Page 1

 

Apuntamiento sobre contabilidades en Portugal entre 1900 e 1950 El último tercio del siglo XIX y la primera mitad del siglo XX supusieron un período de afirmación de la historia de la contabilidad como disciplina académica, y también el período de las doctrinas. Este ensayo intenta encontrar respuestas a la pregunta: ¿qué doctrinas fueron acogidas por los académicos portugueses y cómo evolucionó la contabilidad en Portugal, en el período 1900 a 1950? Para esclarecer el contexto en 1900 se procede a una breve revisión de los antecedentes desde la creación del "Aula do Comercio de Lisboa", que es el referente de la enseñanza oficial organizada, incluyendo la partida doble, hasta 1900. En el encuadramiento legal destacan las siguientes fechas: - 1833, publicación del Código Comercial de Ferreira Borges, - 1867, fecha en que fue autorizada la libre constitución de sociedades anónimas y reglamentada la presentación de cuentas, - 1888, 1894 e 1896, fechas del Código Comercial de Veiga Beirão, y de la reglamentación de la presentación de información por los bancos. Como libros influyentes en portugués, considerando la notoriedad de los autores, o el número de ediciones como medida de influencia, depués del libro de Cabral de Mendonça, de 1815, destacan los compendios: Outeiro (1867, 1869, 1875, 1895), de Rodrigo Pequito (1875), de Rodrigues de Freitas (1880,1882), y las ocho ediciones, entre 1837 y 1894(4?), de la traducción del "Método Fácil" de Degrange. Desde ña Aula do Comércio hasta 1900, los textos en francés aparecen como particularmente influyentes en el saber nacional, destacando: De la Porte, Barrême, Degrange, Guibault e Léautey. Cuando cambia el siglo, estos dos últimos autores son muy citados, y muchas veces con transcripciones. A la entrada del siglo XX, contrariamente a lo que podría indicar el prestigio social de los profesores de contabilidad dedicados a la enseñanza superior en la última década del siglo anterior, Rodrigo Pequito y Rodrigues de Freitas, este último fallecido en 1897, los textos de contabilidad más divulgados y los modelos contables adoptados fueron los de los libros de dos profesores de enseñanza elemental y media: Ricardo de Sá y Joaquim de Sequeira, asumiendo particular notoriedad e influencia una escuela práctica de comercio, la Escola Raul Dória, de Oporto. Durante el primer cuarto de siglo tanto las asociaciones de contables como las revistas tuvieron una vida efímera. En cualquier caso merece destacarse la divulgación de Duma chey, en 1916, a propósito "del valor", en la Revista de Contabilidades, editada por la Escala Raúl Doria. En la década iniciada en 1930 se reorganiza la enseñanza superior. En 1931 el Instituto Superior de Comercio de Lisboa (ISCL) se transforma en Instituto Superior de Ciencias Económicas e Financieras (ISCEF). En 1933 se suprime el Instituto Superior de Comercio do Porto. En los primeros años de la década de los treinta se cambia también significativamente la organización de la enseñanza profesional media.  


Algunos investigadores establecen un corte en la evolución de la contabilidad en Portugal marcado por la publicación en 1929 del libro "Contabilidades Geral" de López Amorim. Este libro supone un salto de calidad en los textos universitarios en portugués, pero, a mi parecer, no representa el fin de un período. La tributación continuó basándose en los beneficios normales, las cuentas de las empresas continuaron siendo reguladas por el código comercial o por una legislación especial, como fue en el caso de la banca, los seguros y la industria de molienda de cereales, las sociedades anónimas sin ninguna exigencia de auditorías, y los profesionales sin exigencias de cualificación. De hecho, este contexto no se alteró en toda la primera mitad del siglo XX. A partir de 1933, la continuidad y la regularidad en la publicación de la Revista de Contabilidades Comercio posibilitaron una tribuna para la divulgación y confrontación de ideas, a la que se hace referencia como Escola do Porto. Protagonistas de ella fueron, entre otros muchos, Caetano Días, López Amorim, Luiz Viegas, Gonçalves da Silva, Guilherme Rosa, Tomé de Brito, e Camilo Cimourdain de Oliveira. Esta misma revista fue un medio privilegiado de divulgación de la obra de Dumarchey, también explícita o implícitamente recogida en los textos académicos portugueses. El positivismo de Dumarchey y la interpretación de la contabilidad como representación de la riqueza y de las cuentas como clases de elementos, constituyeron las ideias centrales de estos maestros. Después del libro de Amorim de 1929, el salto siguiente en textos universitarios fue favorecido por la reforma de la enseñanza superior de 1949. Introdujo la disciplina de Teoría de la Contabilidad, cambiando con ello el posicionamiento académico, como muestra el "Ensaio sobre un Planeamiento Contabilístico Racional", de Cruz Vidal, publicado en 1956. Como base tributaria, los beneficios normales fueron substituidos por el beneficio obtenido ajustado, los profesionales responsables de la contabilidad fueron sometidos a registro, y la fiscalización de las cuentas de las sociedades anónimas y de las sociedades de responsabilidad limitada, fue profundamente cambiada.

REFERENCIA.  • Autores: Hernâni O. Carqueja • Localización: De Computis: Revista Española de Historia de la Contabilidad, ISSN 1886-1881, Nº. 14, 2011 , págs. 3-49          


El régimen administrativo y contable del hospital de caridad de La Coruña en el siglo XVIII

• El objetivo de este trabajo ha sido el análisis de la organización administrativa y del método contable empleado por el Hospital de Caridad de La Coruña en el siglo XVIII, lo cual se ha llevado a cabo a través del estudio de las Constituciones aplicables, del libro principal de cuentas y de otros documentos relacionados con la administración del Hospital. En el marco del modelo organizativo dirigido a la gestión económico-contable de la institución, los comisionados y encargados del Hospital rendían cuentas ante la Junta de Caridad. El contador, debía tomar razón de dichas cuentas y de los recibos y libranzas expedidos para su asiento y elaboración de los manifiestos al público. Formaba parte del órgano de control interno de las cuentas del Hospital y era también, junto con el tesorero el responsable de que todas las cuentas se pasaran al libro principal. En cuanto al método contable empleado, esta entidad benéfica se regía por el criterio de caja y utilizaba el método de cargo y data en la elaboración de las cuentas con las personas que manejaban caudales del Hospital. El libro principal recogía todos los cobros y pagos realizados por el tesorero de la entidad benéfica, así como la prueba de su revisión. Realizado el estudio, concluimos que teniendo en cuenta el método contable utilizado en el libro principal y la información que contienen otros documentos que hemos podido analizar, se muestra una visión incompleta de la situación patrimonial al reflejar exclusivamente movimientos de tesorería, lo cual por otra parte podía representar información suficiente para los destinatarios de la misma.

REFERENCIA.  •  Autores: María Dolores Salvador Montiel, Fernando Carlos Ruiz Lamas   •  Localización: De Computis: Revista Española de Historia de la Contabilidad, ISSN 1886‐1881, Nº.  14, 2011 , págs. 156‐178       

 


La contaduría mayor del cabildo catedral de Sevilla en la era moderna    Durante el último tercio del siglo XVI y todo el siglo XVII el Cabildo Catedral de Sevilla instrumentó  en una contaduría la mayor parte de las labores de coordinación y supervisión de todo su sistema  administrativo, además de otorgarle la gestión económica y contable de algunos aspectos globales  de  la  institución.  Esas  tareas  las  realizaba  anteriormente  el  propio  Cabildo  en  sus  reuniones  capitulares,  pero  durante  ese  período  fueron  delegadas  en  este  negociado.  En  este  trabajo  describimos  esa  Contaduría  Mayor  y  analizamos  esas  funciones  realizadas  a  partir  de  los  libros  conservados en el Archivo de la Catedral de Sevilla 

REFERENCIA.  •  Autores: José Julián Hernández Borreguero   •  Localización: De Computis: Revista Española de Historia de la Contabilidad, ISSN 1886‐1881, Nº.  14, 2011 , págs. 99‐120   

Los flujos de efectivo en una economía monástica. Estudio del Arca de la Comunidad del Monasterio de Santa María la Real de Oseira (1614-1698) En  la  línea  de  las  recientes  investigaciones  desarrolladas  sobre  las  instituciones  monacales  en  España,  este  trabajo  pretende  reconstruir  el  origen  y  aplicación  de  los  flujos  de  efectivo  que  genera la actividad económica del Monasterio de Santa María la Real de Oseira (Ourense, España)  a lo largo del siglo XVII, a partir de las anotaciones de carácter monetario que figuran en el libro de  estados de esta abadía. La información periódica que proporciona esta serie documental describe  la composición y cuantía del Arca de la Comunidad, lo que permite extraer conclusiones no sólo de  la  liquidez  que  generan  estas  instituciones  religiosas,  sino  también  de  las  diferentes  monedas  utilizadas por los monjes para paliar las frecuentes alteraciones coactivas de su valor que asolaron  la economía castellana en esta centuria. Así, en este trabajo, se realiza un análisis de la evolución  del  alcance  de  moneda  y  de  su  preceptivo  desglose  en  efectivo  disponible,  expresado  en  la  moneda corriente de uso interno, y efectivo depositado en concepto de la Media Anata, valorado  y expresado en la moneda en que debía efectuarse el pago de este tributo a Roma, completando  una visión histórica de la situación económica de este monasterio desde la perspectiva financiera  que  se  deriva  de  sus  flujos  de  efectivo.  Este  artículo  concluye  con  algunas  reflexiones  y  un  resumen  de  los  resultados.  Estos  resultados  nos  muestran  la  idoneidad  de  la  información  financiera que suministra el libro de estados en función de los objetivos que presentaba el acto al   


que iba destinado ‐Capítulo General‐ y las decisiones que en él se tomaban. Así, el estudio prueba  la  vinculación  entre  el  libro  de  estados  y  las  obligaciones  contributivas  de  la  Congregación,  facilitando la función de control sobre la gestión de la Media Anata en las abadías y la asignación  de los repartimientos 

REFERENCIA.  •  Autores: Elena Gallego Rodríguez, Dolores Rivero Fernández, Asunción Ramos Stolle   •  Localización: De Computis: Revista Española de Historia de la Contabilidad, ISSN 1886‐1881, Nº.  6, 2007 , págs. 3‐31. 

Las disputas contables en el Banco de España en 1859 En  el  presente  artículo  se  abordan  los  antecedentes  cercanos  a  la  constitución  del  Banco  de  España  ‐  1856‐,  partiendo  de  su  antecesor  el  Banco  Español  de  San  Fernando,  si  bien  su  origen  realmente se encuentra en 1782 con la fundación del Banco de San Carlos. Asimismo se analizan  los cambios bancarios iniciados en esa época como consecuencia de un nuevo marco normativo.  Esa  configuración  determinaría  la  base  de  donde  arranca  la  banca  española  actual.  El  entorno  económico  fue  impulsado  por  una  legislación  en  varios  frentes  más  favorable,  lo  que  facilitó  la  entrada de capitales extranjeros como vía de fomento en el desarrollo económico del país. En un  nuevo orden, la situación tradicional de supremacía del Banco de España en el sistema bancario se  ve  reducida  y  aumenta  la  presión  por  nuevos  competidores  directos,  las  Sociedades  de  Crédito,  auténticos  Bancos  Privados  bajo  otra  denominación.  Por  otro  lado,  el  Banco  debe  aprender  a  asumir  una  oposición  en  las  Juntas  de  accionistas  a  sus  criterios  de  gestión,  administración  y  contabilidad. Las pretensiones de los accionistas, algunas de  ellas compartidas por individuos de  los  Órganos  de  gobierno  del  Banco  de  España,  respecto  a  valoraciones  del  Balance  a  precios  de  mercado en Deuda e inmuebles, en contra del vigente principio del precio de adquisición; mayores  exigencias  de  información  contable;  el  modo  de  aplicar  el  principio  del  devengo  e  incluso  los  propios  modelos  de  Balances  publicados,  fueron  temas  candentes  con  un  trasfondo  contable.  Estos temas, incluso llevaron a pensar en renunciar al mismo Gobernador, máximo responsable de  la  Institución,  y  cuyo  nombramiento  correspondía  al  Gobierno  y  no  a  los  accionistas.  Al  hilo  de  temas contables también otros supusieron debates y réplicas por parte del Banco en defensa de su  actuación,  y  conservación  de  su  reputación.  Parece  que  en  los  tiempos  actuales  muchos  de  los  argumentos  que  pueden  utilizarse  en  defensa  de  unos  fundamentos  contables  y  en  contra  de  otros,  están  superados.  Sin  embargo,  la  conclusión  es  que  las  mismas  razones  que  aquellos  esgrimían  no  ha  mucho  tiempo  se  han  vuelto  a  escuchar  con  motivo  de  la  aceptación  de  las  Normas  Internacionales  de  Contabilidad  (NIC)  en  Europa.  Unos  150  años  después,  de  alguna  manera, la cera sigue ardiendo en el candil de las controversias. 

 


REFERENCIA.  •  Autores: Rafael Moreno Fernández   •  Localización: De Computis: Revista Española de Historia de la Contabilidad, ISSN 1886‐1881, Nº.  6, 2007 , págs. 118‐182 

Confiscación de bienes eclesiásticos en Colombia • La desamortización de bienes eclesiásticos que se inició en España y Francia en tiempos de la Ilustración y que tuvo diferentes capítulos y matices en Latinoamérica de mediados del siglo XIX, fue un proceso con significativas consecuencias en la evolución y naturaleza de algunas instituciones políticas y económicas de Colombia. Durante cerca de tres décadas -de 1861 a 1888-, recursos y derechos de la Iglesia católica y otras corporaciones pasaron a ser propiedad y/o fuente de rentas de particulares y ocasionalmente del naciente Estado, abrumado en aquel entonces, por dificultades fiscales derivadas del aumento de la deuda pública, la precaria organización tributaria y el escaso desarrollo regional. Instaurada por decreto presidencial bajo el segundo mandato del General Tomás Cipriano de Mosquera, la desamortización implicó establecer una infraestructura gestora encargada de dar cuenta de la ejecución de las disposiciones adoptadas. Durante el apogeo de la misma, dicha función se materializó en la Agencia General de Bienes Desamortizados; posteriormente con su decadencia, en una labor de la Secretaria del Tesoro. En este sentido, se fijaron a través de reglamentaciones ejecutivas procedimientos administrativos para inventario, valoración, subasta y reclamación de los bienes con soporte documental en una contabilidad igualmente particular, en la que se debía aplicar el método de la Partida Doble, llevando libros de Mayor y Diario con estricta enunciación y fecha de las transacciones sucedidas. Por lo tanto, el ensayo tiene por objeto retratar a partir de las correspondientes fuentes primarias y secundarias, el sistema contable de la desamortización, que junto con otros sucesos históricos, constituye el contexto en el que se desenvuelve la contabilidad gubernamental en Colombia y Latinoamérica.

REFERENCIA.  •  Autores: Carlos Orlando Rico Bonilla   •  Localización: De Computis: Revista Española de Historia de la Contabilidad, ISSN 1886‐1881, Nº.  12, 2010 , págs. 41‐83   


Resenas de GBI  

Resenas de Revistas de biblioteca de Universidad

Advertisement
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you