Issuu on Google+

La Ikastola Alkartu recupera los juegos antiguos.

Las tabas, la trompa, la pita, la goitibera, el Hinque y un largo etc de juegos llenan los recreos gracias a la colaboración de padres y abuelos y de toda la Comunidad Educativa. Quien se dé una vuelta por la Ikastola Alkartu de Barakaldo a la hora del recreo podrá observar, no sin cierto asombro, que en sus patios los niños y niñas de dicho centro educativo ocupan su tiempo de ocio lanzando el diábolo o jugando a las tabas, deslizándose en Goitibera o simplemente jugando a los cromos. Juegos que creíamos desaparecidos o simplemente relegados a la memoria de los adultos han cobrado rabiosa actualidad de la mano de la Comunidad Educativa de la Ikastola Alkartu. Hace un año que los profesores de Educación Física del centro en cuestión se plantearon la necesidad de recuperar y poner en práctica los juegos de siempre, aquellos que ocuparon la niñez de padres, madres y abuelos y que, por algún motivo que otro, habían quedado relegados en la memoria de adultos y mayores. El Proceso Para llevar a cabo dicha labor necesitaron de la participación de toda la Comunidad Educativa del Centro, para ello enviaron a los padres de los alumnos una ficha en la cual debían aportar una serie de datos sobre un juego en cuestión. Con el material obtenido se procedió a elaborar un ranking de juegos. Los más populares se llevaron a la práctica. Los materiales. En todo momento se intentó que los materiales utilizados fueran lo más parecidos posible a los originales que se usaban en dichos juegos. Así los alumnos acabaron pintando las tabas auténticas de cordero con esmalte de uñas como se hacía antaño, o fabricando iturris, con chapas de botella, plastilina y en vez de cristal usando plástico, por aquello de la seguridad. No han faltado los tiragomas, redes de hilo, diábolo, la rana, los bolos, la pita, el bote bote y un largo etc. Algunos materiales como goitiberas, hinques, aros, etc han sido elaborados por el conserje de la Ikastola y por un herrero. Sin olvidar tampoco la colaboración del Ayuntamiento de Barakaldo en la preparación del terreno para jugar al Hinque así como en el pintado de juegos suelo o la madera para las goitiberas. En definitiva los alumnos/as han vivido la experiencia de construir sus propios elementos de juego como lo hicieron antaño sus padres y abuelos.

Colaboración de padres y madres. El proyecto debe su éxito a la extraordinaria colaboración que desde el primer momento han ofrecido las familias de los alumnos, el aporte de materiales


antiguos, fotografías y objetos ha sido constante y han hecho que la motivación para aprender el juego fuera mayor. A su vez cada juego recuperado a generado a su alrededor un contesto que ha hecho comprender mejor la actividad y entender aún más, si cabe, la forma en que se divertían hace 40 años o más. Otras partcipaciones Aprender a tirar con tiragomas ha supuesto la colaboración de la peña Enkarterri Tiragomas, su participación en el proyecto de forma excepcional ha sido acogida por el alumnado de ciclo superior de forma entusiasta como lo ha sido también la participación del club de Tiro con Arco Zugastieta, que dispone de instalaciones en el Polideportivo Lasesarre y que durante dos semanas enseñó el arte del arco a los alumnos de 5º curso. Por último el diábolo correspondió a Gorka Pereira, fantástico malabarista y autentico artífice de que el diábolo se haya convertido en la estrella de los recreos desde hace unas cuantas semanas. Para finalizar la experiencia ha sido incluida por parte de la EHIGE ( Asociación de padres y Madres de alumnos de la la escuela Pública Vasca) en su catálogo de buenas prácticas educativas para ser compartido con otros centros edcuativos. El culpable de todo esto. Pieter Brueghel, pintor flamenco que por el 1560 pintó un cuadro titulado “Juegos Infantiles” ha sido el detonante de esta maravillosa historia. En el oleo aparecen 250 niños jugando a 86 juegos diferentes. Algunos de ellos se juegan en la actualidad. Desde el primer momento se les pidió a los alumnos/as que observaran este cuadro y buscaran en su interior ese tesoro que nos legó Pieter. La misma búsqueda que los padres, madres y abuelos han hecho en su bagaje lúdico para sacar a la luz momentos felices de su infancia cuando en cualquier parque de Barakaldo pasaban tardes enteras jugando a un carrusel interminable de juegos tan sencillos y simples por un lado y tan llenos de comunicación, pacto y entendimiento por otro. Porque no hay que olvidar que esos juegos se siempre se han caracterizado precisamente por su facilidad para ser aprendidos su simpleza en los materiales y reglas y sobre todo su intemporalidad, transmitidos de generación en generación y enriquecidos con el paso del tiempo. Una cadena rota. Precisamente la palabra TRANSMISION es la que soporta todo el proyecto de recuperación de juegos antiguos. No es nada bueno afirmar que los juegos se pierden, o más bien quedan en el recuerdo cuando no son transmitidos de padres a hijos. Sería largo analizar las causas y no ha sido objeto del proyecto ese análisis sino más bien concienciar a padres y abuelos que debían compartir con sus hijos e hijas el tesoro lúdico que poseían. Y así lo han hecho en gran medida. Los niños han ido contando a su progenitores lo que iban aprendiendo y estos a su vez han enriquecido el juego con su experiencia y sus anécdotas. Hay que destacar que los juegos rescatados del olvido se han situado en una franja que va de los años 30 a los


80, así que en alguno de los casos son los alumnos los que han enseñado a los padres los juegos que por su edad no habían conocido, como es el caso del aro o las tabas. Así mismo el proceso seguido por los Profesores de Educación Física ha pretendido respetar la forma tradicional de transmisión y para ello han contando en multitud de ocasiones con la colaboración de padres y madres que en horario lectivo han enseñado los juegos a los más grandes de la Ikastola para que ellos hicieran lo propio con los más pequeños. El laboratorio de todo el proceso ha sido el patio de recreo, en él los juegos se han transmitido de unos a otros y enriquecido con las aportaciones constantes de todos y todas. En la última fase del proyecto los alumnos de Alkartu han sido los tutores de otros escolares venidos de Mukusuluba y de la Ikastola Ibaibe que fueron invitados para disfrutar también de los juegos de antaño. Las nuevas tecnologías. www.aintzinakojolasak.blogspot.com en esta dirección se puede encontrar prácticamente el registro gráfico, sonoro y mediático de todo lo que ha ido ocurriendo durante este año en la Ikastola Alkartu alrededor de los juegos antiguos. La Comunidad Educativa al completo ha podido seguir la evolución del proyecto y enriquecerlo con sus aportaciones a través de esta herramienta interactiva que ha conectado, nunca mejor dicho el pasado con el presente de una forma muy dinámica y que ha supuesto que los alumnos se sintieran más motivados al ver sus logros reflejados en la Red. La culminación del proyecto. El próximo jueves 29 de mayo la Ikastola Alkartu, en plena Semana Cultural, ha reservado media mañana para juntar tres generaciones en su recinto escolar y poder así materializar el sueño de que abuelos, padres y niños jueguen juntos a los juegos de siempre. Pero todo no acaba ese día, será el 1 de Junio cuando se celebre la Fiesta de la Escuela Pública Vasca la cual en su programa de actividades ha incluido la experiencia de la Ikastola Alkartu de esa forma el centro en cuestión abrirá sus puertas de 10:00 a 14:00 horas para que todo el que se acerque pueda ver la exposición fotográfica del proyecto así como disfrutar de nuevo tirándose en goitibera, lanzando las tabas al aire o simplemente deleitándose con el Hinque por poner un ejemplo. Todo ello de la mano de los verdaderos protagonistas de esta historia que no son ni más ni menos que los/las alumnos/as de la Ikastola Alkartu. Sean todos todas bienvenidos. Ongi etorriak Alkartura.



Recuperación de la memoria lúdica de la Ikastola Alkartu