Page 1

pagina 8_Maquetación 1 30/09/11 20:39 Página 1

página 8 > MORRAZO TRIBUNA número 8 > Octubre 2011 > LAS COSAS DE LA VIDA

La canguesa Isabel Rodal une a su gran trayectoria en Hostelería, su indudable éxito en territorio tan difícil

Comodidades que hacen más llevaderos los duros momentos

Comer bien ahora es posible

en un tanatorio Por LUIS ARTIME Comer bien en un tanatorio es algo que, hasta hace algún tiempo, podría darse como imposible. Ahora, cuando menos en el tanatorio de Pereiró, en Vigo, de la empresa Emorvisa, es una brillante realidad. De ello podemos dar fe tras fotografiar un día varios de los platos que de los fogones de la cafetería salieron con destino a las pobladas mesas del salón comedor. De su presentación y atractivo hablan ya las fotos que acompañan este texto. De sus sabores, fotógrafo y periodista de MORRAZO TRIBUNA pueden dar testimonio más que aprobatorio tras haber paladeado el reflejo de lo que es una excelente cocina. Se echa así por tierra la creencia de que, en un lugar así, con un bocadillo y poco más, va usted servido. Todo lo contrario... Artífice del éxito y merecedora de los cada vez más extendidos plácemes de los que allí han sido comensales, es una gran restauradora, de Cangas, aunque con trayectoria profesional jalonada de éxitos en Vigo. Isabel Rodal Molanes lleva más de un cuarto de siglo en el mundo de la Hostelería, donde incluso ha logrado relevantes premios por sus creaciones gastronómicas. Al frente del servicio de cafetería y restauración del tanatorio de Emorvisa, Isabel Rodal ha logrado un reconocimiento general que habla muy en favor de lo que hace y que, de paso, contribuye indudablemente a engrandecer el buen nombre que la funeraria de Vigo tiene. La cocina que, en la cafetería-restaurante de Emorvisa, practica la canguesa Isabel Rodal Molanes, se

10

11 basa en la calidad de sus productos, pero también en ese toque especial y buen hacer culinario que caracteriza el ya de por si excelente trabajo de esta mujer. Buen gusto en las presentaciones, rapidez en todo lo posible, capacidad de respuesta ante lo incierto que siempre es el mundillo en que se inserta una funeraria (afluencia de gentes, muchas veces imprevista)... Isabel añade a lo anterior su impecable formación en el mundo de la Hostelería, lo que salta a primera vista. Y una dulce sonrisa, permanentemente insertada en su agradable rostro, que sella de modo inmejorable un carácter tremendamente afable. La realidad es... que si Emorvisa tiene un merecido prestigio, como empresa de auténtica vanguardia en el sector de los servicios funerarios en Galicia; de un tiempo a esta parte, con el excelente servicio de comidas que ofrece, no hay duda que justifica con creces el resultado de su afán de ofrecer comodidades que hagan más llevaderos los duros momentos que a una familia le toca vivir en la muerte de un ser querido.

Solo los familiares de un fallecido pueden disponer -previa reserva- de los llamados salones privados, dependencias en el tanatorio de Emorvisa, en las que además de existir confortables rincones donde descansar, cuarto de aseo incluído, se dispone de un auténtico comedor privado, en donde es servido el almuerzo que antes se encarga en la cafetería-restaurante, sobre una amplia carta y según disponibilidad diaria. Pero también... no son pocos los visitantes que, teniendo que acudir al tanatorio a dar un pésame en horas centrales del día, aprovechan para almorzar en el salón comedor general que acompaña a la cafetería de Emorvisa. Conocida la excelente relación calidad/precio de lo que allí se ofrece, son cada día más los que utilizan esta posibilidad tan interesante que Emorvisa dispone. Que el estado de ánimo del comensal permita ingerir más o menos alimentos, es una cosa; pero que la calidad y presentaciones que se ofrecen entran por los ojos, es otra. De la mano de la canguesa Isabel Rodal hemos visto en el salón comedor de la cafetería de Emorvisa, un salpicón de langostinos excepcional; un bacalao hecho en la brasa que aprobaría con nota un portugués exigente; un exquisito revuelto de grelos con gambas; una ensalada de frutos secos extraordinaria; un guiso de pescaditos de la Ría que recuerda la cocina de la abuela y... así sucesivamente hasta completar una variada carta, donde no faltan las variadas carnes; los entrantes; incluso consomé y caldo... porque hay soluciones muy económicas en la propuesta de esta canguesa, incluso para quien solamente quiere salir del paso con cualquier cosa. Finalmente : no deben pasarse por alto los postres, donde la sencillez y -al mismo tiempo- la excelente presentación y atractivos sabores llaman poderosamente la atención. Cuando dejamos la cafetería del tanatorio de Emorvisa, ponemos oído a la conversación que un comensal, que también abandona el lugar, tiene con una empleada del local : --¿Y puedo venir a comer aquí un día aunque no venga a dar un pésame...? --Claro que puede usted venir. Cuando y cuanto quiera. Y si nos llama antes (986-211154) para encargarnos la comida para una hora determinada, mejor todavía... Del prestigio de Emorvisa en tan diversos servicios que ofrece en el territorio funerario, hablan bien a las claras las innovaciones que, en su ya larga trayectoria, ha venido introduciendo en Galicia. En ello sigue. Sin duda que lo que ahora evidencia en la temática que nos ocupa en este reportaje, es otro tanto más que se anota. En este caso, de la mano de esta brillante restauradora canguesa, Isabel Rodal Molanes que regenta el servicio de cafetería del tan conocido tanatorio vigués.

1

2

3

4 5

6

7

8

Historias de la Vida, que no es en blanco y negro...

9

Solo algunas muestras de lo mucho y bueno que se puede comer en el Tanatorio de EMORVISA. 1) Salpicón de langostinos. 2) Bacalao a la brasa. 3) Rape en ajada con menestra. 4) Ensalada de frutos secos. 6) Revuelto de gambas y grelos. 7) Gulas con pimientos del piquillo. 8) Guiso de pescados menudos de la Ría. 9) Consomé... Son solo fotografiadas muestras de una muy amplia y sorprendente carta diaria. Un servicio de comidas al que puede accederse en el comedor general de la cafetería (foto 11), o reservando uno de los varios salones privados (foto 10) de que dispone el tanatorio, espacios que -de por si- cuentan en su interior con su comedor, como bien puede observarse en la foto 4.

EMORVISA, restaurante, en la Prensa  

Reportaje sobre el servicio de restaurante en el Tanatorio de EMORVISA, la funeraria de Vigo (Galicia - España)