Page 15

ev

www.entrevecinospc.com

Opinión

entrevecinos

Caracas, del 16 al 30 de abril de 2012

Otra vez el 11 y 13 A

15

“No te lo lleves... por ahora”

Carlos Vecchio / carlosvecchio@hotmail.com

Rodolfo Dasilva / rdasilva2005@gmail.com

N

uevamente nos preparamos para otro aniversario del 11 y 13 de abril. Fecha que el gobierno utiliza para seguir dividiendo a los venezolanos y profundizar las heridas entre nuestro pueblo. Al gobierno ni le pasa por la mente dar justicia y determinar las responsabilidades de ese día, sino por el contrario le interesa seguir construyendo el discurso político que invite a la confrontación de los venezolanos. Ya el canal 8, VTV, el canal que debería de ser de todos los venezolanos, es utilizado desde hace un par de semanas como instrumento para la propaganda política construida desde los sucesos del 11 de abril. Sin escrúpulos, pero con odio. Vendiendo su historia. La que le interesa. La que le sirve para buscar votos y no justicia. Sembrando división entre los venezolanos. Hace poco más de un mes, el gobierno celebró, de manera pomposa, los 20 años del golpe de Estado de 1992. Un golpe de estado sangriento donde murieron decenas de venezolanos y que sirvió de carta de presentación del teniente coronel Hugo Chávez. Pues, Ahora utiliza el 11 de abril para condenar un golpe de Estado. ¿Qué les parece? Celebra los 20 años del golpe del 4F, y condena los 10 años del golpe del 12 de abril. La única diferencia entre los dos es la fecha. Del resto. Golpe es golpe. Y sin ningún complejo el gobierno pretende hacer ver a los venezolanos que el golpe del 4F fue un golpe

M

M

similar a la batalla de Carabobo pues selló la “independencia” de la revolución y que debe tener el rango de fecha patria. A final de 2007 el Presidente emitió un decreto de amnistía sobre los sucesos del 11 de abril. Es decir, otorgó un perdón para pasar esa página y avanzar como país. Era el camino correcto. Sin embargo sigue con la división. Nos preguntamos: ¿para qué entonces dictó ese Decreto de Amnistía si no iba a pasar la página? Es hora de buscar los puntos que nos unen como venezolanos y no los que nos dividen. No quedarnos anclados en las

culpas del pasado sino avanzar en la solución de los problemas de la gente. La historia se encargará de poner el 4F en su justa dimensión al igual que el 12 de abril. Es muy temprano para hacer un análisis frio de ambos eventos por las tensiones políticas actuales, y el empeño del gobierno de reivindicar y condenar esas fechas respectivamente. Para nosotros el 4F fue un golpe, al igual que el 12 de abril. Pero el 11 de abril fue el día de la mayor gesta ciudadana pidiendo la renuncia del presidente como nunca había ocurrido en nuestra historia.

Ahora nosotros ponemos la agenda

uchos se preguntan ¿cómo estamos verdaderamente? La verdad es que no me cabe la menor duda que vamos por el camino correcto y es por ello que la agenda en Venezuela ahora la pone nuestro líder Henrique Capriles Radonski. Son muchos los años en los que el actual Presidente nos ponía los temas a discutir en el país y todos iban detrás refutándolo, pero sin un camino claro al cual seguir. Esto cambió desde el momento que la oposición entendió que debía trabajar unida bajo la dirección de un líder elegido por la mayoría y adoptado por todos, para que nos guie hacia el horizonte ético de los valores políticos que deben influir en la dinámica social de nuestro país. El oficialismo a través de sus grandes salas situacionales con todo el dinero, sus medios de comunicación y su maquinaria, trabajan las veinticuatro horas para apartarnos de nuestro camino ya que saben que su permanencia en el poder peligra. Al leer entre líneas los mensajes de Capriles podemos entender que no importa lo

Arq. Shully Rosenthal (*) / dip.shullyrosenthal@gmail.com

que el gobierno haga o diga, tenemos un camino que seguir y no solo es nuestro, sino de todos los venezolanos. Esto marca una gran diferencia en cuanto a la visión del Presidente y el de Capriles, a este último le interesa cada uno de los venezolanos, porque entiende que no importa que tan distintos seamos, todos tenemos iguales derechos. Capriles tiene claro los valores políticos que lo guiarán para reconstruir las instituciones, que no son otros que la justicia, la dignidad del ser humano, la libertad, la participación, el progreso y la solidaridad. Capriles lleva un mensaje casa por casa y como el bien lo dice “tendrán un presidente en la calle resolviendo sus problemas, porque aquí no venimos a prometer sino a comprometernos”. Temas como la seguridad, el empleo, la educación, la salud, la seguridad social, la vivienda y el

progreso serán su prioridad. Es convertir la tranquilidad en un estilo de vida para todos los venezolanos. Sabemos lo fuerte que es vivir en las condiciones actuales, donde el valor de la vida es poco menos que el precio de un celular, donde el que te secuestren o te topes con el hampa es más fácil que conseguir un asiento en el metro. Es por esto que no podemos desviarnos de nuestra agenda, sin importar cuantas encuestas saque el gobierno, que acciones violentas lleven adelante, cuantas cadenas realicen, que medidas populistas decreten sin importarle el daño que le hagan al país, con tal de pretender permanecer en el poder. Nosotros debemos permanecer firmes y activos junto a Henrique llevando su mensaje a cada hogar y a cada venezolano donde quiera que esté y seguir la agenda que nuestro líder ponga y el gobierno que corra atrás. (*) Presidente de la Fundación Justicia y Democracia.

ientras escribimos estas líneas, vemos llorando al histriónico presidente que nos gastamos los venezolanos. Ahora, acordándose de los santos, pide que no se lo lleven. Independientemente que no creamos que sean los santos quienes precisamente lo vienen a buscar, nos pareció la manipulación más balurda jamás vista por los venezolanos. Tampoco es la primera vez que llora, recordemos como moqueo desconsoladamente sobre la sotana de cardenal Ignacio Velasco, allá en La Orchila, aquel abril 2002. Apenas recuperó el poder, persiguió con saña al cardenal, no le perdonó que lo viera llorando. Bueno, también persiguió y encarceló a otro testigo de sus ruegos, al general Baduel, el que lo repuso en la silla presidencial. Recuerdos oportunos en virtud de las vivencias de hace exactamente diez años. Después de llevar al país, durante 13 años a múltiples crisis, tales como: la inseguridad como política de Estado, cantidad de crímenes diarios impunes, un desempleo y buhonerismo desatado, de la destrucción sistemática del aparato productivo del país, la exacerbación del odio de clases entre los venezolanos, el persistente problema eléctrico, los problemas del agua que van desde su escasez hasta su contaminación, el desenfrenado resentimiento contra todo lo bueno de presidencias anteriores, el patético mal gusto de la clase gobernante que creen que las cosas tiene que ser feas y desaseadas para ser populares; después de todo esto, no creemos que sea Jesús quién se lo quiera llevar. ¡No! Llegó a la presidencia criticando la corrupción y el endeudamiento, precisamente en dos renglones donde este gobierno se ha destacado multiplicándolos. El ladronismo ya ni se disimula y si es la deuda contraída por este gobierno, se ha multiplicado al extremo que llevará varias generaciones pagarla. Parte de la producción petrolera la está comprometiendo a futuro con el buen imperio chino. En virtud del secuestro de todos los poderes, no hay rendición de cuentas de ningún tipo. La degeneración de los copartidarios es realmente patética, donde la adulancia la han convertida en un valor de cambio para conseguir o mantener preventas del gobierno. Después de esto, ¿son los santos que van a llevárselo? ¡Sinceramente, no lo creemos! En estos últimos 13 años, la misión es destruir al país. Han querido llevarnos a la semejanza de Cuba. Que el estado reparta las migajas y a través de ellas, controlar las elecciones y mantener una fachada democrática. Pero las tendencias hacia el totalitarismo son desvergonzadamente evidentes. Como si fuera poco, la soberanía nacional se le ha endosado a los Castro. ¡No, que va, no creemos que lo manden a buscar del cielo! Para cerrar. Se están cumpliendo 10 años de aquel 10A, donde hasta ahora la masacre propiciada por el gobierno a unos pacíficos ciudadanos sigue impune. Con tremenda violación del 5to mandamiento ¿es Jesús quien se lo va a llevar? ¡¡¡Menos lo creemos!!!

entre vecinos vzla  

entre vecinos vzla hard copy

entre vecinos vzla  

entre vecinos vzla hard copy

Advertisement