Page 26

“Los escarafusos de mi mamá eran los más sabrosos” Esas fueron las palabras de su hija, mi tía abuela. Y así comenzó a contarme la historia de estos riquísimos palitos fritos rebosados en azúcar. Amasaba un bollo gigante, y si no podía ser de otra manera, era una mesa larga, mesaza como se diría hoy, quince hermanos y algunos ya con sus mujeres. Solía preparar la receta cuando se reunían todos, y ellos la adoraban. La receta la recibió de su madre, y fue cruzando generaciones hasta hoy, porque en los días de lluvia solemos prepararla en honor a mi querida bisabuela “Nona Laura”, a la que lamentablemente no conocí, porque Dios así lo dispuso, pero estoy segura, que nos hubiéramos llevado genial. Porque a mí me encanta cocinar. Ingredientes: ▪ 6 huevos. ▪ 1 taza de azúcar. ▪ ½ taza de leche. ▪ 1 cucharadita de esencia de vainilla. ▪ Harina c/n. ▪ Aceite para freír. ▪ Azúcar c/n para rebozar. Preparación: Batir los huevos con el azúcar, agregar la esencia de vainilla, ir agregando la harina de a poco, alternado con la leche hasta lograr una masa que no se pegue en las manos (como para los ñoquis). Hacer un rollito y cortarlo de 2 o 3 centímetros aproximadamente. Freírlos en aceite bien caliente y al sacarlos pasarlos por azúcar.

Joana Dottori

24


Millions discover their favorite reads on issuu every month.

Give your content the digital home it deserves. Get it to any device in seconds.