Issuu on Google+

N

O W

!

PD

w

La quita de las áreas de Repsol y el debate abierto alrededor de qué hacer con la situación energética, abren una gran oportunidad para los trabajadores y el pueblo. La crisis del gobierno con la política que sostienen hace años, y que

E

l enfrentamiento de los gobiernos provinciales y el nacional contra Repsol se intensifica. Se discute la quita de las áreas de Manantiales Behr (la más productiva de Chubut), y se quitaron tres áreas más en Santa Cruz (Cañadón Vasco, Pico Truncado-El Cordón, y Los Perales, la mayor, que produce el 25,7% del crudo de YPF en la provincia). Ahora, suena el proyecto de transformarla en empresa mixta, comprando una parte –para eso el proceso de “desgaste” del precio de la acción-, convocando capitales multinacionales para asociarlos al Estado, sea para tomar el control mayoritario, o como mínimo de una porción importante. Muchos compañeros dicen ¡al fin!, y desde el oficialismo se insiste

k

to

bu

y

Es hora de pelear con viene desde las privatizaciones, permite poner en pie una gran campaña nacional, de amplia unidad de acción, para comenzar a revertir el brutal saqueo que nos han impuesto las grandes multinacionales, asociadas a sus cómplices

internos. Es hora de ir en serio por lo nuestro, por nuestra soberanía, para avanzar en la lucha por nuestra Segunda y Definitiva Independencia, con los trabajadores del sector a la cabeza. Manos a la obra.

en un “giro” nacionalista en el tema de los hidrocarburos, tendiente a recuperar soberanía energética y desbancar a las grandes operadoras. ¿Es así? ¿Hacia dónde va la política del gobierno? ¿A qué obedece este cambio de la relación con Repsol? Nosotros afirmamos que el kirchnerismo nunca quiso cambiar su política energética, heredada de los planes neoliberales de los ’90. Que ahora se vio obligado a este cambio, y lo que intenta es superar sus graves problemas sin tener que cambiar la matriz global energética.

leo y gas, y para subsidiar el consumo energético, para pagar la deuda externa. A la vez, YPF Repsol directamente no invierte nada, y se lleva toda la plata para afuera. Esto se une con la brutal crisis hidrocarburífera, que ha llevado a la pérdida del autoabastecimiento (ver nota). Pero tuvo que tomar estas medidas, porque por detrás está la lucha de los trabajadores y el pueblo. En la zona petrolera, los obreros no han dejado de luchar contra los atropellos de Repsol (ver reportaje). Y de conjunto, la situación política no ha permitido al gobierno elevar substancialmente las tarifas del gas y los combustibles a la población ni a las empresas. Esa combinación es la que explica que el kirchnerismo, que fue socio de Repsol, ahora tenga que

Una complicada combinación El gobierno necesita el dinero que hoy utiliza para importar petró-

enfrentarla. Lo hace, pero ni siquiera habla de estatización. Mantiene la provincialización de la Constitución del ’94 –base del plan neoliberal- y la privatización del conjunto de las áreas. Pan American Energy, controlada en un 60% por la inglesa British, con un 20% de CNOOC (China) y un 20% de Bulgheroni, no solo explota Cerro Dragón, el mayor yacimiento del país, con una concesión hasta el 2047, sino que es mencionada como probable socia del Estado si deciden comprar parte de Repsol. Se acaban de publicar los pliegos de licitación de las áreas de Chubut recién quitadas a Repsol; allí, la provincia convoca a operadoras privadas para explotarlas, juntamente con la provincial Petrominera.

Es momento de luchar La situación abierta y la envergadura de los actores (Repsol YPF es la principal empresa privada del país, con ventas por 63.500 millones de pesos anuales), representan una oportunidad para poner en pie una amplia unidad de acción, para volcar la situación en beneficio de los trabajadores y el pueblo.

.d o

m

w

o

m

o

.c

h a n g e Vi e

lic

O W

N

y

bu C

lic

k

to

c u -tr a c k

XC

er

PETRÓLEO Y GAS

w

w

.d o

avanzada

08 socialista

w

w

w

F-

w

C

h a n g e Vi e

!

XC

er

PD

F-

c u -tr a c k

.c

La única salida de fondo para el problema es la estatización por la vía de la expropiación sin pago, bajo control obrero, de toda la industria del petróleo y el gas, y el desarrollo de un plan energético nacional al servicio del desarrollo. Como parte de ese plan, la prohibición absoluta de exportación de crudo hasta, como mínimo, volver a garantizar el autoabastecimiento. Como primer paso para eso, hay que reclamar al gobierno e imponer la anulación de la totalidad de las áreas concesionadas, comenzando por las de Repsol, y siguiendo por la totalidad de las mismas. ¡Hay que echar a las multinacionales del petróleo y el gas! Llamamos a todas las organizaciones obreras y populares, a la CGT, CTA, sindicatos y demás organismos, a debatir medidas concretas de lucha para resolver este problema vital para el futuro del país.

Campaña nacional por la anulación de todas las concesiones Hace unos años, junto a la CTA, a la FTERA dirigida por José Rigane,

ENTREVISTAMOS A JORGE “PIE DELEGADO DE LA EMPRESA N

A 20 AÑOS DE LA PRIVATIZACIÓN

La “eficiencia” privada fue un brutal “saqueo” Estatizar lo Cuando se privatizó la YPF estatal nos decían que la llegada de los capitales privados traería las soluciones definitivas a los problemas energéticos del país y que con sus “eficientes” inversiones podíamos alcanzar el autoabastecimiento de la Argentina. El kirchnerismo asumió en mayo del 2003 y siguió esa misma línea de pensamiento y acciones; tanto Néstor como Cristina tuvieron una política privilegiada para con las multinacionales petroleras. Uno de los hechos más destacados de la época kirchnerista fue la renegociación anticipada del mayor yacimiento petrolero del país. En el 2006, 10 años del vencimiento de la concesión y hasta el 2047, el gobernador Das Neves y el gobierno nacional de Néstor Kirchner firmaron con la inglesa Pan American Energy la extensión de la concesión de Cerro Dragón. Luego llegó la época de la “argentinización”, la que supuestamente ayudaría a resolver los problemas de desabastecimiento nacional que estaban por llegar. De la mano del kirchnerismo desembarcó en Repsol YPF el empresario santacruceño Eskenazi. El gran salto de calidad lo dieron en el febrero de 2008 cuando compraron, con el aval kirchnerista, el 14,9% de las acciones de YPF Argentina. En mayo del 2011 los Eskenazi se quedaron con el otro 10,1% del capital accionario de la filial Argentina de Repsol. Desesperadamente el gobier-

no instrumentó tres programas de incentivos para las petroleras, con la intención que en el período 2007-2015 se pudiera revertir el casi inexorable desabastecimiento. Así surgieron en el 2007 los subsidios de los programas Petróleo Plus, Refino Plus y Gas Plus, pero no dieron resultados y en febrero de este año se decidió la anulación de los dos primeros que significaban 2.103 millones de pesos por año; aunque por ahora el Gas Plus se sigue otorgado. Pero nada de esto revirtió la situación. Argentina cada vez era saqueada más y más en los hidrocarburos. Las exportaciones de combustibles y energía se mantuvieron casi sin variación entre 2010-2011, pero las importaciones crecieron un 110% producto de la mayor demanda interna. Para poder responder al consumo del país, hizo falta importar 9.400 millones de dólares, cuando en el 2010 se habían importado 4.400 millones. Buena parte de las importaciones para responder a la demanda interna estuvieron a cargo del Estado nacional. Es decir, del autoabastecimiento que se había conquistado a mediados de la década del ’80 con la YPF estatal, se pasó a la importación con el modelo de las multinacionales privadas.

Bajaron la producción Los niveles de extracción de petróleo y gas manifiestan reduc-

ciones importantes en los últimos años. Desde el 2003 al 2011 la producción nacional de petróleo fue fuertemente afectada: se redujo en un 23%, perdiendo casi 9 millones de metros cúbicos de crudo en la totalidad de los yacimientos del país. De los 39,4 millones de metros cúbicos del 2003, las operadoras solamente extrajeron 30,3 millones en el 2011. En el ámbito gasífero también se registraron disminuciones considerables entre 2003-2011, aunque la merma viene de arrastre y sus peores reducciones se vivenciaron en las décadas de de los ’80 y los ’90. Durante los años de gobierno kirchnerista la extracción de gas disminuyó en 9%, pasando de 46 mil millones de metros cúbicos en el 2003 a 42 en el 2011. El epicentro de los achicamientos productivos de gas está focalizado en la cuenca neuquina que es la de mayor importancia en el país. En esta cuenca las operadoras extrajeron un 22% menos de gas, pasando de 29 mil millones de metros cúbicos en el 2003 a 23 mil millones en el 2011. A la hora de relacionar la producción con las reservas de gas se observa que de los 16,2 años que había de horizonte gasífero en todo el país durante el 2003, se pasó a solamente 8,5 años de horizonte en el año pasado. La pérdida más abultada se produjo en la cuenca gasífera neuquina, que pasó de 11,5 años en el 2003 a 7

años en el 2011.

Liquidaron de las reservas Al igual en el rubro de la producción, las reservas siguen en franco decrecimiento. De los 448 millones de metros cúbicos de petróleo existentes a finales del 2002, cuando asumió el kirchnerismo, las reservas nacionales bajaron en un 10,5%, quedando en 400 millones de metros cúbicos en el 2010 (última medición disponible oficialmente). En el ámbito del gas las tendencias son idénticas, aunque los porcentajes a la baja son más pronunciados que en el petróleo. Desde el 2002 hasta el 2010 la Argentina perdió un 46% de las reservas gasíferas, pasando de 663 mil millones de metros cúbicos a solamente 358.

AS: ¿Cómo cayeron las medidas del gobierno? Hay mucha bronca contra Repsol. Una cachetada a la empresa cae bien. Es el símbolo del saqueo, la que se quedó con YPF, actúa como su fuera el dueño de la provincia, de manera prepotente. Por eso, la masividad de la movilización. No fue un apoyo al gobierno, sino una trompada a Repsol. Los petroleros luchamos en nuestras empresas contra cada patrón, hay conciencia antipatronal, pero detrás de cada patronal, están las grandes operadoras. Por otra parte, hay incertidumbre ¿qué va a pasar con el trabajo? Los petroleros están alertas, y dispuestos


a luchar ante cualquier ataque. Hoy mismo, los compañeros de Montajes Industriales tomaron la empresa por falta de pago. Y hay 50 empresas que no cobraron de Repsol. Hay sectores más politizados, que aspiran a la estatización del recurso petrolero. Sería trabajar para una misma empresa, un mismo patrón, mucho mejor. Otros sectores no tienen esa claridad.

AS: ¿Qué es APJ Gas y cuál es su posición frente a la propiedad de los recursos? JT: APJ Gas no es un gremio jerárquico. Ante la entrega del viejo gremio, STIGA, que impulsó las privatizaciones menemistas, recuperamos al APJ, y nos afiliamos allí compañeros de distintas empresas y provincias, incluso sectores contratados. En APJ, el tema se discute. En general quienes integramos la conducción sostenemos que el gas debe estar en manos del Estado con el control de los trabajadores y los usuarios.

AS: ¿De cuándo viene el enfrentamiento entre la provincia e YPF? Todo comienza con la lucha obrera. El gobierno trabajaba para Repsol. En el 2010, la presidenta reunió a los operadores y los sindicatos, hizo un acuerdo de “paz social”, dijo claramente: “no le hagan cortes a las petroleras, ni se les ocurra tomar las plantas”. No fueron solo palabras. En el 2011, reprimieron en Santa Cruz, Oñate fue preso en Las Heras 3, un yacimiento de Repsol. Cristina reprimió a favor de Repsol. Pero Repsol le pagó a Cristina con menos inversión, menos producción. Y la lucha continuó. En una asamblea en Comodoro en setiembre, dijimos: “no nos vamos a dejar golpear por yacimiento, como ocurrió en Santa Cruz. Vamos a defendernos entre todos, vamos contra Repsol”. En diciembre, Repsol y otras empresas paralizaron equipos y torres, dejaron a 2.800 compañeros en sus

casas, cobrando solo el mínimo. El reclamo desde el sindicato, fue ¡No queremos quedarnos en casa! ¡Queremos trabajar y cobrar todo! 200 delegados y la Comisión Directiva, le dijimos a Repsol ¡Reactivación! En mi empresa estábamos luchando. Me acuerdo que yo grité: “¡que se vayan, fuera Repsol!”. Y hubo aprobación general. Hay dos políticas distintas en los sindicatos petroleros. En Neuquén apoyan a Repsol, piden que les devuelvan los subsidios. Acá la enfrentamos. Incluso hubo una ruptura a nivel nacional, entre otras cosas por esto. En febrero, el sindicato dijo: “si no hay solución, paralizamos toda la cuenca”, “no puede ser que la plata se vaya toda para España, que se invierta, que se quede acá”. No estamos en una crisis petrolera, el recurso está a alto precio. ¿Por qué no producen? Ésa era la situación. El gobierno tuvo que pasar del apoyo a Repsol a estas medidas.

AS: ¿Cuál es la situación? ¿Qué significa que Argentina tenga que importar gas? JT: Es crítica, y a nivel gas más seria de lo que se dice; obviamente éste es el resultado de las políticas privatistas, desinversión en todas las áreas de la energía. La única manera de revertir esta situación es que YPF y GAS sean reestatizadas. Así se podrían realizar las inversiones necesarias para tener el suficiente abastecimiento de gas y petróleo. A modo de ejemplo para este año 2012 se prevé una importación de gas de 81 barcos a un costo aproximado de 4000 millones de dólares, del cual Repsol es el principal proveedor, y 1500 MD más por importar gas desde Bolivia.

AS: ¿Y toda la población? En general, hay alegría y dudas. Ojo, el gobierno en ningún momento planteó nacionalización ni estatización. La gente se pregunta: “¿Pero esto va para los amigos, para Cristóbal López? Es un problema”. No hay confianza. La población está como esperando para dónde va la cosa. AS: ¿Qué hay que hacer? Por un lado, no bajar ninguna bandera, seguir peleando por todos los reclamos obreros, como hacen en Montajes Industriales.

Por otro, hay que poner en discusión la renta petrolera. ¿Por qué tenemos que discutir con las multinacionales esto? Toda esa plata tiene que estar al servicio del país. Hay que estatizar el recurso petrolero. Para eso, comenzar por anular todas las concesiones a todas las grandes operadoras. A partir de ahí, crear una empresa nacional que administre el monopolio estatal de los hidrocarburos, bajo control obrero. ¡Ojo! No hablo de integrar al Sindicato al Directorio, eso no sirvió nunca, sino de que los obreros tengamos mecanismos de determinar cómo, cuándo, cuánto y para qué se produce, cómo se invierte, pero con completa independencia de la patronal, así sea estatal.

AS: ¿Cuáles son los peligros de ubicar barcos y plantas regasificadoras en áreas costeras? JT: Los barcos que traen el gas natural licuado no tienen en los puertos de Bahía Blanca y Escobar la infraestructura de almacenamiento que hay en Europa. Acá utilizan un barco anclado que regasifica el gas y lo inyecta directamente al gasoducto. En Bahía Blanca la regasificación la hacen en el polo petroquímico, lo que a mi criterio representa un peligro para el pueblo bahiense. En Escobar aunque no haya polo petroquímico representa lo mismo. AS: ¿No sería ahora momento de intensificar ese reclamo? ¿Qué se puede hacer en ese sentido? JT: Si, es verdad. Como sindicato, participamos hace unos años en una campaña junto a la CTA y varias organizaciones por la renacionalización del petróleo y el gas. Creo que están dadas las condiciones para retomar esa lucha. En ese sentido, los roces que hay entre el gobierno con Repsol por las áreas petroleras existen, pero nos engañemos: quieren continuar con una política privatista. No haría más que entregar a otras privadas del sector las áreas que le quitaría a Repsol. Por eso creo que en este sentido es necesario hacer unidad de acción con los gremios, asociaciones de usuarios, agrupaciones políticas y con todos aquellos que de alguna manera coincidan con este programa: renacionalización del gas y petróleo con el control de los trabajadores.

Oñate libre, triunfo de la lucha El 30 de marzo el compañero petrolero Víctor Oñate conquistó su libertad, luego de 9 meses tras las rejas por enfrentar a las multinacionales petroleras en la provincia de Santa Cruz. Ha sido un enorme triunfo de la lucha popular y de su familia y amigos. El delegado petrolero se enfrentó a Repsol YPF y las demás multinacionales a mediados del año pasado, reclamando mejores condiciones de trabajo, salarios acordes a las tareas que desempeñan los petroleros en las frías tierras patagónicas y libertad sindical para elegir a los dirigentes de un sindicato que está intervenido por la Federación. Fueron largos meses de pelea para que él y sus compañeros volvieran a la libertad y al trabajo, justamente el último 24 de marzo con el PSTU de Comodoro estuvimos en el importante acto unitario que se hizo en Pico Truncado para exigir la liberación de Oñate y el cese de las persecuciones. Apenas salió de la Alcaidía de Truncado, Oñate

N y bu

to

Avanzada Socialista: ¿Cómo están recibiendo los trabajadores las medidas del gobierno hacia YPF? JT: Con expectativa, sobre todo los más viejos que vienen de Gas del Estado. Muchos vemos que no es un cambio de fondo, pero es bueno que se haya abierto el debate. Es una discusión que tenemos que dar con los compañeros nuevos que no pretenden la estatización.

os recursos petroleros

O W

!

PD

k

.d o

Unidad de acción con todos

ERI” GARCÍA, NUEVO CERRO DRAGÓN (NCD) Y MIEMBRO DEL PSTU

w

dijo que “estos nueve meses y días que estuve preso me dieron más fuerzas para seguir adelante y para que ningún petrolero vaya preso por reclamar”. Luego, le dio un mensaje a sus hijas y enfatizó: “La libertad no tiene precio así que les pido perdón por las cosas que no les pude comprar como cualquier trabajador, esto gracias a la intervención, a las operadoras, y a la Subsecretaría no le he podido darle los que merece, voy a volver a reclamar lo que es mío”. Ahora la lucha es por la libertad del otro obrero petrolero que fue detenido a finales de marzo de este año, Lautaro Leyes, y contra la persecución a Gonzalo Arroyo. Ellos se manifestaron para defender los puestos de trabajo en la contratista Transporte Figueroa. Luego de su liberación, Oñate se postuló para las elecciones del sindicato petrolero de Santa Cruz y adelantó: “el mejor candidato a secretario general soy yo, porque soy el único que está del lado de los trabajadores”.

m

o

m

o

w

ENTREVISTAMOS A JOSÉ L. TOLESANO, VOCAL DE LA ASOCIACIÓN DE PERSONAL JERÁRQUICO DE GAS, EX DELEGADO GENERAL DE GAS BAN Y MIEMBRO DEL PSTU

varios sindicatos (entre ellos APJ Gas, Luz y Fuerza Mar del Plata y otros), y organizaciones políticas, sociales y personalidades de la ciencia, de la ingeniería, etc. realizamos una campaña con la consigna de “¡Nacionalización del petróleo y el gas ya!”. Ahora es el momento de retomarla, desarrollarla a fondo. Con los trabajadores de los sindicatos del sector a la cabeza. Y discutiendo en cada localidad, en cada lugar de trabajo, en cada escuela, cómo avanzamos, sacando resoluciones y declaraciones, petitorios y toda iniciativa para forzar la anulación de todas las concesiones.

h a n g e Vi e

lic

O W N y

bu

to

k

C

lic

.c

w

w

c u -tr a c k

09 w

w

.d o

XC

er

avanzada

socialista

ntra todo el saqueo w

F-

w

C

h a n g e Vi e

!

XC

er

PD

F-

c u -tr a c k

.c


Articulo de Avanzada Socialista