Issuu on Google+

Dossier

Empresa y Finanzas

Viernes, 10 de septiembre de 2010

SECTOR TIC Investigación

Gradiant ayuda a las buscar soluciones a los problemas planteados por las empresas, sean TIC o de otros sectores La biometría, los atascos de tráfico o la seguridad en el Cloud Computing son algunos campos de investigación empresas TIC, pero no siempre. “Se encuentran con problemas que, o bien no saben resolver, o tienen un proceso largo y prefieren contratarnoslo”, continúa. Cuando el sector es ajeno al de las TIC, el trabajo es de mayor recorrido. “Muchas empresas quieren innovar pero no saben por dónde empezar”, afirma Pérez.

Líneas de investigación Sea como fuere, este trabajo ha llevado a Gradiant a sumergirse –siempre trabajando en equipo, una de sus máximas– en distintas y muy diferentes líneas de investigación. Esta ‘fábrica de ideas’ –como a ellos les gusta definirse– centra una de sus áreas en el llamado Cloud Computing. En concreto, en materia de seguridad. “Siempre que entramos en un tema, buscamos el problema, y en este caso era la seguridad, eliminar el riesgo”, explica Luis Á. Sestelo. La radio cognitiva es otra de sus líneas de investigación. En concreto, cuentan con un proyecto interesantísimo, que busca la reutilización, de forma eficiente, del espectro radioeléctrico, algo de máximo provecho, tras el apagón analógico. El proyecto Reefs

S

aturados de textos, pero a falta de contextos, lo difuso, el futuro, tarda en materializarse. Y es que continuar en la era de la “foto fija” en un mundo cada vez más dinámico, transnacional y 3D, es, de entrada, un grave error conceptual. Un suicidio consentido en medio de una ceguera sin sentido. Si hacemos un esfuerzo por traducir la transversalidad de las TIC a lo cotidiano, tal vez consigamos entender lo que tanto cuantificamos: la brecha digital y la falta de competitividad. Las profesiones de futuro necesitan una combinación de disciplinas que se atascan en desarrollos curriculares estáticos y obsoletos, cuando no en el corporativismo. La administración electrónica se frena en la falta de preparación y confianza en las personas que atienden un día a día excesivamente burocratizado. En las empresas, se conjuga productivi-

permitirá identificar las escasas frecuencias disponibles en cada espacio y tiempo determinado, para ser usadas por otro ‘inquilino’. La sostenibilidad energética, tan de actualidad, es otra de las áreas donde Gradiant trata de aplicar su tecnología, siempre buscando la eficiencia energética, como VibraEolo, que, mediante la información que obtiene de un aerogenerador, puede optimizar su mantenimiento. Pero, sin duda, para los legos en la materia lo más sorprendente es el área de la biometría. Un auténtico guiño a la ciencia ficción. Y, dentro de este campo, diversos proyectos en marcha, como F2Access, que permite reconocer rostros automáticamente, por ejemplo, en accesos a congresos, conciertos, teatros... A la vez, no tiene que temer el lector por su privacidad, pues existe otro proyecto para garantizar ésta: el de

Ocultación de Patrones en Imágenes. Además, en este ámbito las aplicaciones son múltiples. “Lo estamos viendo cada vez como algo horizontal, no sólo para control de accesos”, explica Fernando Pérez, quien pone, como ejemplo, la publicidad activa. Y para soluciones prácticas donde las haya, por terminar con un problema que, con total seguridad, les ha afectado a ustedes en más de una ocasión, Gradiant desarrolla un proyecto para combatir los atascos de tráfico: Trafficnow se basa en tecnología bluetooth y permite saber qué vías están más transitadas para poder buscar una ruta alternativa. Desde luego, hay muchos otros proyectos en los que Gradiant está trabajando, siempre buscando lo mismo: soluciones a problemas reales, planteados por la empresa... o que ésta, tarde o temprano, planteará.

Con-vencer no es suficiente Por Isabel Iglesias Socia directora IG Documentación

dad con tecnología, olvidando a quienes han de manejarla. Y en este juego de “pelota en tejado ajeno”, no vemos que el futuro necesita visión y estaciones más grandes para que podamos incorporarnos. Las quejas son conocidas y los discursos convergentes. Vayamos a los hechos porque la tecnología no se desarrolla de forma aislada sino que responde a las condiciones del entorno (nada que ver con líneas en el mapa) traducidas en demandas por necesidades de uso. Las tendencias tecnológicas nos llevan hacia la diversificación, sofisticación y complejidad de la movilidad. Nuevos terminales inteligentes que se reinventan con el uso porque, como dice Juan Freire, “la tec-

nología es el pegamento para la innovación social”, de ahí su pregunta básica: “¿Cómo funciona el mundo transformado?” Pero… ¿es un futuro para todos? Los continuos colapsos en las redes ya han hecho saltar las alarmas que preludian el fin de las tarifas planas en el móvil. Por otro lado, posibilidades como terminales móviles usados como estetoscopios, y muchas más, se estrellan contra los obstáculos legales de una normativa obsoleta que impide su desarrollo y aplicación. Y está la gran promesa del audiovisual, que se juega en la distribución online y en universos prolongados en el tiempo para un público más complejo. Lo veamos o no, la batalla en la convergencia TV-Internet no es tecnológica, sino de construcción de

audiencias lo que implica “crear experiencias de consumo” que atrapen a un público cada vez más ”premium”. Esto significa contenidos, de alto valor sí, pero de bajo coste porque el poder de negociación no está en manos de quien produce. Hablar de modelos de negocio sin comprender las reglas del juego, es un fracaso anunciado. Debemos aprender a equilibrar el placer de descubrir cosas con la necesidad de monetizar. Diferenciar entre “saber el nombre de algo y saber algo”. Cambiar las preguntas para averiguar “en qué momento empezó el proceso a no adaptarse”. Subscribo lo que decía Feynman “Yo puedo vivir con la duda e incertidumbre de no saber, creo que es mucho más interesante vivir sin saber, que tener respuestas que pueden estar mal. Tengo respuestas aproximadas, posibles creencias y diferentes grados de certeza sobre distintas cosas, pero no estoy absolutamente seguro de nada, y de muchas cosas no sé nada”.

19


Con-vencer no es suficiente