Aromas Santafesinos

Page 125

¿A ver si sabés… de que están hechas? – sin dudarlo, el interpelado contesta: - ¡de chocolate! Una carcajada general acompañó la respuesta porque todos esperaban que el jefe de familia hiciera la misma broma de siempre, La visita no entendía nada y cuando le dijeron de qué estaban hechas se sonrió y se sirvió otras, o porque no creyó o porque le gustaron. Receta: Ingredientes: ▪ ▪ ▪ ▪ ▪

1 taza de leche. 1 taza sin coagular de la sangre de cabrito. Azúcar a gusto. Pasas de uva. Harina leudante.

Preparación: Se mezcla la leche y la sangre, se agrega el azúcar y luego la harina hasta formar una pasta consistente y finalmente se agrega una taza de pasas de uva. Tomar porciones con una cuchara y freír en grasa fina de cerdo o en aceite. Y luego degustar las ricas torrejas de “chocolate” que Doña Waldiña heredó de su familia.

Erminia Butarelli

Cada vez que aparecía la cajita de sémola sobre la mesada, los tres comenzábamos a rondar por la cocina: sabíamos que, bien por el día ventoso de invierno, o la llovizna otoñal, o porque la cocinera estaba de humor, al rato habría… ¡semolines! Mi tía María Elena era en nuestra casa del campo donde vivíamos la encargada de la cocina, y de paso, de malcriarnos a gusto a los tres hermanos. Cocinaba muy bien, era la reina absoluta de un territorio dominado por la oscura cocina de leña que competía con la más moderna de gas. Dependiendo de la estación, los semolines cuya receta heredó de su madre, mi nona María, y ella de su abuelo piamontés, 123


Millions discover their favorite reads on issuu every month.

Give your content the digital home it deserves. Get it to any device in seconds.