__MAIN_TEXT__

Page 36

La abuela Cecilia. Todo lo que tenía, lo daba. Todo lo que sabía, lo enseñaba. Por eso era tan rica. Nunca se guardaba nada para sí. La mejor prueba de esto fue que nunca le faltó nada. Menos aún, el afecto. No me la imagino fuera de su cocina, o de su patio. O mostrándonos fotografías que atesoraba en un cajón del comedor. Esa habitación que hasta un reloj de péndulo tenía. Pero en la que, generalmente, no se comía. Solo recuerdo una vez que almorzamos allí para una fiesta familiar. El resto del tiempo solo albergaba a los duendes de la memoria. Cada vez que pasaba frente a su casa, sentía la obligación de entrar. Ni la prisa más ingente hacía que siguiera de largo. Entraba, aunque sea, para saludar. Y la abuela entendía. Tenía una presencia de hada que marcó mi infancia y creo que se reflejó en muchos gestos de mi maternidad. -Hola Abu, ¿qué haces? -Cocino. ¿Y vos? ¿A esta hora, por acá? Acompáñame con un mate. Tomá. Y tenía un pocillo chiquito que hacía de mate, porque tomaba ella sola. Así, como quien no quiere la cosa, me mostraba cómo hacía su pastel de papas. Ese que alguna vez repliqué en casa de mis padres. Esa misma receta que deleitó a mis chicos y que aprendieron de mí. La abuela ya estaba haciendo un puré de papas. Poquito a poco iba incorporando leche y manteca. Lo sazonaba con sal, pimienta y nuez moscada (hum, siento su aroma y vuelvo a la infancia). Mientras el puré se enfriaba a un costado de la mesada, comenzaba a dorar la cebolla y el ajo en una sartén viejita, de esas que, si pudieran hablar, contarían riquísimas historias familiares. Agregaba la carne picada, y mientras removía se interesaba sobre mi marcha en la escuela, preguntaba por mis hermanos, me contaba anécdotas de mi padre y mis tíos. 34

Profile for Ente Cultural Santafesino

Aromas Santafesinos  

“¡A comer...! Este llamado convocaba a la familia después de un arduo día de trabajo; todos alrededor de la mesa que presidía el jefe de la...

Aromas Santafesinos  

“¡A comer...! Este llamado convocaba a la familia después de un arduo día de trabajo; todos alrededor de la mesa que presidía el jefe de la...

Advertisement