Issuu on Google+

2A • Domingo 21 de agosto de 2011

ENFOQUE

Ricardo Alemán

“La verdad soy yo” Mientras ninguna autoridad —la de Cuernavaca, la de Morelos y la federal— parece interesada en investigar el asesinato del futbolista Ignacio Flores y la desaparición de la investigadora universitaria Yadira Dávila, los familiares de esas víctimas tampoco reciben el menor apoyo de los grupos que, junto con Javier Sicilia, hicieron de Morelos la cuna de su movimiento social. Poco o nada queda de esa organización social que dizque nació para que no se repitiera la impunidad de que fue víctima, durante semanas, el hijo de Sicilia. Y es que, como todos saben, gracias a la protesta social que se produjo inicialmente en Morelos, el asesinato de Sicilia fue aclarado casi en su totalidad, y buena parte de los responsables están en prisión. Sin embargo, ni el señor Sicilia ni su movimiento —y no se diga las autoridades del municipio de Cuernavaca, las del estado de Morelos o las instancias federales— mueven un dedo para que se investiguen y aclaren el asesinato del futbolista Ignacio Flores y el secuestro de la investigadora y profesora de ciencias genómicas Yadira Dávila. Por eso la pregunta. ¿Qué está pasando? Ocurre con el movimiento social que encabeza el señor Javier Sicilia lo mismo que ha sucedido con muchos de los movimientos sociales mexicanos. Es

decir que, muy pronto, los líderes de esos movimientos olvidan el origen de su causa —y en no pocas ocasiones olvidan la causa misma— y se empalagan en las alturas del poder político, de la fuerza del poder mediático y, al final de cuentas, se comportan igual que uno más de los integrantes de esa clase política a la que criticaron. Y, a querer o no, lo quieran aceptar o no los fanáticos que queman incienso “a los Sicilia” de temporal, lo cierto es que el señor Javier Sicilia ya se alejó “de la gente a la que de manera arrogante dice representar”. Ayer mismo, cuando, desesperados, los parientes del futbolista asesinado y de la profesora desaparecida buscaban respuestas en Morelos o en Cuernavaca, el señor Sicilia “dialogaba” con sus iguales, los diputados y senadores. ¿Y saben cuándo ha visitado a los familiares del futbolista y de la profesora? Nunca. En cambio, el poeta Sicilia anda en lo suyo: en la fama mediática, en la influencia política y, claro, en la soberbia que le hace suponer que él y sólo él tiene la verdad absoluta. ¿Por qué? Porque ayer mismo fue evidente que Javier Sicilia se comporta igual —en forma idéntica— a los políticos mexicanos, sean azules, amarillos o tricolores. Y es que, luego de los primeros contactos de Sicilia con otras organizacio-

nes civiles —para que de manera conjunta empujen todas las reformas a la legislación sobre seguridad y contra la violencia—, los grupos que presiden Alejandro Martí, Isabel Miranda de Wallace y María Elena Morera, entre otros, prefirieron seguir su propia ruta, alejada del poeta. ¿La razón? Que Sicilia y los suyos argumentan que ellos son la verdad. “La verdad soy yo”. Es decir, que se creen poseedores de la verdad absoluta, de la única razón

válida, de la luz divina, y parecen incapaces de reconocer que otras opiniones son igualmente valiosas, importantes, dignas de tomarse en cuenta y, claro, de ser debatidas. Y detrás de quienes no comparten el punto de vista y la razón de Sicilia, viene la cauda de intolerantes que califican de “vendidos”, “gobiernistas”, “traidores”, y hasta “vendepatrias”, a todos los que se atreven a cuestionar al señor Sicilia. Y del desencuentro entre organizaciones sociales

—además de quedar exhibida la naturaleza humana, las mezquindades vulgares y la carencia de cultura democrática y de tolerancia—, quedaron algunas frases que ya son parte de la memoria que ejemplifica la medianía social. Dijo Fernando Martí. “Aprendamos a dialogar sin sabotear”. Y es que, amparado en su fuerza mediática —que obligó a los poderes Ejecutivo y Legislativo a rendirse ante sus ocurrencias—, Javier Sicilia sólo

ha escuchado a una parte de los interesados en el complejo tema de la violencia y la inseguridad y, sin más, descalificó la iniciativa de Ley de Seguridad Nacional. Pero cuando se enfrentó a otros líderes sociales, éstos lo dejaron callado. Dijo la señora Wallace: gritan y gritan, “pero hasta ahora nadie nos ha podido demostrar dónde se violan los derechos humanos”. Y nadie hace nada por esclarecer los nuevos crímenes en Morelos.

Leo Zuckermann

Miserias políticas al otro lado del río Por desgracia, la política estadounidense está entrando en un periodo electoral

Este ejemplar es producido por: CAMAGLO PUBLICACIONES SA de CV, Miembro de la Asociación Mexicana de Editores

ame Calle Libramiento No. 34 Col. Rincón de San Juan Tepic, Nayarit 63138 Teléfonos:

213 01 65 y 68 124 53 78 y 79 Directora General

Marcia Ivette Bernal Mendoza gerencia@periodicoenfoque.com

Director Editorial

José Luis González Jefe de Diseño

Salvador Martínez Castillo smartinez@periodicoenfoque.com

Ventas

Patricia Sugey Villela publicidad@periodicoenfoque.com

Representación en México D.F.

Comercial Media Bizcom S.A. de C.V. Tel. 01 55 52 02 11 66 Fax. 01 55 52 02 11 62 www.bizcom.com.mx

Todos los escritos son responsabilidad de quien los firma Enfoque Informativo es una publicación diaria:

Número de Certificado de Reserva otorgado por el Instituto Nacional de Derechos de Autor: 01-2003040211570600-101.NúmerodeCertificadodeLicitud de Título: No. 12423 Expediente 1-432 “03”/16241. Número de Certificado de Licitud de Contenido: No. 9993 Expediente 1-432 “03”/16241. Domicilio de la publicación: Libramiento No. 34 Col. Rincón de San Juan, 63138, Tepic, Nay. Imprenta: Camaglo Publicaciones, SA de CV, Libramiento No. 34 Col. Rincón de San Juan, 63138, Tepic, Nay. Distribuidor: Camaglo Publicaciones, SA de CV, Libramiento No. 34 Col. Rincón de San Juan, 63138, Tepic, Nay.

de mucha polarización, lo cual va a generar una mayor incertidumbre que afectará a la de por sí frágil economía de ese país y, por extensión, a la mexicana. En noviembre del año que entra habrá elecciones federales en Estados Unidos. Se votará por presidente, representantes y un tercio de los senadores. En cuanto al Ejecutivo, de acuerdo con las apuestas, que son el mejor indicador para predecir un evento, hoy Barack Obama tiene una probabilidad de 50% de reelegirse en estos comicios (véase intrade.com). En mayo, cuando anunció la muerte de Osama bin Laden, esta posibilidad estaba en 70 por ciento. Esta caída de 20 puntos porcentuales refleja el ambiente político de mucha incertidumbre en Estados Unidos. En los últimos días le ha llovido duro a Obama, quien ha recibido duras críticas en prácticamente todos los medios de su país. Muchos analistas, de los serios, lo ven como un gobernante débil que no está pudiendo enfrentar a la poderosa oposición de derecha que cada día es más vocal. Precisamente de este flanco, el derecho, empieza a surgir Rick Perry, el gobernador de Texas, como el posible candidato presidencial del Partido Republica-

no. Se trata de un populista ultraconservador que está muy a la derecha. Comparado con él, George Bush hijo es de izquierda. Perry ha entrado con bombo y platillos a la contienda presidencial. Como aperitivo, comenzó criticando dura y groseramente al presidente de la Reserva Federal, el banco central estadunidense. El gobernador texano dijo, sobre Ben Bernanke: “Si este hombre imprime más dinero entre hoy y las elecciones, no sé lo que todos ustedes le harían aquí en Iowa, pero en Texas lo trataríamos muy feo. Imprimir más dinero para jugar a la política en este momento particular de la historia americana es, en mi opinión, casi una traición”. Nótese el lenguaje del candidato más probable para enfrentar a Obama en las urnas (en las apuestas de intrade.com, Perry es el mejor posicionado de los múltiples aspirantes republicanos con 38% de probabilidades de ser el nominado de ese partido). Un político que piensa que el presidente de la Reserva Federal es casi un traidor por tratar de sacar la economía estadunidense a flote. La realidad es que Bernanke ha sido un personaje fundamental en la reac-

tivación económica de Estados Unidos que estuvo a punto de entrar en una depresión en 2008. El presidente de la Reserva es un académico experto en la Gran Depresión que sabe que uno de las principales causas del periodo más negro del capitalismo mundial (la crisis del 29) fue precisamente la deflación que se dio no sólo en los Estados Unidos sino prácticamente en todas las economías de mercado. Deflación que fue provocada en gran medida por la decisión de la Reserva Federal en los treinta de contraer la oferta de dinero. Por eso, en esta ocasión, desde 2008, Bernanke ha puesto la tasa de interés en cero e impreso billones de dólares para evitar una nueva deflación y depresión. Porque, como diría el premio Nobel de Economía, Milton Friedman, en este tipo de situaciones lo que hay que hacer es expandir lo más posible la oferta monetaria, si es necesario “tirando dinero desde un helicóptero”. Pero Perry no lo ve así. Por el contrario, piensa que Bernanke está cometiendo una cuasi traición al imprimir tanto dinero y evitar así el colapso económico en Estados Unidos y el mundo entero. La declaración del que

Vistazo

Peregrinos rezan en la base aérea de Cuatro Vientos, mientras la noche pasa entre cientos de miles de jóvenes que descansan alineados dentro en sus sacos de dormir para recuperar fuerzas y miles de voluntarios, policías y periodistas que se preparan para la gran misa de fin de la JMJ. probablemente será el candidato presidencial republicano denota el tipo de política polarizada e injuriosa que se vivirá el año que entra en la contienda electoral estadunidense. Y esto provocará más incerti-

dumbre, lo cual afectará a la de por sí frágil economía de ese país. En este sentido, debe preocuparnos el escenario de mucha mezquindad y miseria política que se está configurando al otro lado del río Bravo.


LOCAL-P-02-21-08-2011