Issuu on Google+

PEDRO SISNIEGAS Manual de valores humanos

El hombre como empresa


2

El hombre como empresa

INDICE Prólogo 9 Agradecimiento___________________________________________ 11 A los jóvenes del 5to. Año de Secundaria_____________________ 12 PRIMERA PARTE Capítulo 1. 1.1 El mundo en que vivimos___________________________ 1.2 Las tres llaves del éxito_____________________________ 1.3 La llave de la técnica_______________________________ 1.4 La llave de la cultura_________ ____ 1.5 La llave del amor

13 18 19 23 29

Capítulo 2. 2.1 El hombre como empresa 2.2 En pos de la excelencia 2.3 Necesidades de la humanidad 2.4 Producir, crear empleos 2.5 Perseguir el éxito una y otra vez

34 35 39 42 43

Capítulo 3. 3.1 Crear una empresa 3.2 La Empresa unipersonal 3.3 Actitud creativa 3.4 El capital de la empresa 3.5 Seguridad y protección ambiental

44 45 47 50 52

SEGUNDA PARTE Capítulo 4. 4.1 Valores humanos 4.2 Valores éticos 4.3 Valores morales 4.4 Valores peruanos 4.5 Enseñanza de los valores peruanos

57 57 58 58 59


3

Pedro Sisniegas

Capítulo 5. 5.1 Valores técnicos 5.2 Trabajador, disciplinado, estudioso, creativo 5.3 Puntual, responsable, colaborador, positivo 5.4 Cauto, ambicioso, perseverante, comunicador 5.5 Bilingüe, Líder, Saludable Capítulo 6. 6.1Valores morales 6.2 Honrado, sincero, decente, Fiel 6.3 Leal, justo, respetuoso, confiable, 6.4 Digno, pacifico, igualitario, tolerante 6.5 Transparente, discreto, alerta

61 62 71 80 89

97 99 114 128 140

TERCERA PARTE Capítulo 7. 7.1 Valores sociales 7.2 Amable, cortés, elegante, alegre 7.3 Amigable, agradable, entusiasta, grato 7.4 Educado, formal, sobrio, hospitalario 7.5 Considerado, solidario, condescendiente

152 153 164 174 184

Capítulo 8. 8.1 Valores Espirituales 8.2 Creyente, amoroso, abnegado, magnánimo 8.2 Compasivo, comprensivo, cariñoso, caritativo 8.4 Humilde, generoso, esforzado, obediente 8.5 Ardoroso, tenaz, santo

191 192 201 208 217

Capítulo 9. 9.1 Escala de Valores 9.2 Grafica tus valores y conócete a ti mismo 9.3 Una visión 9.4 Despedida 9.5 Bibliografia

231 232 235 236 237


4

El hombre como empresa

Prólogo Todos en el Perú coincidimos en que nuestro país necesita modernizarse rápidamente, crear más empresas formales, eficientes y rentables, modernizar el Estado, fortalecer nuestras instituciones, nuestro sistema educativo, jurídico, laboral, político y social, mejorar la infraestructura vial, portuaria, energética, de comunicaciones, proteger el ambiente, etc. y se está avanzando rápidamente en esos objetivos. Creo, sin embargo, que con igual énfasis y con la misma urgencia, necesitamos desarrollar al hombre peruano, mejorar su capacidad técnica, su cultura y su ética, para que pueda conducirse y conducir nuestro país hacia la excelencia, para que los peruanos podamos alcanzar seguridad y felicidad y enfrentar con éxito los desafíos del progreso que vendrá. EL HOMPRE COMO EMPRESA En la búsqueda de un método para llegar a los hombres y mujeres que dentro de poco dirigirán nuestro país, he preparado el Manual de valores humanos, El hombre como empresa, para jóvenes de 5to. Año de educación secundaria, con concejos prácticos que los ayudarán a alcanzar el éxito como personas de bien. Ellos tienen mayor urgencia de recibir estas herramientas ya que dentro de pocas semanas se graduarán y tendrán que enfrentar las duras realidades de la vida en la universidad o buscando trabajo en alguna empresa. La obra complementa las enseñanzas de profesores y maestros y orienta a los jóvenes en valores técnicos, éticos y morales, sociales y espirituales y en cultura empresarial,


5

Pedro Sisniegas

para que puedan tener éxito en la vida y contribuir desde su ambiente al desarrollo de la familia y del Perú como nación. El hombre como empresa pone a los jóvenes en el centro de la atención nacional, como la empresa más importante a desarrollar, con énfasis en la aplicación de los valores éticos y de tres principios de acción, que he denominado Las tres llaves del éxito, que proponen: 1. Adquirir y dominar rápidamente una técnica para crear trabajo y generar riqueza e ingresos dignos para la familia. 2. Mejorar nuestra cultura para poder interactuar exitosamente con personas de otras culturas. 3. Desarrollar nuestra espiritualidad para lograr paz interior, felicidad y larga vida, en armonía con nuestros semejantes y con el universo. El hombre como empresa ha sido expuesta en forma de conferencia corta, a cientos de alumnos de 5to año de educación secundaria en colegios estatales con excelentes resultados. Los jóvenes mostraron gran receptividad al abordar temas de interés personal y nacional. En las reuniones, todos mostraron su disposición para ayudar en el magno propósito de revalorizar al hombre peruano. Ellos son la semilla de un sentimiento que espero llegue a ser grande en la conciencia de todos los que formamos parte de este grandioso país. PROYECCION SOCIAL

Confío en que el gobierno peruano, las empresas, autoridades educativas, profesores, y profesionales de todo el país brindarán su apoyo decidido al esfuerzo de llevar esta obra de autoayuda a los niños y niñas en todo el territorio nacional. Esa será la contribución que la presente generación puede hacer a quienes nos sucederán en el futuro cercano para lograr mejores padres de familia, mejores profesionales y técnicos, mejores empresarios, mejores amigos y socios, mejores maestros, mejores autoridades, mejores peruanos.


6

El hombre como empresa


7

Pedro Sisniegas

Capítulo 4 4.1 VALORES HUMANOS Los valores humanos son cualidades o atributos que la sociedad considera deseables en todas las personas. La aplicación de los valores humanos distingue y ennoblece a la persona que, en uso de sus facultades, inteligencia y voluntad, acata las normas y decide hacer lo que es ético y moral en favor de sí mismo y de la sociedad. Ante los frecuentes faltamientos a la moral por parte de muchos en la actualidad, aun de personas que se suponen educadas y de alto nivel cultural y social, se dice que los valores se han perdido o que hay falta de valores. Esa percepción tiene que ver principalmente con la debilidad de nuestras leyes e instituciones y con la falta de autoridad y credibilidad de quienes deben ser ejemplo de dignidad y rectitud. Por otra parte, parece evidente que muchas personas no saben cuáles son los valores humanos. Obviamente, no se puede aplicar lo que no se conoce. El hombre como empresa pretende traer los valores humanos, éticos y morales a la actualidad peruana, abrir la discusión sobre estos asuntos, importantes para avanzar como persona, indispensables para avanzar como país. 4.2 VALORES ÉTICOS La ética, es la parte de la filosofía que trata de la moral y de las obligaciones del hombre. El conjunto de normas morales que rigen su conducta.


8

El hombre como empresa

Los valores éticos más elevados de la humanidad son: LA LIBERTAD Y LA PAZ Como lo describe Monseñor Miguel Esteban Hesayne en su artículo “Globalización y Valores Éticos, Reflexiones desde la fe cristiana”, en internet, le siguen en importancia: • La primacía del trabajo sobre el capital • Primacía de la ética sobre la técnica • Primacía de la persona sobre todo poder • Primacía de la vida humana digna, sobre cualquier otro valor. Debemos tener en cuenta estos valores éticos, hacerlos parte de nuestra existencia y defenderlos con ardor, constituyen la esencia de la dignidad humana en cualquier tiempo y lugar. Tener un título universitario no garantiza el éxito en la vida, son los valores humanos, éticos y morales de una persona los que hacen la diferencia. Hay muchas personas desempleadas o subempleadas, abandonadas por sus hijos, esposas o esposos, porque nunca pusieron atención a estos valores y sobreviven precariamente, sin entender por qué la vida es tan miserable y difícil para ellas. Reflexiona sobre estos valores y úsalos en favor tuyo, de tu familia y de tu pueblo, serás una persona honorable, tendrás reputación de hombre digno, engrandecerás al Perú. 4.3 VALORES MORALES Son requisitos éticos que las personas deben cumplir para el sostenimiento de la libertad, la vida, la justicia, la decencia, la confianza y la paz entre seres humanos.


9

Pedro Sisniegas

Creo que muchos pensamos que estos valores ya están dentro de uno y que nos garantizan un correcto accionar por la vida, no es así. Seguramente muchos de los valores que aprendimos de niños están registrados en nuestra mente y nos marcan el rumbo; pero si pensamos un poco, las matemáticas que aprendimos de niños también están registradas en nuestra mente, sin embargo, a veces nos equivocamos al hacer simples operaciones aritméticas, de modo que, creo que es pertinente estudiarlos, repasarlos de cuando en cuando y comentarlos, para corregir posibles errores en la concepción y aplicación de dichos valores, para no perder el rumbo en nuestro viaje por la vida. 4.4 VALORES PERUANOS Sin ninguna regla, en el interés de facilitar su conocimiento y darles utilidad práctica, he seleccionado sesenta valores humanos y los he dividido en cuatro grupos, los cuales, así clasificados y aplicados a nuestra realidad, podremos llamar con toda propiedad desde ahora, VALORES PERUANOS. Clasificación de los valores peruanos • Valores técnicos: Para tener éxito en el trabajo. • Valores morales: Para ser personas dignas y confiables. • Valores sociales: Para tener éxito en el trato con las personas • Valores espirituales: Para tener paz y felicidad


10

El hombre como empresa


11

Pedro Sisniegas

Capítulo 5 5.1 VALORES TÉCNICOS Nuestro

país necesita

profesionales

urgentemente miles de

y técnicos calificados en distintas

disciplinas, que puedan convertir las ideas en realizaciones rentables, en productos terminados para el consumo interno y para la exportación. Es sumamente importante tecnificarnos pronto, crear fuentes de ingresos dignos para todos los peruanos. Necesitamos tener en cuenta que nuestro desarrollo no puede estar basado indefinidamente en la venta de nuestras materias primas como minerales, petróleo o gas; esos bienes se acabaran algún día y tendremos que importarlos a un alto costo, y tal vez dolorosamente para nuestro pueblo. Por eso, es absolutamente necesario inventar nuevos bienes y servicios, desarrollar nuestro ingenio y laboriosidad para dar valor agregado a recursos renovables desde ahora. Para lograrlo, necesitamos dar un paso grande en virtudes, desarrollar al hombre peruano, mejorar sus capacidades técnicas y humanas, crear un círculo virtuoso de valores que muevan a los hombres, mujeres y niños de este gran país a lograr su realización personal en función del bien común, como lo hicieron los incas, con disciplina y con fe. 5.2 DESCRIPCIÓN DE LOS VALORES TÉCNICOS Aparte de tener o no un grado académico formal, al prepararnos para buscar empleo, obtener una beca de estudios o asumir un cargo público, necesitamos revisar nuestros valores técnicos y


12

El hombre como empresa

preguntarnos en primer lugar ¿Qué sé hacer bien?, ¿En qué soy bueno? ¿Qué valores técnicos tengo que me hacen elegible para el puesto sobre los otros candidatos? 5.2.1 TRABAJADOR Que trabaja, le gusta trabajar, laborioso, infatigable, dinámico. En física se dice que un hombre que soporta una carga sin moverse, aunque sea por mucho tiempo, no está haciendo ningún trabajo útil. Para que su esfuerzo pueda ser considerado trabajo útil, el hombre tiene que avanzar, o en todo caso, desplazarse una distancia. Así el trabajo mecánico se define como el producto de la fuerza por la distancia recorrida y se expresa así: W = F x D. El hombre está diseñado física e intelectualmente para realizar trabajo para la sociedad. Pero aquí también, para que su esfuerzo pueda ser considerado útil, éste tiene que ser provechoso para ella. Sólo así, el hombre podrá avanzar en su realización como persona de bien y no se quedará estancado por años dentro de un esquema de puro esfuerzo solamente, sin ideas, sin ambiciones, sin ilusión, sin felicidad. EL TRABAJO ES ALTAMENTE RENTABLE EN REALIZACIÓN PERSONAL, INDUCE A INTENTAR MAYORES LOGROS El trabajo digno es la aplicación número uno para las facultades físicas y mentales del ser humano, nos permite realizarnos como personas útiles a la sociedad. Ser trabajador es una de las virtudes que más distinguen al hombre de bien. Una obra terminada exitosamente trae muchas satisfacciones, especialmente si resuelve un problema o una necesidad en la casa, en la oficina, la fábrica o en la comunidad, aumenta la autoestima de las personas, produce


13

Pedro Sisniegas

dinero y las impulsa a realizar obras de mayor envergadura, a medida que van ganando valiosa experiencia en su especialidad. Lo fácil lo hace cualquiera Es importante que pongamos atención a lo que aprendemos, tenerlo en cuenta y aplicarlo bien. No hay que rehuir las tareas difíciles, esas son las tareas que nos llevan a ser elegibles para trabajos de mayor envergadura y responsabilidad. Lo fácil lo hace cualquiera y así no hay mérito de ninguna clase, ni seguridad en el empleo. Las personas que sólo buscan hacer las tareas fáciles son prescindibles y pueden ser despedidas del trabajo en cualquier momento. Su actitud no es conveniente para la empresa; pero tampoco para el trabajador que reduce así sus posibilidades de éxito, sus ingresos y su propio desarrollo. Nada es difícil cuando uno estudia la tarea y se prepara convenientemente y una vez que ha comprendido lo que se requiere, ataca su obra con alegría hasta terminarla con éxito. Trabajar con técnica Hay personas que pasan la vida desempeñando un trabajo y saben muy poco de lo que hacen y de las cosas o procesos que ocurren a su alrededor, no conocen a nadie en la organización y nunca tuvieron la curiosidad ni el interés de preguntar o profundizar en lo que hacen y se estancan allí por años. Uno no debe “trabajar por trabajar”, como se dice. Si uno es trabajador de una empresa o negocio, debe conocer y revisar los principios científicos, técnicos o comerciales, en los que se basa el trabajo, conocer los procesos con los cuales está relacionado el trabajo y aprender a perfeccionar lo que hace. Toda tarea debe estar apoyada por un razonamiento técnico y documentada conceptualmente, preferiblemente por escrito. Así, podremos hacer nuestro trabajo más seguro, más


14

El hombre como empresa

rentable y placentero. Al contribuir con nuestro talento a mejorar el trabajo, ponemos bases firmes para nuestro desarrollo profesional o técnico, llegaremos a ser expertos y podremos aspirar a un mejor puesto, con mejor paga. Motor de la empresa Hay que conocer bien nuestras tareas y conocer por qué se realiza cada tarea en particular, la frecuencia con la cual debe hacerse, qué fines se persiguen, cuales son los beneficios que se desean lograr y qué detalles se deben tener en cuenta al realizarla. Qué habilidades son necesarias, qué materiales, qué herramientas, cuánto tiempo se requiere, cuantas personas, de qué niveles técnicos o experiencia, cuál será el costo por hora-hombre; pero principalmente cómo se debe realizar el trabajo y qué precauciones de seguridad hay que tener en cuenta para proteger la salud, la propiedad y el medio ambiente, además de cómo vender el producto. Así, uno deja de ser empírico y se convierte en experto, en motor de su empresa. Uno se hace a sí mismo más competente, más técnico, una persona a ser tomada en cuenta para trabajos de mayor responsabilidad. Una persona exitosa, con visión empresarial, que es “motor de la empresa” donde trabaja, puede aspirar con propiedad a dirigirla, si tiene las calificaciones técnicas, la experiencia, la cultura y los valores éticos necesarios para hacerla prosperar.


15

Pedro Sisniegas


16

El hombre como empresa

Capítulo 6 6.1 VALORES MORALES Nuestros antepasados, los incas, nos dejaron el legado de su ingenio y laboriosidad, su fuerza moral, su solidaridad, su gran respeto por la tierra y la naturaleza. “Ama súa”, “Ama Quella”, “Ama Llulla”, no robes, no mientas, no seas ocioso. Términos simples, aplicados sabiamente dieron forma a una sociedad donde millones de personas lograron vivir armoniosamente, creando la cultura más próspera y exitosa de América, el Tahuantinsuyo, el Imperio de los incas. El Perú fue siempre un país de hombres laboriosos, dignos, respetables, orgullosos de su tierra y su linaje. La sabiduría de nuestra cultura milenaria todavía late en nosotros. Esa misma sabiduría debe llevarnos a entender que los peruanos volveremos a ser grandes, realizaremos obras magnificas en bien de nuestro pueblo. Desarrollaremos nuestro país con ingenio y laboriosidad, con tecnología, con cultura y altos valores éticos y morales. Lograremos estabilidad económica, social y política, seguridad y felicidad. Para lograrlo, necesitamos unir nuestras voluntades y anhelos en un solo criterio, el Perú. Necesitamos inspirar a nuestro pueblo y a las autoridades a emprender grandes proyectos nacionales

en beneficio de todos. Para construir el Perú que

anhelamos, necesitamos acatar las normas de una de una sociedad civilizada, respetar al hombre y la naturaleza, necesitamos respetar la ley y el orden.


17

Pedro Sisniegas

Altos valores morales Al postular a un cargo público, a una plaza docente, a una beca de estudios, a un trabajo, y cuando estamos en edad de casarnos y aspiramos a desposar a quien nos acompañará toda la vida, las personas querrán saber si tenemos las calificaciones técnicas, sociales, culturales, espirituales, éticas y morales para el cargo, si somos confiables, si hemos sido y seremos capaces de obrar rectamente, con justicia y equidad, con honor, de respetar las leyes, de amar y guiar sabiamente a la familia, de llevar felicidad a nuestro hogar, a nuestro pueblo, a nuestro país. Aparte de ser un buen profesional, con altos valores técnicos, culturales y sociales, uno debe preguntarse: ¿Soy la persona digna que se requiere para el cargo? ¿Qué valores morales tengo que me hacen elegible sobre los otros candidatos? La respuesta a estas y otras interrogantes se tienen que buscar en lo más profundo de nuestra conciencia y asumir el destino que la vida nos depara con decencia, con dignidad, con honor. Grandeza peruana NECESITAMOS

DEVOLVER

AL

PUEBLO

PERUANO

SU

DIGNIDAD Y GRANDEZA ANCESTRAL.

Nuestros sueños de un país unido y próspero serán posibles, si desde jóvenes nos comprometemos a vivir dignamente, con altos valores morales, de acuerdo con las leyes humanas y con las enseñanzas de Cristo, fuente de toda sabiduría y fuerza moral, que nos inspira a amarnos, a respetar la vida, la libertad y la justicia. Solamente la dignidad y grandeza de los hombres y mujeres de este gran país podrá terminar con el aislamiento y el olvido de nuestros hermanos menos favorecidos. Solamente así, los peruanos podremos desarrollarnos en paz y alcanzar las seguridades de una vida digna, exitosa y feliz.


18

El hombre como empresa


19

Pedro Sisniegas

Capítulo 7 7.1. VALORES SOCIALES Un joven que se propone lograr metas altas, necesita aprender a tratar con las personas. La seriedad de sus actos, su trato, educado, jovial, elegante, distinguido, junto a otros valores sociales rápidamente le atraen la atención y la admiración de aquellas personas con quien alterna socialmente o por negocios. Es deseable que las personas que aspiran a manejar una empresa, tengan experiencia en el trato directo con el público y adquieran técnicas adecuadas de comunicación con los clientes y con el propio personal de la empresa. Se requiere cierto grado de formalidad y tomar en serio el rol de representantes de la empresa. Su trato debe ser cordial, elegante, serio, responsable. Saber escuchar con respeto los comentarios u objeciones del cliente para detectar su inquietud y necesidades a fin de satisfacerlas responsablemente, con rapidez y precisión. Este es sólo un ejemplo de las muchas situaciones que demandan saber tratar con las personas. En todos los ámbitos del quehacer humano, necesitamos saber comportarnos socialmente, causar buena impresión y generar buena disposición en las personas con quienes vivimos o alternamos. Las personas más encumbradas en la sociedad mundial tienen atributos sociales que los distinguen, por eso precisamente han llegado a donde están. A ti te conviene tenerlos también. Llegarás a un alto nivel de aceptación, que es vital para relacionarse bien con las personas en cualquier parte del mundo y lograr altos niveles de éxito profesional y social.


20

El hombre como empresa


21

Pedro Sisniegas

Capítulo 8 8.1 VALORES ESPIRITUALES Creo que todo ser humano siente la necesidad de preguntarse alguna vez si debe aceptar como verdad la existencia de un Dios, creador del universo. Por lo que sé, muchos de los más grandes hombres de la historia, científicos, filósofos, eruditos, artistas, etc., se han apoyado en su fe en Dios para realizar obras grandiosas en favor de la humanidad. ¿Habrían realizado ellos sus portentosas obras y descubrimientos sin la fuerza de la fe? Al parecer, no se puede negar la existencia de un poder sobrenatural, creador de todo lo visible e invisible del universo. Como cristiano católico que soy, acepto los misterios de mi fe y trato de vivir conforme a las enseñanzas de Cristo. Creo que el hombre es el fin y la razón por la cual Dios ha creado el universo. Los valores espirituales, aplicados sabiamente en nuestro diario vivir, nos permiten cooperar con los propósitos de Dios, llevar felicidad, mitigar el dolor y dar consuelo y esperanza a quienes sufren los efectos de las circunstancias duras de la vida, y en el proceso, lograr también para nosotros paz interior y la felicidad que hoy, más que nunca antes, busca el hombre con urgencia, a veces hasta de manera errónea. Al aplicar estos valores en nuestra vida diaria, traeremos paz a nuestros corazones, sosegaremos nuestra alma y hallaremos la felicidad verdadera que, según nuestra fe, Dios ha diseñado para cada uno de nosotros desde el comienzo de los tiempos.


Manual de Valores Humanos