Page 138

La siguiente receta proviene de Ramona Toranzo, hija de españoles radicados en el Norte de Santa Fe, más precisamente en el Rabón, vivía en el sector llamado “la Chinchivira” cercano a las vías que iban al Puerto Piracuacito. Junto a su esposo se dedicaban a la granja y los productos que cosechaban, los canjeaban en la cooperativa de Las Toscas por mercadería, un trueque de esos tiempos. Doña Ramona es de aquellos personajes de las familias que siempre es recordada por sus sobrinos a quienes dedicó tiempo y a quienes enseñara entre otras cosas, esta receta. Una de sus sobrinas, Alicia Toranzo, recuerda que, de niña, los domingos junto a su padre don Zacarías Toranzo y a su madre Rosina Rhiner, iban a visitar a su tía Ramona y cuando don Zacarías debía atender a algún enfermo de la zona, ya que siendo enfermero, fue encargado del primer dispensario de la localidad la dejaba al cuidado de su tía. En su cocina a leña con aroma a cítricos, pelaba unos pomelos, naranja o lima y le hacía muñequitos con la cascara y la llevaba a recorrer el gran patio, contándole historias de sus plantas y su granja, Alicia ayudaba con las actividades que realizaba incluso entre las plantas del florido jardín. Ese gran patio cubierto de especies de árboles y arbustos de todo tipo tenía un número importante de plantas de nísperos que llamaban la atención por lo grandes que eran. De siesta Alicia y su tía juntaban los frutos del níspero para los dulces y de grande al querer hacerlo se hacían negros enseguida. Recordó después las indicaciones de tía Ramona quién siempre le indicaba que los ponga en el agua para que no se “hagan feos” significando que no se oxiden. Una receta que “pinta” un poco de la vida de aquellas mujeres del norte provincial y que como leyenda sus historias y recetan sobreviven de manos de las nuevas generaciones que continúan aquellas recetas y las convierten en un verdadero patrimonio cultural intangible de la familia. Ingredientes ▪ ▪ ▪ ▪ ▪

1 kilo de níspero. 1 de azúcar. 2 litros de agua. 4 clavos de olor. 2 limones. 136

Profile for Ente Cultural Santafesino

Aromas Santafesinos  

“¡A comer...! Este llamado convocaba a la familia después de un arduo día de trabajo; todos alrededor de la mesa que presidía el jefe de la...

Aromas Santafesinos  

“¡A comer...! Este llamado convocaba a la familia después de un arduo día de trabajo; todos alrededor de la mesa que presidía el jefe de la...

Advertisement