Page 88

Sabía que a mi madre le encantaba sorprenderme preparándome el desayuno, ya que era el día que no trabajaba en el negocio. Comencé a estirarme todo lo que pude, bostecé y al girar la vista por el lugar, descubrí unas paredes muy blancas con pocos cuadros... ¡No era mi habitación !!...Ahí tomé conciencia que estaba en la casa de mis abuelos, en el campo...Ese lugar tan añorado hoy por mí, donde me sentía libre… feliz. Me levanté lo más rápido que pude, al baño, y luego (de ir al baño,) me fui corriendo hasta la cocina. Ahí me esperaban Teresa y Ramón. ¡Seguro que algún plan gastronómico secreto tenían! ¿No querés unos ricos caramelos y chupetines? Me anunció sonriendo mi abuelo. Yo quedé asintiendo con la cabeza y esperando ansiosa el dulce obsequio, abrí mis manos ilusionadas...pero la voz de mi abuela me sacó del momento... -...Aquí todo se hace, todo se fabrica...y las golosinas también... En el campo las cosas son así. ¿Querés aprender a hacerlos?... Nos colocamos delantales y a empezar la receta: Colocamos dos tazas de azúcar en una ollita, especial para esto y arriba del fuego. Lentamente la fuimos revolviendo con una cuchara de madera. Cuando se iba poniendo marrón y el aroma a azúcar quemada nos envolvía, ya estaba hecho el caramelo... Mientras tanto, el abuelo Ramón, humedecía muy poquito una vieja mesada de mármol. Pusimos unos cuantos escarbadientes sobre ella. Y lentamente y con mucho cuidado (de) para no quemarnos, volcamos esa mezcla sobre cada uno de ellos. Una mancha oscura y marrón, se fue expandiendo hasta llegar a ser unos círculos casi perfectos. Dejamos enfriar unos minutos y, al despegarlos, se transformaron mágicamente en ricos chupetines de azúcar quemada. Y ahí entendí lo interesante de vivir en el campo. Y las palabras de mi abuela: "Recuerda siempre que el ingrediente más importante con el que hagas cualquier receta es el cariño que le pongas y todo te saldrá muy rico"....

Edda Margarita Rohr de Catalá

86

Profile for Ente Cultural Santafesino

Aromas Santafesinos  

“¡A comer...! Este llamado convocaba a la familia después de un arduo día de trabajo; todos alrededor de la mesa que presidía el jefe de la...

Aromas Santafesinos  

“¡A comer...! Este llamado convocaba a la familia después de un arduo día de trabajo; todos alrededor de la mesa que presidía el jefe de la...

Advertisement