Page 1

PI?¡¿*1r

lGnsrón Acunro

I Chef y ernpresario

MÍsucA, EDUcAcróx YCOMPROMISO on tres las condiciones necesarias para que unpaís alcance

la prosperidad. La primera es el sentimiento de todo un pueblo de formar parte de un proyecto común,

orgullq

esa

mezcla de

fe, pasión y esperanza en su pasado,

presente y futuro que algunos resumen en una palabra: la mística. Esa mística que ha

levantado

a

grandes pueblos de situaciones

muy adversas en tan solo décadas, o que ha construido historias muy recientes de éxito. Sinmística, sinlafuerza quele da aun pueblo el sentirse parte de algo gra¡rde en donde todos tenemos que participar, ningun país podrá siquiera empezar

a

planificar esa

al hecho de ser peruanos. Atrás quedaron los tiempos en que el peruano anhelaba ser un ciudadano de Miami, para vivir otros en los que nos sentimos orguilosos de lo que somos, en los que queremos compartir retos comunes y participar de ellos. Sin embargg aún nos falta mucho para alcanzar los últimos dos requisitos. Todos conocemos el nivel de nuestra educación pública. Nuestro pueblo está

más desarmado que nunca en ese sentido. Si

no aspiramos

a

tener la mejor educación

pública del mundg niños

y jóvenes

quedaran

postergados y desvalidos para enfrentar la vida,y, sobre todg nuestro país quedara indefenso e incapaz para enfrentar el reto de la prosperidad.

prosperidad tan anhelada. Pero claro, la mística no basta. Porque si un pueblo cuenta con una gran mística pero no ha sido dotado de todo lo necesario para enfrentar eficientemente sus retos, sus posibilidades de éxito severánmelladas. Por

Pero es el tercer requisito el que

a

quienes

formamos las élites del Perú nos compete asumiryhacer realidad. Los lideres peruanos seguimos creyendonos más importantes que

ello el segundo gran requisito para un país es dotar

a sus

pueblos de una educaciónpública

de calidad. No hacerlo es como pretender que un valeroso y decidido ej ército libre una

batalla solo con eso, frente a otro armado hasta los dientes. Elvalor no será suficiente y la batalla terminaría en un baño de sangre. Si a la mística se le suma una educación de calidad, ya estamos casi listos para enfrentar la gran batalla por el progreso. Sin embargo, esto aún no es suficiente. Para lavictoria finalfalta un tercerrequisito: compromiso de sus líderes. Todos los ejércitos necesitan del liderazgo yla sabiduría de sus generales.

Hombres y muj

eres

preparados

yvalerosos, que conducen a sus huestes con el ejemplo y toman el mando con honor, patriotismo y entrega. Intelectuales, políticos, empresarios, que se reconocen como Iíderes y dejan de lado intereses personales para conducir a sus pueblos con eficiencia, honor y dignidad, hacia la prosperidad. Mística, educacióny compromiso. Esas son las tres condiciones. En el Perú hemos avanzado un poco en el primer requisito. En los últimos anos hemos construido una mística en torno

96

poorn

I

sETrEr\4BRE

2oo9

-ir * m

*zz& a

L*.

**í * ez &*.

v z *;*" 3 * 4.az* ri* s &art 1* s j i-:tt ttzz. *.'*'"jr* E"x* r:?z;z 7J *t tz.

que por su condición de líderes deben ser reconocidos yaplaudidos, envez de asumir un compromiso absoluto con su pueblo, que justifi que y legitime ese liderazgo. Pero en ese túnel oscuro, un grupo de jóvenes peruanos nos der,rrelve la esperanza. Jóvenes preparados en las mejores universidades, que además han ocupado Ios primeros puestos, deciden unirse en torno a un gran proyecto al que han llamado Enseña Perú (www.ensenaperu.org). Se unen y deciden entregar sus vidas, todas con grandes proyecciones profesionales personales, a enseñar en los colegios y colectivos más pobres de nuestro país. Pero no solo eso. Cual apóstoles, deciden tocar las puertas de todas las universidades, para convocar a los mejores alumnos del Perú en esta causa, y decirles que su deber y compromiso es iniciar sus vidas profesionales en los colegios públicos, dejando de lado sus legítimos sueños e intereses más personales, para asumir su

responsabilidad y compromiso con su pueblo, por haber ellos sido tocados por la fortuna de Ia mejor educación en un país en el que sus hermanos y pares no tuvieron la misma suerte. Jóvenes peruanos dotados de esos tres grandes requisitos. La mística, que los hace

la vida, que la

Historia, que la sociedad y

dejarlo todo por los sueños de grandeza

que el Perú, ymuchos seguimos actuando en función solo de 1o que pueda pasar en

para su país, que los une en torno

nuestra propia historia personal de vida, y no pensando en lavida de los que vendrán. Creyéndose importantes, los políticos diseñan políticas que den resultados durante sus gobiernos, y no políticas de Estado que den resultados cuando ellos no estén. Los empresarios diseñan estrategias de crecimiento que redunden en ganancias cada año, y no hacen empresa visionaria que imagine sus proyectos en los próximos 50 años. Los intelectuales, ensimismados en su ego, siguen interpretando realidades en función de sus propias convicciones, y no de las convicciones del sentimiento común del más humilde. En suma, los líderes del Perú siguen en algunos casos creyendo

los niños yióvenes del Peru reciban un dra l¿

a

un gran

proyecto educativo que es el de lograr que mejor educación del mundo, y, por ultimc ei compromiso absoluto con su condicio-: de jóvenes lideres.

Tremenda lección de vida la que no. dan los jóvenes de Enseña Peru.Jóvenes

qu.

manana seránlos grandes líderes pemanos

que conducirán a su pueblo hacia 1a prosperidad, pero que ahora, con su ejemplo. no esperah menos de nosotrosr los líderes actuales. ¿Q¡ré esperarnos, entonces? Apoyemos a Enseña Perú en este gran sueñ!' de que el Perú un día cuente con la meio: educación del mundo. Un sueño que n!.:

pertenece a todos los peruanos: los de hoy, los de mañana.

E

1os de ar-e:.

PODER, Octubre 2009 (parte 1)  

Gastón Acurio, miembro del directorio de EnseñaPerú habla de los 3 elementos necesarios para lograr la prosperidad en toda nación: Mística,...