Issuu on Google+

La Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) nace casi tres años después de su propuesta en Brasil en diciembre de 2008. Por dos días el nuevo bloque discutió sobre afianzar la unión de los países de la región y crear procesos comerciales sin Estados Unidos; pero se suma a otros acuerdos de integración latinoamericana que buscan alternativas a los tratados de libre comercio con la nación estadounidense. Mientras tomaba forma la Celac en Caracas, algunos presidentes de los 33 países invitados aprovecharon la oportunidad para firmar 34 acuerdos bilaterales con el gobierno de Hugo Chávez. Los negocios se centraron principalmente en el intercambio de alimentos por petróleo. Este tema que quedó también plasmado con la firma de acuerdos en la reunión de Petrocaribe, donde se aprobó que el suministro petrolero puede ser cancelado con rubros alimenticios. En el marco de la Celac, los gobiernos de Venezuela y Brasil firmaron 11 convenios encaminados a desarrollar proyectos de energía, vivienda y agricultura, así como otras propuestas en la banca pública, electricidad, petróleo, aérea, ciencia y tecnología.


Entre ellos destaca la compra de 20 aeronaves comerciales por parte de Conviasa a Embraer; creación de una empresa mixta entre la Corporación Venezolana de Petróleo y la Constructora Odebrecht para que éste realice operaciones petroleras; así como la adquisición de Corpolec de insumos, repuestos,

transformadores

y

subestaciones

a

la

empresa

WEG

Equipamientos Eléctricos. Con Uruguay se firmaron dos convenios de cooperación en materia energética, alimenticia e industrial. Se acordó para 2012 el suministro de 100.000 toneladas de arroz paddy y de trigo, así como de 5.000 toneladas de pollo y de pastas, además de intercambiar información para consolidar un plan de abastecimiento avícola y cerealero por un año. Alrededor de 1.600 millones de dólares es el monto de los 19 contratos suscritos con Argentina. De ese monto, $700 millones serán para las pequeñas y medianas empresas de ese país que suministrarán productos como pollo, carnes, arroz, maíz y garbanzos. Otras importarán cocinas, ascensores, productos de higiene personal y cueros. Además está la venta hacia el mercado venezolano de 13.500 vehículos por $215 millones y la cooperación argentina en la construcción de viviendas

en

Venezuela.

En los debates de la Cumbre, el presidente Chávez invitó a la petrolera mexicana, Pemex, a participar en la explotación de la Faja del Orinoco. Antes, ambos países habían acordado un pago de $600 millones por la nacionalización de Cemex. También crearán dos empresas mixtas con Gruma y Monaca para la producción y comercialización de harina de maíz precocida, arroz empacado, harina de trigo, pastas y avena. En definitiva, la Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) rebasó el cumplimiento de sus objetivos, para la buena fortuna de este continente libertario. En

el

marco

de

la

cumbre

de

la

Comunidad

de

Estados

Latinoamericanos y Caribeños (Celac) se firmaron varios documentos que


tocan el aspecto económico. Entre ellos destacan el Proyecto

de

Comunicado Especial contra la Especulación Financiera y la Excesiva Volatilidad de Precios de los Alimentos. En este se muestran conscientes de que la alimentación adecuada constituye un derecho humano fundamental. Destacan la capacidad actual y el potencial de la región en materia

de

producción

de

alimentos y los retos que la dinámica

demográfica plantea en las próximas décadas por el cambio climático. Se pide estar atentos a los desafíos socioeconómicos que obstaculizan el acceso a la alimentación por parte de algunos sectores de la población. Reafirman su preocupación por la excesiva volatilidad en los precios de los alimentos, y el riesgo que representa para la seguridad alimentaria y nutricional de las poblaciones. Piden concentrar esfuerzos para prevenir distorsiones del mercado, preservar la transparencia y el funcionamiento del mercado, con la participación de diversos sectores productivos. Siguiendo la misma vía, también se aprobó el Proyecto de Comunicado Especial

sobre Seguridad

Alimentaria

y

Nutricional.

En

este

los

mandatarios “se congratulan de los avances alcanzados por las autoridades competentes del área social de los países en materia de seguridad alimentaria y nutricional”. Manifiestan su firme voluntad de impulsar en la región una política de alimentación y nutrición, que sea apoyada por los procesos de unidad e integración latinoamericana y caribeña. Reconocen que para resolver el problema, se debe incluir, entre otros: el desarrollo de la agricultura, la mejora en la distribución de alimentos, acceso a los alimentos por parte de la población en situación de mayor vulnerabilidad, y debe promover las condiciones propicias para la inversión y el desarrollo de la agricultura y otras áreas vinculadas a ésta. Resaltan la importancia de promover el desarrollo agrícola con el apoyo de los bancos multilaterales regionales y subregionales y las


agencias especializadas del sistema de Naciones Unidas. Plantean la reforma del comercio agrícola como un tema pendiente que se debe seguir trabajando. En materia social, se firmó el Proyecto de Comunicado Especial sobre Compromiso para la Inclusión Social en la CELAC. En este se reconoce que “la inclusión social es un elemento fundamental del desarrollo, de la democracia, y de la construcción de una nueva relación entre el Estado y la Sociedad”. Se comprometen a edificar Estados promotores del crecimiento y el progreso social y generadores de procesos de desarrollo sostenible. Por otro lado, reconociendo la vulnerabilidad de los países caribeños, se reafirmó la vigencia del Programa de Acción de Barbados para el Desarrollo Sustentable de los Pequeños Estados Insulares en Desarrollo, como el plan que define el marco fundamental para su desarrollo sostenible. Esperan prestar especial atención a su situación y su capacidad de resistencia.

YHENZY RIERA C.I. Nº13.922.192 Finalmente, es necesario enfatizar que la Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), fue realizada en un clima de solidaridad, respeto a la diversidad, pero sobre todo con gran humanismo y emotividad, como lo manifestaron los distintos Jefes de Estado asistentes al Encuentro y, como se evidencia a través de grabaciones, videos y documentos que se produjeron a lo largo de este fin de semana.


Resumen de la CELAC