Page 1

III ENCUENTRO NACIONAL DE ESTUDIANTES DE CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN 13,14 y 15 de Noviembre-Tandil www.enecse.com.ar

Estudiantes de la carrera de Profesorado y Licenciatura en Ciencias de la Educación y “Educación” de las siguientes Universidades:

UNIVERSIDAD NACIONAL DEL CENTRO DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES (UNCPBA) UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES (UBA) UNIVERSIDAD NACIONAL DE CORDOBA (UNC) UNIVERSIDAD NACIONAL DE SAN MARTIN (UNSaM) UNIVERSIDAD NACIONAL DE PATAGONIA AUSTRAL (UNPA) UNIVERSIDAD NACIONAL DE LA PLATA (UNLP) UNIVERSIDAD NACIONAL DE LUJAN (UNLu) UNIVERSIDAD NACIONAL DE ENTRE RIOS (UNER) UNIVERSIDAD NACIONAL DEL COMAHUE (UNCOMA) UNIVERSIDAD NACIONAL DEL NORDESTE UNIVERSIDAD NACIONAL DE LOMAS DE ZAMORA (UNLM) UNIVERSIDAD NACIONAL DE CUYO UNIVERSIDAD NACIONAL DE JUJUY UNIVERSIDAD NACIONAL DE ROSARIO Convocamos a tod@s l@s estudiantes y graduad@s de las carreras de Ciencias de la Educación y Educación de todo el país, así como también a estudiantes de Institutos de Formación Docente, a participar del III Encuentro Nacional de Estudiantes de Ciencias de la Educación, los días 13, 14 y 15 de Noviembre de 2009, en Tandil, provincia de Bs. As. Esta iniciativa surge en el año 2007 en el marco del VI Encuentro de Cátedras de Pedagogía (en la Universidad Nacional de Patagonia Austral – Caleta Olivia) donde realizamos junto a otros compañer@s y organizaciones estudiantiles el I Encuentro de Estudiantes de Ciencias de la Educación. En dicho encuentro, organizaciones independientes y estudiantiles, asumimos el compromiso de organizar el II Encuentro a nivel nacional en la Universidad Nacional de Luján. De esta manera, en el año 2008 se llevó adelante el II Encuentro Nacional de Estudiantes de Ciencias de la Educación, con el compromiso de profundizar el debate sobre el lugar asignado a la educación en la coyuntura social, política y económica de nuestro país y Latinoamérica. 1


Con la certeza que este espacio se fortalece mediante la articulación, la discusión y la lucha, nos propusimos extender la

convocatoria a todas las universidades que cuenten con la carrera de

Ciencias de la Educación y de Educación en general. Buscamos construir una voz colectiva de estudiantes y graduad@s de las carreras en los debates que tengan como centro la problemática educativa y fundamentalmente en aquellos que promuevan a la educación en su carácter transformador y popular. Así también abrimos la convocatoria a los estudiantes de Institutos de Formación Docente bajo la certeza de que la transformación educativa -y más aún la transformación social- requiere de nuestra articulación.

¿DESDE QUÉ CONTEXTO PARTIMOS?

El actual contexto está signado por una profunda crisis económica mundial y consecuentes crisis políticas. La crisis está afectando fuertemente a las mayorías: Crece la desocupación, la desigualdad, la pobreza, y exclusión social. También se percibe un claro avance y consolidación de los sectores de derecha, que al ver sus intereses en crisis, recrudecen las lógicas capitalistas para salvarse. Argentina no está exenta de estos procesos, claros son el crecimiento de los despidos, la inflación, la exclusión, así como la crisis política actual, que se evidencia en los continuos choques que se dan entre los sectores dominantes con intereses cruzados. Pero que pasa con el Sistema Educativo Argentino ¿Cómo se manifiestan estas cuestiones a nivel educativo? ¿Cómo nos posicionamos nosotros en este contexto?. Década y media ha transcurrido ya desde las famosas reformas de los '90. Que la Ley Federal de Educación fue una reforma “impuesta desde arriba” a los actores del sistema educativo; que la LES y la CONEAU actuaron como caballito de troya de las recetas del Banco Mundial; que la descentralización fue desresponsabilización financiera por parte del Estado y que el neoliberalismo profundizó la tendencia privatizadora son todas cuestiones que atraviesan constantemente los contenidos de nuestra formación. Es una verdad a todas luces que esto ha sido así. Sin embargo creemos que muchas veces al enfatizar en estas cuestiones se genera un mito de “el antes y el después de los '90”, que tiende a hacernos olvidar cómo eran las cosas con anterioridad a las reformas mencionadas. Es decir, la desigualdad educativa, el carácter reproductor y de selección social del sistema educativo no es un invento del neoliberalismo, sino que este le imprime otras características a sus estrategias. Igual de riesgoso nos parece la construcción de otro mito en los últimos años: “el antes y el después del kichnerismo”. Es muy común escuchar a muchos especialistas del campo, profesores y hasta compañeros de la carrera decir que a partir del 2003 se han emprendido transformaciones o realizado virajes en relación a las políticas educativas

2


neoliberales de los '90. Que cierto aire “progresista” recorre el terreno educativo. Creemos que es necesario darse este debate con profundidad, ya que si bien es cierto que el actual gobierno ha tenido mucha iniciativa legislativa (Ley de Educación Sexual, Ley de Educación Nacional -LENreformando la LFE, Ley de Financiamiento Educativo, Ley de Educación Técnica y proyecto de Ley de Educación Superior para reformar la anterior LES) y hasta pueden encontrarse allí algunas definiciones progresivas, hemos constatado que de fondo no modifican los puntos neurálgicos de las leyes del ´90 que tanto se vanaglorian de reformar, ni tampoco existe una planificación real sobre cómo abordar las promesas plasmadas en el papel. A modo de ejemplo puede decirse que la LEN no elimina la lógica de descentralización a las provincias del financiamiento, la gestión y la administración educativa y la centralización en el Estado nacional de las tareas de planificación y evaluación. Por otro lado, la autonomía universitaria sigue siendo una promesa en el proyecto oficialista de la LES ya que no elimina: la evaluación externa a través de la CONEAU; el financiamiento de las instituciones de educación superior a través de recursos propios y hasta incluye la posibilidad de otorgar “créditos” a los estudiantes para financiar sus estudios; ni el gobierno con mayoría docente entre otras cosas. Otro ejemplo de las cuestiones agridulces a las que nos enfrenta esta etapa es que si bien el gobierno ha abierto paritarias docentes a nivel nacional la recomposición salarial no es suficiente en términos reales y las condiciones laborales de los docentes son cada vez más precarias, se incrementa la modalidad de contratos, doble turno para poder llegar a ganar un salario digno, por ejemplo. Como futuros profesionales del campo educativo creemos necesario ajustar nuestros diagnósticos en relación a la coyuntura sobre la que vamos a intervenir así como también realizar ciertos balances críticos sobre la actuación de nuestros colegas que pretendiendo cumplir un papel técnico neutral han encarnado y encarnan procesos regresivos para la verdadera transformación educativa y social. En este mismo sentido, podemos mencionar que existen en la actualidad cantidad de experiencias educativas que la clase trabajadora emprende en y/o por fuera del sistema educativo y que merece toda nuestra atención, reflexión y acción. Somos -o nos estamos formando- como intelectuales que serán parte activa de iniciativas educativas que abonarán a uno o a otro proyecto de sociedad... seamos conciente de ello, pongámoslos a discusión.

HACIA DONDE QUEREMOS IR 

Interrogar colectivamente nuestra formación como futuros graduados en Ciencias de

3


la

Educación

desde

una

perspectiva

comprometida

con

los

procesos

de

transformación social.

Desde esta mirada, partimos cuestionando el proyecto de sociedad actual, las políticas en educación en general y de las universidades en particular; y como estas influyen en la configuración del perfil de graduado y planes de estudio; para profundizar la construcción colectiva que nos permita dar respuestas o propuestas a los cambios en dichas estructuras curriculares. Desde su creación en el año 1958, la Carrera de Ciencias de la Educación ha sido permeada e influida notoriamente por distintas políticas educativas que respondieron a determinado modelo de sociedad, ya sea en la configuración de los Planes de Estudio, en el perfil del graduado, en las incumbencias, etc. Creemos importante realizar este recorrido histórico a fin de situarnos en el actual contexto para lograr, colectivamente, dar respuestas y propuestas a los cambios curriculares que creemos deberían efectuarse para la formación de un Cientista de la Educación comprometido con los procesos de transformación social. 

Lograr articulaciones sostenidas entre los distintos estudiantes de la carrera de las diversas universidades nacionales para compartir un espacio común de discusión y acción, en torno a nuestra formación y problemáticas que se vivencian en cada una de nuestras universidades. Buscando fortalecer una organización y consolidación colectiva de definiciones concretas y

acuerdos políticos que nos permitan conformar a futuro una Federación de Estudiantes de Ciencias de la Educación. En este camino es imprescindible, la sistematización y circulación de los debates y conclusiones arribadas para su posterior difusión en nuestros ámbitos de estudio y militancia. 

Impulsar, generar y consolidar debates con los distintos actores que están en vinculación con el ámbito de la educación escolar y más allá de ella, estudiantes, docentes, maestros de los diferentes niveles, organizaciones sociales, sindicales, de desocupados, culturales,

para el intercambio de experiencias y el enriquecimiento

mutuo y acciones conjunta. Nuestra formación desde una perspectiva crítica merece ser interrogada de modo permanente. Esta interrogación no debe cerrarse a las discusiones que sólo la academia abre y cierra, sino que debe asumir el compromiso de hacer frente a los problemas populares, y por lo tanto, es

indispensable que dentro de este espacio

de los sectores

se desarrollen lazos

comprometidos con los diferentes actores del terreno educativo y el campo socio-cultural. Recuperar

4


estas miradas y prácticas nos permitirá pensar en qué medida nuestra formación responde a las necesidades y debates del pueblo. Nuestro aporte como trabajadores de la educación es un deber al cual no debemos ni podemos renunciar. 

Abordar las problemáticas de nuestra intervención política-pedagógica específica en diversos espacios sociales en y más allá de la universidad. Algunos de los que participamos en los encuentros anteriores estábamos llevando a cabo

diversas experiencias educacionales en escuelas públicas, universidades, barrios, ONG’s, organizaciones sociales, etc. que es de suma importancia que sean puestas en común para compartirlas, multiplicarlas y problematizarlas. Un primer interrogante se nos plantea ¿Cuál es nuestro aporte singular como cientistas y trabajadores de la educación en dichas experiencias? LA EDUCACIÓN PARA LA TRANSFORMACIÓN SOCIAL COMO EJE ARTICULADOR El encuentro de estudiantes se plantea la necesidad de repensar críticamente la formación de la carrera desde una perspectiva educacional emancipadora. Interrogando sus finalidades y prácticas formativas, saberes, intervenciones concretas, tanto en su rol reproductor de lo hegemónico como en su articulación con los procesos de resistencias en un complejo contexto social e institucional universitario. Tensionando estas contradicciones desde una mirada políticapedagógica liberadora. Esto requiere un gran esfuerzo de recuperación del sentido y aporte singular de nuestro campo de conocimientos y prácticas. A veces tan alejado del compromiso transformador. Esto nos remite a ubicar el debate educacional en relación con nuestra formación en un marco más general que no se asienta únicamente en la escuela, la incluye de modo importante pero la trasciende. Problematiza

otros espacios sociales como los medios de comunicación, la

universidad, el rol y las políticas de Estado, las organizaciones sociales, sindicales, culturales, estudiantiles, entre otros, como lugares educativos que consolidan un sentido conservador o transformador. Nuestra mirada educacional implica entonces pensar estos espacios como constructores y “transmisores” de ciertos saberes, que tienen e instituyen intencionalidades, relaciones pedagógicas, modos de enseñanza, concepciones sobre ese “otro” sujeto de aprendizaje. A partir de esta concepción es que nos proponemos abordar los siguientes ejes temáticos como parte de las múltiples problemáticas contemporáneas que los estudiantes de ciencias de la

5


educación debemos abordarlos de manera comprometida y propositiva con pretensiones de transformación. CRONOGRAMA PROPUESTO PARA EL ENCUENTRO

VIERNES 13 – MESA REDONDA - La coyuntura política y educativa actual y nuestra posición como trabajadores y profesionales de la educación- Invitados a confirmar. SÁBADO 14 – JORNADA DIVIDIDA EN DOS PARTES -Análisis y Debate sobre Experiencias Educativas Concretas – Este espacio será destinado para reflexionar colectivamente sobre nuestras prácticas educativas concretas y desde allí arribar a lecturas colectivas, como así también, socializar estas prácticas, escuchar y dialogar con l@s compañer@s que las llevan adelante, interrogarnos sobre las dificultades que surgen desde las misma. Por lo tanto se incorporaran al “pensar y pensarnos” las múltiples prácticas educativas acontecidas en los espacios sociales como la de un docente en su escuela, desde una práctica individual en una ONG´s o desde una práctica colectiva en un bachillerato popular, entre otros. Para ordenar la dinámica de este primer momento será necesario contar con que cada sede traiga al encuentro sistematizada la o las experiencias que quiere compartir. Allí debería figurar básicamente: presentación, génesis e historia, relación con el estado, metodologías de trabajo, población a la que atiende, contenido.

-Debate en comisiones1. Formación de los estudiantes de Ciencias de la Educación: Aquí proponemos problematizar nuestra formación como trabajadores de la educación, en este sentido entendemos sustancial la presencia de graduados como estrategia, en tanto y en cuanto nos permiten reducir la brecha entre lo escrito y lo que es. Aquí proponemos problematizar nuestra formación asumiendo nuestra condición de trabajadores de la educación. Evaluaremos nuestros planes de estudio considerando los intereses que están atravesados en el plan, buscando los aspectos que quedan fuera de nuestra formación. Seria muy interesante que desde este espacio pudieran generarse herramientas para la organización estudiantil en vistas de disputar los elementos de nuestra formación en los que encontramos disconformidad, por ejemplo, un documento que exprese nuestras críticas y proposiciones, y que pueda

6


servir aval para los cambios en la currícula. La idea es poder contar con la experiencia sistematizada sobre cómo se vive o vivió el cambio de plan de estudios en cada universidad o qué reflexiones se elaboraron en torno a eso a los efectos de colocarlos en circulación para las universidades que están o van a iniciar este proceso. 

Para esto cada Universidad debería elaborar un breve escrito (3 a 5 carillas) en base a los siguientes 4 puntos, ejes o preguntas:

qué cosas son progresivas del plan;

cuáles regresivas;

cuál es el perfil deseado

qué cambios habría que introducir para ello.

Metodologías adoptadas para la discusión y toma de decisiones en el proceso de reforma.

2. Aportes de nuestra formación a las instituciones educativas públicas: Muchas veces pareciera que hablar de “reproducción” en el ámbito escolar es una cosa demodé. Que estaba bien para los años '60 o '70, pero que es una categoría inútil para pensar la realidad educativa hoy. O peor aún, que hablar de reproducción sea asociada unidireccionalmente con la idea de que nada hay para hacer y para pelear al interior del sistema educativo. Lejos de estas dos concepciones, nos parece fundamental abordar seriamente el debate sobre: 

¿Qué tiene de reproductor el sistema educativo y qué estrategias utiliza para ello?

¿Qué posibilidades de intervención, organización y transformación existen?

¿Cuáles son o deberían ser nuestros aportes específicos a la educación pública?

3. Situación coyuntural de la universidad pública Argentina: Proponemos subdividir la discusión en dos ejes: 

El debate por una “nueva” Ley de Educación Superior: ¿En qué contexto se debatirá la futura LES? Ante los proyectos presentados en el Congreso por distintas y diversas fuerzas políticas, ¿que líneas de continuidad y/o de ruptura hay con la LES de los ´90? Autonomía y Co-Gobierno: ¿qué nos proponen, que queremos nosotros? ¿Legitimación, consenso, continuidad o ruptura con la política de educación superior de los ´90?

El avance de la mercantilización del conocimiento: ¿Qué implica la privatización y mercantilización del conocimiento generada por las Universidades Públicas? ¿Qué formas de privatización, abiertas y encubiertas, existen hoy en nuestras universidades? Los ejemplos de La Alumbrera (YMAD) y Monsanto. Hacia una efectiva democratización del conocimiento. El conocimiento como un derecho humano y social.

4. Medios de Comunicación, Arte y Educación: El abordaje crítico del arte y de los medios de comunicación; su inserción en el campo educativo como herramienta contra-hegemónica. 

los lenguajes y dispositivos que circulan en los medios de comunicación; los medios de comunicación alternativos; el papel y la incidencia de los medios de comunicación y las TIC´s para una educación reproductora o emancipadora; como des-codificar los mensajes que subyacen en los medios de comunicación de masas, etc. 7


la posibilidad de educar desde otros lenguajes y códigos a través de distintas disciplinas artísticas; el arte como algo más que una “materia especial” en la escuela; el arte como posibilidad de potenciar los procesos educativos que buscan fomentar la inserción crítica de las personas en la realidad.

5. Sindicalismo y educación: Nos proponemos avanzar en el desarrollo de un balance y el esbozo de perspectivas en relación a la participación de las organizaciones gremiales docentes (en todos los niveles del sistema educativo) en la definición de las políticas educativas. Así también ofrecer un escenario para discutir el concepto de “profesionalización docente” y del docente como “trabajador de la educación”.

6. Educación y género: La necesidad de subvertir las relaciones de dominación, de violencia simbólica que naturalizan una forma de jerarquizar a los individuos. Lugar de la escuela en la dualización masculino femenino de género. Educación sexual en las escuelas públicas, en el marco de la implementación de la Ley de educación sexual.

Cierre de comisiones. Se retomaran distintos temas de discusión en comisiones, intentando recuperar el aporte del taller del día anterior. Se pretende sistematizar algunas conclusiones que surjan a partir de los distintos espacios de intercambio del Encuentro, y que sirvan como líneas e intervenciones políticas orientadoras.

DOMINGO 15- Asamblea

Para cada espacio de debate invitaremos a referentes sociales, estudiantiles y barriales, inspectores, docentes, sindicatos, áreas de infancia y juventud, ONG, etc.

www.enecse.com.ar

8

Primera Circular III Encuentro Estudiantes Cs Educacion  

Primera Circular III Encuentro Estudiantes Cs E

Advertisement