Issuu on Google+

#EN10 MINUTOS MARTES 31 DE JULIO DE 2012

No. 55

JUEGOS OLÍMPICOS: ¿EVENTO SOLO DEPORTIVO? Por Alejandro Tecuapetla

LAS FORMAS DE LO COTIDIANO/ ¿Y SI NOS MIRAMOS?

HOMOGÉNICO/ LOS EMOCIONALES

EL DIARIO DE DULCE DIANA/ “TRAMPOLÍN”


EDITORIAL El colectivo C14 invita a la inauguración de Aperturas, experimentación de relaciones múltiples o el espacio abierto a la indeterminación del sentido, la cita es el jueves 2 de agosto a partir de las 19:00 horas en Comitán 14 colonia Hipódromo. Bajo la premisa de que los ejercicios presentados no tienen un hilo conductor necesario ni tampoco un eje temático o conceptual que los agrupe, es decir, no giran en derredor de ninguna idea programática. En suma, no hay programa. No se lo pierdan, permanecerá hasta el 1 de septiembre, encontrarán la invitación en las páginas de este número. El Homogénico de esta semana presenta “Los emocionales” un gran texto de Ángel Conto, que repetimos porque vale la pena sumergirse de nuevo en sus líneas para descubrir quienes son los emocionales...sino lo leíste en aquella ocasión, esta es una buena oportunidad. Además tenemos el gusto de contar con un nuevo colaborador; Alejandro Tecuapetla, quien escribe esta semana sobre los Juegos Olímpicos y lo que hay detrás de ellos, tendremos la fortuna de contar con su visión de esta celebración que se realiza en tierras londinenses, cada semana. Bienvenido. Las formas de lo cotidiano, por Pedro Jiménez Vivas, nos trae en esta ocasión ¿Y si nos miramos? una profunda reflexión acerca de las relaciones humanas, lo cotidiano, la rutina, ¿en qué nos convertimos al dejar de apreciar a los otros? descúbranlo al interior de estas páginas.

DIRECTORIO Eduardo Mondragón Santana/ Dirección General eduardom@en10minutos.com.mx Sonia González Frías/ Dirección Editorial sony@en10minutos.com.mx Juan Carlos Terrazas Ortíz/ Coordinación y Edición de Fotografía juancarlos@en10minutos.com.mx Violeta Santillán Paredes/ Diseño Editorial

COLABORADORES: Ángel Conto E. Rocha Alejandro Tecuapetla Diana Gutiérrez Pedro Jiménez Vivas Juan Carlos Terrazas Ilustraciones: 1.- pág. 8 se titula “Tesla” Autor: Alan Rojas 2.-pág. 11 se titula “El Trinar” Autor: Violeta Santillán,

El maestro E. Rocha nos comparte un nuevo capítulo de “El Creador”, como siempre fascinante y sorprendete toque de humor que tanto gusta a nuestros lectores. Y no podía faltar el Diario de Dulce Diana quien se avienta un clavado en sus recuerdos para sacar a la luz un viejo amor, ¿qué le pasó?, debes leer “Trampolín”, su colaboración de esta semana, seguramente como suele pasar con este diario, te sentirás identificado con la situación y te pondrá a pensar en más de una cosa. Sean pues bienvenidos, gracias por leernos. Saludos desde la redacción.

@ redaccion@en10minutos.com.mx

twitter.com/en10minutos

en10minutos.tumblr.com

facebook.com/en10minutos

www.

en10minutos.com.mx

google + #EN10MINUTOS

#EN10MINUTOS #55, 31 de Julio de 2012 Los artículos, imágenes y materiales aquí publicados son responsabilidad y propiedad de sus respectivos autores.


CONTENIDO

6

HOMOGÉNICO/ ÁNGEL CONTO Los Emocionales

9

EL CREADOR/ E. ROCHA

10 12 13 14

JUEGOS OLÍMPICOS: ¿EVENTO SOLO DEPORTIVO?/ ALEJANDRO TECUAPETLA

LAS FORMAS DE LO COTIDIANO/ POR PEDRO JIMÉNEZ VIVAS ¿Y si nos miramos?

EL DIARIO DE DULCE DIANA/ DIANA GUTIÉRREZ “Trampolín”

FOTOLOAD/ JUAN CARLOS TERRAZAS

“Quiero Revolcarme con Vos” #Ponleplay


Hom gén

POR: ÁNG

LO

EMOCIO

M

is hombres, mis caballos.

Y pensaba en la belleza de estos animales. Su fragilidad; el espejo frente al objeto. Tu sexo, tu sonrisa. Y dudaba de la fugacidad. Unas lagrimitas; que sepan, pero que no se den cuenta. Nosotros, los insensibles, ustedes, los emocionales. Oh, oh. Los insensibles son necios. Los emocionales más. La necedad tiene que ver con todas las cosas que nos negaron de chiquitos. Domesticados. Educados para ser ermitaños; aunque no lo parezca. ¡Salvajes! Y como en la espiral del silencio; me confundo y corro. No grito. No corro. No empujo. No lloro. ¡Alto! Emergencia. Sala de emergencias. Llamada equivocada. Llamada perdida. —”¿Por qué no fumamos algo?”— —”Es lo que nos afecta; no nos afecta la violencia, no nos afecta la pobreza ni nos afecta la contaminación, nos afecta el no ser queridos como queremos...”— Sonrisas malvadas. Miradas perversas. Un abrazo en forma de luna media. Archipiélago.

Jajaja. Los emocionales son islas. Y eso que dijo Bon Jovi. Pero, a ver, tal vez estoy poniendo canciones muy aburridas. El sexo; cuando pierdes el sentido y te desvaneces. Imaginen todo lo que quieran. Piensen. En ese momento somos frágiles. (notita musical) “...you own me, I’m yours” (notita musical) Lo bonito es cuando te das –y te dan– cuenta de que sin saberlo; el amor es hecho. Para lo que tenga que durar. Para que dure lo que tenga. Porque coger es rico. Puente musical. Alas. I cannot swim. —Jump those bridges when you come to them!— —I AM those bridges...— Los insensibles sé. Los emocionales no. Per se. El empoderamiento del alma o algo así. Como cuando escuchas guitarritas, o un buen bajo; —a mí me orgasmea el piano—, tal vez una batería bien rifada (como James Dean) o un violín, un jadeo, un silbido, un latido, un algo; lo que quieran, lo que les


#EN10MINUTOS

mo ico

GEL CONTO

OS

ONALES parezca bonito. —”No olvidar que lo nuestro fue una fuerza, como el río que te lleva sin dejarte respirar”.— —O no.— Entregarse o ser el resto. Los emocionales dan. Dudan. Y en la duda dan. Así nosotros, los insensibles, igual. Asimismo también. ¡En el cielo! ¡Es tu nombre en las luces, reflejadas, de la ciudad; en el retrovisor! Sexo oral en un semáforo en rojo. Amor de autocinema. Esos güeyes ni sabían las cosas que iban a vivir. Les pasó. Como en Almodóvar, como en Oscar, como en Bodas. Fiesta de espuma. Olas. Casi, olas. Coro: “swirling black lilies totally ripe (x2)” Y más adelante... Voz off: “I love him (ad infinitum)” Al final, los emocionales siempre terminarán amando profundamente a los insensibles porque, en el fondo, quisieran. Eso es todo. E incluso en el más vulgar de los escenarios, la obsesión siempre termina por matar las pasiones.

Las pasiones muertas son unas descaradas. No tiene rostro lo que no tiene nombre. La nada es así. Nada. Los emocionales son infelices. Los insensibles son sólo eso. Ah, pero qué bonitas son las canciones. Sobre todo cuando nos recuerdan a alguien. Por toda la ciudad. Porque somos ridículos. —”Deseo estar, dormida escuchando tu voz; mirarte hasta el amancer”.— —”In a heart full of dust, lives a creature called lust, it surprises and scares, like me, like me...”— ¿Qué van a decir los periódicos de ti mañana? ¿? ¡Un caballo! No. Los hombres, como los emocionales, somos indefensibles también (ad ifinitum). *** Featuring: Björk; Generous Palmstroke, Pagan Poetry, Isobel Julieta Venegas; Mírame Bien Javiera Mena; Como Siempre Soñé Juan Manuel Torreblanca; Hueco Dulce Dianita; ad infinitum

7


#EN10MINUTOS

8


#EN10MINUTOS

9


#EN10MINUTOS

JUEGOS OLÍMPICOS: ¿EVENTO SOLO DEPORTIVO? Por Alejandro Tecuapetla

P

or fin llegó el día, han pasado 4 años desde que David Beckham pateó el balón que anunciaba a Londres como la sede de los juegos olímpicos 2012. Tras una decente ceremonia de inauguración, que en mi opinión estuvo planeada para disfrutarse más viéndola en la televisión que estando en el lugar de los hechos, debido a la manera en que estuvo producida (tipos de tomas, guiones, etc.), nos mostraron aspectos de la Revolución Industrial, sus aportes musicales, el estilo de vida que tiene una familia londinense y hasta apariciones del agente “secreto” más conocido del mundo y Mr. Bean. Las miradas se centraron en el pebetero. ¿Cómo lo encenderían? ¿Quién lo haría? ¿Dónde estaba? El entusiasmo se podía sentir en el aire y a la distancia, el evento deportivo más importante del mundo había comenzado. Aunado a esto, comenzaron las críticas hacia los jóvenes que encendieron el pebetero, el sketch donde la ficción se juntó con la realidad y el inmortal James Bond escoltó a la Reina Isabel en su camino al estadio e incluso la situación económica de Gran Bretaña. Sin embargo, detrás de todo esto se desarrolla otra competencia que no es para nada deportiva. Todo tipo de marca entra en acción para atraer más clientes que consuman sus productos, poniendo en segundo plano el aspecto deportivo. Si analizamos un poco y cambiamos la perspectiva que tenemos de los juegos olímpicos, nos podemos dar cuenta que los patrocinios de las empresas son fundamentales para el desarrollo de este evento, pero, ¿quiénes son los principales aportadores de capital? Lo más lógico sería pensar que alguna marca deportiva o alguna marca encargada de fomentar la actividad física en las personas. Lo curioso de todo esto es que, dos de las empresas que aportan más dinero, no tienen nada que ver con lo anterior. Empresas como Coca-

10

Cola y McDonalds están tan involucradas que han advertido que de no ser por su ayuda, casi 170 de los 200 comités olímpicos nacionales, no podrían mandar a sus deportistas a competir. Esto derivado del reciente conflicto que han tenido con la Academia de Reales Colegios Médicos de Reino Unido, cuyo argumento es que estas marcas no concuerdan con los principios de los juegos olímpicos además de contribuir con el reciente fenómeno de obesidad mundial. Por otro lado, cada cuatro años nos damos cuenta de cómo los atletas más importantes del mundo se convierten en actores que nos venden todo tipo de productos como refrescos, ropa, alimentos y hasta aparatos electrónicos, aprovechando la época en la que a todo tipo de persona le interesa el deporte e intentando convencernos que esa marca es la mejor en su ramo y que gracias al producto en cuestión son tan buenos en lo que hacen. He empezado a creer que este evento ha dejado de ser un duelo entre los atletas de distintas naciones para convertirse en un periodo de capitalismo, en el que las marcas luchan por demostrar ser lo mejor de lo mejor e invierten en espacios publicitarios dentro de los recintos olímpicos, promociones si es que gana un atleta o el otro, con el fin de exponer su marca y producto a muchos más clientes potenciales y para retener a sus clientes reales. Cada vez que veo un anuncio en la calle, un spot de radio o un comercial para televisión protagonizado por algún atleta, no puedo dejar de pensar en todas las horas que se utilizaron para lograr los anuncios, también pienso en que esas horas pudieron ser ocupadas para los entrenamientos de los atletas para que puedan tener una mejor participación en sus especialidades. Es en ese momento que mi mente me indica que “el dinero es el dinero” y que tanto para la empresa como para los deportistas, es conveniente hacer todos esos productos publicitarios, aunque la verdad, los juegos olímpicos dejaron de ser desinteresados económicamente, dejaron de


ser el evento en donde las naciones se enfrentaban deportivamente para ver quien podía hacer mejor las cosas.

#EN10MINUTOS

Otro punto interesante, o al menos a mi me parecer, son las restricciones que se les están intentando poner a los atletas con relación al uso de sus teléfonos inteligentes y los contenidos que publican en las redes sociales. Estas restricciones incluyen una característica especial, y claro, relacionado con las marcas que patrocinan el evento, esta característica de la que hablo limita a los deportistas a hacer mención o subir contenidos a la red que contengan marcas que no tengan alguna relación con el evento, esto para cuidar que la única publicidad oficial que exista sea de los patrocinadores oficiales. Los juegos olímpicos no serían lo mismo si ninguna marca estuviera involucrada, esa experiencia que nos brindan los patrocinios. No serían lo mismo si no se librara esa otra batalla capitalista, no sería lo mismo si en verdad solo interesara ser el más rápido, el que salta más alto o el más fuerte. También creo que las posiciones que ocupan todos los países dentro del medallero es un reflejo directo de la influencia que tiene cada país dentro de la vida planetaria, es decir, los países desarrollados se colocan en las primeras posiciones y el resto por debajo de ellos. El ejemplo más claro de esto es la lucha entre Estados Unidos y China por ocupar el primer lugar en el medallero, curiosa situación porque esa misma lucha se da en el aspecto económico, y por saber quien es el “mandón” mundial. Lo cierto es que estos países invierten en sus deportistas más del doble de dinero que invierte México en cada uno de sus atletas, y los resultados son evidentes, entrenan deportistas que tienen en su mente la victoria y no solo mejorar una marca nacional. En mi opinión, mientras el futbol siga siendo el único deporte que importa en México, no se podrá explotar la máxima calidad de los atletas nacionales. En fin, estos juegos olímpicos acaban de comenzar, todavía queda un largo recorrido, espero que cada participante tenga éxito en sus objetivos, para eso han entrenado toda su vida, ¿no? Disfrutemos de esta edición 2012 y ¡que gane el mejor patrocinador! .

11


#EN10MINUTOS

LAS

FORMAS DE LO COTIDIANO

¿Y SI NOS MIRAMOS? Por Pedro Jiménez Vivas

E

s algo de todos los días, lo primero que hacemos cuando nos levantamos y lo último que realizamos antes de caer en los placeres diurnos que casi nunca comprendemos. Efecto cotidiano de nuestra inolvidable rutina, paraíso del mirón que si se lo propone puede encontrar cosas que siempre han estado ahí y que sin embargo pocas veces habían salido a la luz. Aunque también resulta ser el atormentador efecto de la rutina, la fastidiosa repetición del deseo que nos agobia pues a cada instante nos remite a esa ausencia que somos incapaces de llenar. La mirada...imposible pensarnos sin ella aunque Saramago ya lo intentó en el ensayo sobre la ceguera, mostrando con ello las horribles dificultades de un mundo empecinado en hacer a un lado probablemente lo más elemental de sus existencia, es decir, mirar al otro, observarlo sólo con la intención de descubrir que hay detrás de eso que nos mira, unas veces atento, otras iracundo, fastidioso, triste, embriagado, erótico, sensible... Sociedad de la mirada fugaz, cultura del vistazo superficial que cada vez se detiene menos por lo concreto y lo profundo y en cambio se coloca sobre un frenesí sensacionalista de efectos especiales, vallas publicitarias, infomerciales que prometen lo imposible, tetas de silicón y vergas de plástico, hasta llegar a la majestuosa figura de los vehículos último modelo que te curan de todo menos de la inconformidad de ser tú mismo. Así, nuestra mirada atraviesa por una enorme metamorfosis en la que buena parte de ella ya se ha digitalizado, no por nada la relevancia de debatir la hasta ahora lejana democratización de los medios de masas en un país en donde todavía se piensa que el Chapulín Colorado con su infinita astucia nos habrá de venir a salvar... pero en el país somos más de 100 millones y hasta que el territorio no deje de ser telcel, y nuestras leyes dejen de ser el hazme reír que cínicamente permiten la generación de monopolios, nuestra mirada

12

seguirá marcada y gobernada por este lapsus de seducción mercadológica y de patologías mediáticas... !Tssssss! !Qué intenso! Algunos podrán decir, pero hasta donde sé, no sólo nuestra mirada es intensa sino nuestra propia vida, pues eso justamente es lo que nos fascina, es decir, nuestra intensidad es el motor que garantiza que esta nave que cada uno de nosotros somos continúe por este viaje que recorre el universo que nosotros mismos nos hemos inventado. Entonces ¿En dónde recae la intensidad de la mirada? ¿En el la barra de entretenimiento del canal de las estrellas, en el profesionalismo periodístico de muchos de sus informantes que más que comunicólogos parecen vedetts? ¿O tal vez en la mirada del otro y en todos aquellos detalles que regularmente despreciamos o ignoramos a causa de nuestra monótona pero cruel indiferencia? La mirada, la misma que se pregunta por los tormentos del otro, o por el contrario, es ella misma quien lo atormenta. La que se hace presente por arriba del hombro, la que lo hace de arriba abajo, o pero aún, la que ni te contempla y en cambio ningunea porque para ella simplemente no existes. Mirada sonriente, coqueta, mirada comprometedora. Mirada tentadora, sofocante, mirada de fuego con aplomo de lujuria. Mirada preocupada, agobiada, cabizbaja; mirada desempleada. Mirada cruda, recrudecedora, escalofriante, aturdida y humillada... mirada migrante. La mirada, la misma que se pregunta por las delicias del otro y que cuando se atreve, cuando puede escapar de sí misma, es capaz de deleitarse con y por el otro. Mirar entonces, es un juego de infinitas posibilidades que por extraño que parezca, no se acaba frente a una pantalla de plasma...


#EN10MINUTOS

El Diario De Dulce Diana “Trampolín”

H

ace unos días una imagen cambió mi vida. La imagen del tipo con el que salí cinco años entre que sí y entre que no (nunca nada formal), puso como su foto de perfil de Facebook una imagen que era diferente, no era como alguna de esas fotos que durante cinco años había mostrado en su “Hi5” o ahora moderno “Face”… Era su foto abrazado de una mujer que en definitiva no era nada parecida a mí, ni en su forma de vestir ni en su forma de posar, ni copetito, ni color de piel ni en nada… He de aceptar que esa foto me llevó a una investigación exhaustiva por saber quién era, cómo de pronto, después de cinco años, aparecía así frente al mundo con la persona que yo conocía de cinco años atrás, con la que jamás publiqué ni publicó una foto mía, es mas, jamás tuvimos la intención de tomarnos una foto en esa pose para mostrarla al mundo. Al hacer mi investigación exhaustiva vía redes sociales, me percaté que esa mujer era todo lo que yo no, primero con resentimiento, obviamente ultraardida, pues esa chica hizo algo que yo no con el tipo ya mencionado… No entendía por qué me había ardido tanto si esa persona, la verdad, no me había interesado taaanto como para tomarme una foto con él y salir en mi “Face”, pero ella lo hizo. Me di cuenta que yo fui el trampolín durante cinco años, el trampolín para que esa persona que conocía a mi familia, me presentó a la suya, me hablaba de sus amigos, supiera de mis relaciones cuando no estaba con él y yo de las suyas, se fuera a vivir solo, conociera mi trabajo, compartiera los mismos conciertos, etcétera... Todo eso solo fue un momento de respiro en un trampolín para que saltara de mí a otra persona no sé si mejor o peor, quizá mejor para él, pues por algo con ella había decidido tomarse esa tan mencionada foto y exhibir su relación y convivencia... Al principio obviamente me dio un shock. Digo, después de cinco años es muy difícil tomarse esa noticia a la ligera,

había sido sustituida seriamente por otra persona… Pero después también pensé que realmente durante cinco años y tantas cosas vividas juntos, jamás pudimos estar los dos. Total que leí mi blog secreto después de ese descubrimiento (el cual abandoné ya hace tres años y ahora todos los que antes tenían blog tienen ya su punto COM) y me di cuenta que escribí sobre esa misma persona cuando estaba locamente enamorada de él y escribí lo mismito que pensaba hoy... Que era triste saber que aunque así me hubiera convertido en la mismísima Miss Universo, presidente de México, ganado el Nobel o sido la más chingona de la chingonas, ÉL, en especial, jamás hubiera decidido por mí… Y me di cuenta de algo peor, eso que presumí de haber aprendido a “dejar ir” no era verdad. No sé si por mi iniciativa que llevo desde hace seis meses de aplicar las de Bauman y hacer relaciones solidas, insistía en tenerlo en mi vida con actos que parecieran tan sencillos como ir cuando llamaba o estar cuando llegaba... Pero también me di cuenta que una relación sólida no es en sí una relación de mucho tiempo sino una relación de convivencia real y no superficial y sobre todo confianza. A lo que nos lleva el ardor, ¿no? Ni hablar, dejar ir no es lo mismo a los 20s que a los casi 30s y hay que tomar decisiones que en mi blog pasado parecían azotadas y que no pensé que fueran a marcar mis casi 30… A fin de cuentas, cuando escriba a los 40s no quisiera seguir aferrada a ese recuerdo que no me permitiera estar sanamente con mis nuevos intentos de relaciones sólidas… Aunque al paso que voy, a los 40s yo creo que ya voy a ser una capitalista salvaje mocha moralina… Pero eso solo el tiempo lo dirá… Saludos,

Diana 13


#EN10MINUTOS

“Quiero Revolcarme con Vos” #Ponleplay

POR JUAN CARLOS TERRAZAS

14


#EN10MINUTOS

15


#EN10MINUTOS

16


#EN10MINUTOS

17


#EN10MINUTOS

18


#EN10MINUTOS

19



EN10MINUTOS55