Page 47

ENSEÑANDO A COMER CON LAS PROPIAS MANOS

D

ar mejores condiciones a quien necesita; influenciar e incentivar la entrada de nuevos negocios en la economía; mostrar que personas descreídas pueden producir y conquistar con el propio esfuerzo los sueños e ideales. Esas son algunas de las formas de actuar de la Secretaría de Pequeños Negocios del Estado de Acre. “Nuestro trabajo surgió de una iniciativa del gobierno de crear estrategias y herramientas para posibilitar generación y autonomía de renta para personas que están o poseen perfil del registro único para programas sociales del Gobierno Federal”, cuenta la secretaria adjunta de pequeños negocios Sílvia Monteiro. En la actualidad en Brasil uno en cada cuatro brasileños recibe alguna ayuda del gobierno. El Bolsa-familia fue lanzado el año de 2003 y ahora integra otros beneficios asistenciales. En general el programa atiende más de 13 millones de familias, que reciben de R$ 32 a R$306, eso considerando la renta mensual, número de niños y adolescentes menores de 17 años y la cantidad de embarazadas del núcleo familiar. Pero no es suficiente dar comida, es necesario enseñar maneras para que la propia persona logre alimentarse sola, eso en un futuro más próximo posible. Es en este punto que la secretaría actúa ya que sólo el estado de Acre posee más de 133 mil personas en situación de pobreza, según datos del Instituto Brasileño de Geografía y Estadística- IBGE. ¿Y cómo ese trabajo es hecho? El primer paso es encontrar la persona que recibe el beneficio, que a partir de ahora se llamará emprendedor. Para que realmente ese nuevo emprendedor tenga éxito, los equipos de la secretaría están listos, ya que un nuevo negocio

necesita de planeamiento y administración. ¿Y cómo la rama de actividad es escogida? El tipo de trabajo para cada región es escogido después de un estudio sobre el mercado, eso claro, tras oírse lo que la comunidad desea. “Nosotros realizamos un rayo x en el barrio. Para identificar cuales los mejores locales para implantarse lo que la comunidad necesita. Todo parte de un estudio detallado. Al fin no vamos a poner en el mismo barrio, 15 talleres de bici por ejemplo. Nosotros somos una secretaría social sí, pero trabajamos con un negocio”, habló la secretaria adjunta. Otro punto que la secretaria adjunta resalta es la necesidad de crear en el beneficiario de los programas sociales el deseo de ser un emprendedor. “Cuando se logra despertar el emprendedorismo en la persona, nosotros ya logramos 60%. ¡El difícil es eso! Afirma Silvia. Para transformar hombres y mujeres en verdaderos empresarios una de las herramientas utilizadas es un curso de emprendedorismo. La instructora Clívia Maria Rodrigues Campos cuenta que su trabajo es hacer que el emprendedor descubra que es un emprendedor. “Necesito que el alumno por si sólo descubra algunas características como liderazgo, sepa identificar posibilidades de negocios y oportunidades en el mundo en que él vive.” Afirma Clivia. Y la metodología es principalmente la que motiva. “Cuando el estudiante empieza el curso él entra cabizbajo, imaginando que no es nada. De repente él percibe que sí, puede hacer cualquier cosa que quiera”, cuenta. Además de la “capacitación psico-

lógica”, el emprendedor necesita de conocimiento técnico del negocio. Y todo eso es ofrecido. El empresario concluye todas las etapas y aún recibe los materiales necesarios para empezar a trabajar de inmediato. Y el contacto con la secretaría no termina aquí. Los primeros pasos son observados bien cerca. El pequeño empresario es cercado de cuidados durante dos años. A cada tres meses él recibe una visita para evaluar el emprendimiento y recibir consejos para perfeccionar la empresa. “Nuestro papel es acompañar y supervisar todo. Como, si los equipamientos son utilizados correctamente, el nivel de producción del emprendedor. Nosotros nos quedamos cuidadosos para que las dificultades de administración no impidan el crecimiento de la empresa.”, cuenta el Incubador- que es el profesional que realiza las visitas en los negocios-Marcelo Ribeiro de Moura. Con menos de dos años de funcionamiento la Secretaría de Pequeños Negocios ya abrió más de 1200 negocios familiares. Y el objetivo para 2012 es audacioso. Es contribuir para que 10 mil nuevos emprendimientos sean abiertos. Hablando en crecimiento, los pequeños y microempresarios cuentan aún con una ayuda extra del Gobierno Federal. Es la política de microcrédito lanzada por la presidenta Dilma Housseff en agosto de 2011: es el llamado Programa Crecer. “La tasa de interés es de 0,64% al mes. Es el mismo porcentual que al de la caja de ahorros. En cuanto eso los intereses de un préstamo común varia de 8 a 12%”, dijo el gerente de microcrédito y economía solidaria Rômulo Brandão.

FOTOS EDINA MEDEIROS

Secretaría de Pequeños Negocios del Estado de Acre ayuda personas que son beneficiadas con programas sociales a conquistar su propio sostén

47

REVISTA EMPREENDEDOR ACREANO  

A Revista Empreendedor Acreano ajuda o empresário da região, estabelecer estratégias, adquirir conhecimentos sobre gestão, inovação e valore...

Advertisement