Issuu on Google+


¿POR QUÉ? ¿QUIÉN SOY? Mi nombre es Esteban Miranda, y soy estudiante de segundo año de Licenciatura en Historia. Participo desde el año 2011 en el Movimiento de Educación Popular “Eduardo Galeano”. Además, este año fui electo vocero de mi generación, representante en el Consejo de Departamento de Historia, y representante estudiantil frente a la Escuela de Pregrado. ¿POR QUÉ LA FECH? Por mucho tiempo, quienes participábamos de organizaciones, colectivos o asambleas que apostaban por la construcción de saberes y prácticas que nos permitieran generar desde abajo y a la izquierda organización y poder popular, nos fuimos restando de instancias más “institucionales”. Fuimos apostando por la organización de espacios comunitarios de construcción política como único mecanismo para avanzar en la constitución de una alternativa al sistema capitalista. Aun considerando esos espacios como vitales para seguir caminando, a paso lento pero seguro, en la construcción de poder y organización popular, es imposible negar que no es el único camino. En ese sentido, la FECh se erige hoy como una de las vocerías más importantes de los movimientos sociales que volvieron a sentirse en la calle el 2011. Participar, discutir, pero también construir y transformar ese espacio, es uno de los desafíos de la izquierda revolucionaria, y una de las tareas pendientes de las organizaciones de base.


¿PARA QUÉ? ¿CUÁLES SON LOS DESAFÍOS PENDIENTES DEL 2011-2012?

 La gran lección del proceso de movilización de estos últimos dos años es que debemos pasar de la de la exigencia a la construcción. Y si queremos que esa construcción realmente se erija como una alternativa de poder y presión efectiva, debe ser generada desde y con los trabajadores, pobladores, y estudiantes en su conjunto, desde un trabajo organizado y de base.  Escuchar las problemáticas locales y comprender que ellas son fiel reflejo de un sistema completo. Pero no basta sólo con escuchar. Es necesario generar políticas donde lo territorial vuelva a ser un eje primordial de la construcción de soluciones, y donde las distintas comunidades, en su conjunto, logren generar propuestas y proyectos sobre los problemas nacionales.  Es necesario terminar con el egoísmo e individualismo en los plenos. Casos como la Facultad de Educación propuesta por el rector, la toma de teatro o los problemas de INAP, deben ser enfrentados con fuerza y en conjunto. En ese camino, la FECh debe volver a ser un órgano que luche por los problemas de tod@s, y no que deje a la deriva cada uno de los espacios.


¿CUÁLES DEBERÍAN SER LOS EJES DE DISCUSIÓN Y ORGANIZACIÓN DE LA FECH ESTE 2013?

 Educación. Frente a la imposición del rector para implementar una Facultad de Educación sin consulta ni participación efectiva, se hace necesario, hoy más que nunca, que la FECh apoye iniciativas como las surgidas desde el Departamento de Estudios Pedagógicos y el APEUCH, y que comience a hacerse parte del debate acerca de las políticas pedagógicas, el perfil de profesor y la importancia de la pedagogía en el proceso de liberación y transformación de la sociedad. Porque la lucha por la gratuidad no basta, porque debemos dialogar y construir un proyecto educativo crítico y popular al servicio del pueblo.  Unión efectiva con secundarios. Uno de las grandes deudas de la FECh y de la organización universitaria en su conjunto, es el trabajo y articulación con los sectores más radicales del movimiento estudiantil. Los secundarios, tanto en 2011 como el 2012, nos demostraron a tod@s que es posible luchar y disputar, al mismo tiempo que se construyen proyectos alternativos y soluciones nacidas desde la comunidad.  Rearticulación y movilización. En un período de elecciones, y tras dos años movilizados, resulta imprescindible saber fortalecer lazos entre universidades públicas y privadas; Centros de Formación Técnica e Institutos Profesionales; secundarios, trabajadores y pobladores. Sólo con un trabajo conjunto y con miras a un cambio trascendental y de largo

alcance,

podremos

constituirnos

como

un

proyecto

con

verdaderas posibilidades de disputar y subvertir el orden imperante. No basta con alianzas reformistas o de trabajo coyuntural: hace falta organización y proyectos de base.


 Democratización. Se debe apostar por generar instancias en las distintas facultades donde la comunidad, por igual, posea mecanismos de decisión sobre las políticas locales y a nivel de universidad. Espacios como claustros triestamentales resolutivos a nivel local son pasos que deben darse estratégicamente, y que deben llevarnos a la lucha por un cogobierno universitario.  Trabajo en conjunto con trabajador@s y poblador@s. A pesar de que much@s “dirigent@s” crean que basta ir con un megáfono a una marcha de trabajador@s o poblador@s para realizar una unión efectiva entre los estudiantes y el mundo obrero y popular, la verdad es que resulta imprescindible un trabajo arduo y sistemático de organización con los sindicatos y gremios de trabajador@s, y una apuesta sustantiva por generar lazos y trabajo con los sectores populares. Comprender esta construcción como una política de generación de saberes y prácticas desde y con el mundo obrero y popular, y no para el mundo obrero y popular,

es

dar

un

paso

hacia

la

generación

de

proyectos

verdaderamente revolucionarios.  Acceso y equidad. No basta con la posición cómoda en la que la universidad se ha posicionado sobre las políticas de acceso. Si bien es un avance el aumento en los cupos de equidad, resulta aún más necesario dar pasos en programas de nivelación, acompañamiento y solidaridad entre pares. Fácil resulta hablar de que “los más pobres entran a la universidad por vía de nuevos programas de acceso” cuando gran parte de ell@s, en efecto, desertan el primero año de carrera. La FECh debe dar una gran pelea porque la universidad genere verdaderas políticas de acceso y equidad, y para que, de una vez por todas, la PSU deje de ser el filtro para acceder a la educación superior.


PROPUESTAS CONCEJERÍA 2013  Creación de la secretaría de trabajo con secundarios. Hoy más que nunca resulta imprescindible un trabajo conjunto con l@s secundarios en la generación de instancias de discusión y creación de proyectos.  Abrir una plataforma donde tod@s puedan acceder a las actas documentos del pleno de Federación y de las reuniones de la CONFECH. Muchas veces las discusiones quedan entre quienes participan o asisten a los plenos de Federación, pero pocas veces son realmente discutidas con todos los elementos sobre la mesa.  Trabajar por la exigencia de guarderías para l@s estudiantes que tengan hij@s. Resulta necesario generar guarderías en cada uno de los espacios (a nivel de Facultad o campus) para quienes tengan dificultades para estudiar teniendo un/a hijo/a. Que nadie se quede fuera.  Generar un gran proyecto de nivelación de estudios y de talleres para funcionarios de la universidad, trabajadores y pobladores. Es posible articular a nivel territorial con colectivos, organizaciones y voluntarios, un gran proyecto de nivelación de estudios en la Universidad de Chile. Que instancias como los talleres de formación sindical e la Facultad de Derecho se sigan reproduciendo.


 Posgrado a la FECh. Cuando se anuncian medidas como el traspaso de Conicyt al Ministerio de Economía, se hace evidente la necesidad de conocer la voz de posgrado. Aún más cuando la matrícula de posgrado hoy alcanza casi un tercio de los estudiantes de la Universidad. Es necesario y justo que, formalmente, también puedan participar, con voz y voto, de la Federación.  Articularnos por un Congreso de Federación. Se precisa más que simples y pequeños cambios en algunos artículos del estatuto FECh. Es necesario articularse para exigir, de una vez por todas, un congreso refundacional de Federación, que se haga cargo de la necesidad de democratización en discusiones y votaciones; del rol del pleno; de un giro en la función de la FECh en el Chile actual; y poniendo énfasis en el poder de decisión y articulación territorial.

“Son cosas chiquitas. No acaban con la pobreza, no nos sacan del subdesarrollo, no socializan los medios de producción y de cambio, no expropian las cuevas de Alí Babá. Pero quizá desencadenen la alegría de hacer, y la traduzcan en actos. Y al fin y al cabo, actuar sobre la realidad y cambiarla, aunque sea un poquito, es la única manera de probar que la realidad es transformable” - Eduardo Galeano


Propuesta Concejería FECh 2013 - Esteban Miranda