Page 1

CRECIMIENTO ESTRATEGICO Y CRECIMIENTO EMPRESARIAL Lic. Erick Méndez 0910079@upana.edu.gt

Toda empresa u organización está conformada por personas que cumplen unas labores específicas que al juntarlas crean una sinergia que le proporciona a un cliente un servicio, un producto o un bien. Es importante resaltar que el planeamiento estratégico es esa herramienta de planeación que tienen las organizaciones para que todas las labores que allí se realizan trabajen a la par y en complemento las unas con las otras. Por lo tanto, la planificación estratégica es importante, porque traza el plan operativo que permite el orden y el correcto direccionamiento de los empleados hacia los mismos objetivos empresariales. Ahora bien, cuando un equipo de personas que forman parte de una organización trabaja en pro de los mismos objetivos, hacia la misma dirección, en general las cosas salen bien y se obtienen mejores resultados. Creo que todo plan estratégico. ayuda a que los líderes de una organización a que estos plasmen la dirección que le quieren dar a su empresa, y cuando este plan ya es transmitido hacia toda la organización se generarán sinergias en todo el personal para la obtención de sus objetivos. Este plan le permite a cada trabajador saber hacia dónde se

quiere ir y para qué, así compromete con ese destino.

se

Hay que definir una estrategia y seguirla, luego estará bien o mal pero debemos seguirla. Importante tener en cuenta que la estrategia es la misma para toda la empresa. La estrategia nos dice si está bien o mal lo que estamos haciendo, otra cosa es que nos equivoquemos en la estrategia. Hay que tener claro lo que queremos ser y luego intentaremos adaptarnos, si no tenemos definido donde queremos ir difícilmente llegaremos ahí. Sabemos que no existe un referente práctico que permita relacionar en la realidad organizacional el direccionamiento estratégico con el crecimiento empresarial, se puede partir de algunos referentes teóricos para realizar una aproximación primaria a dicha relación. Entre las relaciones más importantes se pueden señalar dos.

El crecimiento empresarial y la orientación estratégica del directivo Si la lógica de direccionamiento estratégico no está orientada de manera clara, difícilmente la empresa puede establecer metas de crecimiento. El proceso de direccionamiento estratégico debe plantearse y desarrollarse de manera tal que soporte las metas y propósitos establecidos por la organización, en el sentido de orientarla al crecimiento; tanto es así que, conforme se


evidenció en el desarrollo del artículo, esta es una labor de la dirección. De igual manera el crecimiento empresarial desde sus diferentes perspectivas involucra de manera clara la orientación estratégica del directivo. En la perspectiva del ciclo de vida, en cada fase de crecimiento la empresa debe adoptar una configuración específica y uno de los determinantes para esta configuración es la estrategia: labor propia de la dirección, en el sentido de la formulación, orientación e implementación. En la perspectiva basada en la motivación, es clara la orientación hacia las actitudes individuales del empresario o dirigente, en tanto permite que tome decisiones en lo referente al crecimiento empresarial; desde esta perspectiva la capacidad del directivo de enfrentarse a situaciones de riesgo, lo propone como la persona indicada que impulsa a la organización a establecer metas ambiciosas con las cuales el desarrollo de factores contribuya al crecimiento empresarial.

El crecimiento empresarial y la inversión desde la dirección Desde la perspectiva basada en los recursos, la decisión de la inversión de los recursos con capacidad sobrante, por mencionar alguna de las premisas, va a estar centrada en la dirección de la empresa; son los altos directivos los que definen cuál es el "mejor uso" que puede darse a los recursos adicionales que está

percibiendo la organización, y de esta manera pueden decidir destinarlos o no al crecimiento de esta.

Conclusión El proceso de dirección estratégica responde a las iniciativas de consolidar una visión centrada en el crecimiento, la innovación y el desarrollo empresarial, con el propósito de afianzar de forma integral el direccionamiento y competitividad organizacional, donde el apoyo y la participación activa del gerente estratégico y su equipo promueva su liderazgo sobre la propiedad considerando la dinámica y propósito de la empresa. De tal manera, la capacidad de afianzar la dirección estratégica desde el contexto de la empresa se plantea como alternativa básica que requiere su puesta en práctica para la consolidación de una cultura estratégica, en donde la mayor parte de los integrantes de la organización estén alineados a un propósito común, regido por los principios de gestión, donde el proceso de dirección constituya parte de los valores y la cultura organizacional de forma clara y compartida.

Bibliografía Alcalá, J. (2011). Las empresas de familia en la ciudad de Barranquilla y sus problemas de sucesión. Un enfoque desde la Teoría de la


Agencia. Económicas CUC, 32 (1), pp.185-198. Alvarado Mejía, M; Rangel Luquez, O; (2012). Ética como enfoque de la responsabilidad social: direccionamiento estratégico en universidades públicas. Omnia, 18 95-108. Forcadell, J. F. (2004). El crecimiento empresarial desde el enfoque basado en los recursos. Hacia un modelo integrador. Documentos de Trabajo Nuevas Tendencias en Dirección de Empresas. DT 12. Disponible en: http://catedradiversificacion.unizar.es/ contenidos/publicaciones/Elcrecimient oempresarial.pdf

Actividad #3 mendez erick  
Actividad #3 mendez erick  
Advertisement