1.1.2.2. Índices de la obesidad…………………………………………………………...7 1.1.2.4. La obesidad infantil en la cuidad de Riobamba…………………………….…..9

CAPITULO II

2.1. Factores de riesgo de la obesidad………………………………………………....10 2.1.1. Factores genéticos……………………………………………………………….10 2.1.2. Factores socioeconómicos……………………………………………………....10 2.1.3. Factores psicológicos…………………………………………………………....11 2.1.4. Factores relativos al desarrollo………………………………………………….11 2.1.4.1. Actividad física…………………………………………………………….….12 2.1.4. Hormonas……………………………………………………………………...12 2.1.4.3. Fármacos………………………………………………………………………12 2.1.4.4. Lesión del cerebro…………………………………………………………….12 2.2. Riesgos de la obesidad infantil…………………………………………………….13 2.2.1. Consecuencias a corto plazo……………………………………………………..13 2.2.2. Consecuencias a medio plazo…………………………………………………...13 2.2.3. Consecuencias a largo plazo………………………………………………….....14 2.3. Síntomas…………………………………………………………………………...15 2.3.1. Complicaciones en la infancia…………………………………………………..16

CAPITULO III

3.1. Estrategias para prevenir la obesidad infantil……………………………………..17 49


3.1. Las normas………………………………………………………………………...17 3.1.2. La observación………………………………………………………………….17 3.2. Consejos sobre los alimentos……………………���………………………………18 3.2.1. Aumenta el consumo de frutas y verduras………………………………………19 3.2.2 Cinco comidas al día……………………………………………………………20 3.2.3.Premiar o castigar durante la comida…………………………………………....20 3.3. Qué aumenta la probabilidad de padecer obesidad………………………………..20 3.3.1. Comer delante de la televisión…………………………………………………20 3.3.2. Dormir poco………………………………………………………………….....21 3.3.3. La comida y los estados de ánimo…………………………………….………..21 3.3.4.Ocio sedentario…………………………………………………………………22 3.4. Algunas indicaciones para el cambio de conducta en niños obesos……………….22 3.5. Cómo podemos responder a esta situación………………………………………...23 3.5.1. Ejercicio físico y dietas………………………………………………………...24 3.5.2. Sobre las dietas durante la infancia………………………………………...…..25 3.5.3. Dieta para adolescentes……………………………………………………..…26 3.5.3.1. Cuidados generales…………………………………………………………..27 3.5.3.2. Necesidad de nutrientes………………………………………………..…..27 3.5.3.2.1. Calorías……………………………………………………………………..27 3.5.3.2.2. Vitaminas y minerales………………………………………………………27

50


3.5.3.2.3. Cambiando los hábitos alimenticios………………………………………..27 3.6.3.2.4. Alternativas para los grupos de alimentos………………………………….27 3.6.3.2.5. Tamaño de las porciones...............................................................................29 3.5.3.3.Porciones diarias para un adolescente…………………………………………29 3.5.3.4. Acuerdos sobre su cuidado………………………………………………….....31 3.6. Políticas de salud en el ecuador………………………………………………..…..32

CAPITULO IV 4.1Conclusiones………………………………………………………………………...33 4.2. Recomendaciones……………………………………………………………….....33 4.3. Referencias Bibliográficas…………………………………………………………34 4.4. Anexos……………………….…………………………………………………….35

51


Monogafia