Page 64

Dejar de crecer para empezar a evolucionar

natural, el carbón e incluso el uranio no se espera que se demoren muchas más décadas. Muchos geólogos estiman que antes de 2040 todos estos recursos se encontrarán en declive. Debemos encontrar alternativas no sujetas a agotamiento, y la investigación en los últimos 40 años, se ha centrado en dos: la fusión nuclear y las energías renovables. La fusión nuclear es, en teoría, una tecnología que resolvería los problemas energéticos durante siglos, ya que se basaría en un “combustible” enormemente abundante como es el hidrógeno. Sin embargo, después de 50 años de investigación y miles de millones de dólares de inversiones, se sigue sin encontrar prototipos que vayan mucho más allá del laboratorio y actualmente depende del uso de minerales como el litio que son raros en la corteza terrestre y muy valorados para otros usos (baterías). Nadie puede saber si la fusión nuclear a nivel industrial va a ser posible algún día, pero muchos dudan de que llegue a ser rentable y más todavía que llegue a tiempo de compensar el declive de las fósiles. Esto mismo puede decirse de algunas tecnologías de fisión nuclear que se han intentado y requieren mucho menos uranio que la actual y, en teoría, podrían ser una alternativa a largo plazo. Hay que tener en cuenta que la implantación de una tecnología es un proceso largo y costoso en el que intervienen muchos actores. No sólo es necesario conseguir un “invento milagroso” o un descubrimiento en un laboratorio, es preciso un largo proceso de desarrollo y optimización de prototipos, construcción de infraestructuras y creación de empresas con personal cualificado. Muchas tecnologías no llegan a completar el proceso porque, a pesar de ser posibles, no tienen suficiente retorno energético ni económico, es decir, la energía y el dinero que se extrae de ellas es poco comparado con lo invertido para ponerlas en marcha. Muchos inventos posibles no son rentables. Las energías renovables, por otra parte, están consiguiendo mejores resultados, pero no están exentas de límites y problemas técnicos. La energía eólica destaca por sus altos rendimientos, aunque es muy intermitente y limitada. La energía solar fotovoltaica es bastante más cara porque tiene menores retornos. Retornos energéticos mejores se esperan de la energía solar termoeléctrica, aunque su ocupación del espacio es alta. Todas ellas proporcionan electricidad, pero no es 63

No dejes el futuro en sus manos  

Libro sobre Cooperación solidaria ante la crisis del capitalismos global.

No dejes el futuro en sus manos  

Libro sobre Cooperación solidaria ante la crisis del capitalismos global.

Advertisement