Issuu on Google+

#EN10 MINUTOS MARTES 18 DE SEPTIEMBRE DE 2012

No. 62

¡Salud! Por Sony Etznab

HOMOGÉNICO/ 9 ALGUIEN

EL DIARIO DE DULCE DIANA/ “ANÓNIMOS”

ALEJANDRO TECUAPETLA./ VERACRUZ CENTROAMERICANO


EDITORIAL

En portada hablamos de algo muy importante, lo más importante que tenemos, y que a veces pasamos desapercibidos...nuestra salud. Pensamos que como hoy aparentemente todo está bien, mañana amaneceremos así,pasado mañana, la siguiente semana, el próximo mes, año, y así sucesivamente hasta llegar al momento en que tengamos que despedirnos de este mundo. Sin embargo, pocas personas -muy poquitas en realidad- son conscientes de las enfermedades (mortales) que se adquieren cada vez más en nuestro país, debido a los malos hábitos: la pereza, la mala alimentación, estrés, etcétera. Pensamos que eso le pasó al vecino, al amigo, al compañero de trabajo, al del caso que vimos en la tele, leímos en el periódico o escuchamos en el radio, pero jamás a nosotros. Si no empezamos a cuidarnos hoy, después puede ser muy tarde. Evitémonos angustias, tormentos, tristezas y malos ratos por la detección de algún mal, hoy aún estamos a tiempo. Para ser mejores personas, amigos, compañeros, novios, ciudadanos, hay que estar enteros en todos los sentidos, si estamos bien físicamente se verá reflejado en nuestra mente y viceversa, no olvidemos que somos un todo. Que la juventud no es eterna, y que muchas enfermedades no esperan ni siquiera a los 30 para atacar. Hay que cuidarnos, seamos un poquito más sanos para sentirnos mejor.

DIRECTORIO Eduardo Mondragón Santana/ Dirección General eduardom@en10minutos.com.mx Sonia González Frías/ Dirección Editorial sony@en10minutos.com.mx Juan Carlos Terrazas Ortíz/ Coordinación y Edición de Fotografía juancarlos@en10minutos.com.mx Violeta Santillán Paredes/ Diseño Editorial

COLABORADORES: Ángel Conto E. Rocha Sony Etznab Alejandro Tecuapetla Diana Gutiérrez Juan Carlos Terrazas Foto portada: Tomada de la red

@ redaccion@en10minutos.com.mx

twitter.com/en10minutos

en10minutos.tumblr.com

facebook.com/en10minutos

www.

en10minutos.com.mx

google + #EN10MINUTOS

#EN10MINUTOS #62, 18 de Septiembre de 2012 Los artículos, imágenes y materiales aquí publicados son responsabilidad y propiedad de sus respectivos autores.


CONTENIDO

6 9 10

HOMOGÉNICO/ ÁNGEL CONTO 9 alguien

EL CREADOR/ E. ROCHA

¡SALUD!/ SONY ETZNAB

12

VERACRUZ CENTROAMERICANO /

13

EL DIARIO DE DULCE DIANA/ DIANA GUTIÉRREZ “Anónimos”

ALEJANDRO TECUAPETLA

http://en10minutos.com.mx/

16

FOTOLOAD/ JUAN CARLOS TERRAZAS

“Who wears these shoes?” #PonlePlay


Hom gén

POR: ÁNG

9 ALG “No body is an island, everyone has to go... So I’m sorry that you turned to driftwood, but you’ve been drifting for a long long time... Drifting now forever and forever more, until you reach your shore...” Fran Healy (...) ¿Hace cuánto que no coges el teléfono y le llamas? Un año. ¿Desde entonces estás aquí? No, todavía hubo tiempo. ¿Para qué? Para que yo me diera cuenta. ¿De qué? No importa. ¿Qué pasó la noche que te detuvieron? Se nos acabó el dinero rápido, bueno, yo me lo acabé, él se fue para siempre y cuando volvió todo se puso peor, creo que porque juntos nos sentíamos demasiado seguros, yo sentía que él le tenía miedo a todo, menos a mí, y esa sensación le gustaba. ¿A ti qué te daba miedo? Eso. ¿El miedo? No. ¿Qué no te temiera? Que no me necesitara.

¿Por qué? Es obvio. No me dijiste que pasó la noche que te agarraron… Tomé el bus en la esquina del parque adonde siempre íbamos a pelear porque me había dicho que ahí nos veríamos, justo a la hora que pasa la señora que vende cosméticos en las vecindades que están del otro lado, porque siempre pasa a la misma hora y lo teníamos bien ensayado. ¿Llegó? No lo sé. ¿Qué pasó después? Se me acercó un tipo más o menos alto, de ojos claros, y me ofreció dinero por un trabajito. ¿Y eso lo hacías con regularidad? Jajaja, no, es decir, lo había hecho, pero, bueno, digamos que en mejores condiciones. Esa noche no traía un peso, no había comido en 48 horas y estaba sacadísimo de onda porque días antes habían incendiado el antro. Me tuve que salir de donde estaba porque la dueña del edificio me dijo que si no me iba habría consecuencias. Estuve vagando por la ciudad y por la playa. Nadie sintió pena por mí. Era lógico. Fue un error regresar. ¿Y este tipo… Nos fuimos a caminar un rato, o sea, porque sí me había gustado y yo, ingenuamente, creí que igual, es decir, por supuesto que le había gustado, pero lo que yo imaginaba era que, bueno, tú entiendes. Tenía ganas de que me invitara a


#EN10MINUTOS

mo ico

GEL CONTO

GUIEN cenar algo, por lo menos una cerveza, pensé que quizá si nos caíamos bien me ayudaría o que podría dormir lejos de la calle al menos esa noche. Tenía unos ojos bellísimos de color verde y un cuerpo atlético como anaranjado. Y total que nos fuimos a un hotel. ¿De trabajo? No, de buena onda. Y cogimos toda la noche. Igual, en buena onda. ¿No sabías que era un militar? Sí, pero no pensé que él supiera quién era yo. Después de todo era natural, los verdes eran bien entrones. Jajaja. Al día siguiente fuimos a desayunar junto a la salida del puerto, terminamos y de repente que nos perdemos en la carretera, se puso como pendejo, como si se hubiera metido algo o yo, superficialmente, hubiera hecho lo propio con algo que dije. Me empecé a sentir mal. Quise que nos detuviéramos y me dijo que no, que me iba a llevar a un lugar mejor. Me cagaba de miedo. Pensé: igual está loco y me va a llevar a descuartizar o algo así, para esparcir después mis restos y luego decir que tenía antecedentes penales, los cuales por su puesto nunca existieron hasta entonces. Íbamos a todo velocidad, como si no importara nada. Y que llegamos quién sabe adónde, nos bajamos, por un radio pide refuerzos, y que me empieza a dar una putiza. No sentí los madrazos sino hasta una semana después cuando terminé de despertar en el servicio médico. En ese momento yo solo escuchaba con atención todo lo que me decía mientras me golpeaba, que yo era lo peor que le podía pasar a alguien, que por eso la vida me había llevado adonde estaba, a en medio de la nada. Se volvió una bestia. Llegaron los refuerzos y me llevaron inconsciente. Al otro día ya tenía un expediente lleno con cargos de chingaderas que yo ni había hecho, los pendejos no sabían quién era yo

todavía y me acusaban de asesinatos y puras madres. Yo lo supe hasta un mes después. Ahora sí que dijeron conocerme mejor de lo que yo me conocía. Eras culpable de otras cosas… Sí, pero casi nada correspondía con la realidad. Pero… No, había partes de mi vida que borraron porque no les convenían. Independientemente de si ahondaban en cinematografías que no tenían sentido o eran nada, pese a la existencia de evidencias consistentes, muchos sucesos no estaban en la lista de cargos. ¿Por qué? Por lo que pasó la primera vez que nos detuvieron y nos dejaron en libertad. ¿Tú y... Sí. ¿Y por qué no le marcaste? Lo hice. ¿Y… Nada. ¿La 9 milímetros era...? Jamás mencioné eso. **Fin de la cinta 132**

7


#EN10MINUTOS

8


#EN10MINUTOS

9


¡Salud

#EN10MINUTOS

POR SONY ETZNAB

*

Dedicado a todos los pacientes- y sus familiares-, que en este momento se encuentren internados en un hospital. A mi amigo Leo, que pasa por un momento muy difícil dentro de uno. Mucha luz y fuerza.

¿Cuánto tiempo quieres vivir? Nos preguntaron al inicio de un Taller de Medicina Tradicional que tomé en febrero. Las respuestas fueron tan variadas como las personas que estaban en la sala: “yo hasta los 70”, “a los 50”, “80”, “los que sean pero que siga siendo autosuficiente”, “mientras me valga por mí mismo está bien”. Lo cierto es que desconocemos cuando llegará ese día, dónde y de que forma habrá de ocurrir lo que es inevitable para cualquier ser humano: la muerte. Si pudiéramos conocer el futuro, quizás podríamos prever el camino y tomar las decisiones adecuadas para vivir lo más plenos posible. Febrero fue también el mes en que mi papá ingresó a un Hospital del IMSS para que le practicaran una cirugía de colon, debido a una diverticulitis, que es cuando se inflaman o se perforan los divertículos, que son una especie de bolsillos que se forman en el intestino, debido a una dieta baja en fibra y agua. A lo largo de los 6 meses que mi papá estuvo internadodebido a una complicación, que derivó en su fallecimiento el pasado 17 de julio-conviví de cerca con otros pacientes en el hospital, ya que en un solo cubículo había 6 camas. Por lo que conocí historias, tristes y difíciles, acerca de las enfermedades que padecían, muchas de ellas resultado de sus malos hábitos. A mi alrededor surgieron malas noticias para quienes no esperaban escuchar un diagnóstico tan severo: “le tenemos que cortar un dedo del pie”, otros, eran aún más complicados. Me tocó vivir el duro proceso de un paciente (bastante joven) a quien le cortaron sus dos piernas, además de perder su ojo

10

izquierdo, y poco a poco también sus dedos de las manos. Sin hablar de las dolorosas diálisis a que era sometido todos los días. En ambos casos, por causa de diabetes. Un respirador artificial, terapia intensiva, tos interminable, a un compañero de cuarto de papá lo tenían que “aspirar”, debido a una complicación por una cirugía en las arterias. Operaciones del riñón, páncreas, vesícula, colon, esófago. Me sorprende el caso de un chico de 30: cirugía por esofagitis, debido a que tomaba mucho; no puede comer bien después de la operación, es muy molesto para él, platicando conmigo llega a la conclusión de que estar allí dentro es un infierno. La angustia para quienes vivimos-literalmente- durante algún periodo en un hospital cuidando un paciente, es indescriptible. No sabemos qué va suceder al día siguiente. Las horas se convierten en eternidad: esperando resultados, aguardando que termine una cirugía, buscando a los médicos, correteando a las y los enfermeros. Allí adentro nos solidarizamos con los familiares de los otros, nos apoyamos porque sabemos lo que significa no dormir, no comer, no ir a trabajar, no despegarse de una silla, voltear a ver al necio minutero del reloj que no se ha movido de su lugar, aunque pareciera ya pasó mucho tiempo. Pero quienes realmente sufren más, son los pacientes que están en una cama. Su vida cambia, ya no pueden hacer lo que solían, cosas simples como bañarse en su propio baño. Soportando malos olores, gritos, regaños, sin poder salir a tomar el sol, caminar, disfrutar de una comida casera. Algunos tiene que usar pañal, depender de alguien más que les de comer, que los cambie, los ayude a bajar, les acerque algo. Esperando siempre las molestas curaciones, los interminables piquetes, las respuestas negativas, y sobre todo los dolores, dolores y dolores que no terminan nunca, y


d! sí, aun para el más guerrero, el hospital es un infierno. Sólo quería ilustrar un poco el panorama que se vive dentro de un hospital, para quien no lo conoce -mi intención no es alarmar a nadie- pero sí tenía una profunda necesidad de compartir ese sentir que me invadía todos los días al salir de allí, y querer decirle a todo el mundo: cuídense. Porque –seamos todos bien honestos- lo que siempre pensamos es “a mí no me va a pasar”, y vemos lejano el día que tengamos que pisar un hospital por “x” o “y” razón. Allá adentro uno se da cuenta que cuando los pacientes llegan a su cama, el hubiera no los deja en paz, los atormenta, pero ya es tarde para arrepentirse, sólo les queda sufrir, y mucho. El INEGI reportó que en México (según estudio en 2010), las principales causas de defunción son por enfermedades del corazón, seguidas de diabetes, después tumores malignos, y luego, enfermedades del hígado, esta última debido a cirrosis, en un gran porcentaje por los efectos del alcohol. ¡¡Hoy es un buen día para empezar a cuidarte!!No importa si tienes 18, 28 o 38. Los pretextos siempre van a ganarle a los propósitos, pero si no entendemos la importancia de tener hábitos saludables, estamos en el hoyo. Quien sabe si sea algo cultural, pero en nuestro país es bien visto comer mucho, sin importar si eso que estas comiendo es grasa, comida chatarra, si abusas de los embutidos, las carnes, el azúcar y la sal, del pan, etcétera , y en cambio creen que porque te echaste una tortota ya comiste bien. No faltará el amigo, familiar o conocido que te diga: “Ay, no seas payaso” cuando te ven pedir una ensalada, cuando traes contigo frutas y una botella de agua, cuando decides no beber una copa más de alcohol, o definitivamente no beber, pero me pregunto yo si esa persona estará allí el día que te enfermes, para cuidarte o echarte la mano con las medicinas.

#EN10MINUTOS

Nos resulta ya tan trillado: aliméntate sanamente, haz ejercicio, realízate estudios, que cada vez que lo repiten, ya no queremos escucharlo, porque parece grabación de “se compran colchones, estufas, refrigeradores, o algo de fierro viejo”…ósea, ni los pelamos. Pero volviendo al taller que les contaba, allí aprendí que según la cosmovisión médica de los nahuas, somos un todo, y para estar sanos hay que cuidar no sólo el cuerpo, sino también el alma. Aquí te comparto unos rápidos consejos que aprendí:

1

.Revisar lo que comemos: recuerda que no deben pasar más de dos horas después de que despiertes, para ingerir el primer alimento del día. Procura incluir en la mañana jugos y frutas, de preferencia que sean ácidas o dulces, y no las combines. También puedes comer oleaginosas (nueces, piñón, cacahuate, pasitas, ajonjolí). A mediodía puedes hacer un lunch. Y en la comida incluye muchas verduras, alguna porción de proteína como pescado, pollo o carne, y leguminosas y cereales. Para la cena, algo ligero. Evita lo más que puedas los refrescos, los productos lácteos, los embutidos, las grasas, azúcar, sal, el alcohol, y el pan. (Recuerda que las zucaritas y demás cereales de cajitas sólo son harinas procesadas, que son malas para la digestión y el organismo).

2 3 4 5

.Toma agua. Tomar agua antes y después de los alimentos es lo recomendable (no durante la ingesta) a lo largo del día carga con tu botellita de litro y bébela, recuerda que debes que tomar un litro y medio de agua al día, el medio litro faltante lo obtienes de las frutas, etc. No hay nada mejor que el agua, sus beneficios son sorprendentes. .Haz ejercicio: el que te guste, con el que te identifiques y sientas cómoda, no olvides que debe ser todos los días, aunque sea poco, pero hazlo. Un estudio dice que muere la misma cantidad de personas de cáncer, que la que mueren por no hacer ejercicio. .Siéntete bien. Mente sana en cuerpo sano, puedes practicar meditaciones, yoga, ir al psicólogo, reír, pintar, leer, que te hagan un masaje. Si anímicamente estás bien, tu cuerpo también lo nota y no sólo lo agradece, sino que lo refleja. Vivimos en un mundo estresante, haz lo posible por relajarte porque de lo contrario .Ve al médico, si ya postergaste esos análisis, por miedo, o lo que sea hazlos ya ahorita mismo, no dejes pasar días, mucho menos semanas o meses, para ir si algo no anda bien, o que mejor sólo para revisión, y descartar cualquier cosa.

Ojalá no eches en saco roto este texto, lo escribí con mucho cariño para ti, para que el día de mañana (que puede ser literal) la factura que tu cuerpo te cobre, no sea muy cara.

11


#EN10MINUTOS

Veracruz Centroamericano por Alejandro Tecuapetla.

H

ace algunos días se anunció la sede donde se llevarán a cabo los próximos Juegos Centroamericanos y del Caribe 2014 (JCC). En esta ocasión toca el turno para el estado de Veracruz que será el encargado de organizar dicho evento. Si bien no es la primera vez que este evento se realiza dentro de nuestro país, sí es la primera ocasión que se desarrollarán fuera de la Ciudad de México, lo cual genera una gran expectativa, de tal manera que el gobernador del estado, Javier Duarte de Ochoa, ha declarado que se espera recuerden a Veracruz como el organizador de los mejores Juegos Centroamericanos y del Caribe de la historia. Esto representa un reto para el turismo, infraestructura e incluso la logística del evento. Hablando de infraestructura, se tiene planeado invertir 4500 millones de pesos para remodelaciones, construcciones y equipamiento de los recintos deportivos que servirán de escenario para los diferentes eventos deportivos. Sin embargo, además de invertir tal cantidad de dinero, el plan más ambicioso (a mi parecer), es lograr que estos juegos sean sustentables, ¿De qué manera? Evidentemente transformando los recintos deportivos una vez finalizados los JCC, por ejemplo, se tiene planeado convertir el velódromo de Xalapa en un centro de convenciones una vez finalizados los JCC. A primera vista es un excelente plan, darle continuidad de uso a cada una de las instalaciones construidas para este evento. Esto tendría un gran impacto en la economía y turismo del estado, ya que, se realizarían distintas actividades artísticas, musicales, etc. Pero, ¿Por qué no seguir utilizando estas instalaciones como recintos deportivos? A fin de cuentas la principal intención de esto es que sean utilizados para un evento deportivo y serán equipados para un evento deportivo, ¿Por qué no utilizar estos recintos como semilleros deportivos a largo plazo? Creo que esto impulsaría y estimularía de una gran manera al deporte en México y daría la oportunidad a miles de personas de comenzar una vida más sana. Me

12

ha pasado que alguna persona quiere realizar alguna actividad deportiva, y la pegunta más frecuente es ¿Dónde? No obstante, una vez que encontraron un lugar para realizar la actividad que desean, viene el segundo gran problema, las filas interminables para las inscripciones a las actividades (y eso si hay lugar) lo cual desanima a cualquiera. Creo que este problema es común porque en México no se ha invertido en centros deportivos, lugares en donde realizar actividades de recreación. En Veracruz hay una gran oportunidad de comenzar a estimular a la gente con lugares para realizar actividades deportivas, y además serán lugares bien equipados, con instalaciones adecuadas para 50 distintas actividades. Si la primera intención de la inversión es construir, equipar y remodelar centros deportivos ¿Por qué no darles uso deportivo? Un ejemplo que me viene a la mente en este instante, es la Alberca Olímpica Francisco Márquez de la Ciudad de México, la cual fue construida en 1968 para los Juegos Olímpicos de ese año en nuestro país. Hasta el día de hoy sigue funcionando como un lugar deportivo, en donde se pueden realizar actividades como natación, clavados, waterpolo e incluso actividades como gimnasia, voleibol y de donde han salido y se han iniciado atletas olímpicos, como es el caso de Yahel Castillo (clavadista) quien vivió sus primeros años de clavadista en esta alberca. En fin, no me parece mal que se quiera hacer de los JCC un evento sustentable, la pregunta es ¿será la mejor manera? No hay que olvidar que México ocupa unos de los primeros lugares de obesidad y que esto se está convirtiendo en un problema de salud a lo largo y ancho del país. Veracruz tiene una muy buena oportunidad de dar un gran paso, más allá de organizar los mejores Juegos centroamericanos de la historia, tiene la oportunidad de dar un gran paso deportivo a largo plazo, es una oportunidad para el deporte mexicano de crecer, espero sean bien aprovechadas las instalaciones después de los JCC. Por ahora solo queda esperar a que llegue el 2014 y que se tenga el éxito esperado para esta justa deportiva.


#EN10MINUTOS

El Diario De Dulce Diana “Anónimos”

G

racias a Twitter, Facebook o blogs he tenido la suerte de conseguir algunas cosas; un dinerito, fiestas, paros de traerme libros que no están en México (de un total desconocido), onditas, amistades largas, buenos contactos, ofertas de trabajo, apoyo con mi carro cuando se descompone, ayuda en servicios para que me atiendan más rápido, etc. De ello no me quejo, la verdad me han ayudado con bastantes cosas, pero así como la redes sociales virtuales ayudan en ocasiones, también crean distintas personalidades que me recuerdan mucho a “Esto no es un Diario”, el último libro de Bauman, en el que cita a Habermas en distintas ocasiones, cuando menciona la relación de cómo recibimos y asimilamos mensajes del otro en las redes sociales y en la vida real. En el libro se resalta la poca responsabilidad de los medios de comunicación en que ahora todos estamos envueltos, de cómo escupimos información, datos y comentarios, y que no importa que afectemos a los otros pues, como ellos lo llaman, el Internet nos da “la licencia” de mutilar la vida social o virtual del otro. Hacemos dos cosas, confiamos en el mensaje o lo ignoramos, mas nunca cuestionamos. En estas redes sociales pululan la falsedad, la calumnia y la maledicencia, tal cual lo menciona Bauman. Y sí, va siendo una constante, se repiten en los posts, en los TL o en los muros. Queremos hacer la revolución en redes sociales sin interactuar físicamente, queremos difundir información del otro sin importarnos si tiene familia, pareja o padres, queremos burlarnos sin decirle de frente lo que nos molesta, queremos exponer al otro sin jamás, jamás, buscar un diálogo. Todos estos factores los hacemos y vamos intercalando tanto en la vida online vs. la vida offline. En la vida online tendemos a fanfarronear sobre lo que tenemos,

hacemos, sabemos, creemos, sobre todo también magnificamos acciones, creamos “relaciones”, hacemos cómplices instantáneamente así como los deshacemos. En cambio, en la vida offline nos cuesta más trabajo enfrentar al otro en cualquier relación, es decir, nos faltan huevos para asimilar la vida real. No sé si eso ayudaría a algo pero sí nos haría un poco más creíbles, ¿no? Creo que asimilar las consecuencias de nuestros actos darían credibilidad a lo que decimos, hacemos, creemos y pensamos. Me he dado cuenta que recurrimos a las quejas en las redes sociales no solo como parte de dar un punto de vista, si no que internamente manifestamos sentirnos realmente desesperados, demostramos lo desatendidos y faltos de una solución, pero realmente, OJO, eso casi nunca trasciende, esas quejas o comentarios siguen en el mismo anonimato de queja, sigues en la misma soledad, en la desesperación de querer ser escuchado y no serlo en la vida real. Hay que tomarnos las redes sociales como lo que son, nos afectan sí, quizá nos ayuden en cosas superficiales, pero realmente no nos definen, no son la última palabra, no somos realmente lo que se refleja ahí, no son pruebas factibles de las personalidades. Es cuando en las actividades trasciende la vida online a la offline que realmente vale la pena seguir usando las nuevas herramientas de socialización. Si no las usamos para un bien personal o social, seguiremos siendo pequeños observadores de la vida de los otros, una manera de ser resentidos sociales, de no poder ser parte de algo o de lo que creemos que el otro está logrando. En fin, siempre hay de esos infelices que al no tener vida propia buscan desestabilizar la de los demás por cualquier medio. El punto es qué tanto pueden lograr con esto. Saludos,

Diana 13


#EN10MINUTOS

14


#EN10MINUTOS

15


#EN10MINUTOS

16


#EN10MINUTOS

17


#EN10MINUTOS

18


#EN10MINUTOS

“ WHO WEARS THESE SHOES?” #PONLEPLAY

POR JUAN CARLOS TERRAZAS

19


#EN10MINUTOS

20


#EN10MINUTOS

21



#EN10MINUTOS 62