Page 28

MIR ADOR

Telecos.cat (Associació Catalana d’Enginyers de Telecomunicació) ha tenido la amabilidad de ofrecernos esta tribuna con motivo del décimo aniversario del Barcelona Supercomputing Center y queremos aprovecharla para hablar, no de logros, sino de proyectos y de futuro. Hace 10 años sorprendimos al mundo con la construcción del primer MareNostrum, que obtuvo la calificación de superordenador más rápido de Europa y el cuarto más rápido del mundo. Este fue el momento de nuestro nacimiento como centro. Una década después soñamos con volver a sorprender.

28

MARENOSTRUM SE CONVIERTE EN EL PRIMER SUPERCOMPUTADOR EUROPEO 10 años después de su construcción, cuando empezó siendo el más rápido de Europa a evolución desde el pri· mer superordenador de la historia, en el año 1979, un Cray construido con un único procesador vectorial y 160 megaflop/s de potencia, al supercom· putador más rápido de hoy en día, el Tihane2, con casi seis millones de nú· cleos y cerca de 55 petaflop/s, ha sido vertiginosa. El mayor salto tecnológico fue el de los procesadores vectoriales a las tecnologías ‘commodity’. Es decir, de la fabricación de superordenadores construidos a base de procesadores manufacturados y especialmente dise· ñados para la supercomputación, a su sustitución, a finales de los ochenta, por superordenadores construidos a partir de la unión de muchos microprocesa· dores comunes, como los que se utiliza· ban para la construcción de los compu· tadores personales y los servidores. Esta evolución a las arquitecturas ba· sadas en componentes comunes, llama· da también la revolución de los ‘microkillers®’ –ya que los microprocesadores consiguieron sacar del mercado la tec· nología anterior–, redujo notablemen· te el coste de los supercomputadores y demostró que muchos pequeños pue· den ganar la batalla a los grandes. El desarrollo de la supercomputación ha seguido por este camino desde enton· ces, creciendo a base de unir cada vez más componentes, y hoy ya hablamos en términos de millones de procesado·

L

res en un supercomputador y miles de millones de transistores en un solo chip.

Nuevo salto tecnológico Desde el Barcelona Supercomputing Center creemos que ha llegado el mo· mento de realizar un nuevo salto tec· nológico. Un salto capaz de superar de nuevo los retos de rigidez y coste económico que presenta la tecnolo· gía actual. En la computación de altas prestaciones estamos acostumbrados a un modelo de negocio monolítico, en el que una misma compañía diseña, S Tras una década de funcionamiento del superordenador MareNostrum, el director del BSC-CNS “sueña con volver a sorprender”.

Revista Telecos 63  

Publicació de l'Associació Catalana d'Enginyers de Telecomunicació

Revista Telecos 63  

Publicació de l'Associació Catalana d'Enginyers de Telecomunicació

Advertisement