Issuu on Google+

año. 2 núm. 6

entre | ejes nace para dar a conocer lo que sucede en nuestro taller, en esta facultad de arquitectura, la universidad, y más... para generar propuestas e ideas en constante renovación: un espacio para la libre expresión año 2 número 6 | junio 2013 Coordinación y Edición: MARIANA MORALES ARRIETA EMILIO PONCE JIMÉNEZ DE LA ROSA JACQUELINE JARAMILLO ZÚÑIGA Diseño: EMILIO PONCE JIMÉNEZ DE LA ROSA Colaboraciones: GABRIELLE Imagen de portada: Retrato JULISSA GASTELUM MARTÍNEZ ANA LAURA ROSAS GARCÍA Recodrando el futuro JACQUELINE JARAMILLO ZÚÑIGA Una gota más

entre ejes

DANIEL PAZ A decir verdad... ganamos

entre |ejes se terminó de imprimir en junio de 2013 en Ciudad Universitaria 50 ejemplares

C.U. UNAM junio 2013

EMILIO PONCE JIMÉNEZ R. Diren!


editorial Las actividades van tranquilizando su ánimo y vemos cada vez menos planos y maquetas. El final de semestre está entre nosotros y es momento para hacer una valoración crítica de lo que hicimos bien y lo que no. Las fallas y los aciertos que documenten nuestro recorrido por el semestre. Estos saldos pasan por profesores y alumnos; qué funcionó en el curso, qué aprendimos y qué quedó en las reservas de conocimiento que tendrán que ser compensadas en algún momento. Las críticas pueden ser diversas, desde las formas en que se da la integración del taller de arquitectura y sus consecuencias en mayor carga de trabajo, o desfase de conocimientos entre los diferentes contenidos de los cursos. En el mejor de los casos se presentó una integración parcial de alcances y de conocimientos. Esta condición sirve para discutir las ventajas y desventajas del taller de arquitectura y sus consecuencias en el aprendizaje. ¿Ya se dieron cuenta cuánto material se desperdicia? Después del fallo del intertalleres y de las consabidas felicitaciones a los ganadores del tercer lugar de este concurso queda preguntarse qué sigue para estos jóvenes que han demostrado junto con todo el sexto semestre las características de un grupo que esta dispuesto a demostrar a través de sus proyectos la consolidación de un grupo académico que perfila formas de hacer y pensar la arquitectura.

1

entre|ejes

en línea En los pasillos nos enteramos que un grupo de profesores envió una carta a la coordinación para incidir en los criterios de definición sobre la asignación de horas en el taller y sus efectos en las aulas. Habrá que estar atentos a lo que se decida y se comente para que los criterios académicos sean los que determinen el rumbo de este taller con la participación de todos. Finalmente se escuchan rumores sobre la consolidación del jardín que desde hace tres años se diseñó colectivamente en el taller vertical. Ahora y después de tantas promesas tomamos las cosas con cautela… no vaya a ser… ¿Que va a haber un curso-taller de tierra?

este número:


recordando el futuro Julissa Gastelum Martínez | 2do. semestre Ana Laura Rosas García

Estos 10 meses dentro del Taller Carlos Leduc M. nos han llevado a recordar el primer día dentro de la Facultad y de aquello que era sumamente desconocido para nosotras así como esa emoción y nervios al preguntarnos sobre ¿cómo? y ¿quiénes? serían nuestros profesores y nuevos compañeros. Recordábamos también el haber pensado si escoger este taller había sido una buena o mala decisión, ya que mientras pasaba el tiempo y hablábamos con nuestros compañeros sobre los demás talleres, nos decían que el Taller no era bueno ni malo. Y sin embargo el primer año resultó muy bueno. Aprendimos cosas nuevas, conceptos que quizás habíamos escuchado pero no entendíamos y a poder visualizar qué es lo que realmente queremos, no sólo para un mañana sino para el resto de nuestras vidas. Comprendemos que la Arquitectura no sólo dura 10 semestres, sino toda una vida.

No sabíamos si era el Taller o nosotros, pero esas ansias de saber todo nos comía, el creer que los demás talleres avanzaban con un paso más acelerado, mientras que nosotros en el Taller apenas veíamos conceptos básicos, pero al paso del tiempo comprendíamos que cada cosa, cada experiencia, cada logro se iba a ir adquiriendo con el trascurso de los días, de las semanas y de los meses que permaneceríamos aquÍ sin importar lo difícil que fuera.

Mientras avanzábamos íbamos conociendo a los profesores, nos parecían buenos, quizás unos más que otros, pues su forma de expresarse y explicar nos parecía correcta, aunque en ocasiones pensábamos en por qué siempre nos enseñaban lo mismo y no algo más. Las clases en ocasiones parecían demasiado largas y aburridas, pero comprendimos que en un futuro entenderíamos con mayor claridad lo que intentaban decirnos, no tratándose sólo de palabras y cosas sin sentido, si no también de conocimientos y repaso de temas que seguiriamos profundizando. Al paso del tiempo en este primer año y mientras más convivíamos con maestros y compañeros comprendíamos que se trata de respetar y aprender de los distintos puntos de vista de las personas que nos rodean; que por más dura que sea una crítica o revisión siempre será para mejorar y que, a pesar de los días malos, los desvelos y días interminables es sólo el inicio del resto de nuestras vidas.

entre|ejes

2


una gota más Jacqueline Jaramillo Zúñiga | 6to. semestre

No sé si algún día se han encontrado en la horrorosa situación de quedarse sin agua, pero si así ha sido podrán entenderme. Por lo regular en la zona en la que vivo no se presenta escasez de agua pero cuando esto llega a pasar sólo hay una sospechosa, la bomba; no puedo describirles tan detalladamente las características físicas de ésta como ustedes quisieran, pero lo que sí puedo mencionarles son las causas: "¡hay problemas con la bomba!" ó "¡la bomba se quemó!" son las más frecuentes, hay ocasiones en las que sólo creemos que nos fastidian para hacernos sufrir, pero aún así la vida sigue y hay que ver cómo solucionaremos el asunto. Ver cómo ni una sola gota sale del grifo nos preocupa tanto que salimos a ver qué pasa y nos llevamos la sorpresa de que hay que acarrear agua (previendo el hecho de vivir en un cuarto piso y no contar con elevador). Al estar en la fila que lleva directo a la “fuente bendita” observo algunas caras conocidas, pero lo que nunca puede faltar es el inconformismo de las personas que sólo se paran frente a nosotros sin hacer nada, juzgando lo que estamos haciendo. Pero en fin, seguimos adelante. Algo en mí presiente que mis brazos quedarán un poco adoloridos el día siguiente por hacer tal ejercicio pero sé que la recompensa será mucho más satisfactoria que el inicio. Total que uno sigue en la espera de lo que los expertos puedan solucionar hasta el día de mañana. Sin embargo me pongo a pensar en tantas cosas y el por qué comencé a relatarles esto y mi mente comienza a ir en tres direcciones. La primera: ¡TENEMOS QUE CUIDAR EL AGUA! Día con día en nuestras casas, escuelas, trabajos, etc. porque no sólo es esencial para realizar actividades domésticas sino su importancia como preservación de la vida. La segunda gira en torno a nuestro futuro y al cómo solucionaremos todas esas cosas que llegasen a presentarse, aprendiendo desde ahora que nuestra labor no sólo depende de cómo lucirá el edificio por fuera sino de cómo llegaremos a solucionar una problemática que se presente con el elemento, siendo sabios al localizar cada factor que involucre el bienestar de los usuarios.

3

entre|ejes

...o al contrario, ser una decisión que nunca debimos de haber tomado. Pero siendo este el caso, siento que hay que intentar cosas nuevas, aunque el día de mañana despertemos adoloridos por el cambio, pero también con el buen sabor de boca de que dimos un paso hacia lo desconocido y nos atrevimos a saber la respuesta el día de mañana.

Y por último, y aprovechando la frase de “la tercera es la vencida” ha rondado sobre mi mente la idea de un cambio de taller. No es que no esté satisfecha ni que haya tenido una pésima experiencia ni nada malo que puedan llegar a pensar sino que la idea gira alrededor de experimentar cosas nuevas; saber que estamos acostumbrados a algo y que cuando nos cambian la dinámica tendemos a salir un poco de la zona de confort (así como la escasez de agua). Pero al final las cosas pueden resultar mejor de lo que pensamos,

Esto sin dejar de lado que a lo mejor las lágrimas de nostalgia, las gotas de sudor al tener que tomar esta decisión, las gotas del grifo que espero llegarán nos lleven a decir: "no sé qué pase el día de mañana pero quiero hacer algo de lo cual me sienta orgullosa"; apreciando que los lugares en donde he estado han sido más que un escalón en mi profesión y que si decidiera quedarme sería para cruzar nuevas fronteras y experimentar lo que una gota más nos puede dar.


retrato

Garbielle | 7mo semestre

entre|ejes

4


a decir verdad… ganamos Daniel Paz | Taller Federico Mariscal (colaborador invitado)

Es cierto que el concurso Intertalleres está ya muy mencionado, así como los alcances y talleres que participaron. Un análisis de lo que se aprendió, la forma de abordar cada proyecto, las habilidades y limitantes de cada equipo quedarán expuestas al final de esta competencia. Llegando la primera revisión, los compañeros del taller comenzaron a tomar una actitud muy egoísta. He de confesar que es una desventaja muy notoria el no compartir nuestras ideas, aunque sean generales, ocasionando la disgregación de los equipos dentro del grupo. Finalmente pudimos compartir nuestras ideas y proyectos de una forma grupal dándonos cuenta que el concurso nos transformó, olvidándonos incluso de nuestros amigos pero ¿por qué? quizá sólo por una calificación numérica, quizá solo por ver nuestro trabajo en el vestíbulo. No lo niego. Ese era el objetivo de cada equipo, pero debíamos de ser conscientes que sólo es un trabajo, una experiencia más dentro de esta Facultad a la que solemos llamar “segundo hogar” y que al primer intento de mostrar nuestra capacidad, perderíamos esa condición, de ser amables y humanos con los demás ya que fuimos egoístas, incluso vanidosos al ver que algunos equipos comenzaban a sobresalir.

5

entre|ejes

La última entrega definiría a los 4 equipos que quedarían como finalistas, expresando su trabajo, la tolerancia, el respeto, la responsabilidad, y el compromiso como estudiantes. Nuestro equipo fue seleccionado junto con 3 equipos más. Dándonos cuenta del potencial que tenemos, y de esa responsabilidad que mostramos frente a este proyecto; los arquitectos deliberaron y sólo dos equipos serían los finalistas, que irían a concursar, dejando a los otros dos equipos sin esa oportunidad. Nuestros comentarios siguientes serían "¡no ganamos!", "¡no llegamos a la final!", pero también “los que pierden ganan". Esa frase comencé a comprenderla: ¡gané! , gané a dos amigas y la oportunidad de convivir con ellas pues supimos trabajar en equipo desde el principio hasta el final, aprendiendo a escuchar, ganando esa experiencia del participar y de seguir como aquel equipo que no

se desintegró y que llegó a la meta. Agradezco a las personas que participaron en el equipo, a Yuli y Silvia, así como a las personas que participaron con nosotros entregándonos su paciencia y sabiduría. Los proyectos finalistas que permanecen en el vestíbulo, expresan un trabajo de equipo y conocimiento. Opino que deberían de ser más los trabajos que pudieran estar ahí, como una muestra de esfuerzo mostrando las diferentes formas de abarcar un proyecto y saber que a pesar del veredicto final… ¡ganamos!


diren! Emilio Ponce Jiménez R. | 6to semestre

Turquía, mayo-junio 2013: 16 días y contando de protestas 4 muertos 5 mil heridos más de mil detenidos al menos 13 jornadas contínuas de nubes de gas lacrimógeno ¿El detonante? La defensa del espacio público. El parque Gezi en la emblemática plaza Taksim representa el mínimo resabio de área verde que los turcos no están dispuestos a ceder ante un urbanismo mal planteado. Hace falta ver lo terrible de los proyectos propuestos para la ciudad para entender la primera molestía de quienes elevan la voz, aunque esto no sea si no una pequeña parte de los motivos por los que protestan. Se exige coherencia, tolerancia, y sobretodo voz.

Pero más allá de las razones que han inflamado la protesta, lo que sucede en Turquía y más precisamente en Estambul es muestra de una ciudad viva. En sus espacios refleja lo que la Ciudadanía expresa y acciona. El estado de emergencia es tangible. Las estructuras mutan: la calle no es ya solo transitoria, pero el articulador de las experiencias; las casas, hospitales; los muros, pancartas; el equipamiento, escudo; los adoquines, armas. La plaza pública: el hogar común. Es una explosión de un civitas; del acuerdo civíl tácito por la defensa de los ciudadanos, y la ciudad es el escenario y la herramienta.

Más de 1 000 000 de turcos se han levantado hasta ahora en todo el país. Si pese a la jornada de trabajo rutinaria regresan a Taksim a cooperar; si pese a las amenazas oficialistas1 el civitas permanece, qué pretexto pueden dar las ciudades, y por ende los ciudadanos, que vegetan en la indiferencia. Si ni el enmascaramiento mediático ni el velo del gas lacrimógeno los ha cegado, ¿qué decir de nosotros? ...Allá defienden el espacio público con garras y dientes. ...¿ Y aquí ? ¿ Qué hacemos ? ¿ Qué tan viva está nuestra ciudad ? 1. Mientras este artículo es escrito, cuadrillas de bulldozers y camiones de volteo sobre Taksim parecen ser el arma perfecta contra la voz de los que se alzan. Construcción por destrucción; arquitectura que silencia y reprime.

entre|ejes

6


agenda

junio-julio | 2013 10

17

24

01

08

MUSEO DEL ECO Tropicália Negra

13

...11 de Agosto

FARO DE ORIENTE Aniversario 3x

inicia periodo de vacaciones

MUSEO FRANZ MAYER "La Frontera"

MUNAL José Guadalupe Posada "Transmisor"

entre |ejes

22

...13 de Julio

¡Felices Vacaciones a todos! 16

atte: Grupo editorial

"Vanguardia en México" 1915-1940

...4 de Agosto

7

entre|ejes

julio

27

junio

MUSEO UNIVESITARIO DEL CHOPO XXVI Festival Internacional por la Diversidad Sexual

regresa al comienzo del próximo semeste 2014-1 ___ . ___


entre | ejes . año 2 | núm. 6