Page 103

enseñó sus boletines de notas... Habían sacado solo un suficiente... y eran chicas listas. Así que fui a su habitación y les di una buena paliza para que entraran en vereda... y cuando terminé y estaban llorando, levanté sus boletines y dije... «Es la última vez que pasa esto». Ella todavía habla de aquello... vuestra madre... pero ¿sabéis una cosa?... aquella fue la última vez... fueron a la universidad... las dos. Me hubiera gustado haber podido enviarlas yo... Siempre quise hacerlo... Espero que Helen lo entendiera. Creo que vuestra madre lo hizo... en el fondo... es una buena mujer... deberíais estar orgullosos de ella. Cuando se lo contamos a mi madre se puso triste porque él nunca le había dicho esas cosas. Jamás. Ni siquiera cuando la llevó al altar. Pero este día de Acción de Gracias ha sido diferente. Mi hermano había jugado un partido de fútbol, que trajimos en un vídeo para que lo vieran todos mis familiares. La familia entera estaba reunida delante de la tele, incluso mis tías abuelas, que nunca ven el fútbol. Jamás olvidaré la expresión en sus caras cuando mi hermano salió al campo. Fue una mezcla de

Las ventajas de ser invisible  
Advertisement