Issuu on Google+

13 de diciembre de 2013 Puerto Rico Hoy

Golpe a los desempleados Congreso dejará que expire la asistencia federal

Por José A. Delgado / jdelgado@elnuevodia.com

Una persona que ha quedado sin trabajo puede recibir pagos por desempleo por hasta 60 semanas. (Archivo) WASHINGTON - Los beneficios federales por desempleo para las decenas de miles de personas en Puerto Rico que llevan más de 26 semanas sin conseguir un trabajo van a expirar a fin de este mes, lo que puede tener un impacto directo de cerca de $170 millones anuales en la economía de la Isla. En momentos en que la Cámara baja federal aprobaba ayer un acuerdo fiscal que fija el nivel de gastos del gobierno federal hasta septiembre de 2015, el liderato republicano descartaba extender la ley que ha permitido otorgar asistencia de emergencia a desempleados. La cancelación de esos beneficios, efectivo el próximo día 28, supondrá que más de 30,000 personas en la Isla que llevan mucho tiempo sin encontrar un puesto de trabajo, dejen de recibir un beneficio que les puede representar sobre $500 mensuales. Durante los primeros 11 meses de 2013, un promedio de 33,400 personas ha reclamado mensualmente la asistencia por desempleo, que es de un máximo de $133 semanales, según las estadísticas del Departamento del Trabajo.


En abril pasado, las autoridades distribuyeron alrededor de $17.2 millones entre más de 38,000 solicitantes. El total de beneficiarios subió en julio pasado a 43,292, el más alto de 2013, pero estaba en unos 35,000 en noviembre. La expiración de la asistencia por desempleo a los que llevan mucho tiempo sin conseguir trabajo supone un nuevo golpe a la economía de la Isla, que aún busca salir del hueco en que ha estado metida desde 2006 y necesita impresionar a Wall Street. “Se estará privando a la economía de entre $12 millones y $17 millones mensualmente”, reconoció el secretario del Trabajo de Puerto Rico, Vance Thomas, en entrevista telefónica. La Casa Blanca ha estimado que cerca de $1.3 millones de personas en Estados Unidos quedarán sin acceso a los beneficios federales por desempleo si el Congreso no actúa. Originalmente, la Casa Blanca notificó al comisionado residente en Washington, Pedro Pierluisi, que unas 80,000 personas en la Isla perderían la asistencia federal. Pero Pierluisi después reconoció que ese número estaba inflado. Por medio de la ley federal de compensación de emergencia para desempleados, una persona que ha quedado sin trabajo puede recibir pagos por desempleo hasta 60 semanas después de haber perdido su empleo. “La gente tiene el incentivo de tener que demostrar que está buscando un empleo”, dijo el secretario Thomas. Pierluisi sostuvo que la expiración de la ley es un golpe también para las decenas de miles de personas que aún tienen acceso regular a los beneficios por desempleo, es decir a los que no han superado aún las 26 semanas sin encontrar trabajo. El efecto en cadena Según el comisionado Pierluisi, poco más de la mitad del promedio de 36,000 personas que ahora reciben los beneficios regulares por desempleo en Puerto Rico serían candidatos a los beneficios de la ley federal de compensación de emergencia, (EUC, por sus siglas en inglés) si estuviera vigente en 2014. “En cualquier semana normal en Puerto Rico tenemos a alrededor de 2,000 individuos solicitando beneficios por desempleo por vez primera”, indicó Pierluisi, presidente del Partido Nuevo Progresista (PNP). La Cámara baja federal cerrará hoy sus trabajos de 2013 hasta principios de enero, aunque el Senado terminará sus sesiones del año la semana próxima. Los demócratas han indicado que revivirán en 2014 su reclamo a favor de la extensión de la ley federal de compensación de emergencia.


golpe-a-los-desempleados