Page 1

Autora: Laura Gonzalo Santos


Erase una vez un perro callejero llamado Budy, una familia lo había abandonado. Budy vivía con otros 3 perritos callejeros, las perritas se llamaban Bimba y Sophie y el perrito Tobi. Una abuelita llamada Carmen les construyó una casita para que pudieran vivir en el jardín de su casa, Carmen les daba de comer. Un día la abuelita murió y los perros se quedaron muy tristes. Pasó un mes, una familia se fue a vivir a casa de la abuelita Carmen, esa familia maltrataba a los perritos y decidieron irse de esa casa. ,


Una familia adoptó a Budy y otra familia adoptó a Sophie, Bimba y Tobi. La nueva familia de Budy eran Azucena, Anastasia y sus padres. Las hermanas lo primero que hicieron al llegar a su casa fue lavar a Budy que estaba muy sucio. Un día Anastasia llamó a una amiga para que le dieran un paseo a sus perros y Anastasia se llevó a Budy, su amiga Marta se llevó a su perrita Chispa y Budy se enamoró de ella, y todas las mañanas la nueva pareja de perritos iban a dar un paseo. Cuando Anastasia y Marta crecieron perritos se pusieron muy contentos.

se fueron a vivir juntas y los

Budy y Chispa quedaron para irse en un crucero de perros de 4 días por el Mediterráneo. Marta y Anastasia al ver que Budy y Chispa no llegaban salieron a la calle y los llamaron: -¡Budy, Chispa! -gritaban las dos. Al día siguiente Marta y Anastasia pusieron carteles por toda la ciudad que ponía: SE BUSCAN DOS PERROS UN MACHO DE COLOR MARRÓN Y UNA HEMBRA DE COLOR BLANCA. Un muchacho que vio que Marta y Anastasia estaban poniendo los carteles le dijo que él había visto a esos dos perros y que estaban en el jardín. Marta y Anastasia fueron corriendo al jardín pero allí no había ningún perro. Marta y Anastasia los volvieron a llamar pero nada, no venían. Se acercaba otra noche y seguían sin venir. Budy y Chispa estaban en el barco que estaba a punto de zarpar. -¡Esta noche nos vamos al SPA!- dijo Chispa. Budy contesto: -¡Vale yo me meteré a la sauna y luego un baño de burbujas!


Cuando los perros volvieron del crucero y llegaron a casa se colaron por la ventana que estaba abierta y cuando Marta y Anastasia los vieron se pusieron muy contentas. Sus dueñas, aunque felices porque habían vuelto les regañaron por haber desaparecido sin dejar rastro y para celebrarlo hicieron una fiesta para celebrar su vuelta a casa. Pasó un tiempo y la familia creció ya que Chispa y Budy fueron padres de cuatro hermosos cachorritos.


Este perro necesitaba un poquito de relajación y por eso se va en un crucero con su novia, pero… también vive muchas más aventuras léelo y sabrás un poquito más.

Autora: Laura Gonzalo Santos Ilustraciones: Laura Gonzalo Santos

CUENTO DE LAURA GONZALO  

CUENTO INVENTADO

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you