Page 1


¿Quiénes Somos?

es una organización de jóvenes investigadores EPISTEME que ayudan a generar y fomentar espacios de convivencia, diálogo y trabajo en equipo, que impacten favorable-

mente hacia una inclusión social para las y los niños y jóvenes que habitan en sectores marginales, por medio de la investigación acción participativa en colaboración con diferentes instituciones sociales y gubernamentales brindando un proceso de diagnóstico, propuesta de posibles soluciones y seguimiento.

www.episteme.org.mx

episteme.ac

1

Episteme_AC


Dirección Gabriela Nájera Jefe de información Eduardo Castillo Edición Mariana Cabrera y Mar Herrera Diseño Editorial y Fotografia Eilen Flores Publicidad Cristina Amaya e Iván Piña Web master Rubén Puertos Redes sociales Juan Marcelo Colaboradores Sandra Flores, Claudia Hernández e Inti Morales Difusión Asociación Civil EPISTEME REVISTA EPISTEME es la publicación trimestral de la Asociación Civil Episteme, que tiene por finalidad desarrollar, difundir y aplicar estudios, trabajos y artículos transdisciplinares que contribuyan de manera responsable al desarrollo e inclusión de los actores sociales en situación de vulnerabilidad para el beneficio de la sociedad. Las colaboraciones que aquí aparecen son responsabilidad de su autor.

epistemeac.publicaciones@gmail.com

RevistaEpisteme

revistaepisteme

2


4

Editorial

6

El reto de #Yo Soy 132 Joel Ruiz

8

Carta a los y las #YoSoy132 Lydia Cacho

11 El latido de los #YoSoy132 Sandra Flores 13 #YoSoy132 en SLP María Luisa PaulÌn 15 En boca de la gente Serie de entrevistas. 17 #YoSoy132…¿Apartidista? Fernando Palazuelos recomendaciones para el movimiento #YoSoy132 19 6Don Rul De la televisión a las redes sociales, de las redes so21 ciales a las calles Eduardo Castillo

Pág. 7 Pág.5 León Krauze

Elena Poniatowska

3


E

l viernes 11 de mayo de 2012 será recordado como el inicio del movimiento juvenil mexicano #YoSoy132. Durante la visita de Enrique Peña Nieto, candidato presidencial por la coalición PRI-PVEM, a la Universidad Iberoamericana, un grupo de estudiantes protestó a su salida bajo los gritos de consigna: «¡La Ibero no te quiere!». Ante las declaraciones de miembros del Partido de la Revolución Institucional en las que se afirmaba que los integrantes de la protesta no pertenecían a esa universidad, sino que eran acarreados de otros partidos políticos, 131 jóvenes se identificaron con sus nombres y credenciales de estudiante a través de un vídeo que circuló por internet. Apenas unas horas de su apari-

ción, otros jóvenes del país apoyaron a los 131 en las redes sociales con la etiqueta #YoSoy132. En breve el movimiento tomó fuerza y resonancia en medios electrónicos, pero no en otros medios masivos de comunicación, por tanto, son muchos los que desconocen los ideales que persigue el Movimiento Yo Soy 132. En este número se pretende mostrar los diferentes puntos de vista en torno al movimiento que se autonombra apartidista, de tal manera que cada individuo posea la información suficiente para formarse un juicio propio.

4


OPINIÓN DE:

«

Lo que estamos viviendo es inédito y es una maravilla que empezaron los estudiantes de la Ibero, que salieron, además de decir que “no eran fresas”, con sus credenciales y a decir sus nombres. Eso es muy conmovedor porque siempre se decía que eran “niños bien” […] Ahora ellos han hecho estallar esto que ha sido importantísimo y será importantísimo, hay que seguirlo […] Mi admiración y respeto por todos los muchachos y muchachas que han enseñado su credencial. Realmente se la están jugando, porque no saben lo que puede sucederles pero son extremadamente valientes, y ellos son la esperanza, el futuro, el destino de México.

5

»

Elena Poniatowska


El reto de #Yo Soy 132

Joel Ruiz

Crónica.com.mx

D

esde hace un par de semanas, por lo menos, hemos visto con gran atención la movilización estudiantil del hoy denominado grupo Yo Soy 132, que para muchos nos llena de gusto, sobre todo porque se trata de jóvenes que levantan la voz en busca de un país mejor, por lo menos para ellos. Surgen durante la celebración de un proceso electoral que en un principio evidenciaba la ventaja casi inalcanzable del candidato presidencial del PRI, Enrique Peña Nieto, pero con su aparición en la escena pública le dio un vuelco a este proceso y, al mismo tiempo, le puso sabor a unas campañas que estaban más que insípidas. Este movimiento, del que muchos ya sabrán su historia, surge como un movimiento en contra del candidato Enrique Peña Nieto, luego de su visita a la Universidad Iberoamericana. Pero más allá de que estén a favor o en contra de algún candidato, lo importante es que surge una nueva generación de estudiantes que pueden generar un cambio dentro de las propias instituciones educativas. Lo preocupante es que se contaminen por la asesoría o presencia, como lo quieran llamar, de grupos radicales como el SME

o la CNTE, que pudieran dar un giro al interés nato de los estudiantes. De cara al actual proceso electoral, los jóvenes se encontraron con una enorme disyuntiva. Por un lado sacar el ciclo escolar, pues en estas fechas se encuentran en periodos de exámenes finales o continuar con su activismo político. Pero más allá, el verdadero dilema, creo yo, para los estudiantes universitarios, es que el movimiento llegue hasta el 1 de julio, día en que se llevarán a cabo las elecciones en el país. Para quienes han estado dentro de la actividad política, tienen más que claro que no es lo mismo llenar plazas, hacer mítines o convocar a movilizaciones masivas que llenar urnas, que es lo que da el triunfo en proceso electoral. Y éste es el verdadero dilema de este movimiento, independientemente del personaje al que apoyen. El dilema es que a través del voto se pueda hacer realidad su posición ideológica y política. Desafortunadamente llegan a un tiempo en el que las clases se terminaron, que eran elemento de cohesión para continuar con sus demandas que les permitieron que el próximo debate presidencial se transmitiera en cadena nacional y que fueran inscritos como observadores electorales.

6


Hoy, insisto, el reto es que el 1 de julio se lleve a cabo una expresión a través del sufragio, independientemente de las preferencias electorales, lo que vendrá a darle al país un estatus demócrata y que quien gane tenga la verdadera representación de la mayoría de los mexicanos que no dé pie a posibles impugnaciones que sólo generen

desestabilidad y acrecenté el divisionismo entre los mexicanos.

«resMedeparece que muchos de los temolos 132 sobre el IFE son, de verdad, infundados. No comparto el discurso que descalifica al IFE.»

León Krauze

periodista, condutor y escritor mexicano

7

OPINIÓN DE


Carta a los y las #YoSoy132

Lydia Cacho A las y los estudiantes: En un documento original de la Secretaría de Gobernación se lee: Sugerencias. 1) Evitar que en todos los medios de divulgación (Prensa, radio, televisión, etc.) se sigan empleando los términos ESTUDIANTES, CONFLICTO ESTUDIANTIL, y demás relacionadas con los acontecimientos. 2) Usar adjetivos como los siguientes: CONJURADOS, TERRORISTAS, GUERRILLEROS, AGITADORES, ANARQUISTAS, APATRIDAS, MERCENARIOS, TRAIDORES, MERCENARIOS EXTRANJEROS, FASCINEROSOS. Lo firma de puño y letra el entonces responsable de la seguridad nacional, el priísta Luis Echeverría Álvarez. Gracias a Jacinto Rodríguez, el gran periodista especializado en investigar los vínculos entre el Estado y los medios podemos leer el documento original que cito (publicado en la Revista Emeequis de este mes).

Ahora más que nunca debemos leer La Otra Guerra Secreta: Los archivos prohibidos de la prensa y el poder, Debate (Agosto 2007) de Jacinto, para entender por qué los ataques aparentemente dispersos en contra de ustedes, las y los estudiantes que iniciaron y se han sumado al movimiento #YoSoy132, son parte de una estrategia política en la que se coluden los poderes fácticos y los periodistas e intelectuales del Sistema. Ni antes, ni ahora, ni nunca el sistema político permitirá que la sociedad organizada se empodere sin pedir perdón y sin pedir permiso. Ya hablamos antes de cómo el gobierno canadiense ha intentado aplastar el movimiento estudiantil de Quebec y de las descalificaciones que sufrieron las y los indignados de España. Tomar las calles es reconocerse como ciudadanas, ciudadanos libres. Reconocerse así, en voz alta, en colectivo, nos da poder personal y poder social. Expresar las necesidades e inconformidades, por pequeñas que parezcan, es un acto político transformador en sí mismo. Si algo aprendí de joven, cuando me declaré feminista

8


y me asumí activista por mis derechos y los de las demás, fue que habría que estar preparada para los momentos difíciles y siempre dispuesta para disfrutar de cada pequeño logro de la revolución de las mujeres. Cuando decidí ser periodista asumí la misma postura.

cometían un crimen y que ellos tenían derecho a la voz, a la seguridad y la protección. Corrían los años setenta y nunca nos dimos por vencidas. En los ochenta, durante las dictaduras de Argentina y Uruguay, las y los jóvenes se jugaron la vida no por una patria que los quería silenciar sino por el sueño posible de vivir en un país donde nadie tuviera que pedir permiso para pensar diferente, para cantar con voz propia, por exigir que los medios fueran libres, por saberse dueñas de sus Y sí, cuando nos rebelábamos no había leyes ni contra la cuerpos y dueños de sus ideas. Quienes en México antes violencia intrafamiliar siquiera, a nadie se le ocurría que de nosotras se rebelaron del 68 al 73 sabían, como sabetan pronto lograríamos entender que las mujeres somos mos ahora, que conspirar para construir un mundo mejor dueñas de nuestro cuerpo y de nuestros derechos repro- no es un acto efímero sino una forma de vida. ductivos. Entonces no se penalizaba la violación y los re- Aprendí que nadie habría de decirme cuál sería mi disfugios para mujeres maltratadas no existían. Las niñas y curso, que las descalificaciones me inspiraban a estudiar niños violados no sabían entonces que sus abusadores más para entender mejor porqué era tan incómoda para

9


el estatus quo. Aprendí que soy activista porque esa es mi forma de asumirme como ciudadana, de proteger mis derechos y mis libertades. Aprendí a buscar mi voz leyendo las voces de quienes admiraba más y supe que los tiranos son hijos de un patriarcado que busca unificar los discursos cívicos para derrotarlos, que exige líderes únicos para aniquilarlos, encarcelarlos o comprarlos. Aprendí que el verdadero poder de una persona radica en nunca sacrificar los principios y jamás ceder ante el odio y el miedo, que son hermanos de la violencia. Aprendí a levantar la voz cuando hace falta y a llorar cuando duele la realidad, aprendí a pedir ayuda cuando la carga resulta inmensa y a nunca uniformarme para ser escuchada; porque las transformaciones de fondo no se obtienen con la unificación de criterios verticales sino con la reivindicación de la diversidad, la horizontalidad, la solidaridad y la auténtica libertad para expresarse y hacerse responsable de esas expresiones que cambian

al mundo. Y sí, es su derecho ser partidistas, apartidistas o anarquistas, creyentes o agnósticas, liberales, progresistas, conservadores o indefinidas. Que nadie les exija negar sus creencias para creer en ustedes y en su derecho a rebelarse. La feminista Emma Goldman decía «si no puedo bailar, esta no es mi revolución». Nos recordaba que las revoluciones se hacen con la alegría de la libertad reconocida y la pasión de la esperanza. Así que bailen, salgan, griten, piensen, usen la creatividad y exprésense libremente, pero nunca crean que para cambiar al Sistema hay que imitarlo y seguir sus reglas.

«Consigna ¡Si hay imposición, habrá revolución!» del movimiento #YoSoy132

10 OPINIÓN DE


El latido de los #YoSoy132

Sandra Flores

«Cuando está más nublado es porque va amanecer» es un refrán popular que describe lo que está pasando en el panorama político y social de nuestro país. En el momento en que todo parecía estar dispuesto para sentar al candidato presidencial del PRI, Enrique Peña Nieto, en la silla presidencial y miles de mexicanos nos resignábamos a ver el regreso del partido tricolor al poder, de pronto, la tarde del 19 de mayo el latido de miles de personas comenzó retumbar en el corazón de la Ciudad de México; era el sonido del corazón del movimiento #YoSoy132 y las voces de miles de mexicanos que marchaban por Paseo de la Reforma para mostrar su inconformidad con la candidatura del también conocido como gelboy y para exigir información, precisa y sin censura a las dos televisoras más importantes del país: Televisa y Tv Azteca.

ánimo, nos sumamos a su causa: mujeres, hombres, jóvenes, ancianos, estudiantes, profesionistas, amas de casa, niños, mascotas, etcétera, todos unidos sin importar nivel socioeconómico ni cultural, los tomamos de la mano caminamos a su lado y unimos nuestras voces a las suyas e hicimos expansivo el latido.

A los gritos de: «¡México sin PRI!», «¡Fuera Peña!», «Peña: ¡México no te quiere!», «¡Fuera el PRI!», «¡Somos ciudadanos, no acarreados!», «¡México Despierta!», «Somos un chingo y seremos más», «No vine por mi torta, vine por mis huevos», y «¡Si hay imposición, habrá revolución!», sus voces hicieron retumbar no sólo las calles sino también los corazones de quienes, contagiados por su

Lo interesante de este momento político es que si antes Peña Nieto se sentía en Los Pinos, hoy ya se dio cuenta de que no va a ser tan fácil llegar y que, de lograrlo, tendrá detrás de él a una población vigilante, alerta, para exigirle cuentas y cuidar cada uno de sus pasos. Una población que ya no está dispuesta a ser una borregada y que tiene el corazón y el ánimo de defender su patria.

11

Hay para quienes esta marcha no significa nada, pero ha sido lo mejor que le ha pasado a la democracia mexicana en años. Es un recordatorio de que tenemos voz y voto, y estos son poder. El poder de quitar, poner o cuestionar a quienes nos gobiernan o nos informan, el poder de elegir qué queremos para nuestro país.


mucho y son miles los que viven en libertad ejerciendo su derecho amar y acostarse con quien les da la gana –siempre y cuando todo sea consensuado–, sin ser discriminados por ello. Así las cosas, los iniciadores del #YoSoy132 podrán ser miles de inicio pero el fuego de su pasión está expandiéndose entre miles más y seguramente en breve se sumaran millones: y eso es lo importante. Por algo se empieza. Su fuego se ha prendido y esta esparciéndose por toda la nación. Escucharlos cantar el himno nacional al pie del Ángel de la Independencia, gritar su amor por México. Sentir el latido de millones en sincronía tiene más poder que toda lógica, estadísticas y probabilidades juntas, tiene el poder de despertar consciencias e incitarlas. Gracias al movimiento #YoSoy132 comprobamos que si queremos tenemos el poder de de evitar que el PRI regrese al poder.

El movimiento #YoSoy132 no sólo sirvió para Peña Nieto, sino también para los demás candidatos. Quienes pretenden gobernar el próximo sexenio y quienes están en el poder hoy saben que uni- México está despertando y cuando todo parecía estar dos podemos cambiar el destino de nuestra nación. perdido estos jóvenes nos han hecho ver que podemos aspirar a un México mejor, libre de políticos corruptos y de Puede que los resultados del movimiento #YoSoy132 no mafias, que somos muchos más quienes estudiamos y trase vean inmediatamente pues los verdaderos cambios bajamos cada día para hacer de este país un lugar mejor. no se dan de la noche a la mañana. Por ejemplo, la revolución LGBT (Lésbico Gay Bisexual Transgénero) inició hace más de 30 años con el sueño de unos cuantos que creyeron posible ejercer sus derechos como ciudadanos y ser respetados como tales. Hoy en día cosechan los resultados de su lucha y, aunque todavía no está concretada al cien por ciento, ha avanzado

«con[…]las elecciones se ganan con votos, no tuits. La emoción de tomar la calle, recibir apoyo y vítores puede llevarlos a creer que una manifestación de miles y un flujo incesante de tuits son el pulso del país.

»

Periodista.

Carlos Loret de Mola OPINIÓN DE

12


#YoSoy132 en SLP

María Luisa Paulín Código San Luis

les” a “levantar” o “intimidar” a los panistas, perredistas o conciencistas porque aún a ellos se les traicionó y hoy los n este San Luis de la patria donde por primera vez habitantes de todo el Estado pagamos las consecuencias. desde que murió Salvador Nava los ciudadanos pa- Y mientras el caos y el desgobierno dominan a los recen estar resignados a vivir de rodillas por voluntad potosinos surge el movimiento juvenil orientado a evitar propia ante un gobierno priísta que está haciendo histo- que el PRI regrese a Los Pinos, en un correo que enviaron ria por su mediocridad y corrupción, por la violencia que los jóvenes a Códigosanluis, refieren que el movimiento prometió erradicar de tierras potosinas, los feminicidios en nació simultáneamente al iniciado por los estudiantes aumento, el cierre de empresas, la fuga de grandes in- de la Universidad Iberoamericana pero aseguran que versiones y la caída en todos los indicadores, sobre todo en San Luis Potosí no se supo porque los medios de code empleo, salud, educación y transparencia, surge con municación potosinos, no publicaron sus comunicados timidez la réplica del movimiento estudiantil #Yo soy 132. ni les “interesó” cubrir su primera manifestación efectua Los priístas ya no tienen cara de regresar con los da en la Avenida Juárez por lo que decidieron hacer ciudadanos para pedirles la confianza de su voto, tampo- uso de las poderosas e independientes redes sociales. co podrán hacerlo a la brava porque incumplieron pactos Dicen en ese correo que no han estado exencon grupos delictivos que hoy nos tienen en medio de una tos de amenazas y advertencias de los líderes universicruenta y horrible disputa por el control del territorio poto- tarios de distintos grupos y tampoco de la Federación sino. En esta elección no podrán ir los “operadores oficia- Universitaria Potosina cuyo líder Edgar Esmeralda no se

E

13


representa ni así mismo, de hecho hace mucho que la FUP no representa a los universitarios, se trata tan sólo de un espacio de poder controlado por personas que generalmente manipulan a los muchachos con “unos pomos, unas chicas, un vehículo para que se muevan y una caja chica para pagar entrada a los antros” (frase atribuida a Gerardo Aldaco ex director del Instituto potosino de la juventud hoy candidato a regidor en la campaña del ex rector Mario García Valdéz). Es por esta razón que al gobierno del Estado no le ha interesado ocuparse de los jóvenes universitarios y es por eso también que, sorprendidos por el crecimiento del #Yo soy 132, que los beneficiarios de prebendas pírricas quieren desacreditar a quienes ahora aparecen como cabezas del movimiento en San Luis Potosí. Puede ser que los muchachos tengan un padrino, puede ser que no sea genuino su interés, pero lo más importante es que están despertando y que los universitarios sí que tienen el poder de cambiar la historia, lo más cómodo es sentarse y dejar pasar, pero si se forma parte de una generación del cambio, la sociedad lo valora, lo aprecia y el individuo se convierte en un protagonista de su propia historia. ¿Le darán los medios de comunicación en San Luis Potosí espacio a los muchachos del Yo soy 132 si el objetivo es impedir que Peña Nieto gane la elección presidencial?, ¿harán el viraje que Televisa y TV azteca han hecho obligados por las circunstancias? ¿Cómo minimizar de manera permanente lo que en redes sociales circula libre y lla-

namente? ¿Cómo solapar una administración displicente; corrupta e irresponsable? Eso ya no importa; ahora todos informamos a través de Faceboock, Twitter; Youtube, Bendito Internet que nos da la posibilidad de liberarnos de la obsoleta manipulación de la información en los medios de comunicación “formales” que han cambiado su misión de informar por la de solapar. ADELANTE MUCHACHOS.

«No vine por mi torta, vine por mis huevos» Consigna del movimiento #YoSoy132

14 OPINIÓN DE


En boca de la gente

1 Eduardo Daniel García Oliva, Comunidad de Ojo de agua, municipio de San Nicolás Tolentino, San Luis Potosí, 18 años.

¿Has escuchado algo del movimiento Yo soy #132? Eduardo Daniel - Pues es escasa la información que tengo, pero lo que sé que es un grupo de chavos estudiantes de la universidad Iberoamericana, que mediante agresiones que les hizo Enrique Peña nieto, se unió la gente, o sea, de todo el país en apoyo hacia a ellos. Es por eso que hacen un video clip de 131 personas, y nosotros en apoyo nos le sumamos para demostrar que tienen el apoyo de todo México.

¿Qué opinan del movimiento? Eduardo Daniel - Pues, a mi ver, pienso que es una buena forma de expresión de los jóvenes. Tenemos muchas formas de expresión, pero esa puede ser una buena forma para manifestar en lo que estamos de acuerdo y en lo que no.

¿Tú en qué estás de acuerdo? Eduardo Daniel - Estoy de acuerdo en que uno como joven tiene la capacidad y la libertad de elegir, no tienen porqué venir a decirnos éste es el bueno, el otro no. Uno tiene las capacidades y tiene sus distintos ideales para apoyar a cualquier persona o, en este caso, a cualquier candidato que ande contendiendo hacia la presidencia. Somos libres de exponer lo que pensamos, y nadie tiene porqué venirnos a imponer algo que no estamos de acuerdo.

¿Quieres agregar algo más? Eduardo Daniel - Pues de mi ver no, pero estamos en apoyo igual con los estudiantes.

15

2 María Inés Castillo Aguilar, Comunidad de Ojo de agua, municipio de San Nicolás Tolentino, San Luis Potosí, 36 años. ¿Ha escuchado sobre el movimiento Yosoy#132? María Inés - Sí... ¿Qué es lo que ha escuchado? María Inés - Que es una protesta contra Peña Nieto... ¿Algo más? María Inés - Pues que todos los jóvenes se están juntando para hacer como huelga para que no llegue a presidencia Y ¿qué opina del movimiento? María Inés - Opino que está bien, porque así mucha gente nos damos cuenta de muchas cosas, y si ellos no hubieran empezado a hacer eso, estuviera uno más cerrado, y a lo mejor, tendría más confianza en él. Así, ellos dan a conocer el lado bueno y malo de los candidatos.


16


#YoSoy132… ¿Apartidista?

Fernando Palazuelos

E

n tan sólo 28 días los mexicanos y mexicanas saldremos a votar por el próximo Presidente o Presidenta y Enrique Peña Nieto sigue encabezando la mayoría de las encuestas. El verdadero giro lo ha dado Andrés Manuel López Obrador al haber rebasado a Josefina Vázquez Mota. Muchos no lo creímos posible, pero parece que el verdadero adversario de EPN será AMLO, beneficiario del movimiento #YoSoy132. Lo que sucede con #YoSoy132 me parece un excelente ejercicio de democracia en el que los jóvenes levantamos nuestra voz. Sin embargo, existen dos factores con los cuales no concuerdo: la mayoría de los jóvenes que participan son personas con ideales que buscan lograr

17

objetivos que beneficien al país. Pero a otra gran parte de los integrantes del movimiento la calificaría como revoltosa, que sólo quiere salir a gritar a las calles y perder su tiempo sin una finalidad clara. En segundo lugar, se está politizando el movimiento. Existen rumores que dicen que en su afán de restarle votos a EPN, el PAN o el PRD están detrás de todo. No creo que el movimiento #YoSoy132 haya sido orquestado por alguno de estos partidos, pero no dudo que todos quieren formar parte de él y harán lo posible por tenerlo de su lado. Esperemos que la juventud no se deje contaminar por quienes desean imponerles ideales para beneficiar a algún partido, como pudimos ver en las islas de la UNAM,


en donde hablaron personas del CGH, del SME, y del STUNAM, que no tenían absolutamente nada que hacer ahí. Lo importante es que con o sin la intención, lo que inició como un movimiento antiPeña y posteriormente se convirtió en el grupo “apartidista” #YoSoy132, logró restarle puntos a EPN, quien ahora se preocupa porque AMLO le pisa los talones. ¿Por qué parece que los jóvenes están del lado de AMLO? Creo que los jóvenes que salen a votar este primero de julio y que nunca antes habían votado por un Presidente representan una generación que no conoció el régimen priista y sólo se encuentra consciente de los dos últimos sexenios panistas. Y más allá de eso, en palabras de Wadah Khanfar, director de Al Jazeera «es una nueva generación, bien educada, conectada, inspirada en valores universales y en una comprensión global, que nos ha generado una nueva realidad». Estas personas de las que habla Wadah Khanfar forman parte de una generación que, en mi opinión, al estar conectada y tener un sentido de pertenencia global, se sienten más humanistas y se identifican con valores socialistas que se encuentran intrínsecamente dentro de los

partidos de izquierda. Por lo tanto, muchos jóvenes no por ignorantes, sino por ingenuos, piensan que todos los partidos de izquierda son buenos y representan el camino a seguir. Pero no olvidemos que si bien todos los partidos de izquierda profesan valores socialistas que atraen a esta nueva generación, no quiere decir que todos lo lleven a la práctica como debe de ser, ya que muchos caen en el populismo, prometiendo remedios milagrosos que no tienen ningún sustento y que perjudican sensiblemente a los países en donde se llevan a cabo. ¿Será que la izquierda que representa Andrés Manuel López Obrador es la adecuada? Mi humilde opinión, ¿cuál es la suya? Nota: Invito a todos y a todas a votar sin dejarse influenciar por las encuestas, sino por la opción con la que mejor se identifiquen.

«Creo que es hora de que estos ninis hagan algo por el país. Que hagan algo productivo para ellos. Que se dediquen a trabajar.»

Jorge Emilio González Martínez OPINIÓN DE

18


6 recomendaciones para el movimiento #YoSoy132 dor, es decir, protestas y demandas muy básicas; aquellas con las que todos se pueden relacionar y que suelen ser demasiado generales y poco viables: «Mejores empleos», «Paz», «La democratización de los medios», «No a Peña Nieto». Para construir exigencias más aterrizadas y asequibles son necesarios organización, diálogo interno y llegar a acuerdos. Es en ese proceso donde suele imperar la opinión no de los más inteligentes e informados, sino de los que gritan más. Es también ahí donde es más fácil que se cuelen los profesionales de la manipulación política, siempre omnipresentes. Hoy es difícil prever qué pasará con Yo Soy 132. Hay muchas manos involucradas. No todas limpias. Todas jalando en diferentes direcciones. Si los dioses nos son propicios, se convertirá en un movimiento social trascendente, pero solo si se dan algunas condiciones básicas:

1

Si de verdad asumen el apartidismo. Si no ven en todos los partidos políticos un adversario, estarán vencidos de antemano. No importa cuánta fe tenga en un candidato o en un partido, deben de asumir que ninguno está exento de las tentaciones del poder, y es nuestra obligación vigilarlo, criticarlo e increparlo, dejando a un lado los amores incondicionales. Si logran convencer a los medios de comunicación de que ellos serán los que obtendrán más beneficios de la democratización mediática y los hacen partícipes y artífices de este proceso. Si pretenden imponerles reglas y candados se enfrentarán con un poderoso cíclope que se les perderá en el laberinto de los cabildeos y las triquiñuelas legales. También es fundamental incluir a todos los medios: tan abominable es que Televisa favorezca a Peña Nieto como que otros medios, como La Jornal miércoles 30 de mayo se llevó a cabo en Ciudad da, apoyen abierta e incondicionalmente a López ObraUniversitaria una asamblea del movimiento Yo Soy dor. 132. Hablé ahí con varios de los jóvenes que asistieSi consiguen mantener la unidad. Las discrepancias ron. Muchos tenían en su poder información, ideas, conentre un estudiante de una universidad privada del ciencia y argumentos; ellos son la esperanza y la fuerza D.F. y uno de una pública del sureste del país pueden del movimiento. Otros repetían cándidos las consignas ser abismales. Se requerirá de un ejercicio hercúleo de huecas que han aprendido de los políticos que admiran, paciencia y tolerancia, y de intentar tener claros los oby bastaban un par de preguntas para que desnudaran su jetivos y que predominen las coincidencias. ausencia de razones, propuestas e incluso de lógica. Ellos, Si evitan que fuerzas externas secuestren el moque suelen ser los más radicales y aguerridos, representan vimiento. Cada que en sus marchas o asambleas el peligro más latente de que el movimiento sea secues- se escucha una consigna de apoyo a un candidato, un trado, desvirtuado o que simplemente se debilite y muera. partido, un sindicato o cualquier otro grupo de presión, No soy entusiasta de los movimientos sociales: cuando todos los antagonistas de éstos, se convierten en adverson espontáneos prevalece el mínimo común denomina-

2

E

3 4

19


sarios del movimiento. Deben dejarlos fuera y resistirse a la tentación de masificar rápidamente el movimiento. Si logran sumar a la sociedad civil, independientemente de su ubicación geográfica; nivel educativo y socioeconómico; y filias y fobias políticas. La única manera es el apartidismo, la transparencia de sus mecanismo de decisión y la claridad de sus objetivos y estrategias. También ayuda impedir a toda costa en sus marchas el vandalismo (dejaron la Estela de Luz hecha un asco: se estima que costará 420 millones limpiarla), afectar el libre tránsito de los habitantes de esta caótica ciudad, y en general, evitar lastimar los derechos de terceros. Si persisten. Hoy los reflectores están sobre ellos. Todos hablan del Yo Soy 132. Todos quieren sumarse y participar. Pero inevitablemente el entusiasmo se irá desvaneciendo. Muchos dejarán de asistir a las marchas y las asambleas. El tiempo y el desencanto serán un poderoso enemigo. En todo caso, estoy convencido de que el saldo final de Yo Soy 132 será positivo, no por los cambios que logre en nuestro purulento sistema político, que por fuerza habrán de ser más bien simbólicos, sino porque habrá brindado a los jóvenes la oportunidad de organizarse, dialogar y acordar entre ellos; de sobrevivir al efímero resplandor de los medios; y sobre todo, de enfrentarse al poder establecido y fáctico, de desafiar la apatía, el miedo, la intolerancia y la indiferencia, la arraigada certeza de que “así son las cosas”. Aunque fracasen. O tal vez, precisamente gracias a la derrota. Porque habrán aprendido y estarán mejor preparados para el futuro. Para elegir mejor sus batallas, las armas y las trincheras. Y así, ganamos todos: los 113 millones que somos México.

5

6

«

»

¡Queremos escuelas, no telenovelas! Consigna del movimiento #YoSoy132

20 OPINIÓN DE


De la televisión a las redes sociales, de las redes sociales a las calles

E

ntre elogios o entre descalificaciones, la sociedad de ese México que creíamos dormido ha salido a las calles por fin. Armados con pancartas llenas de consignas, mantas atiborradas de dibujillos políticos pero, sobre todo, con unas ganas enormes de poner las cartas sobre la mesa para exigir un manejo más objetivo de la información, ciudadanos –estudiantes en su mayoría– de todo el país han llevado a cabo una serie de marchas por las principales avenidas y plazas públicas de sus ciudades. Está claro que esto surge por la necesidad urgente de medios más transparentes que permitan a los mexicanos enterarse de los acontecimientos de esta época electoral tan agitada sin ningún tipo de censura ni, mucho menos, favoritismo. Pero más allá de las necesidades informativas, el movimiento responde a una manipulación mediática en contra de algunos alumnos de la Universidad Iberoamericana, luego de que boicotearan la visita de uno de los candidatos a la presidencia de la República a su plantel. A partir de ese momento, fueron muchos los medios de comunicación que, pese a lo acontecido, pusieron al

21

inmutado señor en un pedestal y, más allá de eso, tacharon a los jóvenes de pseudosestudiantes, de acarreados e incluso de porros. Ante el panorama nada favorable, los alumnos supuestamente acarreados lanzaron un vídeo en Youtube en el que 131 se defendían de las acusaciones. Después de este suceso, un cambio radical sacudió la consciencia de los ciudadanos del país. Se comenzó a percibir en el ambiente que algo estaba a punto de explotar, las juventudes guardadas en muchas instituciones educativas comenzaban a resentir esas acusaciones –quizá como un tipo de provocación, quizá como una subestimación–. Lo cierto es que, a partir de ese instante, la consigna #YoSoy132 ha tenido un eco que llena a muchos de esperanza, de lucha ante las injusticias, un revuelo capaz de recorrer en un par de horas desde Yucatán hasta Baja California Sur en un viaje sin escalas que a contagia a su paso a más y más personas. Es innegable que desde entonces el movimiento ha tomado una fuerza que, aunque incipiente, puede ser más grande –como el 15-M en España, por ejemplo–. Y es que, si bien las injusticias siempre han existido, la gran mayoría de las veces los medios de comunicación, aunados a las oligarquías, se encargaban de maquillarlas o restarles importancia amedrentando con distracciones a los ciudadanos. ¿Qué es lo que cambió? ¿Por qué surgió una efervescencia en México? Sencillo, la transición de la información de una televisión, probablemente manipulada, a una red donde cualquiera que tenga acceso puede crear alternativas y proponer una visión más crítica al sistema que nos rige y presentar los casos de violación a la libertad que ignoran las televisoras. Desde mi perspectiva, este es uno de los principales antecedentes para que de pronto la visión de la ciudadanía se torne más crítica, evocando otras luchas, resonando la voz de un pueblo inconforme, del México con sed de justicia que describió hace años Colosio y que, sin embargo, sigue en las mismas –si no es que peor–. Con el internet, la libertad de expresión se abrió un nuevo sendero: un espacio que, por ahora y con algunas excepciones, sólo puede ser limitado si no se cuenta con el servicio. Ha sido un arma capaz de cambiar el futuro de un país y de ofrecer un libre albedrío de hacer público que no se hacía en otros medios de comunicación. Además de implicar un punto de encuentro importante, las redes sociales han logrado conectar personas de polo a polo y con esto se ha llegado a la construcción de grupos que, desde la comodidad de su casa, generan debates e intercambios de ideas, incluso pequeñas sociedades se organizan desde la red para pasar del CPU a las calles. Así fue como el video de los 131 obligó a voltear hacia ellos los reflectores, desde una red social y sin la necesidad de que las empresas televisivas reprodujeran su valiente voz. Los estudiantes, los trabajadores y los ninis –por qué no–, se solidarizaron desde otras par-


tes del territorio mexicano, llegando a la encrucijada entre varias luchas particulares, con lo que se dio paso a un solo movimiento que, si bien tiene fracturas internas, quizá en un futuro llegue a una mejor estructura. Como sabemos, ni la información ni los acontecimientos, mucho menos las luchas, funcionarían en la actualidad si se quedaran en la computadora. Para fortuna de muchos –y desdicha de otros cuantos–, los integrantes del YoSoy#132 han llevado su praxis más allá de los esquemas previstos. Lo anterior se ve reafirmado en las acciones tomadas por los participantes que no se han conformado con asistir una práctica en las calles, sino que han organizado asambleas en las que se debaten ciertos temas de interés común. Es preciso señalar que las asambleas ya no son algo de carácter pequeño en el corazón de la capital, sino que su repercusión es tanta que colectivos de cada rincón del país, estudiantes organizados de universidades privadas y públicas, activistas interesados en crear consciencia y otros grupos se han hecho presentes con apoyo moral o palpable. Además es importante precisar que en la pasada asamblea general realizada en Ciudad Universitaria de la UNAM, se constató la participación de más de 6 mil personas y más de 50 instituciones académicas a nivel nacional, seguro es que rebasó las expectativas que se tenían. Gracias a la opulenta participación de los jóvenes, ese día se resolvieron posturas vitales para definir su presencia en el ámbito político actual, sus principales demandas y las acciones concretas en pro del cumplimiento de ellas. Los integrantes del movimiento enfatizaron su apartidismo, y posicionaron algunas exigencias ante las acciones de ciertos personajes, plantando firmemente el solicitar un juicio político en contra del aún presidente Felipe Calderón Hinojosa, el candidato a la presidencia del Partido Revolucionario Institucional, Enrique Peña Nieto, y la representante del SNTE, Elba Esther Gordillo. No se puede dar mucha explicación del por qué, es bastante visible que el primero, Calderón, ha llevado hasta los últimos extremos una guerra que aunque se nombra “contra el narco”, ha devastado por igual familias que nada tenían que ver con éste. Peña por su parte es el Satanás en Atenco, caso en el que está directamente involucrado. Además, solicitaron la investigación sobre las cuentas bancarias de Elba Esther, ya que se cree existen irregularidades. Con la asamblea quedó claro que no es pequeño el grupo de personas que están cansados del mal gobiern y que aunque seis mil asistentes no forman un alto porcentaje de la población, al menos si representan una

mayoría que vive en el desasosiego y que está dispuesta a tomar cartas en el asunto. Y eso han hecho, después de la reunión nacional no han cesado ni sus acciones ni sus exigencias, obteniendo considerables logros, como que el reluciente Emilio Azcárraga, dueño de una de las televisoras más poderosas (Televisa) aceptará transmitir el próximo debate presidencial en su canal principal. Lo siguiente ha sido tomar las instalaciones del IFE para, de igual manera, luchar en la consigna de que sea transmitido en cadena nacional, cómo solía hacerse antiguamente con los informes de gobierno. Por otra parte, desde los inicios el movimiento creó su propia web (http://yosoy132.mx/) en la que están marcadas varias mesas de trabajo en las que se aportan ideas y a las que se puede acceder registrándose con una cuenta de correo electrónico o desde algunas redes sociales como Facebook y Twitter. Además existe en el apartado principal una enorme cantidad de videos con contenido político que han sido puestos a disposición de cualquiera por parte de personas registradas en la página. Se encuentran también bastantes fotos, información de los eventos próximos y hasta un reproductor musical. Aunado a las ganas de ser escuchados fuera, ha sido vital para el conocimiento, la autocrítica y la creación de espacios transparentes alternativo a lo que nos maneja el sistema. El movimiento a penas dio sus primeros pasos y ya tiene un par de triunfos en las manos, además de construir una lucha tan grande que el mundo ha volteado hacia ellos, gente de otros países, artistas e intelectuales muestran su apoyo al México despierto, al movimiento que ha logrado que colectivos y universidades que antes no habían trabajado juntos se unan a un solo paso por el bien del México que tanto queremos, que las luchas particulares como la del pueblo de Cherán y la defensa de Wirikuta se unan en una sola y se apoyen entre sí. A la congregación que hizo temblar los aspirantes a la silla presidencial –a unos más que a otros–, que una parte de la ciudadanía que se mantenía al margen comenzara a cuestionar las acciones del gobierno, ha logrado poner patas arriba el actual momento electoral y, sobre todo, ha llenado de esperanza a miles y miles de ciudadanos a los que jamás se les cruzó por la mente que los jóvenes asumieran su papel, que bien describió Salvador Allende en su mítica visita a la Universidad de Guadalajara allá en 1972; «Ser joven y no ser revolucionario es una contradicción incluso hasta biológica». La reivindicación de los jóvenes, estudiantes o no, está cada vez más marcada.

22


epistemeac.publicaciones@gmail.com

RevistaEpisteme

revistaepisteme

Colabora con nosotros en el próximo número de Revista Episteme. Se recibirán artículos de opinión y trabajos de investigación del tema «Nuevas perspectivas de género» desde hoy y hasta el 31 de julio. Los textos deberán ser enviados en formato .doc, letra Times New Roman número 12 a doble espacio, utilizando el estilo de documentación APA. epistemeac.publicaciones@gmail.com


Revista Episteme Junio 2012  

Públicación Junio 2012

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you